Showing posts with label Desiderio Borroto Jr.. Show all posts
Showing posts with label Desiderio Borroto Jr.. Show all posts

Friday, May 20, 2022

Comadronas de Guáimaro y su comarca: oficio y entrega. (por Desiderio Borroto Jr.)

Guáimaro
---------



En la actualidad funcionan programas para atender a las embrazadas, existen hogares maternos para las gestantes con peligro en ésta etapa, los partos se hacen en hospitales generales o especializados, pero no siempre fue así, durante un largo período de tiempo hubo una figura que se ocupaba de ese momento sublime del alumbramiento, esa figura fue el de la COMADRONA o partera, mujeres que desde saberes acumulados empíricamente y con una bondad a toda prueba eran las encargadas de recoger a los niños, recoger significaba que era esa persona quien le realizaba el parto a la embrazada, casi siempre en la propia casa de la gestante, práctica a la que en la actualidad se está abogando por muchos especialista, en diversas parte del mundo, que regrese al hogar el parto, como en los viejos tiempos, pero con los avances médicos y tecnológicos de hoy.

En Guáimaro y casi todo su territorio hasta la década de los años setenta, las comadronas jugaron un papel importante en la recogida de los bebés, en un recorrido por algunos de estos nombre de mujeres que durante décadas asistieron los partos de decenas y quizás cientos, miles de guaimareños, encontramos a Doña Victoria Agüero de Yenes que se ocupó de ésta actividad desde principios del siglo pasado, Rita Pacheco una de las comadronas más populares del pueblo, además se recuerdan a Luisa Sosa, Anita Hernández y Luisa Mejías, en Galbis María Gutiérrez y Blanca Espinosa ésta última quizás con record de recogida de bebés en aquel barrio del Término Municipal de Guáimaro.. En la zona más al oeste de Guáimaro o sea Tana, Cruce de Tomás, Arenilla dos nombres de comadronas se escuchaban por aquello lares: Modesta y Pastora, todas estas comadronas, que no fueron las únicas, recogieron a buena parte de nuestros padres, abuelos y bisabuelos, trajeron con su oficio y entrega a la vida a miles de guaimareños, ellas merecen un segmento en la memoria colectiva, un espacio en la historia de la comarca, de la ciudad y de su cultura popular y tradicional.





-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, May 13, 2022

Guáimaro: con sus manos prendieron la corona de hogueras a la santa ciudad (por Desiderio Borroto Jr.)




Desde el sábado 10 de abril de 1869 con la apertura de la Convención Constituyente de Guáimaro y la casi inmediata aprobación de la primera Constitución de la República de Cuba en Armas, que además legitimaba la república cubana, la villa se convirtió de hecho y por derecho anfitrión en la capital provisional de la Cuba insurrecta, durante un mes sesionó la Cámara de Representantes junto al Gobierno y sus Secretarias en el pueblo libre e insurrecto de Guáimaro, la villa gozaba de libertad plena por permanecer en poder de los mambises, esta situación de libertad y representatividad cubana, era una especie de puñal clavado en el costillar colonialista, dueño apenas 14 leguas al oeste de una de las plazas militares más importante del gobierno colonial español en la Isla, la ciudad de Puerto Príncipe.

Cuando se conoció el éxito de la Asamblea Constituyente de Guáimaro con sus resultados prácticos, el mando español diseñó una estrategia para reconquistar, para la metrópolis, aquel pedazo de tierra que ya era un símbolo mambí. Ingentes esfuerzo realizó la jefatura española en la ciudad principeña para logar el objetivo de devolver a España la capital provisional de la república mambisa, y ante la imposibilidad real de lanzar una tropa potente para arrebatarle a los cubanos su capital provisional, hicieron circular falsas noticias sobre el inminente avance de una poderos tropa colonialista para recapturar a Guáimaro, para ellos hicieron los españoles desfilar por las calles de la ciudad a varias compañías que repitieron el desfile varias veces para simular una mayor cantidad de fuerzas que las que realmente podían reunir en ese momento. Esta información diversionista llegó al mando cubano a través de los colaboradores confidentes y la villa de Guáimaro comenzó a prepararse para enfrentar la situación que se avecinaba.

El 7 de mayo circuló en la villa el primer número del periódico El Mambí redactado por Ignacio Mora con la colaboración estrecha de Ana Betancourt y en una imprenta traída al pueblo, por encargo de los propios redactores del magazine insurrecto, ese mismo día, es que comienzan a llegar las noticias alarmantes a la villa, era necesarios evacuar a la cámara y al gobierno junto a su Presidente Carlos Manuel de Céspedes pero mientras se corría la voz de la evacuación del Gobierno y la Cámara, los moradores de Guáimaro tomaron una decisión irrevocable, incendiar la villa antes de entregarla al enemigo.

José Manuel de la Torre comandante de arma del pueblo convocó a todos los habitantes a acopiar todo lo que pudiera ser combustibles, aceites, vinos, hierva, madera, alcoholes, al llegar la noticia de la decisión de los guaimareños de incendiar su villa antes de entregarla a los colonialistas, el General en Jefe del Ejército Libertador Mayor General Manuel de Quesada le ordenó al coronel Manuel de Jesús Valdés Urra que escogiera 100 hombres para que se presentara en el pueblo de Guáimaro y apoyara a sus habitantes en la decisión de prenderle fuego a sus casas y a su cosas íntimas antes de entregarlas al enemigo

El primer incendio de la villa de Guáimaro ocurrió el 10 de mayo de 1869 después de un mes de ser la villa Capital provisional de la República de Cuba en Armas, se acordó por sus habitaciones incendiar sus casas y sus cosas íntimas.

Para apoyar a los habitantes de la ciudad, Manuel de Quesada envió al coronel mambí Manuel de Valdés Urra con 100 mambises, para que junto a los guaimareños prendieran fuego a la villa, símbolo de la república. A las diez de la mañana del 10 de mayo de 1869 con todo el material combustible acopiado y la llegada de los 100 mambises el pueblo en masa comenzó a incendiar los edificios, comenzó el fuego por una esquina de la plaza, muy cerca del telégrafo y el antiguo cuartel español y se fue extendiendo por toda la villa hasta caer la noche. De esa hora queda una narración de Ana Betancourt que lo recuerda años después así: “todo mi ser se conmueve al recuerdo de aquella noche, noche terrible en que se oía por todas partes sino el rumor de las llamas y el ruido que producían los techos y puertas al caer para ser devorados por las llamas”.

Para la insigne patriota debe de haber sido muy difícil porque ella tuvo que cargar casi en hombros a su esposo Ignacio Mora atacado por una rara enfermedad que lo apagaba rápidamente, por suerte al llegar a la manigua un médico mambí descubrió que la tal enfermedad de Ignacio Mora era un envenenamientos progresivo al que había sido sometido el patriota en las últimas semanas.

Por su parte el Apóstol José Martí apunta al incendio de Guáimaro con prismáticos sublimes y en su artículo “El 10 de abril” dice:
…salvar del enemigo por el fuego, al pueblo sagrado, y darle ruinas donde esperaban fortalezas. Ni las madres lloraron, ni los hombres vacilaron, ni el flojo corazón se puso a ver como caían aquellos cedros y caobas…Ardía, rugía, silbaba el fuego grande y puro; en la casa de la Constitución ardía más alto y bello.
Los días en que Guáimaro amparó a la República de Cuba en Armas y la libertad habitó sus casas de lujo, de calicanto y anduvo sus calles rectas y anchas que iban de la “plaza espaciosa a la pobreza pintoresca de los suburbios”, en esos días Guáimaro entro en la gloria que coronó con el sacrificio del incendio alzado por sus propios habitantes hace ahora 151 años.




-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, April 22, 2022

La primera academia de música en Guáimaro. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.

La primera sede fue una de las
salas del Ayuntamiento
---------------------


El primer músico que se tienen noticias se estableció en la villa de Guáimaro fue el maestro músico Pedro Nolasco Betancourt, hijo de un maestro músico principeño del mismo nombre, éste maestro músico establecido en Guáimaro atendía la capilla de la Iglesia La Purísima Concepción de Guáimaro y acompañaba a otros músicos de paso para formar grupos que amenizaran fiestas o verbenas pero nunca se estableció en épocas de la colonia una academia de música. Al crearse el Término Municipal de Guáimaro en 1923 por ley sancionada por el Presidente Alfredo Zayas, se establece un presupuesto para conformar una academia de música que formara los músicos de la necesaria banda municipal que debía acompañar obligatoriamente las funciones de un Término Municipal.

La alcaldía y el ayuntamiento municipal pusieron a convocatoria la plaza de maestro –director de la Academia de Música Municipal, a esta convocatoria se presentó el maestro músico Agapito Moré Zaldívar, que había alcanzado la categoría de sargento músico del Regimiento Agramonte y su banda militar mientras realizaba su servicio militar a partir de 1917. Con el visto bueno del Alcalde Dr. Juan Francisco Pedroso y del ayuntamiento en la palabra del capitán mambí Federico Escalante Gómez entonces presidente del ayuntamiento, se aprobó que el maestro músico Agapito Moré Zaldívar dirigiera la Academia de Música Municipal que se fundó el 1 de junio de 1925 bajo la dirección de Agapito Moré Zaldívar que impartiría solfeo, teoría e instrumento.

El primer curso abrió con la inscripción de 13 alumnos entre los que se encontraban Manolo Fandiño, Silvano Hernández, Mayo Chapellí, Amable Escalante y Alvarito Agramonte entre otros, las clases en la Academia marchaban al unísono con la formación de la Banda Municipal que estuvo lista para el 31 de diciembre de 1925 día que realizaría su primer concierto pero el fallecimiento de un concejal atrasó sus primera presentación hasta el 10 de abril de 1926. La Academia nunca tuvo local propio, el primero fue una de las salas del propio Ayuntamiento y Alcaldía en la calle Avenida de la libertad esquina Magín Díaz, de ese local salió la Academia de Música, posteriormente se ubicó en la calle Benito Morell No 10, a este local le siguió otro en la calle Máximo Gómez en la casa marcada con el número 75 y finalmente en la calle Constitución esquina Avenida de la Libertad, allí funcionó hasta el año 1933 en que su director y maestro Agapito Moré se trasladó para Santa Cruz del Sur que había sido devastado por el Ciclón y ras de mar un año antes y Agapito Moré fue a colaborar en la formación de un nueva Banda Municipal al pueblo que se reconstruía. La Academia de Música Municipal de Guáimaro formó en sus ocho años de existencia a decenas de músicos que integraron la Banda Municipal y otras orquestas y grupos musicales del Término Municipal.



-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, April 15, 2022

Guáimaro: Tito Biajaca, el agua y sus secretos. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.



Un hombre sencillo, pescador en ríos, lagunas y presas, experto nadador, conocedor del agua y sus secretos, anduvo, sin saberse nunca exactamente su sitio original entre Elia, Guáimaro, otros pueblos y campos adyacentes, todo el mundo lo conocía por un apelativo que lo definía como hombre de agua: Tito Biajaca, su sobrenombre ya hablaba de sus dotes, fue un hombre mediterráneo, sin embargo, el agua era su medio natural.

Lamentablemente, muchas personas se arriesgan a veces en ríos crecidos, presas o lagunas, otras se sumergen en esos espejos de agua sin saber nadar o son atrapados por alambres u otros obstáculos ocultos bajo el agua a otros nadando le flaquean las fuerzas y se ahogan, entonces te toca el momento del rescate, en la zona de Guáimaro y su alrededores ocurrió muchas veces, en algunos de esos trágicos momentos, los cadáveres de los ahogados no podían ser encontrados, ni siquiera por equipos de rescate, era el momento en que alguien proponía: “busquen a Tito Biajaca”, era localizado y traído al lugar del suceso.

Tito Biajaca encendía una vela, la colocaba sobre un pequeña plataforma flotante y donde la plataforma flotante se detenía, Tito se lanzaba al agua y no regresaba a la superficie hasta que encontraba el cuerpo sin vida del ahogado lo demostraba la capacidad de apnea de éste sencillo hombre que innumerables ocasiones prestó sus servicios a la comunidad y que el tiempo va borrando de la memoria.

PD: Lamento no contar con una fotografía de éste hombre que fue muy conocido por Guáimaro y su comarca hasta finales de los años ochenta.



-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, April 8, 2022

Mambises guaimareños: Coronel Irene Muñoz Saavedra. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.



El coronel mambí José Irene Muñoz Saavedra, fue uno de los mambises guaimareños más reconocidos y admirado por el pueblo de Guáimaro, se convirtió en paradigma para los habitantes de la villa, cuna de la constitución y de la República de Cuba. Se incorporó a la Guerra de los Diez Años y ya en 1870 fue ascendido al grado de capitán, el 23 de marzo de 1875 recibió otro ascenso, esta vez de comandante, veintiocho días después fue herido en un combate, al terminar la Guerra de los Diez Años ya ostentaba el grado de teniente coronel.

Aunque en el Diccionario Enciclopédico de Historia Militar de Cuba no recoge su participación en la Guerra Chiquita, en el Diario que llevó el general Goyo Benítez en esa campaña, aparece reflejado el nombre de Irene Muñoz como uno de los pocos mambises del Camagüey que se incorporaron a la lucha por la Independencia en la llamada Guerra Chiquita. El 3 de mayo de 1895 se va a la manigua, un mes antes de que Salvador Cisneros encabezara el alzamiento de los camagüeyanos para apoyar la Guerra necesaria organizada por Martí.

Es ascendido a Coronel formando parte del Segundo Cuerpo del Ejército Libertador con zona de operaciones en Oriente, entre las acciones en las que participó se pueden mencionar el asedió y toma de las plazas de Guáimaro y Las Tunas, terminó la guerra siendo el jefe del Regimiento de Infantería Martí de la primera brigada de la Segunda División del Segundo Cuerpo del Ejército Libertador.

Fundó una extensa familia junto a su esposa Inés Vega, en la República mantuvo una actitud relevante de lucha contra las injusticias y atropellos, puso su prestigio para encabezar movimientos de apoyo a campesinos y empleados amenazados con desalojo o despidos injustificados, estuvo en la nómina inicial de la Delegación de Veteranos de Guáimaro hasta su muerte en 1932.


El funeral del coronel Irene Muñoz Saavedra fue una muestra del respeto y admiración de su pueblo, sus restos fueron velados primero en su casa y posteriormente en el Centro de Veteranos, cientos de guaimareños desfilaron ante su féretro en ambas locaciones, se le rindió guardia de honor, al salir el cortejo fúnebre del Centro de Veteranos decenas de mujeres guaimareñas depositaron flores sobre su ataúd, la banda de música dirigida por el maestro Agapito Moré acompañó al cortejo hasta el cementerio donde un pelotón de la guardia dirigido por el sargento Gabino Neyra lo despidió con salvas de fusiles y despidieron el duelo los doctores Emilio Adán Silva y Rafael Álvarez González.

Después de su muerte el Ayuntamiento acordó nombrar una calle de la villa con su nombre, al construirse el cuartel que albergaría al escuadrón número 26 de la Guardia Rural, se le nombró Irene Muñoz Saavedra y mantuvo sus nombre hasta que fue convertido en escuela después del triunfo de la revolución y hoy es el Hospital “Armando Cardoso”. En el barrio la Carbonera se construyó una moderna escuela que actualmente lleva el nombre del insigne mambí guaimareño. El sable con el que peleó en la Guerra del 95 y algunas de sus pertenencias forman parte del tesoro histórico del Museo de Guáimaro.





-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, March 25, 2022

Guáimaro: Mauricio Caballero Mejías y la propiedad de las tierras de la ciudad. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.


Después de la caída de la dictadura de Gerardo Machado y en el camino de la democratización de la sociedad, en Guáimaro fue elegido Alcalde Mayor del Término Municipal a un hombre de ideas progresistas además de gozar de gran arraigo en el pueblo, ese hombre fue Mauricio Caballero Mejías, llegó a la alcaldía con un programa de cuatro puntos, uno referido a los ajustes del presupuesto para mejor organización administrativa del Término, el segundo lograr todo el apoyo posible para construir la carretera que une a Guáimaro con Elia, entonces Elia el barrio del Término más importante económicamente, tercero lograr construir la Casa de Ayuntamiento o Palacio Municipal porque hasta esa fecha el Ayuntamiento y la Alcaldía compartían un inmueble alquilado a Manuel López y por último obtener el pleno dominio de los terrenos donde esta enclavada la villa de Guáimaro porque hasta ese momento el propietario oficial de esos terrenos era el Ayuntamiento de la ciudad de Camagüey.

El alcalde Mauricio Caballero Mejías también se postuló para Representante de la Cámara, estrado que no obtuvo, a su regreso a la Alcaldía se enfrascó con energía en obtener la propiedad de los terrenos donde estaba la villa que fueron donados en el siglo XIX por Gabriel García al cabildo de Puerto Príncipe para que se trazara correctamente un plano de la villa y se organizara urbanísticamente, después de ingentes esfuerzos y un largo camino burocrático el Alcalde Mauricio Caballero Mejía obtuvo la propiedad de los terrenos del pueblo y el acto de conversión de la propiedad de estos terrenos del ayuntamiento de Camagüey para el de Guáimaro e verificó en mayo de 1937, es de esta fecha que los guaimareños fueron dueños de la tierra en que se levantaban sus casas y estaban trazadas su calles y espacio públicos, es fue una gran victoria guiada por Mauricio Caballero Mejías.

El Alcalde Mauricio Mejías no se limitó sólo a obtener la propiedad de los terrenos de la villa sino que creó el Registro de Propiedad Urbana además confeccionó y puso en vigor aprobado por el Ayuntamiento el primer reglamento para la venta y edificaciones de solares o lo que es lo mismo las primeras ordenanzas urbanística de la villa que hasta ese momento se regulaban por las ordenanzas principeñas del siglo XIX.


En otro sentido el alcalde Mauricio Caballero Mejías apoyo, colaboró para que Abel Sedeño Fernández pudiera obtener toda la información escribiera el libro “Patrimonio Municipal de Guáimaro” publicado en la Tipográfica Casa Pancho Bueno en Camagüey en 1939, éste alcalde se mantuvo en su puesto hasta 1940 en que entregaría la Alcaldía a otro guaimareño notable Miguel Torres Rivero.





-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, March 11, 2022

Ramón Pereda Pulgares: un monumento a su memoria. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.



El sábado 22 de mayo de 1948, cuando se cumplió un año exacto de la muerte trágica del médico y político Dr. Ramón Pereda Pulgares, en el extremo éste del parque - paseo de Cascorro se inauguró el monumento al médico de los pobres como era conocido el Dr. Pereda, allí en el acto inaugural del monumento a Pereda y a su hijo, hablaron y recordaron su figura, acentuando sus virtudes el Dr. Hugo Pedroso y el político más seguido en ese momento en Cuba, Eduardo Chibás.

Ramón Pereda aunque nació en Camagüey fue cascorreño de adopción, fue el pueblo donde creció, creó lazos de amistad y prestó sus servicios desinteresados a la gente humilde de aquel pueblo, Guáimaro y los campos de los parajes más desprotegidos de la zona, era amante de la décima, tocaba guitarra, fue tabaquero, estaba siempre dispuesto a compartir. Un adverso incidente familiar, lo conminó a estudiar medicina, carrera de la que se graduó en 1934, regresa de la Habana y es nombrado Jefe de sanidad del Término Municipal de Guáimaro, ejerció también en Cascorro, Sibanicú y Elia, se especializó en ginecología y obstetricia.


Se vinculó a la política al lado del Partido Auténtico y para las elecciones de 1942 fue candidato a representante en la Cámara y obtuvo una suplencia, en 1946 la popularidad de Pereda en Camagüey es inmensa por lo que se acuerda su postulación como Alcalde de Camagüey en esas elecciones, inesperadamente, el 18 de marzo la asamblea del Partido Auténtico despostula a Pereda y pone en su lugar las Dr. Antonio Aguilar Recio, eso crea un gran revuelo y entonces que el Partido Socialista Popular, en asamblea celebrada en el teatro Principal de Camagüey, decide postular a Pereda por esa formación política, Pereda acepta apoyado por Eduardo Chibás y se lanza la consigna “Contra la imposición Pereda Alcalde”, En las elecciones Pereda tienen que ir a segunda vuelta frente a Dr. Antonio Aguilar, en ésta vuelta Pereda obtienen más de 31 mil votos y pierde por escaso margen la alcaldía. Este suceso marca el distanciamiento definitivo de Chibás con los auténticos y el chispazo para crear el Partido Ortodoxo encabezado por el carismático líder que fue Chibás.

El 22 de mayo de 1947, Ramón Pereda con su hijo Ramoncito se encaminan en el automóvil de su propiedad hacía el aeropuerto y en la Avenida Finlay en un cruce a nivel, son impactados por el gas-car 713 y ambos fallecen, el entierro de Pereda fue una manifestación de duelo popular, despidieron el duelo Eduardo Chibás y Manuel Bisbe y se contabilizaron más de 20 mil personas en el cortejo fúnebre.

Cinco días después de su muerte se creó en Cascorro un Comité Pro-monumento a Pereda que logró reunir los fondos necesarios para levantar un pedestal, esculpir un busto de Pereda y una placa en relieve en bronce para su hijo Ramoncito de 12 años fallecido junto a su padre en el trágico accidente, el escultor que se encargó de la obra fue Orlando Penichet Pérez. El monumento a Pereda en el Parque paseo de Cascorro es un sitio venerado por su habitantes que reconocen la labor y actitud de un hombre de actuación limpia brotado de lo más humilde del pueblo, el Dr. Ramón Pereda Pulgares.





-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, February 25, 2022

Guaimareños en la Guerra Necesaria organizada por El Apóstol. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.

Coronel Irene Muñoz Saavedra
--------------
Isabel Fermina Hernández
---------------------
Coronel Fernando Fernández Medrano
------------------------

Dijo el Apóstol José Martí que hay guirnaldas de almas como las hay de flores, y Guáimaro el sitio desde donde brotó limpia la República Cubana y la nación se coronó de alas, fue también cuna de más de doscientos mambises, una guirnalda de almas, de decenas de prefectos y subprefectos, de otros tantos prebostes y operarios de talleres de la manigua, muchos de aquellos nombres se diluyeron en anonimato del tiempo, otros se conservan en la memoria. El domingo 24 de febrero de 1895 a diecisiete años de haber concluido el gran esfuerzo libertador de la Guerra del 68, estalló una nueva contienda organizada por José Martí, el más universal de los cubanos, a aquella campaña se sumaron más cien guaimareños como mambises y algunos escalaron en los escalafones militares del Ejército Libertador. A 127 años de aquel estallido podemos recordar a algunos de aquellos guaimareños que no dudaron en seguir las ideas y las acciones del Apóstol.

Entre aquello hombres y mujeres que decidieron darlo todo por la Independencia de Cuba y que dieron el primer suspiro en la villa de Guáimaro, esta Eugenio Molinet Amorós, médico y general mambí, los coroneles Irene Muñoz Saavedra y Fernando Fernández Medrano, el capitán Federico Escalante Gómez, la capitana Luz Palomares García, el alférez Amable Escalante Fals también engrosaron esta lista Benito Morell Zamora, José Gorrita, Edilberto Estrada, Ezequiel y Eudaldo Ávila, Isabel Fermina Hernández, Juan Arocha y muchos más hasta sobrepasar los doscientos guaimareños que se fueron a la manigua en la Guerra Necesaria organizada por Martí y de la que nos separan ya 127 años.






-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, February 18, 2022

Por las calles de Guáimaro: Calle San Miguel (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.


Algunas de las calles de Guáimaro han mantenido su nombre original desde el momento en el agrimensor Fabio Freyre en concordancia con los habitantes de la villa pusieron nombre a sus calles en el año 1855. La calle San Miguel originalmente llegaba hasta la antigua calle Concepción hoy Benito Morell pero al pasar la Carretera Central en su diseño incluía una curva que dejaba a un lado a la calle Martí, dejando una triángulo de terreno que posteriormente fue urbanizado y en la actualidad la calle se extiende de norte a sur desde la calle Martí hasta la calle Loma, es una de las calle menos extensa de la ciudad.


Uno de los sucesos más trascendentales ocurrido en esa arteria guaimareña tuvo lugar en el año 1924, ese año llegó a Guáimaro por primera vez un avión piloteado por un alemán y un norteamericano, el objetivo de ese viaje hasta Guáimaro, era explotar la novedad de la aviación y alquilar el pequeño avión para dar paseos aéreos alrededor de la villa por el precio, alto para la época de cinco pesos el paseo, los primeros en subir al avión fueron los niños Luis y Celina Medina, el avión despegó pero casi enseguida se vino a tierra y los pilotos lograr maniobrar y salir ilesos ellos y los niños Luis y Celina Medina, el avión cayó precisamente en la calle San Miguel casi en la esquina que hace hoy con la calle Martí y allí se levanta ahora una edificio de dos plantas para vivienda. Los pilotos aunque salvaron el avión no lograron que nadie más se subiera a pasear y tuvieron que marcharse por el mismo cielo por donde vinieron.


Siguiendo la ruta de la calle San Miguel entre Irene Muñoz y Loma desde hace casi 20 años se desarrolla parte del evento Décima al Filo de mujeres decimistas cuya anfitriona principal es la poetisa Odalys Leyva Rosabal y el lugar es conocido como Rincón Guaimareño de la Décima convertido desde hace algún tiempo en un centro cultural.

La calle San Miguel en la actualidad alberga algunos establecimientos privados como vendutas de viandas y otros productos agrícolas, poncheras y una carnicería asociada a una bodega.




-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, February 11, 2022

La villa de Guáimaro cumple 231 años fundada. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.

Documento más antiguo que se conserva de Guáimaro.
Data de 1627, escrito por Silvestre de Balboa,
escribano de Puerto Príncipe y 
autor de Espejo de Paciencia
---------------------


En medio de la sabana principeña, en una suave meseta que como un ojo se extendía aprisionado por el río y rodeada de colinas vigilantes, casi en el mismo centro de la Hato de Guáimaro, surgió la villa del mismo nombre adoptado del hato conquistador, era el año 1791, la iglesia levantada por el franciscano Fray Gregorio de Jesús Caballero y Miranda marcaba el punto de expansión, los que entonces vivían aquel conglomerado que concretaba iban, sin saberlo a ser testigo de un hecho de trascendencia, el acto fundacional de una población de la que ellos eran protagonistas.


El domingo 10 de febrero de 1791, desde la campana montada aún en una horca, el sacerdote de la Orden de los Franciscanos, Fray Gregorio de Jesús Caballero y Miranda, llamó a la feligresía, iba a efectuar un bautizo y abril el primer libro de bautismo de personas blancas y españolas de la Iglesia La Purísima Concepción de Guáimaro, ese día bautizó, puso óleo y crisma a una niño que llamó Andrés María Millán y de la Cruz, con ese acto y en lo adelante todos los nacidos en aquel ojo de la sabana sería parte de una identidad distinta al resto de las existente en la región, serían guaimareños, nació allí y en ese momento el orgullo y honor de los nacidos en este pueblo de ser guaimareños y esa es la fecha tomada como de Fundación de la Villa y su fundador fray Gregorio de Jesús Caballero Y Miranda. Guáimaro ha llegado a su aniversario 231 y para todos los nacidos o adoptados en la Cuna de la Constitución un alargado ¡Felicidades!

Iglesia La Purísima Concepción de Guáimaro
------------------




-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, February 4, 2022

De la Pelota en Guáimaro: Club San Francisco. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.

Señalado con la flrcha: José Romero, El Moro
---------------


Entre las instituciones que patrocinaron la pelota en Guáimaro estuvo también la Iglesia Católica Purísima Concepción, en 1953 a instancia de ésta iglesia se creó el Club San Francisco con el objetivo de propiciar el desarrollo del béisbol juvenil en la villa. Para integrar el club se debía ser católico y tener menos de 18 años aunque las dos condiciones no se cumplieron estrictamente.

El club de pelota San Francisco de Guáimaro estuvo dirigido por José Romero, El Moro, que además era un excelente músico, diseñador escenográfico y pintor, el club se conformó originalmente por 14 peloteros y luego incrementó su nómina, entre sus integrantes estuvieron Gilberto Gorrita, Roberto Chichi Mantecón, Willy Miranda, Armando Torres, Mundo Torres, Remigio Alfonso, Calixto Pio Catá, Alcides Ramírez, Antonio Tata Mantecón, Papo Manresa, Armando Caballero Reina conocido como Baby Toñico, José Ramírez conocido como Pepito Charles Atlas que era el capitán del equipo y este fue el primer capitán que tuvo un equipo de pelota en Guáimaro, Enrique Echeverría El Temible, Cosme Pérez conocido como KID Corea.

Aunque la vida de este club no fue muy extensa si tuvieron la oportunidad de jugar contra varios clubes locales como Los Sureños, Queso Norte, Cuba, Generales de Guáimaro y de fuera del patio con el club Pinzón de la Escuela Pías de Camagüey, contra clubes de Las Tunas, Sibanicú, Martí, Cascorro, Palo seco, con el Club Cristal de Elia. El club San Francisco gozó de una gran popularidad en Guáimaro debido a su calidad y el buen espectáculo que brindaban en cada tope.






-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, January 28, 2022

Un parque, un homenaje: peripecias y abandono. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.

Estado actual del Parque de las Madres
Se aprecia la base del monumento que se espera 
desde el año 1949.
------------


El segundo domingo de mayo del año 1949 un grupo de personas convocados por el Colegio Médico de Guáimaro conducido entonces por el Dr. René Madán depositaron la primera piedra para levantar el Parque de las Madres del pueblo para rendirle desde ese sitio un homenaje a todas las madres guaimareñas. Con el objetivo de realizar las obras se convocó a una colecta pública, se imprimieron los bonos de constancia de la contribución. Se echaron los cimientos del área del parque que ocuparía la bifurcación de la calle Martí y la carretera central oeste por esa época casi en límite del pueblo.


Trascurrido algún tiempo un muy joven corresponsal de prensa guaimareño denuncia a través de las páginas del periódico “Avance” que era un bochorno que el Colegio Médico de Guáimaro abandonara el proyecto del Parque de Las Madres de Guáimaro después de haber recaudado mediante bonos el dinero para su ejecución, en incidente trajo un polémica que fue aclarado por el Colegio Médico y que también apareció en la prensa, la realidad fue que la recaudación sólo había cubierto los gastos de los cimientos pero aún sin concluir ya para los guaimareños ese era el Parque de Las Madres que comenzó a dormir el sueño de su conclusión y colocación de la escultura alegórica.

Invitación del Colegio Médico de Guáimaro,
para colaborar con el proyecto
del Parque de las Madres.
 (Cortesía de José Ramón Cuquejo)
--------------------
Bono para la financiación del parque
----------------

Los años pasaron raudos y el espacio seguí allí, esperando, luego se colocaron unos bancos, se construyeron las aceras y se manejaron ideas, los masones pretendieron colocar la escultura y no fue posible, en la década del noventa cuando en la antigua gasolinera que sigue al espacio del pretendido parque se convirtió en Servi-CUPE, se levantó el pedestal para colocar la ansiada escultura, algunos artistas como Carlos Gondres realizaron diseños para la pieza y tampoco fructificaron, el espacio de la escultura alegórica sólo tiene allí el pedestal, esperando como Penélope, el sitio sigue siendo para los guaimareños el Parque de Las Madres, es un hito en la ciudad, un punto de referencia citadino, lugar desde donde partes desfiles, peregrinaciones pero le falta la imagen del símbolo físico pero tiene el reconocimiento simbólico en algo que es más íntimo de los habitantes de la ciudad, está fijado, atado en el imaginario de sus gente, y eso cuenta y debe contar.


-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, January 21, 2022

De la Pelota en Guáimaro: Club Queso Norte (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.


El club de beisbol Queso Norte de Guáimaro fue uno de los equipos de pelota que hicieron un segmento de la historia de éste deporte en la villa. A mediados de la década de los años cuarenta del siglo pasado se construyó al final de la calle Avenida de la Libertad en su rumbo norte, una fábrica de queso que se proveía de las producciones lecheras de las hacienda ganaderas cercanas al pueblo. La Fábrica Queso Norte que tomó el nombre por su ubicación en la trama urbana guaimareña alcanzó popularidad en los pobladores por sus producción exquisita, para sostener de alguna manera la aceptación y a la vez seguir afianzando su posición en el mercado local, la fábrica Queso Norte decidió patrocinar un club de pelota.

El club de pelota Queso Norte patrocinado por la fábrica del mismo nombre se fundó en 1947 y lo dirigió Luis Eduardo Torres que además manager, era el receptor del equipo y lo integraron entre otros, Arquímedes Chapellí, Roberto Chichí Mantecón, Gonzalo Herrera y Tata Solís un pícher que luego de jugar con el Club Queso Norte fue contratado profesionalmente para jugar con el Club Almendares uno de los más fuerte y reconocido clubes cubanos de la pelota profesional. El club guaimareño de pelota Queso Norte se mantuvo activo a finales de la década de los años cuarenta enfrentando a equipos del propio Guáimaro o de otras localidades como Elia, El Francisco, Tunas etc. El equipo Queso Norte está inscripto en la nómina de clubes beisboleros de la Cuna de la Constitución.

------------------
Ver en el blog





-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Friday, January 7, 2022

En Cascorro: Casa de embarrado, un sistema constructivo que se diluye en el tiempo. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.


Casa de embarrado y teja
---------------

No se puede definir el primer eslabón en el uso de la tierra para construir y especialmente para construir viviendas donde la tierra, la arcilla, los cujes de madera y la cal son componente esencial, los chinos, los amerindios antes de la llegada de los colonizadores, en Europa se difundió mucho este método constructivo y a través de los españoles se conoció este sistema constructivo en la Isla. Las casas que utilizaban éste sistema constructivo se les llamó de embarrado y se diferenciaban por el tipo de techo, de embarrado y guano o de embarrado y teja. A este sistema constructivo se le denomina también de bahareque y en Cuba una expresión muy socorrida para denominar una vivienda muy pobre se le decía y aún se dice que es un bajareque por asociarse esa manera de construir con las viviendas más pobres en el ámbito constructivo, principalmente en épocas de la colonia.

Este tipo de construcción estuvo muy extendido por toda la Isla pero con un arraigo mayor en la zona centro-oriental y todavía existen ejemplares de esas vivienda, por ejemplo, en las cercanías de Jiguaní, Santa Rita y en Cascorro en el municipio Guáimaro sobreviven algunas casas levantadas a partir de ese sistema constructivo que va quedando olvidado pero que constituyó en una época un método barato de construir una vivienda. Básicamente se utilizan cujes o varas de madera entrelazadas y se recubren con barro, hierva para dar terminado y durabilidad se prende fuego y luego se le da una lechada de cal para lograr el color blanco característico y asegurar impermeabilidad.

Casa de embarrado y teja.
Calle Juan Canino. Cascorro
-----------------

En Cascorro quedan en pie al menos dos viviendas de las muchas construidas con ese sistema y éstas van en franco deterioro pero son testigos de una tradición que se pierde al hacerse más populares otras maneras de construir que garantizan mayor durabilidad, las casas de embarrado fueron una solución y en muchos países los ambientalistas lo definen como una solución también ecológica y económicamente factible. En Cuba la alta humedad relativa y otros factores climáticos junto a la modernización de los sistemas constructivos han hecho caer en desuso este sistema constructivo que en otras épocas le ofreció un techo a familias humildes y de pocos recursos.







-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.
Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!

Gaspar, El Lugareño Headline Animator

Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!