Showing posts with label J11. Show all posts
Showing posts with label J11. Show all posts

Monday, August 9, 2021

Crisis (por el P. Alberto Reyes)


Estoy saturado. Leo una y otra vez los testimonios interminables de lo que ha sucedido y sigue sucediendo en Cuba desde las protestas del 11J y me voy rompiendo por dentro: gente dispuesta a detener arbitrariamente, a golpear, a torturar, a atacar con perros, con palos, con todo lo que pueda hacer daño a otro ser humano. Detenciones violentas, burlas, golpes, delitos fabricados, sentencias ridículas, intimidaciones, amenazas, muchas amenazas… y algo en mí se niega a creer que tanta maldad junta es posible.

Es cierto que esto no es algo surgido de la nada. Decía el profeta Oseas: “Siembran vientos y cosechan tempestades”, y mucho tiempo después, san Agustín diría: “Cuando uno huye de Dios, todo huye de uno”.

Desde el inicio de esta llamada “Revolución”, Dios fue visto como el enemigo, Dios, Cristo, el Evangelio, la Iglesia, los cristianos. Había que arrancar de raíz esa “perniciosa superstición”, esa mentalidad atrasada, retrógrada y burguesa, ese “opio del pueblo” origen de injusticias y odios. Pues bien, he aquí el resultado, he aquí al hombre nuevo, he aquí el paraíso prometido, con sus nuevos ángeles adornados con boinas rojas y negras, acompañados por sus perros, y caminando en grupos protegidos contra civiles vulnerables tanto en lo físico como en lo legal.

Esto es lo que se construye cuando se destierra a Dios del corazón de un pueblo.

Pero yo me resisto, me niego a creer que el alma se ha apagado en todas esas personas que hoy están reprimiendo, humillando, maltratando, abusando de civiles que… iba a decir… que no han hecho nada malo, pero no, pensándolo mejor, no es tan así. En realidad, todas esas personas que han salido a la calle a manifestarse, a gritar libertad y “¡patria y vida!”, son culpables, son merecedoras del más alto y cruel castigo, porque se han atrevido a desafiar el mayor de los mitos: el mito de una Cuba feliz, el mito de un pueblo orgulloso de su comunismo, el mito de una sociedad que se considera por decreto “el faro de América”, el mito de un comunismo que funciona.

Sí, todos esos manifestantes merecen condena, porque han roto la vitrina del comunismo latinoamericano, han echado abajo la imagen cuidadosamente construida y cuidada de una Cuba propuesta como paradigma social.

Y ya sabemos cómo funciona la tramoya: líderes extranjeros de todo tipo y pelaje que desde sus seguridades capitalistas defienden a capa y espada un sistema en el que nunca vendrían a vivir; gente con miedo que grita “¡patria o muerte!” mientras reciben las remesas del país “enemigo” o esperan en silencio su oportunidad de largarse para siempre de esta pesadilla; vecinos que vigilan y delatan como la mejor protección para ellos y para sus hijos mientras sueñan también, en lo más profundo, una Cuba donde no tengan que fingir ni ellos ni sus hijos. Y un sistema mediático de prensa y televisión que miente, miente mirándote a los ojos, porque ha asumido la mentira como una segunda piel. Sí, donde íbamos a construir un paraíso sin Dios, hemos construido un pantano.

Y entre los manifestantes de un bando y de otro, los que agreden, los que “cumplen órdenes”, los que están golpeando, a veces sádicamente, a sus hermanos.

Esto me rompe, pero a pesar de tanta violencia bruta y absurda, a pesar de tanta mentira institucionalizada, quiero creer que en todos ellos ha sobrevivido la voz de la conciencia, que se hacen preguntas a sí mismos, que se dan cuenta de que ese no es el camino, que son conscientes de que lo que hacen está mal. Entiendo que tengan miedo, entiendo que se sientan comprometidos, pero no puedo aceptar tanta maldad gratuita.

Tal vez soy sólo un ingenuo. Nunca he sido fan de John Lennon, pero no dejan de venirme a la mente sus palabras en “Imagine”: “Puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único. Tengo la esperanza de que un día tú te nos unas y el mundo viva siendo uno”.

Porque más allá de lo que está sucediendo, no dejamos de ser un solo pueblo, que ha sido echado a pelear por aquellos a los que no les importa su pueblo sino el poder y la impunidad sobre su propio pueblo. Somos uno, y tú, que hoy te prestas para reprimir a tus iguales, tienes padre, madre, hermanos, hijos…, porque tú, que hoy defiendes las “conquistas de la Revolución”, tienes sueños que sabes que nunca podrás realizar dentro de esta “Revolución”; porque tú, que hoy detienes y golpeas, sabes que basta un mero desliz para pasar de perseguidor a perseguido, y que en un sistema como este nunca estarás a salvo, ni tú, ni los tuyos.

Quiero creer que estamos a tiempo del perdón y de la reconciliación, quiero creer que podemos ponernos todos del bando correcto de la historia, pero cada uno necesita buscar fuerzas en lo mejor de su alma, y decidirse, de una vez por todas, a hacer lo que está bien, porque es lo que está bien.



---------------
Texto tomado del Facebook del autor.

Friday, July 30, 2021

Remarks by President Biden at Meeting with Cuban American Leaders


4:57 P.M. EDT

THE PRESIDENT: Well, I’m honored to welcome members of the Cuban American community, and Senator Menendez, Senator [Congressman] Meeks to discuss how the United States is going to continue to stand with the Cuban people, who have suffered for decades and decades under a failed communist regime.

Earlier this month, Cubans took to the street in a historic demonstration of the will of the people of Cuba. The regime responded with violence and repression, mass detentions, sham trials, and people disappearing who — who have spoken out. Just disappearing. Family members, I’m told, are not able — have no idea where their family members are back in Cuba. And — in a brazen violation of the rights of the Cuban people.

The Cuban Americans are hurting. They’re hurting because their loved ones are suffering. And it’s, quite frankly, intolerable.

So, I want the Cuban Americans to know that we — all around this table and myself included — see your pain, we hear your voices, and we hear the cries of freedom coming from the island.

The United States is taking concerted action to bolster the cause of the Cuban people. We’ve brought to bear the strength of our diplomacy, rallying nations to speak out and increase pressure on the regime. And we’re holding the regime accountable.

Last week, we sanctioned the head of Cuban armed forces and the government — a government entity called the “Black Berets” for their involvement in suppressing protesters.

And, today, we are adding sanctions against the Revolutionary National Police, as well as individual sanctions against the chief and deputy chief — the chief and deputy chief.

And we’re going to continue to add sanctions on individuals that carry out — that carry out the regime’s abuses.

At the same time, we’re increasing direct support for the Cuban people by pursuing every option available to provide Internet access to help the Cuban bypass — the Cuban people bypass the censorship that’s being mandatorily imposed.

You always know something is not going well when the — a country will not allow — will not allow their people to be engaged in — be on the Internet and being able to make their case known around the world.

And we’re expanding our assistance to political prisoners and dissidents.

And the direct State — and I’ve directed the State Department and the Treasury Department to provide me, within one month, recommendations of how to maximize the flow of remittances to the Cuban people, without the Cuban military taking their cut.

And we’re working to increase U.S. staffing at our embassy while prioritizing the safety of our personnel.

So, we’ve got a lot to discuss with this group. So, we got — and mostly, I’m here to listen. I want to know what their ideas are. And you are some of the best experts on the issue.

The first person to bring this to my attention and to make sure that we were on top of this was Senator Menendez. And we think that — you know, the American — the Cuban American people are actually the best ambassadors for the Cuban people.

And so, my administration is going to make sure that their voices are included and uplifted at every step of the way. And we’re gong to get down to business.

So, thank you all for bothering to come in. I appreciate it.

Q Will there be more sanctions coming up, Mr. President? Or is that it, today?

THE PRESIDENT: I beg your pardon?

Q I said: Will there be more sanctions against Cuba coming up or are you stopping with what you did today?

THE PRESIDENT: We are — there will be more, unless there’s some drastic change in Cuba, which I don’t anticipate.

Thank you.

5:01 P.M. EDT

The White House's website

Thursday, July 29, 2021

Roberto Márquez, artista mexicano, está realizando un mural dedicado a los cubanos.



La obra, aún en sus inicios, está inspirada en la migración cubana, a través del mar, y en los actuales acontecimientos en los que él pueblo cubano exige el fin de la Dictadura. 

Cada día haré una actualización del proceso de creación. (JEM)

---------------
update. Julio 30
---------------
update. Julio 31

-----------
update. Agosto 1

----------
update. Agosto 2.
 .
En las fotos de hoy, no se puede apreciar completamente el mural, porque cuando pasé por el Versailles, parqueada estaba una rastra.

 
------------------
update. Agosto 3
--------------------
update de la creación del Mural, 
que el artista méxicano Roberto Marquez   
le dedica a Cuba.

-------------
El mural 


La obediencia a la autoridad (por P. Alberto Reyes)



Hay algunas preguntas que todo cubano de la isla debería hacerse, por ejemplo: ¿por qué tanta insistencia en las marchas del pueblo combatiente, en los desfiles del 1ro de mayo y del 26 de julio, en las tribunas abiertas…? ¿Por qué tantos “trabajos voluntarios” y sábados de la defensa? ¿Por qué tantos actos y firmas de reafirmación revolucionaria? ¿Por qué tanto empeño en llenar las cuadras con letreros y consignas “revolucionarias”? ¿Cómo es posible que una persona vestida de civil llegue a una casa y diga que alguien tiene que acompañarlo, sin una orden de detención, y tanto la persona como la familia consientan en hacerlo? ¿Cómo es posible que lleguen a una casa a llevarse a un adolescente de 17 años para que salga a la calle a golpear a su propio pueblo y nadie se plante y diga que el chico no se va? ¿Cómo es posible que dos policías escuálidos estén golpeando a una persona indefensa y haya un círculo de hombres hechos y derechos que lo único que hacen es gritar improperios y filmar con su móvil, pero no se atreven a defender al que está siendo reprimido?

En 1963, Stanley Milgram, psicólogo de la universidad de Yale, publicó un experimento sobre la disposición de las personas para obedecer órdenes de una autoridad a pesar de que estas órdenes estaban en conflicto con su conciencia personal.

Milgram pidió voluntarios para un supuesto experimento sobre el estudio de la memoria y el aprendizaje. Los participantes fueron personas entre 20 y 50 años de edad, de todo tipo de educación, desde estudiantes hasta personas con doctorados.

En el experimento, el voluntario debía hacer preguntas a otra persona que se encontraba en una habitación contigua atado a una especie de silla eléctrica y conectado a unos electrodos. Si la persona se equivocaba en la respuesta, el voluntario tenía que apretar una palanca que daba al otro una descarga eléctrica. En la medida en que las respuestas erróneas aumentaban, aumentaba la intensidad de las descargas eléctricas hasta niveles que podían ser letales. Lo que no sabía el voluntario era que, en realidad, la otra persona era un actor que no recibía ninguna descarga eléctrica pero que fingía recibirlas.

Antes de comenzar, el voluntario era llevado a la habitación donde estaba el otro supuesto voluntario, para que viera cómo estaba sujetado a la silla y conectado a los electrodos, y se le hacía sentir una pequeña descarga eléctrica para darle verosimilitud al experimento.

En el cubículo desde donde se hacían las preguntas, junto al voluntario se situaba el investigador, con bata blanca de laboratorio. A los participantes se les comunicaba que el experimento estaba siendo grabado, para que supieran que no podrían negar posteriormente lo ocurrido.

Evidentemente, el que respondía las preguntas se equivocaba a propósito, con lo cual el sujeto que estaba junto al investigador tenía que ir aumentando la intensidad de las descargas eléctricas.

En la medida en que el nivel de descargas eléctricas aumentaba, la persona que supuestamente las recibía empezaba a golpear el vidrio que separaba las dos habitaciones y se quejaba con frases como: “déjeme salir”, “no tiene derecho a retenerme”, “estoy enfermo del corazón”. Más adelante, aullaba de dolor, pedía el fin del experimento y gritaba de agonía.

Si el voluntario expresaba al investigador su deseo de no continuar, este le respondía de modo imperativo frases como: “continúe, por favor”, “el experimento requiere que usted continúe”, “es absolutamente esencial que usted continúe”, “usted no tiene opción alguna, debe continuar”. Si después de esta última frase el voluntario se negaba a continuar, se paraba el experimento. Si no, se detenía después de que se hubiera administrado el máximo de 450 voltios tres veces seguidas.

Para sorpresa del propio Milgram, la mayoría de los participantes continuaron dando descargas a pesar de las súplicas del actor para que no lo hicieran, y ninguno se levantó para ayudarlo sin pedir permiso al examinador. El 65% de los participantes aplicaron la descarga de 450 voltios, aunque muchos se sentían incómodos al hacerlo. Todos pararon en un cierto momento y cuestionaron el experimento, pero muchos continuaron a pesar de esto. Ningún participante se negó rotundamente a aplicar más descargas antes de alcanzar los 300 voltios.

Milgram elaboró dos teorías que explicaban los resultados:

- Teoría del conformismo: cuando una persona no se siente con la capacidad ni el conocimiento para tomar decisiones, en una crisis transferirá la toma de decisiones al grupo o a la jerarquía, evadiendo su propia responsabilidad.

- Principio agéntico: cuando una persona reconoce en otra a un agente con autoridad y se mira a sí mismo como alguien que tiene que realizar los deseos de esa persona, se somete y no se considera a sí misma responsable de sus actos. Llegado a este punto, el individuo obedecerá las órdenes o instrucciones dictadas por aquellos a los que ve como figuras de autoridad, considerando que la responsabilidad de las consecuencias está en los otros y no en ella misma.

Cuando una persona, por el contrario, es capaz de tomar distancia de la autoridad, de pensar por sí misma y valorar si lo que se le propone está de acuerdo o no con su conciencia, y que la responsabilidad de los propios actos recae sobre ella y no sobre los demás, entonces será capaz de obrar con libertad y elegir lo que quiere hacer según su propia conciencia y sus propios valores, asumiendo las consecuencias de su opción. Es esta toma de distancia lo que permite la objeción de conciencia y la libertad frente a lo que la autoridad nos pueda pedir.

Volviendo a nuestras preguntas del inicio: ¿por qué la insistencia en los desfiles, los trabajos voluntarios, los actos de reafirmación política, los letreros omnipresentes…? Porque todo eso transmite un mensaje muy claro: “Tú no eres dueño de ti mismo, tú no te mandas, tú me perteneces, a ti lo que te toca es obedecer”.

¿Por qué tanto miedo a plantarse, por qué esa obediencia ciega, incluso servil, cuando es evidente que va contra la propia conciencia? Porque cuando se aprende a mirar a la autoridad como incuestionable y sagrada, cuando se ha asumido la mentalidad de sometimiento, la persona se congela, se bloquea, se paraliza, y obedece.

Y esto sucederá siempre, hasta el día en que el sometido reconozca que ese no es su lugar, que tiene derechos, que tiene una dignidad que no puede ser pisoteada impunemente. Y el día en que esto ocurre y la persona entiende que es posible actuar como alguien libre, la visión sobre uno mismo y sobre los otros se transforma, y se hace ya imposible regresar a la esclavitud.



----------------
Texto tomado del Facebook del autor. 

Monday, July 26, 2021

Los cubanos fuera de Cuba quieren Libertad para la Isla


Las manifestaciones actuales en los Estados Unidos, y alrededor del mundo, han desmentido a los "especialistas" en Cuba, "académicos", "estudios sociológicos",..., que afirmaban en eventos, publicaciones, libros, etc, que a los cubanos fuera de Cuba no les importaba la democracia en la Isla, que era un sueño de generaciones pasadas.

Los cubanos (en su mayoría) fuera de la Isla, de todas las generaciones, quieren Libertad. (JEM)

Joint Statement on Cuba



We, the Foreign Ministers of Austria, Brazil, Colombia, Croatia, Cyprus, Czech Republic, Ecuador, Estonia, Guatemala, Greece, Honduras, Israel, Latvia, Lithuania, Kosovo, Montenegro, North Macedonia, Poland, Republic of Korea, and Ukraine, and the United States Secretary of State, condemn the mass arrests and detentions of protestors in Cuba and call on the government to respect the universal rights and freedoms of the Cuban people, including the free flow of information to all Cubans.

On July 11, tens of thousands of Cuban citizens participated in peaceful demonstrations across the country to protest deteriorating living conditions and to demand change. They exercised universal freedoms of expression and assembly, rights enshrined in the Universal Declaration of Human Rights, the American Convention on Human Rights, the Inter-American Democratic Charter, and the European Convention on Human Rights.

We call on the Cuban government to respect the legally guaranteed rights and freedoms of the Cuban people without fear of arrest and detention. We urge the Cuban government to release those detained for exercising their rights to peaceful protest. We call for press freedom and for the full restoration of Internet access, which allows economies and societies to thrive. We urge the Cuban government to heed the voices and demands of the Cuban people.

The international community will not waver in its support of the Cuban people and all those who stand up for the basic freedoms all people deserve.


---------------------

Joint Statement on Cuba

Media Note
OFFICE OF THE SPOKESPERSON
U.S. State Department of State
JULY 25, 2021

Tomás Sánchez: "Hoy no hay otra búsqueda tan honesta en Cuba como la demanda de Libertad y estoy -y estaré- al lado de los que, indefinidamente, se aferren a ella."



Desde las protestas que se dieron lugar en Cuba el domingo 11 de julio hay madres buscando sus hijos. Al tiempo, diferentes organizaciones civiles han estado recabando los datos de cada uno de los presos y/o víctimas de la represión del Estado. Pareciera la historia que pasa en otro lugar, pero es en Cuba… y ya es muy tarde para caer en trampas de lenguaje o en el conveniente sofisma, que evitan decir lo que nuestros jóvenes salieron gritando. Para alguien como yo, que intenta transitar esta vida procurando el menor daño posible a un ser vivo, las imágenes y los testimonios que nos llegan de manos cercanas en la isla resultan desgarradores. No suscribo radicalidades ni obsesiones, pero siempre recuerdo aquello que André Breton escribió en el Manifiesto Surrealista: “Únicamente la palabra libertad tiene el poder de exaltarme. Me parece justo y bueno mantener indefinidamente este viejo fanatismo humano. Sin duda alguna, se basa en mi única aspiración legítima”. Hoy no hay otra búsqueda tan honesta en Cuba como la demanda de Libertad y estoy -y estaré- al lado de los que, indefinidamente, se aferren a ella.


------------
Texto e imagen, tomados de su Página Oficial de Facebook

Sunday, July 25, 2021

P. Alberto Reyes: "Una fe que se desentiende de la vida concreta de la gente pierde credibilidad, porque se hace concepto abstracto y no testimonio, se convierte en palabras a la vez hermosas y vacías"


A propósito del XVII Domingo del Tiempo Ordinario.


Evangelio: Juan 6, 1-15.



Hace algunos años, en La Habana, varios jóvenes estaban visitando a las personas de un barrio para hablarles del Evangelio. Su objetivo era suscitar un diálogo sobre la figura de Jesucristo, e invitar a las personas a hacer una experiencia de fe. Llegaron a una casa y les abrió la puerta una mujer con el rostro desencajado, que transmitía cualquier cosa menos deseos de hablar de religión. Pero los jóvenes se presentaron y ella los dejó pasar.

El diálogo, sin embargo, no giró en torno a Cristo, porque en esos inicios inciertos de una conversación entre extraños, se hizo evidente que aquella mujer necesitaba hablar más que escuchar. Y estos jóvenes lo intuyeron, y se interesaron por ella, y se dispusieron a escuchar. Y la mujer habló, habló mucho, y lloró, y desahogó su alma. Y cuando se sintió mejor, los invitó a pasar al comedor, y les enseñó un pequeño tanque lleno de gasolina, y les agradeció el toque a la puerta que impidió que atentara contra su vida.

Cristo vino a hablar de su Padre, y a sembrar en los corazones humanos la esperanza y la fuerza que nacen de la fe, pero una fe que no se desliga de la vida, una fe que toca la existencia.

El Reino de Dios no se realiza en una esfera separada de la realidad concreta. Por eso Jesús, que ha estado hablando a la multitud, que ha estado enseñándoles el amor del Padre, se preocupa por darles de comer. La gente ha venido porque tiene hambre de Dios, pero necesitan también saciar el hambre natural de sus cuerpos. Y Jesús no se desentiende.

La Iglesia no es una organización de ayuda humanitaria, ni una consultoría psicológica, ni un partido político. La Iglesia está fundada para dar testimonio de la existencia y del amor de Dios, pero ¿cómo puede la Iglesia ser creíble en su testimonio si se desentiende de las necesidades concretas de aquellos a los que les predica, si no se convierte en un espacio de acogida y escucha, si se hace ciega, sorda y muda ante los problemas de la “polis”, de la ciudad, de la gente?

Precisamente porque la Iglesia (que somos todos los bautizados) ha “conocido el amor que Dios nos tiene y ha creído en él”, como dice el apóstol Pablo, precisamente por eso, la Iglesia está capacitada para, desde esa experiencia, ser luz y guía para la gente en medio de sus problemas cotidianos y no tan cotidianos.

Una fe que se desentiende de la vida concreta de la gente pierde credibilidad, porque se hace concepto abstracto y no testimonio, se convierte en palabras a la vez hermosas y vacías.

Por el contrario, cuando una persona encuentra en un cristiano alguien que se interesa y se compromete con los escollos de su camino, de algún modo, y tal vez sin que sepamos cómo, dejará a Dios entrar en su alma.



---------------
Texto tomado del Facebook del autor.

Saturday, July 24, 2021

Pablo Milanés: "confío en el pueblo cubano para buscar el mejor sistema posible de convivencia y prosperidad, con libertades plenas, sin represión y sin hambre"


Es irresponsable y absurdo culpar y reprimir a un pueblo que se ha sacrificado y lo ha dado todo durante décadas para sostener un régimen que al final lo que hace es encarcelarlo. Desde hace mucho tiempo, he venido expresando las injusticias y errores en la política y gobierno de mi país. En el año 1992 tuve la convicción de que definitivamente el sistema cubano había fracasado y lo denuncié. Ahora reitero mis pronunciamientos y confío en el pueblo cubano para buscar el mejor sistema posible de convivencia y prosperidad, con libertades plenas, sin represión y sin hambre. Creo en los jóvenes, que con la ayuda de todos los cubanos, deben ser y serán el motor del cambio. A los 78 años seguiré expresando estas mismas opiniones mientras mi salud me lo permita.


Pablo Milanés
24 de julio de 2021

Tomado de su página oficial de Facebook.

P. Alberto Reyes: "en Cuba no existe un Estado de derecho, las personas se sienten muy vulnerables, muy desprotegidas”



En declaraciones a ACI Prensa el 21 de julio, el P. Alberto Reyes criticó la represión desplegada por el gobierno; pero aclaró que “no es la reacción de Díaz-Canel”, porque “Díaz-Canel no se manda, sólo obedece. Es la reacción de aquellos que sometieron a esclavitud al pueblo cubano a través de una Revolución que se autoproclamó ‘verde como las palmas’ y ‘humilde para los humildes’, y que ha sido fuente de miseria y sufrimiento sin precedentes”.

“Ha sido una reacción brutal, que ha sacado lo peor del cubano y ha hecho a parte del pueblo enemigo de su propio pueblo, sin calcular la espiral de resentimiento y odio que puede provocar, sin calcular que las heridas que se están abriendo no podrán sanarse en generaciones”, señaló.

Sobre el papel de la Iglesia en Cuba, el sacerdote señaló que “a lo largo de la historia ha sido mediadora”. “La Iglesia es Madre, y cuando los hijos sufren, o se pelean, o se agreden, le toca como madre llamar a la búsqueda de una solución. Creo que el papel de la Iglesia es alzar la voz con determinación pidiendo un diálogo en el que todos nos sintamos representados”.

“Sin embargo, en esta situación concreta, creo que también le toca a la Iglesia, como Madre, pedir con claridad y energía el cese de la represión, de las detenciones arbitrarias, de las desapariciones, de la espiral de violencia que se ha desatado. Luego, podremos hablar de diálogo”, expresó. (Leer entrevista completa en ACI Prensa)

Friday, July 23, 2021

Obispos y sacerdotes cubanos en el exilio, y sacerdotes de otros países, se solidarizan con el pueblo cubano en su lucha por la democracia.

 
Ver video en este enlace
---------------






--------------
Ver en el blog


P. Fernando Gálvez: "La respuesta violenta del gobierno ha sido la evidencia más clara de su identidad"


En el contexto de las protestas, el P. Gálvez reconoció que está viendo a una Cuba “pujante, con deseos de cambio, esperanzada, luchadora”, pese al “dolor y decepción del pasado y del presente”.

“Los últimos acontecimientos y la respuesta del gobierno han despertado a muchos que aún no tenían las cosas claras, que dudaban, que quizás aún creían en las bondades que solo se proclamaban en palabras. La respuesta violenta del gobierno ha sido la evidencia más clara de su identidad. Y la sensación que vive el pueblo, ahora en silencio obligado, es: ‘ya no más’. Y esto es el principio de un camino que tarde o temprano arrojará el cambio”, continuó.

Para el P. Gálvez el 11 de julio representa un día “icónico” y que si bien no busca hacer comparaciones de acontecimientos, cree que cuando “suceda el cambio que por fuerza sucederá, el 11 de julio se enarbolará como estandarte”.

El sacerdote de Camagüey contó a ACI Prensa que en sus “pueblitos pastorales no hubo manifestaciones, pero en algunos lugares de la diócesis sí, y conozco y estimo mucho a algunos de los detenidos”.

“Es precisamente por este conocimiento personal que estoy absolutamente convencido de la calidad humana de muchos de los manifestantes. Son personas justas, que aman mucho a Cuba. Hay muchos de ellos que su amor a Dios le ha llevado a un compromiso con el que sufre, con la justicia, con la verdad”, aseguró el P. Gálvez.

Además, dijo que “aún hay gente desaparecida”. “Por ellos seguimos orando, buscando, reclamando. Hay otros ya en sus casas esperando un juicio con cargos injustamente creados. Es triste y de mucha incertidumbre esta situación”, agregó. (Leer entrevista completa en ACI Prensa)







--------------

Ver en el blog

Thursday, July 22, 2021

Biden-Harris Administration Measures on Cuba. July 22, 2021




“The United States stands with the brave Cubans who have taken to the streets to oppose 62 years of repression under a communist regime.”

– President Biden
 


The world watched on July 11 as tens of thousands of Cuban citizens marched in cities across Cuba to demand freedom from both the pandemic and from the decades of repression and economic suffering to which they have been subjected by Cuba’s authoritarian regime. The United States stands with the Cuban people, and therefore addressing the moment and the ongoing situation in Cuba is a top priority for the Biden-Harris Administration. At President Biden’s direction, the United States is actively pursuing measures that will both support the Cuban people and hold the Cuban regime accountable.

Holding the Cuban Regime Accountable

On July 22, the U.S. Department of the Treasury’s Office of Foreign Assets Control (OFAC) sanctioned one Cuban individual and one Cuban entity for serious human rights abuse, pursuant to Executive Order 13818, which builds upon and implements the Global Magnitsky Human Rights Accountability Act and targets perpetrators of serious human rights abuse and corruption around the world. This action targets the Cuban Minister of Defense and the Brigada Especial Nacional del Ministerio del Interior of the Cuban Ministry of the Interior for their role in facilitating the repression of peaceful, pro-democratic protests in Cuba that began on July 11.

Engaging the International Community

The Administration remains deeply concerned about the welfare of the hundreds of protestors who have been unjustly detained and disappeared simply for demanding their most fundamental rights. The President continues to call for the swift release of those peaceful protestors who have been unjustly detained. The Administration is also actively engaged with the Organization of American States (OAS), the United Nations, and our international partners to collectively condemn the violence and repression upon the Cuban people for demanding freedom.

Ensuring Cuban Citizens Have Internet Access

The Administration is actively collaborating with the private sector to identify creative ways to ensure that the Cuban people have safe and secure access to the free flow of information on the Internet. The President continues to call on Cuba’s leaders to reinstate and to maintain access to all Internet and telecommunications services for all people within its border, and condemns the use of partial or complete Internet shutdowns and network restrictions imposed by the Cuban Government, which restricts the exercise of human rights and disrupts access to essential services. The intentional blocking of access to the Internet should be strongly condemned by the international community.

Listening to Cuban American Leaders

The Administration has been consistent in its belief that Cuban-Americans are the best ambassadors for freedom and prosperity in Cuba. The Administration will continue to meet with Cuban American leaders and stakeholders as they work to help elevate the voices of demonstrators in Cuba, and provide their recommendations for how the U.S. government can help.

Reviewing the Remittances Policy

The Administration is focused on letting families support one another, by maximizing the flow of remittance payments to the Cuban people. This is a complex issue that requires a measured and thoughtful approach in coordination with experts that will help to inform the Administration’s policy. The Administration’s guiding principle is ensuring that funds, to the greatest extent possible, get to the Cuban people without a portion of the proceeds being siphoned off by the regime. The President remains concerned that remittances do not reach their intended recipients, including some of the most vulnerable populations on the island, and instead are being used as a stopgap to treat their government’s failures.

Restaffing U.S. Embassy Havana

The Administration is working to enhance our ability to provide Consular services to the Cuban people given their dire circumstances under an oppressive authoritarian regime. The re-staffing of our Embassy in Havana will serve to enhance our diplomatic, civil society, and Consular service engagement all of which are part of our demonstrated effort to support the Cuban people and their desire for freedom. The Administration is also mindful of the fact that USG personnel have suffered grave injuries while posted to Cuba. Before augmenting our staff in Havana we must do our utmost to ensure that they can safely and securely serve in Cuba.

Tuesday, July 20, 2021

Mons. Manuel A. Cruz, obispo cubano auxiliar de la Arquidiócesis de Newark: "Las cárceles están inundadas de gente inocente, que solamente piden lo que les pertenece: Libertad"



Listen to the words of Jeremiah the prophet: “Woe to me if I do not care for my people and listen to their cry.”

These words speak to us in this hour of need.

Even more, “let my tongue cleave to my palate,” says the psalmist if I don’t shout “FREEDOM, ”freedom for my people in Cuba. 

The hour has come to say, “ENOUGH.”

Our people, the Cuban people, helpless as they are, are being massacred by the tyranny of the Cuban regime. Today we say “enough is enough” to that genocide.

We need to break the silence and be heard.

In our hearts, there is a grief that cannot be spoken. There is a pain that goes on and on as we scream for freedom, and freedom does not yet come.

For us Cubans, both here and in our motherland, there is the sense of abandonment, as our brothers and sisters in Cuba are raising their voices loudly and clearly: “Patria y Vida, queremos libertad. Homeland and life we want freedom!!!”

The blood of the innocents shed in the streets of Cuba cries to the heavens for justice, and we cannot be deaf to that voice.

Dice el profeta Isaías: Por mucho tiempo me quedé callado y guardé silencio; pero no mas, ahora voy a gritar, gritar con mi pueblo Cubano que gime y pide: Patria, Vida y Libertad.

Nuestro pueblo cubano, que ha tenido la heroicidad de tomar las calles, para hacer sus reclamos justos, en una actitud no violenta y sin embargo, han sido reprimidos con la peor violencia, hemos de comunicarles que no estan solos.

Estamos aquí hoy para contrarrestar la indefensión en que nuestro pueblo ha quedado. Todos los seres humanos nancen libres e iguales en dignidad y derechos!

Así nos ha creado Dios y eso es lo que queremos que también vivan nuestros hermanos. Por lo tanto oigan esto: Al ser humano se le puede reprimir, Al ser humano se le puede amenazar y al ser humano se le pude aterrorizar que es lo que sufre en carne viva el pueblo cubano; pero la libertad está inscrita en nuestros genes. Pueden pasar años, pasar generaciones padeciendo los mismos maltratos, pero llega un momento en el cual, el alma se rebela y dice: “¡Basta!” ante la opresión.

Ya Cuba no puede vivir más en la esclavitud.

El domingo, 11 de julio, ha sido un nuevo grito del pueblo cubano al igual que el histórico grito de Yara! Quedará para siempre inscrito en la historia cubana.

En medio de esta realidad existe en el corazón cubano un dolor, una pena, que no se puede describir. Ustedes, yo y todo el pueblo comparte el mismo dolor. 

Nuestro pueblo esta siendo masacrado y al grito de libertad lo tratan de silenciar.

Necesitamos hoy más que nunca que este clamor sea escuchado en el mundo entero como un nuevo redoblar de las campanas de la Demajagua.

Hoy no podemos callar ni abandonar a la madre que tiene a sus hijos encarcelados.

Hoy no podemos callar, ni abandonar a las familias que delante de sus propios ojos han presenciado el asesinato de sus seres queridos.

Hoy no podemos callar, ni abandonar, a los jóvenes que son arrastrados de sus hogares.

Hoy, este mismo día, la iglesia universal ha escuchado en las escrituras que Jesús tuvo compasión por su pueblo que sufre.

Esta es la compasión que nosotros, pastores, predicamos en tiempos buenos y en tiempos malos. Así como Jesús curó a quienes le seguían, Jesús sana hoy nuestras heridas.

Nosotros, cristianos, católicos, que caminamos en los pasos de Jesús, tenemos la obligación de ser compasivos y abrazar el clamor del pueblo de Cuba.

¿Qué sucede en Cuba hoy?: atrocidades, persecución, y muchos desaparecidos.

Hay sufrimiento y dolor.

Las cárceles están inundadas de gente inocente, que solamente piden lo que les pertenece: Libertad!!!

Pero el pueblo cubano no dará marcha atrás.

Sí, estaremos cansados, agobiados, pero jamás seremos aplastados!!! con una fé firme, siguiremos luchando por las calles de nuestras ciudades y por las calles virtuales, por la libertad de nuestra amada patria.

¿Quiénes somos nosotros, los cubanos aquí en los Estados Unidos? Somos refugiados y nada más.

LLegamos a estas tierras en busca de libertad, la misma libertad que nuestros hermanos reclaman!!

Ahora que hemos saboreado y tenemos en nuestro paladar el gusto de la libertad, como vamos a abandonar a nuestros hermanos de allá.

Hoy nuestro grito es universal. Tenemos que tocar, tenemos que unirnos con el corazón de este pueblo herido, y acoger su reclamo como nuestro!

Con las palabras de San Juan de la Cruz decimos: El amor ni cansa ni se cansa.

Nunca nos cansaremos de amar a nuestra patria y de anhelar su libertad.


Bishop Manuel A. Cruz, D.D., auxiliary bishop of Newark – July 18, 2021

(Texto tomado del website de la arquidiócesis de Newark)

Ver video completo en este enlace
----------------


--------
Read

Monday, July 19, 2021

U.S. Bishops’ President and International Justice and Peace Chairman Respond to Recent Events in Cuba



WASHINGTON. July 19, 2021 – In response to the recent events in Cuba, Archbishop José H. Gomez of Los Angeles, president of the U.S. Conference of Catholic Bishops (USCCB), and Bishop David J. Malloy of Rockford, chairman of the USCCB’s Committee on International Justice and Peace, issued the following statement:

“As protests continue in Cuba and among the diaspora in the United States, we would like to express our solidarity, as well as that of our brother bishops in the United States, with our brothers in the Cuban episcopate, and with all men and women of goodwill in Cuba.

“As the Cuban bishops declared in their July 12 statement, ‘A favorable solution will not be reached by impositions, nor by calling for confrontation, but through mutual listening, where common agreements are sought and concrete and tangible steps are taken that contribute, with the contribution of all Cubans without exception, to the building-up of the Fatherland.’

“In the same spirit as the Cuban bishops, we urge the United States to seek the peace that comes from reconciliation and concord between our countries. For decades, the United States Conference of Catholic Bishops, in conjunction with the Holy See and the Cuban bishops, has called for robust cultural and commercial engagement between the United States and Cuba as the means to assist the island in achieving greater prosperity and social transformation.

“We pray that Our Lady of Charity, our mother, watches over her children in Cuba, and that, together, our countries can grow in friendship in the interests of justice and peace.” (U.S. Conference of Catholic Bishops's website)

New Jersey bishops and priests lead a prayer vigil for the people of Cuba at St. Joseph of the Palisades Parish on Sunday in West New York, N.J.

Bishop Manuel A. Cruz, D.D. a Cuban-American and auxilary of the Archdiocese of Newark
--------------------



We scream for freedom' - Prayer vigil in support of people of Cuba



More than a dozen clergy from the Archdiocese of Newark and the Diocese of Paterson, along with the Cuban and Latino community, gathered in solidarity for the people of Cuba during a Sunday prayer vigil at St. Joseph of the Palisades Parish July 18 in West New York, N.J.

"The hour has come to say 'ENOUGH,' said Bishop Manuel A. Cruz, D.D. a Cuban-American and auxilary of the Archdiocese of Newark during the vigil. "Our people, the Cuban people, helpless as they are, are being massacred by the tyranny of the Cuban regime. Today we say 'enough is enough' to that genocide."  

Thousands of Cubans in Havana and elsewhere took to the streets July 11 to protest economic hardships, lack of basic freedoms and the Cuban government’s handling of the coronavirus outbreak, making for what some have described as the most significant unrest in decades.

Cardinal Joseph W. Tobin, C.Ss.R., archbishop of Newark, presided at Sunday's prayer vigil. Along with Bishop Cruz, he was accompanied by Bishops Gregory J. Studerus and Michael A. Saporito, also auxiliaries of Newark. The bishop of the Diocese of Paterson, Kevin J. Sweeney, was also in attendance.

They took turns expressing support for the Cuban people of the island, along with the Cuban diaspora found in the United States. They implored the island’s patron saint, Our Lady of “Caridad del Cobre,” for an end to the suffering and cried for God to “save Cuba of tears and toil.” (Archdiocese of Newark)

Ver  video completo en este enlace
----------------



----------------
Ver en el blog

Oración ante la Madre (por Mons. Dionisio García Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba)



Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra: Dios te salve.
A ti llamamos los desterrados hijos de Eva;
a ti suspiramos, gimiendo
y llorando en este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y,
después de este destierro, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.
¡Oh clementísima! ¡oh piadosa! ¡oh dulce Virgen María!
Ruega por nosotros santa Madre de Dios
Para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Amén



Madre de la Caridad, Madre y Patrona de Cuba, Madre de todos los cubanos.

Venimos ante tu altar como siempre hacemos. Cuando los cubanos venimos al Cobre, o ante tu imagen en nuestras casas, en algún templo, donde nosotros vayamos, en nuestras parroquias; siempre pedimos por nuestros hijos, por nuestros padres, por nuestras familias, pero siempre Cuba está presente en esa petición. Siempre. Es difícil pensar alguien que venga al Cobre y no se acuerde de Cuba.

Hoy venimos a implorarte Madre, por nuestra Patria. Venimos a implorarte. Y venimos con humildad, sabiendo que no somos perfectos, sabiendo que tal vez nosotros mismos, hayamos contribuido al mal porque todo hombre es posible, seguro que hace el mal. Quien no tenga pecado, que tire la primera piedra.

Pero venimos con humildad ante ti, Madre, y venimos como cubanos que se acuerdan de Cuba y de su familia, pero que ante ti nadie oculta su corazón. Nadie. Lo que te decimos a ti, lo sabes tú, lo sabe tu Hijo Jesús, Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Y esas son cosas que no se comentan, ni se riegan. Eso brota del corazón. Así venimos, con ese deseo, para decirte las cosas, para decirte lo que queremos.

En el evangelio al final decía que Jesús vio a la multitud y le dio lástima. Yo vengo también delante a este pueblo que sufre, que sufre porque le duelen las cosas que pasan, le duelen las cosas que pasan. En estos días ha habido manifestaciones, decenas de miles de personas, principalmente jóvenes. Que en lo que uno oye, de todo, sobre todo había un reclamo. El reclamo de que queremos cambios, el reclamo de que todos tienen derecho a expresarse, el reclamo de que deseamos una vida mejor para todos, de tener esperanza. Y yo vengo a ofrecerte eso.

Los obispos desde siempre, cuando yo no era obispo y después de ser obispo, hemos pedido que siempre se respete a cada persona en su dignidad y en sus derechos, que todos los hombres somos iguales. Siempre. En el último mensaje nosotros hemos pedido que seamos hermanos, que no haya violencia, que haya cambios porque son necesarios, y que toda persona sea respetada. En el mensaje del domingo, más sucinto, más corto, pero también más molesto dadas las circunstancias también, nosotros hemos pedido lo mismo Madre. Siempre lo hemos venido pidiendo. Como Jesús, que a esa multitud que sufría les enseñaba, les enseñaba.

Nosotros venimos a pedirte Madre, para que sepamos respetarnos unos a otros, para que nadie se sienta prepotente por encima de los demás, para que nadie sienta que tiene más derechos que los otros, o sobre los otros. O que tiene la verdad en su mano, te pedimos eso Madre. Mientras n hagamos eso, difícilmente nosotros podremos alcanzar la paz, difícilmente nos podamos sentir seguros conviviendo como hermanos. Cuando uno se quiere poner por encima del otro, cuando no están atendiendo las opiniones de los demás, porque Cuba no es de un grupo, Cuba es de todos. Y no solamente Cuba, ningún pueblo del mundo es de un grupito, es de todos. Se habla ahora de esa hermandad universal, porque es de todos y tenemos que respetarnos.

Yo te pido Madre, que nos respetemos, que protejamos la vida de cada persona. Y si vamos a defender algo, será el derecho de aquel que, siendo pobre, en el sentido ese de que no tiene poder, sin embargo, tiene derecho a hablar y a decirte las cosas. A ti, porque viene al Cobre y te las dice, y en la calle, y donde él esté porque es algo inherente al hombre.

Lamentamos Madre que estos anhelos, de tantos miles de jóvenes se hayan visto truncados de manera violenta. Reprimiendo, tal vez en aquellas manifestaciones violentas, pero también intimidando a todos aquellos que iban queriendo expresar una voluntad. Madre, cuida a tu pueblo, dale ánimo a tu pueblo.

Te pedimos por todos los jóvenes que estaban allí, sus familias.

Te pedimos por los guardias, los policías que estaban cuidando, estaban protegiendo, estaban cumpliendo un deber.

Te pedimos por todos los que se enzarzaron en la violencia. ¿Querían violencia? No sé. Pero cuando el hombre no pone el corazón en tus manos, la violencia está. Porque está el odio, y está la prepotencia y está la soberbia. No creo que nadie quiera reprimir al otro y destruirlo. No creo, una persona sana, no lo creo. Sin embargo, las circunstancias, el pecado del hombre nos impulsa.

Madre, que cada cubano, sobre todo cada joven porque es la Cuba del futuro, ese joven tenga la esperanza de construir su propio futuro, y el futuro de los demás; a formar una familia, a no tener que marcharse del país para no tener que construir un futuro mejor. Sí Madre, te pedimos por los jóvenes.

Te pedimos por los jóvenes que están presos ahora y por sus familias, y pedimos que haya misericordia, que se sellen las heridas, yo creo que nadie quiere el mal de los demás, o por lo menos que se den cuenta que con eso no se resuelve nada. Para sanar las heridas que salgan pronto, que salgan pronto para que sus familias tengan sosiego, para que haya confianza, para que haya esperanza. Es la única manera, el perdón, la misericordia.

Te pedimos Madre también para que a nadie se le ocurra invitar a la violencia, para que a nadie se le ocurra proclamar la diferencia irreconciliable. A mayor autoridad mayor responsabilidad, los padres con los hijos, los gobernantes con los súbditos, nunca clamar la violencia, nunca, nunca.

Te pedimos porque los jóvenes se sientan en paz y tranquilos, que dediquen su vida a lo que les guste; al estudio, al trabajo, a lo que le agrada a cada uno. Madre duele, cuando adolescentes, jovencitos, casi niños, unos los ha visto enfrentándose con otros jóvenes. No Madre, eso no había pasado en Cuba, no había pasado.

Te pedimos para que haya cambios los cambios necesarios, los cambios que muchos esperamos, los cambios que dan esperanza, los cambios que los obispos hemos hablado en todas nuestras últimas cartas y comunicados. Hacen falta cambios, porque el pueblo sufre; y sufre más ahora por el Covid, y sufre más ahora porque vemos muchas cosas paralizadas, y sufre más ahora porque tal vez no escucha las respuestas viables de aquellos que son los que tienen la responsabilidad de ponerlas. Hermanos es así, por eso vengo delante de la Madre.

Madre que se ablanden los corazones, Madre que nadie levante la mano contra el hermano. Que nadie se desaliente. Los que estaban ahí tenían esperanza, los que estaban ahí tenían miedo, qué va a pasar. Creo que tenían miedo lo tenían todos, los que estaban en la calle manifestándose, y aquellos que guardaban el orden, miedo tenían los niños jovencitos que estaban militarizados. Todos tenían miedo. No podemos vivir con miedo, no es justo vivir con miedo. No es justo.

Hay que dar esperanza y hay que dar signos de cambio. Hay que decir palabras creíbles. Vamos a pedir con Juan Pablo II que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba, que nadie quiera aplastarnos a nosotros, porque nos hace la vida más dura, más dura. Pero ante todo Madre, que los cubanos sepamos respetarnos unos a otros, porque si nosotros nos respetamos entre sí, el mundo nos va a respetar.

Hemos pedido por lo que uno siente de este pueblo.

Quiero pedir por los padres. Los padres sufren, los padres sufren cuando ven a sus hijos sin esperanza, los padres sufren en medio de la enfermedad del Covid, los padres quieren lo mejor para sus hijos. Es así, ésa es la naturaleza. Los padres quisieran darles a sus hijos la educación según sus criterios y creencias, quisieran eso; no quisieran que nadie más educara a sus hijos, sino de la manera que ellos creen que debe ser, es un derecho que ellos tienen. No más ideologías. La ideología que vale es la persona humana, si hay una, y esa persona hay que respetarla porque es imagen de Dios, tierra sagrada; es sujeto de derechos y de deberes como se dice en el plano civil, nosotros decimos y reafirmamos lo del plano civil, un sujeto de derechos y deberes, y lo decimos en el plano cristiano, hija de Dios hecha a imagen de Dios y por lo tanto merece todo respeto.

Te pedimos por todos aquellos que nos han precedido en la vida, en la fe y en la defensa de nuestra Patria, en elevar los valores no solamente la defensa, en elevar los valores de cada cubano que ya eso es defender la Patria.

Danos ánimo, danos valor, danos también misericordia, danos un espíritu fraterno, que reconozcamos en el otro al hermano y no al enemigo. Una Patria, una casa dividida se destruye.

Madre todo esto te lo ofrecemos porque lo tengo en el corazón, y cada cubano que viene aquí te pone lo que tiene en su corazón.

El viernes pasado celebramos Nuestra Señora del Carmen y una carmelita muy famosa, Santa Teresa de Jesús, tiene estas palabras, ayúdanos a que se cumplan, recordémoslas: La verdad puede padecer, pero la verdad nunca muere. Ayúdanos a tener la seguridad, porque lo sabemos, de que tu Hijo siempre nos acompaña, y que tú quieres lo mejor para todos y para todos los cubanos.

Vamos a rezar un Avemaría, y poner toda nuestra vida, nuestra Patria en manos de Dios.

Dios te salve María, llena eres de gracia,
el Señor está contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Nuestra Señora de la Caridad / Ruega por nosotros
Nuestra Señora de la Caridad / Ruega por nosotros
Nuestra Señora de la Caridad / Ruega por nosotros


-------------
Texto tomado del website de la COCC

Iglesia Metodista en Cuba: "Rechazamos la forma represiva usada contra la población que se manifestaba"


Declaración oficial de la Iglesia Metodista en Cuba.

La Iglesia Metodista en Cuba forma parte de las iglesias históricas. Desde su establecimiento a finales del siglo XIX ha procurado estar del lado de la justicia, e inmersa en la lucha por garantizar la paz y el respeto entre las personas.

Con mucho dolor y preocupación estamos mirando lo que pasa en diferentes lugares de Cuba, desde que dio inicio una serie de sucesos en numerosas ciudades del país que nos han llevado a la reflexión y preocupación como iglesia. Por ello, por medio de la presente declaración tenemos el deber de expresar la posición de la Iglesia Metodista en Cuba al respecto:

Reafirmamos que la iglesia ha sido llamada para estar al lado del pueblo. Viendo a Jesucristo en cada persona, como Él declaró: “en cuanto lo hicisteis a unos de estos hermanos míos, aún a los más pequeños, a mí me lo hicisteis” (Mateo 25:40)  

Condenamos todo acto de violencia e indisciplinas sociales. Rechazamos la forma represiva usada contra la población que se manifestaba. La confrontación y la violencia lo único que genera es muerte, dolor, luto, inseguridad. Negarse a escuchar la voz de los que pacíficamente reclama, es cerrar la única puerta del entendimiento y el poder vivir en paz.

Declaramos que el pueblo debe tener libertad de expresión. Se debe escuchar la voz del pueblo que reclama sus derechos. En los últimos años el gobierno ha estado proclamando que la nación cubana debe ser “inclusiva”, desechando la “exclusión” de los “grupos minoritarios”, por ende, el hecho de disentir con el sistema político no convierte a una persona en un antisocial o delincuente, deben recibir el mismo derecho que otros grupos de la sociedad. Porque Cuba debe ser un país libre y soberano, donde todos sus hijos sean respetados, tanto los que comulgan con la revolución, como aquellos que no simpatizan con el sistema sociopolítico.

Reafirmamos nuestra vocación por la paz, nunca un llamado que implique el enfrentar a nuestro pueblo puede ser la solución a nuestras múltiples dificultades. Oramos y ayunamos para que nuestra nación pueda vivir en paz. Trabajamos para que las necesidades de nuestro pueblo sean atendidas y que a cualquier precio se evite un derramamiento de sangre. Como expresa el salmista “Sea la paz dentro de tus muros, Y el descanso dentro de tus palacios” (Salmo 122:7)

Junta Directiva de la Iglesia Metodista en Cuba.

Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!

Gaspar, El Lugareño Headline Animator

Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!