Showing posts with label Iglesia. Show all posts
Showing posts with label Iglesia. Show all posts

Monday, February 26, 2024

Nota informativa de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.



Del 19 al 23 de febrero se ha llevado a cabo en El Cobre, la 163 Asamblea Plenaria de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. En esta ocasión participaron 9 Obispos diocesanos, 2 Auxiliares, el Administrador Diocesano de Ciego de Ávila y el Sr. Nuncio Apostólico. Mons. Domingo Oropesa Lorente y Mons. Álvaro Beyra Luarca, Obispos de Cienfuegos y de Bayamo–Manzanillo respectivamente, estuvieron ausentes por estar recuperándose de problemas de salud.

Mons. Emilio Aranguren Echeverría y Mons. Arturo González Amador, presidente y vice-presidente de la COCC, han informado a sus hermanos Obispos sobre los resultados de la visita y encuentros que tuvieron el pasado mes de noviembre con el Santo Padre Francisco y con distintos Dicasterios de la Santa Sede. En esa ocasión, pudieron también establecer coloquios con los funcionarios de la Embajada de Cuba ante la Santa Sede, los responsables del Comité de Ayuda al Tercer Mundo de la Conferencia Episcopal Italiana y Superiores Mayores de varias Congregaciones Religiosas que trabajan en Cuba.

Con gran atención, los Pastores han orado, reflexionado y compartido experiencias sobre la asimilación e implementación del Plan Pastoral 2023-2030, publicado el 15 de agosto de 2023. Se renueva la convicción de que el Plan Pastoral es la “brújula” que ha de guiar la acción pastoral de la Iglesia en Cuba en los años venideros y se invita a todos los agentes pastorales a implicarse en este empeño, con confianza en el Señor y ardor misionero.

Los Obispos han revisado el trabajo y las funciones de algunas Comisiones Nacionales de Pastoral que han tenido sus reuniones ordinarias recientemente, a saber, la Comisión de Misiones, la de Pastoral Juvenil, y la de Prevención de abusos de menores y adultos vulnerables.

Se ha conocido que, en los próximos días, se encontrarán las Comisiones de Sacerdotes y Vocaciones, la de Educación y Cultura, y la de Pastoral de la Salud.

Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz sj, en su calidad de Obispo encargado de los vínculos con la Vida Consagrada, compartió sobre las vivencias de la Asamblea de la Conferencia Cubana de Religiosos (CONCUR), que tuvo lugar el pasado mes de diciembre en La Habana, y donde se eligió una nueva Junta Directiva.

Los Obispos reiteran el aprecio por la presencia y el testimonio de los religiosos y religiosas que sirven con tanta generosidad y entrega a esta Iglesia y a este pueblo. Dan gracias al Señor por la comunión y fraternidad con que viven en las respectivas diócesis este servicio.

Los Pastores han reflexionado sobre informaciones y sugerencias que se van recibiendo con motivo del Año Jubilar 2025. Han tomado nota de la invitación del Papa Francisco a vivir este año 2024 con una particular dedicación a la oración. A este propósito, han querido hacer una invitación especial a todos los fieles de la Iglesia Católica en Cuba, que aquí anexamos.

En el marco de esta Asamblea, los Obispos han tenido un encuentro con la Sra. Soraya Jurado, responsable para Cuba y Haití de Adveniat (Organismo de Ayuda a la Iglesia de América Latina de la Conferencia Episcopal de Alemania). La Sra. Jurado, durante poco más de dos semanas, ha ido trabajando con los responsables de economía de las diócesis orientales y, a su vez, ha podido informar a los Obispos sobre los buenos resultados de los talleres que había realizado el año anterior con sus interlocutores de economía y proyectos. Ha valorado muy positivamente los pasos que la Iglesia en Cuba ha ido dando en materia de auditoría, en la prevención de abusos y en la promoción de una cultura del cuidado de los menores y adultos vulnerables. Asimismo, ha informado sobre la realidad y los desafíos que enfrenta ahora mismo Adveniat, después de la pandemia, en medio de la guerra en Europa y en el contexto eclesial de Alemania.

También compartió sobre la situación de la Iglesia en Haití y, de hecho, los Obispos cubanos han estado orando durante esta semana, preocupados por las noticias que nos llegaban sobre al atentado al hermano Obispo de Anse-à-Veau-Miragoâne, Mons. Pierre-André Dumas, a quien desean pronta y total recuperación. La Iglesia en Cuba continuará orando por sus hermanos haitianos y por los religiosos secuestrados en días recientes.

Se pasó revista al proceso sinodal de cara a la segunda Asamblea que, al respecto, se tendrá en Roma en el mes de octubre próximo. Se constata que, en el Plan Pastoral de la Iglesia en Cuba, los elementos esenciales del proceso sinodal han sido integrados, y justamente como resultado del discernimiento y el trabajo de todo el Pueblo de Dios.

Durante varios momentos, los Obispos se regalaron tiempo para la oración, teniendo muy presentes la situación del pueblo cubano, los grandes desafíos de la Iglesia en el mundo y la imperiosa necesidad de la Paz ante tantos conflictos que hieren a la familia humana. La Asamblea comenzó con un momento de Adoración ante el Santísimo Sacramento. El martes, la Eucaristía se celebró ante la presencia de la imagen de la Virgen de la Caridad en la Basílica y el miércoles en la tarde, la Conferencia Episcopal peregrinó hasta la Catedral Primada de Santiago de Cuba para, entrando por la Puerta Santa, haciendo Profesión de Fe y celebrando la Eucaristía, participar del Jubileo por los 500 años de la primera diócesis y catedral cubanas.

La celebración de la fiesta de la Cátedra de San Pedro, el jueves 22 de febrero, cuya Eucaristía presidió el Nuncio Apostólico, fue un momento propicio para que los Pastores de la Iglesia en Cuba encomendaran, con filial afecto, a la persona y el ministerio del actual Sucesor de Pedro, el Papa Francisco.

Cuando ya se disponían a clausurar la Asamblea, la Santa Sede publicó la noticia de que el Santo Padre nombraba a Mons. Giampiero Gloder, actualmente Nuncio Apostólico en Cuba, como su Representante en Rumanía y Moldavia. Esta noticia permitió a Mons. Gloder y a sus hermanos Obispos de Cuba expresar el recíproco afecto y agradecimiento por lo vivido durante estos cuatro años de ministerio del Sr. Nuncio Apostólico entre nosotros. Y augurarle igualmente un fecundo servicio entre los hermanos de Rumanía y Moldavia.

La Habana, 26 de febrero de 2024.

P. Ariel Suárez Jáuregui.
Secretario Adjunto de la COCC.





------------------------
A todos los fieles de la Iglesia Católica en Cuba:


En estos días, entre el 19 y el 23 de febrero, los Obispos cubanos nos hemos reunido en El Cobre para la 163ª Asamblea Plenaria. Como es habitual en nuestros encuentros, nos hemos colocado bajo la mirada de Dios y de la Virgen de la Caridad, trayendo en el corazón las necesidades de la Iglesia y el pueblo cubanos. Nos hemos sentido interpelados por la invitación del Papa Francisco a vivir este año con un énfasis especial en la oración.

La oración es esencial en la vida del pueblo de Dios. Cuando los cristianos oramos, testimoniamos la primacía de Dios en nuestras vidas, nos abrimos al Espíritu Santo para dejarnos convertir por la Gracia, pedimos perdón por nuestros pecados y presentamos a la misericordia y la bondad del Señor las angustias, los sueños y las esperanzas de todos los hombres. Creemos que la oración transforma el mundo, porque cambia nuestros corazones y nos ayuda a vivir según Dios.

Ante la situación que estamos experimentando, marcada por un aumento del sufrimiento y la desesperanza que constatamos en la cotidianidad de tantos de nuestros compatriotas, invitamos a todos los sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas y laicos de nuestras comunidades católicas a ofrecer, durante todo este año, la Santa Misa y la Adoración del Santísimo de los jueves, por esta intención de oración:

"Para que el Señor conceda esperanza, fortaleza y sabiduría a este pueblo que sufre, de modo que se busquen e implementen soluciones que mejoren la vida de los cubanos y podamos ser felices en esta tierra".

A la Virgen de la Caridad, mujer orante del Evangelio y Madre de la fe del pueblo cubano, encomendamos esta invitación a la Iglesia para incrementar la vida de oración, que necesitamos para ser auténticos discípulos de su Hijo Jesús.

Con paterno afecto, los bendicen,

Los Obispos Católicos de Cuba.
23 de febrero de 2024.

Thursday, February 15, 2024

¿Por qué el Papa no renueva el episcopado católico cubano?

Foto/COCC
-------------

En Cuba varios de los obispos han presentado su renuncia reglamentaria por cuestión de edad (75 años), pero el Papa los mantiene en su posición, sin nombrar sucesor.

401 § 1. Al Obispo diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias.

§ 2. Se ruega encarecidamente al Obispo diocesano que presente la renuncia de su oficio si por enfermedad u otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desempeñarlo.

402 § 1. El Obispo a quien se haya aceptado la renuncia de su oficio conserva el título de Obispo dimisionario de su diócesis, y, si lo desea, puede continuar residiendo en ella, a no ser que en casos determinados por circunstancias especiales la Sede Apostólica provea de otra manera.  (Código de Derecho Canónico) 

Los obispos cubanos que han llegado o rebasado la edad límite de los 75 años: Card. Juan García (75), arzobispo de La Habana.  Mons. Dionisio García (79), arzobispo de Santiago de Cuba. Mons. Alvaro Beyra (78), obispo de Bayamo Manzanillo. Mons. Juan de Dios Hernández (75), obispo de Pinar del Río. 

Cercanos a la edad de retiro: Mons. Wilfredo Pino (73), arzobispo de Camagüey. Mons. Emilio Aranguren (73), obispo de Holguín-Las Tunas. Mons. Domingo Oropesa (73), obispo de Cienfuegos.  Mons. Silvano Pedroso Montalvo (70), obispo de Guatánamo-Baracoa.

Unicamente dos obispos titulares están distantes de la barrera de los 75 años de edad: Mons. Arturo González (68), obispo de Santa Clara y Mons. Juan Díaz (63), obispo de Matanzas y los dos obispos auxiliares: Marcos Pirán (62), obispo auxiliar de Holguín y Mons. Eloy Ricardo Domínguez Martínez (46), obispo auxiliar de La Habana.

La diócesis de Ciego de Avila carece de obispo, desde el año 2022, lo que se conoce como sede vacante, año en el que Mons. Juan Díaz fue trasladado a la diócesis de Matanzas. 

¿Por qué el Papa no renueva el episcopado católico cubano? No tengo la respuesta. (JEM)

Wednesday, February 14, 2024

Miércoles de Ceniza

1.- ¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

Es el primer día de la Cuaresma, es decir, de los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

El Miércoles de Ceniza es una celebración contenida en el Misal Romano. En este se explica que al término de la Misa, se bendice e impone la ceniza hecha de los ramos de olivo bendecidos en el Domingo de Ramos del año anterior.

2.- ¿Cómo nace la tradición de imponer las cenizas?

La tradición de imponer la ceniza se remonta a la Iglesia primitiva. Por aquel entonces las personas se colocaban la ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad con un “hábito penitencial” para recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo.

La Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos casi 400 años D.C. y a partir del siglo XI (once), la Iglesia de Roma impone las cenizas al inicio de este tiempo.

3.- ¿Por qué se impone la ceniza?

La ceniza es un símbolo. Su función está descrita en un importante documento de la Iglesia, más precisamente en el artículo 125 del Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia:
El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito Romano, se caracteriza por el austero símbolo de las Cenizas, que distingue la Liturgia del Miércoles de Ceniza. Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal. Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual.
4. ¿Qué simbolizan y qué recuerdan las cenizas?

La palabra ceniza, que proviene del latín "cinis", representa el producto de la combustión de algo por el fuego. Esta adoptó tempranamente un sentido simbólico de muerte, caducidad, pero también de humildad y penitencia.

La ceniza, como signo de humildad, le recuerda al cristiano su origen y su fin: "Dios formó al hombre con polvo de la tierra" (Gn 2,7); "hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho" (Gn 3,19).

(Leer texto completo en ACI Prensa)

Wednesday, January 24, 2024

Memorias de un encuentro con Juan Pablo II. Encuentro con el clero, religiosos y religiosas, seminaristas y laicos comprometidos. Catedral de La Habana. Enero 25 de 1998. (por Carlos A. Peón-Casas)


Fue el penúltimo acto oficial en Cuba durante aquella inolvidable visita del hoy San Juan Pablo II, el entonces pontífice máximo de nuestra Iglesia Católica.

Los congregados entre los que tuve la dicha de estar incluido, junto a otros hermanos laicos camagüeyanos y de otras diócesis, abarrotamos los asientos y pasillos laterales de la catedral habanera, aquella tarde lluviosa de aquel enero memorable.

El Papa hizo entrada desde la Plaza de la Catedral, donde estrechó las manos de muchos fieles allí congregados, avanzando por el pasillo central de la catedral, mientras el coro entonaba el Tu est Petrus.

Apoyado en su báculo, reflejaba en su rostro el lógico cansancio de una semana de intensisima actividad, pero al mismo tiempo, en su mirada, inolvidable para mi y para todos, y en sus gestos, se leían con claridad los signos del Espíritu, la fortaleza inquebrantable de aquel hombre cargado de años pero también de esperanzas y sueños para aquella grey que lo aclamaba hasta el paroxismo.

Luego de acercarse a la Capilla del Santísimo acompañado del cardenal cubano y Arzobispo de La Habana Jaime Ortega y donde dedicó unos minutos a la oración, Juan Pablo II se acercó al altar mayor y presidió aquella Celebración de la Palabra en la que ofreció a los congregados un discurso que aún resuena en nuestra memoria.

Luego de haberse dirigido a los sacerdotes, consagrados y seminaristas, dedicó a los laicos allí presentes unas sentidas palabras:
A los laicos aquí presentes, que representan a tantos otros, les agradezco su fidelidad cotidiana por mantener la llama de la fe en el seno de sus familias, venciendo así los obstáculos y trabajando con valor para encarnar el espíritu evangélico en la sociedad... La tarea de un laicado católico comprometido es precisamente abrir los ambientes de la cultura, la economía, la política y los medios de comunicación social para transmitir... la verdad sobre Cristo y el hombre.. Los animo a seguir en este camino, que es expresión de la vitalidad de los fieles y de su genuina vocación cristiana al servicio de la verdad y de Cuba.
La celebración concluyó con la bendición apostólica y desde la catedral su Santidad se trasladó directamente al aeropuerto Jose Martí, donde fue despedido formalmente.

A las siete y media de la tarde noche de aquel domingo, el avión de Alitalia levantaba vuelo.

Junto a mis hermanos camagüeyanos y de otras diócesis, congregados ante el televisor que transmitía el acto, en el sitio que nos sirvió de alojamiento, fuimos testigos de su partida.

Mientra el avión ganaba altura sobre el cielo cubano, nuestras voce se unieron en una oración agradecida a Dios por aquella única e inolvidable experiencia.



----------------

ENCUENTRO CON EL CLERO, RELIGIOSOS, RELIGIOSAS, SEMINARISTAS Y LAICOS.

DISCURSO DEL SANTO PADRE

Catedral de La Habana
Domingo, 25 de enero de 1998



Amados Hermanos en el Episcopado y en el sacerdocio,
amadísimos religiosos y religiosas,
seminaristas y fieles:

1. Cuando faltan pocas horas para concluir esta Visita pastoral, me llena de alegría tener este encuentro con todos Ustedes, que representan a quienes, con gozo y esperanza, con cruces y sacrificios, tienen la apasionante tarea de la evangelización en esta tierra, caracterizada por una historia tan singular.

Agradezco las amables palabras que me ha dirigido el Señor Cardenal Jaime Lucas Ortega y Alamino, Arzobispo de La Habana, haciéndose portavoz de los sentimientos de afecto y estima que nutren Ustedes hacia el Sucesor del Apóstol Pedro, y quiero corresponder a ello renovándoles mi gran aprecio en el Señor, que extiendo a todos los hijos e hijas de esta Isla.

2. Nos congregamos en esta Catedral Metropolitana, dedicada a la Inmaculada Concepción, en el día en que la liturgia celebra la Conversión de San Pablo, quien, camino de Damasco, recibió la visita del Señor Resucitado y se convirtió de perseguidor de los cristianos en intrépido e infatigable apóstol de Jesucristo. Su ejemplo luminoso y sus enseñanzas deben servirles como guía para afrontar y vencer cada día los múltiples obstáculos en el desempeño de su misión, a fin de que no se debiliten las energías ni el entusiasmo por la extensión del Reino de Dios.

En la historia nacional son numerosos los pastores que, desde la inquebrantable fidelidad a Cristo y a su Iglesia, han acompañado al pueblo en todas las vicisitudes. El testimonio de su entrega generosa, sus palabras en el anuncio del Evangelio y la defensa de la dignidad y los derechos inalienables de las personas, así como la promoción del bien integral de la Nación, son un precioso patrimonio espiritual digno de ser conservado y enriquecido. Entre ellos, me he referido en estos días al Siervo de Dios Padre Félix Varela, fiel a su sacerdocio y activo promotor del bien común de todo el pueblo cubano. Recuerdo también al Siervo de Dios José Olallo, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, testigo de la misericordia, cuya vida ejemplar en el servicio a los más necesitados es un fecundo ejemplo de vida consagrada al Señor. Esperamos que sus procesos de canonización se concluyan pronto y puedan ser invocados por los fieles. Otros muchos cubanos, hombres y mujeres, han dado asimismo muestras de fe, de perseverancia en su misión, de consagración a la causa del Evangelio desde su condición sacerdotal, religiosa o laical.

3. Queridos sacerdotes: el Señor bendice abundantemente su entrega diaria al servicio de la Iglesia y del pueblo, incluso cuando surgen obstáculos y sinsabores. Por eso aprecio y agradezco su correspondencia a la gracia divina, que les llamó a ser pescadores de hombres (cf. Mc 1, 17), sin dejarse vencer por el cansancio o el desánimo producidos por el vasto campo de trabajo apostólico, debido al reducido número de sacerdotes y a las muchas necesidades pastorales de los fieles que abren su corazón al Evangelio, como se ha visto en la reciente misión preparatoria de mi Visita.

No pierdan la esperanza ante la falta de medios materiales para la misión, ni por la escasez de recursos, que hace sufrir a gran parte de este pueblo. Prosigan acogiendo la invitación del Señor a trabajar por el Reino de Dios y su justicia, que lo demás vendrá por añadidura (cf. Lc 12, 31). En cuanto depende de Ustedes, en estrecha unión con sus Obispos y como expresión de la viva comunión eclesial que ha caracterizado a esta Iglesia, continúen iluminando las conciencias en el desarrollo de los valores humanos, éticos y religiosos, cuya ausencia afecta a amplios sectores de la sociedad, especialmente a los jóvenes, que por eso son más vulnerables.

Los esperanzadores datos sobre el aumento de vocaciones sacerdotales y el ingreso en el País de nuevos misioneros, que deseamos ardientemente que se facilite, harán que la labor apostólica pueda ser más capilar, con el consiguiente beneficio para todos.

Conscientes de que «el auxilio nos viene del Señor» (Sal 120, 2), de que sólo Él es nuestro sostén y ayuda, los aliento a no dejar nunca la oración personal diaria y prolongada, configurándose cada vez más con Cristo, Buen Pastor, pues en Él se encuentran la fuerza principal y el verdadero descanso (cf. Mt 11, 30). Así podrán afrontar con alegría el peso del «día y del calor» (cf. Mt 20, 12), y ofrecer el mejor testimonio para la promoción de las vocaciones sacerdotales y religiosas, que son tan necesarias.

El ministerio sacerdotal, además de la predicación de la Palabra de Dios y la celebración de los Sacramentos, que constituyen su misión profética y cultual, se extiende asimismo al servicio caritativo, de asistencia y promoción humana. Para ello cuenta también con el ministerio de los diáconos y la ayuda de los miembros de diversos institutos religiosos y asociaciones eclesiales. Quiera el Señor que puedan siempre recibir y distribuir con facilidad los recursos que tantas Iglesias hermanas desean compartir con Ustedes, así como encontrar los modos más apropiados para aliviar las necesidades de los hermanos, y que esta labor sea cada vez más comprendida y valorada.

4. Agradezco la presencia en esta tierra de personas consagradas de diversos Institutos. Desde hace varias décadas han tenido que vivir la propia vocación en situaciones muy particulares y, sin renunciar a lo específico de su carisma, han debido adaptarse a las circunstancias reinantes y responder a las necesidades pastorales de las diócesis. Les estoy agradecido también por el meritorio y reconocido trabajo pastoral y por el servicio prestado a Cristo en los pobres, los enfermos y los ancianos. Es de desear que en un futuro no lejano la Iglesia pueda asumir su papel en la enseñanza, tarea que los Institutos religiosos llevan a cabo en muchas partes del mundo con tanto empeño y con gran beneficio también para la sociedad civil.

De todos Ustedes la Iglesia espera el testimonio de una existencia transfigurada por la profesión de los consejos evangélicos (cf. Vita consecrata, 20), siendo testigos del amor a través de la castidad que agranda el corazón, de la pobreza que elimina las barreras y de la obediencia que construye comunión en la comunidad, en la Iglesia y en el mundo.

La fe del pueblo cubano, al que Ustedes sirven, ha sido fuente y savia de la cultura de esta Nación. Como consagrados, busquen y promuevan un genuino proceso de inculturación de la fe que facilite a todos el anuncio, acogida y vivencia del Evangelio.

5. Queridos seminaristas, novicios y novicias: anhelen una sólida formación humana y cristiana, en la que la vida espiritual ocupe un lugar preferencial. Así se prepararán mejor para desempeñar el apostolado que más adelante se les confíe. Miren con esperanza el futuro en el que tendrán especiales responsabilidades. Para ello, afiancen la fidelidad a Cristo y a su Evangelio, el amor a la Iglesia, la dedicación a su pueblo.

Los dos Seminarios, que ya van siendo insuficientes en su capacidad, han contribuido notablemente a la conciencia de la nacionalidad cubana. Que en esos insignes claustros se continúe fomentando la fecunda síntesis entre piedad y virtud, entre fe y cultura, entre amor a Cristo y a su Iglesia y amor al pueblo.

6. A los laicos aquí presentes, que representan a tantos otros, les agradezco su fidelidad cotidiana por mantener la llama de la fe en el seno de sus familias, venciendo así los obstáculos y trabajando con valor para encarnar el espíritu evangélico en la sociedad. Los invito a alimentar la fe mediante una formación continua, bíblica y catequética, lo cual los ayudará a perseverar en el testimonio de Cristo, perdonando las ofensas, ejerciendo el derecho a servir al pueblo desde su condición de creyentes católicos en todos los ámbitos ya abiertos, y esforzándose por lograr el acceso a los que todavía están cerrados. La tarea de un laicado católico comprometido es precisamente abrir los ambientes de la cultura, la economía, la política y los medios de comunicación social para transmitir, a través de los mismos, la verdad y la esperanza sobre Cristo y el hombre. En este sentido, es de desear que las publicaciones católicas y otras iniciativas puedan disponer de los medios necesarios para servir mejor a toda la sociedad cubana. Los animo a proseguir en este camino, que es expresión de la vitalidad de los fieles y de su genuina vocación cristiana al servicio de la verdad y de Cuba.

7. Queridos hermanos: el pueblo cubano los necesita porque necesita a Dios, que es la razón fundamental de sus vidas. Formando parte de este pueblo, manifiéstenle que sólo Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida, que sólo Él tiene palabras de vida eterna (cf. Jn 6, 68-69). El Papa está cerca de Ustedes, los acompaña con su oración y su afecto, y los encomienda a la protección maternal de la Santísima Virgen de la Caridad del Cobre, Madre de todos los cubanos. A Ella, Estrella de la nueva Evangelización, le confío el trabajo de todos Ustedes y el bienestar de esta querida Nación.

Terminamos esta visita el día 25 de enero, que es la fiesta de la conversión de San Pablo. La última Eucaristía, celebrada en la Plaza de la Revolución, es muy significativa, porque la conversión de Pablo es la más profunda, continua y más santa revolución de todos los tiempos.

Sunday, January 21, 2024

Una noche diferente


Llegué en la madrugada. Toqué, me abrió, me pasó a un catre, el espacio (mi dormitorio en la sala) estaba rodeado de nylons que jugaban el papel de divisiones, estaba cansado, me quedé dormido.

Me despiertan voces y risas de mujeres. 

La puerta fue cerrada. Silencio. Las mujeres se marcharon. Dormí algo más.

Despierto definitivamente. Aseo, ..., en la mesa del comedor durante el desayuno, comento a la anfitriona mi extraña experiencia.

Ella reía, "son las Hermanas de la Congregación de ...", están terminando de reparar su casa y se están quedando acá.

Esa noche dormí en el obispado, luego regresé al camino. (JEM)

Saturday, January 20, 2024

¿Con polvito o sin polvito?


Conversar con Mons. Adolfo incluía una taza de café. "¿Con polvito o sin polvito? ¿Ahora o después? ¿Con polvito y sin polvito? ¿Ahora y después?

Le respondía: "con polvito, ahora"

En un instante llegaba Padilla (siempre amable y sonriente), con el café y una historia, o un cuento o una anécdota.

Se salía del despacho de Mons. Adolfo, con una hoja amarilla de su bloc, con lo conversao anotao.

El polvito era crema pal café. En el Camagüey de los 90s se consideraba "gourmet". (JEM)

Wednesday, January 3, 2024

La Marcha por la Paz en Camagüey, el 11 de enero de 1959, una procesión casi olvidada (por Carlos A. Peón-Casas)



El testimonio del hecho lo aporta esta foto que ha dormido el sueño de los justos en esta poco vista primera edición del por entonces Órgano Oficial del Movimiento 26 de Julio en Camagüey, el mismo diario Adelante que conocemos hoy en tirada semanal, y no diaria como hubo de ser en sus orígenes, y hasta una época no muy lejana.

Lo cierto es que este ya bien poco común ejemplar, que es parte de los fondos de la Biblioteca Diocesana de Camagüey, y que el propio diario de marras no conserva en sus archivos sino sólo en versión digital, recogía aquel día 12 de enero de 1959, con foto a todo lo ancho de la primara plana, los sucesos de aquella procesión religiosa, que portando la efigie de la Madre de la Caridad, acaecía el domingo anterior a la fecha. Lo acontecido era así consignado por el cronista:
No se recuerda en los últimos cincuenta años una procesión mayor en Camagüey, que la que durante casi tres horas pasó por nuestras principales calles ayer domingo, llevando en peregrinación gloriosa a la Virgen de la Caridad, escoltada por el Ejército Rebelde del Movimiento 26 de Julio que la invocaba siempre entre sus frecuentes oraciones(1).
El suceso, según seguía acotando el diario, no era más que el reflejo de: “una expresión magnífica de religiosidad y del contenido espiritual de la lucha que nos ha dado la ansiada Libertad”(2), y testimoniaba el agradecimiento sincero a la Madre de los cubanos de parte de millares de fieles católicos camagüeyanos y de los soldados rebeldes recién llegados al llano desde la Sierra Maestra.

Bautizada como la Procesión de la Paz, recorrió un larguísimo itinerario desde la Avenida de los Mártires, discurriendo por las más céntricas calles citadinas: República, Estrada Palma, Cisneros, la Avenida de la Libertad, hasta confluir luego de una marcha apretada, en la Plaza de la Caridad, frente al templo homónimo. El propio diario acotaba la cifra de veinte mil católicos participando de tan solemne peregrinaje, miembros de todas las instituciones religiosas, los colegios católicos, y sus centros benéficos, sin sumar acaso una cifra no recogida de curiosos apostados a lo largo del recorrido. 

Allí tenía lugar, en el atrio del templo, un Te Deum cantado por el Coro de los R. P. Carmelitas, presidía la ceremonia el obispo local Mons. Ríu Anglés, y oficiaban los presbíteros Salvador Basulto, Filiberto Martínez y el padre Miguel de los Agustinos.

Otro diario emblemático de la ciudad, El Camagüeyano, también le dedicaba su primera plana al suceso, al que calificaba de “solemne y de una vastísima proyección social y popular”(3), y al que igualmente calificaba de “majestuoso desfile” donde se hicieron presentes:
todas las clases sociales y cívicas de Camagüey…cuya importancia numérica podía calcularse por el tiempo que duraba su paso por cualquier lugar. Fue un acto de reafirmación piadosa del hondo sentimiento cristiano de nuestro pueblo y una expresión cabal de la devoción unánime que guardan los cubanos para su egregia Patrona, la Virgen de la Caridad(4).
La foto que acompaña este texto, tomada por la mano de algún fotógrafo del propio diario Adelante de entonces, anónimo en este minuto para este redactor, dará el inevitable complemente de un hecho del que pocos lugareños entre nosotros pueden dar testimonio, y otros quizás lo rememorarán en lejanas playas. De cualquier modo es el argumento de un minuto de la historia local vivida, que solamente si se airea convenientemente se hace reconocible, en este hic et nunc, a casi seis décadas de distancia.


----------------------------------------------
  1. Adelante. Camagüey, Enero 12, Año de Liberación. Año 1. No.1
  2. Ibíd
  3. El Camagüeyano. martes 13 de Enero de 1959.
  4. Ibíd

Monday, January 1, 2024

Fin del año (por el Pbro. Emilio de los Santos Fuentes y Betancourt. Año 1877)


Al llegar al último día de diciembre no puede uno menos de pararse, tirar una línea por debajo del último minuto y sumar. "La cantidad que arroja esa operación puede ser cualquiera de estas tres: un año, doce meses o trescicntos sesenta y cinco días." Esa cantidad puede anotarse o entre las ganancias o entre las pérdidas, "El tiempo es una de las cosas que mas facilmente se gana y se pierde." (José Selgas y Carrasco.- "Nuevas Páginas. - Año Nuevo, 2.") El tiempo, en su precipitada e inevitable carrera, se dispone a echarnos, con su potente brazo, del año que hoy concluye, relegando a la eternidad la serie que acaba, y eslabonando toda esta sucesión que fué presente con lo pasado. Y al hacer esto, imperiosamente nos arroja a un porvenir que no conocemos, pero que nos consta ciertamente llegará a ser también, a su vez, indefectible pasado. La humanidad entera, llevando a cuestas el ponderoso y despreciable fardo de sus deméritos y el beneficioso y apreciabilísimo tesoro de sus merecimientos, sin poder resistir a su inquebrantable poderío, pasa presurosa los umbrales del tiempo que deja , y entra, quizás tímida y lentamente, o acaso con confianza y llena de osadía, por las puertas del desconocido recinto del nuevo año en cuya fachada verá inscrito lo siguiente: Aquí realizarás, por ahora, tu existencia física, espiritual y moral. o ocurren pues, naturalmente, ó deben ocurrir, a todo hombre sensato, las siguientes preguntas, al experimentar semejante tránsito: -¿Qué tal salgo de aquí? -¿Cómo quedo con este pasado? - ¿Qué consecuencias me traerá mi pretérita conducta para lo futuro? - Fatigado viajero, que camino constantemente hacia el término anhelado de mi penoso viaje, ¿cuál ha sido la distancia que he recorrido y de qué modo lo hice? - Activo comerciante, que espero siempre cuantiosas ganancias, y temo dañosas pérdidas, ¿cuáles y cuántas fueron unas y otras, durante el tiempo del cual hoy me despido? - Individuo que entró a formar parte integral del gran todo humanidad, ¿qué porción me toca en sus deméritos, qué puedo reclamar con justicia de sus merecimientos? He aquí las preguntas a las que hay que contestar categóricamente, si hemos de atender a nuestro provecho, antes de ingresar en el nuevo período que se nos presenta. He aquí el detenido exámen que tenemos que hacer para nuestro común interés. He aquí el balance exacto, que hemos de ejecutar, para de este modo ver si saldamos, con escrupulosa precisión, nuestras antiguas deudas, para reparar nuestras deplorables pérdidas, y preservarnos, en lo sucesivo, de terribles y abrumadoras desventuras . A lo espiritual, del mismo modo que a lo material, a lo moral, así como también a lo religioso, se deben extender nuestras interrogaciones, nuestro exámen, nuestro balance; teniendo siempre en cuenta la importancia de la materia sobre que versen nuestros procedimientos. Nuestros desaciertos, nuestros errores, nuestras faltas, nuestros crímenes: estos han de ser los resultados que se desearán saber para repararlos, para abominarlos, para no darlos al olvido en lo venidero. Nuestros aciertos, nuestras racionales elucubraciones, nuestras acciones morales, nuestras religiosas virtudes: tales serán los resultados que hay que tener presentes para congratularnos por ellos, para felicitarnos a nosotros mismos, para nuestra propia y más cumplida satisfacción. He aquí en pocas palabras expuesta la por demás delicadísima operación que debemos realizar con energía, con empeño, con conciencia cierta de lo que hacemos, con un criterio desapasionado y seguro, con disposiciones, por último, enteramente aptas para el caso. He aquí la importante tarea a la que por deber, por interés personal nos habemos gustosos de entregar en estos momentos, en los cuales decimos adiós a un período respetable de nuestra vida y saludamos, queriendo dar la bienvenida, a otro de no menos consideración, de no menos trascendencia. ¡Año nuevo! ¡Qué dos vocablos tan misteriosos! Cuánta oscuridad no encierran en sus profundos e insondables senos estas dos expresiones depositarias de todas nuestras futuras dichas y venturas, de todos nuestros venideros disgustos y sinsabores, de todas nuestras esperanzas e ilusiones, de todas nuestras tremendas decepciones e ingratas realidades. ¡Año nuevo! ...... En esta sola, significativa y fecunda frase se encuentra de una manera maravillosa encerrada la riqueza del pobre y la pobreza del rico, la felicidad del desdichado y la desdicha del venturoso, la prosperidad del que no la tiene y la desaparición de tamaña suerte de manos de aquel que la posee. Estas dicciones peregrinas, en fin, pueden traernos la salud o la enfermedad, la risa o el llanto, la vida o la muerte. ¡¡¡Аño nuevo!!! ¡Oh y cuánto quiere decir esta brevísima cláusula! El niño puede entrar en la pubertad, el joven en la virilidad, el hombre o la mujer en la ancianidad. Cuántos acontecimientos nuevos, cuantos hechos portentosos, cuantas maravillas, cuantas cosas sorprendentes y estupendas. Qué nuevas evoluciones pueden efectuar las ciencias, qué de adelantos las artes, cuántas transformaciones la industria, qué rápidos vuelos puede tomar el comercio. Año nuevo, vida nueva .Esto dice el refrán, mas ¿podemos nosotros acaso medir acertadamente y con exacta precisión toda la inmensa profundidad que se oculta en esta fórmula? No. Esto es imposible, para alcanzarlo necesitaríamos ser omniscientes.

En conclusion: - ¿Qué tenemos delante? Un nuevo período de tiempo que principia, una nueva época de nuestra vida que comienza. - ¿Qué dejamos detrás? Una série de tiempo que se acaba, una parte de nuestra existencia que se pierde. - ¿Qué más? -Un pasado que huye, un por-venir que se presenta. He aquí todo lo que hay. Entre este pasado que se nos escapa y este porvenir que columbramos, y que aun no conocemos, muy justo es que nos paremos, siquiera sea por leves instantes, a meditar con detenciòn. Meditemos.


Monday, December 18, 2023

Juan Pablo II: El Arbol de Navidad


1. La fiesta de Navidad, quizá la más querida por la tradición popular, está llena de símbolos, vinculados a las diversas culturas. Entre todos, el más importante es ciertamente el belén, como puse de relieve el domingo pasado.

2. Junto al belén, como en esta plaza de San Pedro, encontramos el tradicional "árbol de Navidad". Se trata de una costumbre igualmente antigua, que exalta el valor de la vida, porque en la estación invernal el abeto siempre verde se convierte en signo de la vida que no muere. Por lo general, en el árbol adornado y en su base se ponen los regalos navideños. Así, el símbolo se hace elocuente también en sentido típicamente cristiano: nos recuerda el "árbol de la vida" (cf. Gn 2, 9), figura de Cristo, don supremo de Dios a la humanidad.

3. Por tanto, el mensaje del árbol de Navidad es que la vida permanece "siempre verde" si se convierte en don: no tanto de cosas materiales, cuanto de sí mismos: en la amistad y en el afecto sincero, en la ayuda fraterna y en el perdón, en el tiempo compartido y en la escucha recíproca.

Que María nos ayude a vivir la Navidad como ocasión para gustar la alegría de entregarnos a nosotros mismos a los hermanos, especialmente a los más necesitados. (Juan Pablo II. Angelus. Diciembre 19, 2004)

Saturday, December 16, 2023

El Vaticano condena a cinco años y medio de prisión al cardenal Becciu, nuncio en Cuba del 2009 al 2011


Cinco años y seis meses de prisión, más inhabilitación perpetua para cargo público y 8.000 de multa. Esta es la condena impuesta al cardenal Giovanni Angelo Becciu por el Tribunal vaticano, al término del juicio sobre la gestión de fondos de la Secretaría de Estado, que gira en torno a la venta de un edifico en Londres. Becciu fue declarado culpable de tres cargos de malversación de fondos, según la sentencia pronunciada esta tarde a las 16.07 por el Presidente del Tribunal, Giuseppe Pignatone, en la Sala Polivalente de los Museos Vaticanos. (Leer texto completo en Vatican News)


------------
El cardenal Giovanni Angelo Becciu, fue nuncio en Cuba del año 2009 al 2011. Ver en el blog:


Mayo 10, 2011 El nuncio en Cuba será uno de los colaboradores más cercanos del Papa

Friday, December 15, 2023

Un Belén en cada hogar (por Teresa Fernández Soneira)

Plaza de la Catedral. Navidad 2020.
Foto/Facebook Cáritas Holguín
-------------


Recuerdo que en mis años de infancia mis padres me solían llevar en Navidad a los diferentes conventos, iglesias y colegios de La Habana que exhibían nacimientos monumentales. Eran grandes producciones con efectos de luces, cascadas, música, campanas, narración y todo tipo de detalle que me llamaban soberanamente la atención. Recientemente pude recordar aquellos años cuando visité la catedral de Ávila en España. Allí, en el Trascoro se encuentra una de las muestras del renacimiento español que me parece de las mejores en su género y que representa el nacimiento del Salvador. Es la obra de los entalladores Juan Rodríguez y Lucas Giraldo quienes han trabajado el alabastro de una forma excepcional. Todo está allí, desde la visita de la Virgen a su prima Isabel, al nacimiento de Jesús, la Adoración de los Magos, la Presentación en el Templo, la Huida a Egipto y la matanza de los niños inocentes. Todas estas escenas logradas con tal realismo y movimiento que parece que las figuras tienen vida y se van a salir de la piedra de un momento a otro.

Trascoro en la Catedral de Ávila, España
----------------

¡Cuántos años de trabajo para aquellos artistas del siglo XVI que aún hoy nos cautivan con su obra!

Con esto me vino a la mente una historia de la vida real… Dicen que hay en La Habana una señora que todos los años acostumbra a montar un nacimiento completo en su casa. Cuando se acercaba el Adviento comenzaba a sacar sus figuras, a limpia los animales, a preparar el cielo, los montes, las ciudades. Cuando lo tenía todo dispuesto construía su Belén y antes de la Navidad ya lo tenía en exhibición para que su vecindario pasara a visitarlo. Con la llegada del comunismo a la isla, y viéndose en necesidad económica, la señora comenzó a vender las piezas con gran dolor: los animales, los magos, los ángeles y otras imágenes, y así hasta que solo quedó el Niño Jesús en su pesebre. Me cuentan que hoy sigue sacando su Niño Jesús y que todavía los vecinos pasan por su casa a adorarlo.

¿Por qué le damos tanto interés al árbol de Navidad? Caminamos millas para encontrar el que nos guste, que sea de tal o cual especie, que no eche espinas, que sea grande…después nos gastamos una fortuna adornándolo para colocarlo en un lugar privilegiado de la casa. Sin embargo, no nos preocupamos tanto por el nacimiento, que es en sí la razón de la Navidad, pues sin la venida del Salvador a la tierra no estaríamos celebrando esta fecha.

Por eso, hoy les tengo una proposición, que este año todos pongamos en nuestro hogar un nacimiento, o, aunque sea un Belén de una pieza como el de la señora del cuento, que año tras año con ilusión lo saca, lo limpia, lo mima y luego exclama gozosa: "Un niño se nos ha dado, ¡el Emmanuel, el Salvador!"



--------------------
Publicado originalmente en La Voz Católica 20 de noviembre, 1992.




---------------------
Teresa Fernández Soneira (La Habana 1947), es una historiadora y escritora cubana radicada en Miami desde 1961. Ha hecho importantes aportes a la historia de Cuba con escritos y libros de temática cubana, entre ellos, CUBA: Historia de la educación católica 1582-1961, Ediciones Universal, Miami, 1997, Con la Estrella y la Cruz: Historia de las Juventudes de Acción Católica Cubana, Ediciones Universal, Miami, 2002. En los últimos años ha estado enfrascada en su obra Mujeres de la Patria, contribución de la mujer a la independencia de Cuba, (Ediciones Universal, Miami 2014 y 2018). El volumen I dedicado a la mujer en las conspiraciones y la Guerra de los Diez Años, y el volumen 2, de reciente publicación, trata sobre la mujer en la Guerra de Independencia. En estos dos volúmenes la autora ha rescatado la historia de más de 1,300 mujeres cubanas y su quehacer durante nuestras luchas independentistas. En el verano del 2022 publicó La Bella Cubana, rostros de mujeres en la Cuba del siglo XIX (Alexandria Library Pub. House, Miami) que recoge 150 daguerrotipos del siglo XIX de mujeres cubanas de todas las edades y razas, acompañados de poemas de la época. Es un homenaje a la mujer cubana de todos los tiempos.

Sunday, December 10, 2023

Mensaje de Navidad de los Obispos Católicos de Cuba

Camagüey. Foto/Fidelito Cabrera
-------------


Queridos hermanos y hermanas:


“El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande; habitaban tierra de sombras, y una luz les brilló”. Is. 9,1


Se aproxima la Navidad y nos parece que el texto del profeta Isaías refleja bien la situación y el anhelo de tantos pueblos de la tierra. En efecto, guerras antiguas y nuevas con sus secuelas de destrucción y muerte, polarizaciones y conflictos que impiden el diálogo, emigrantes que huyen de la pobreza y de las bombas, eventos naturales consecuencia del cambio climático, la injusticia económica, social, la falta de libertad… nos presentan un caminar en tinieblas para tantos, quizá demasiados.

También el pueblo cubano siente con frecuencia que transita en medio de la noche. Estamos terminando un año muy difícil, porque la situación respecto a la alimentación, los medicamentos y los servicios en general es dramática. La emigración creciente de niños, jóvenes, familias enteras, obreros y profesionales añade al sufrimiento por las carencias materiales, el dolor de la separación, y va dejando a muchos adultos mayores en la soledad y el desamparo. Los salarios de la mayoría no alcanzan para nutrirse adecuadamente, sin pensar en otras necesidades que los seres humanos tenemos para vivir con dignidad. Se sigue echando de menos en el hogar y en la comunidad cristiana a los presos. En el corazón y en los rostros de tantos hermanos nuestros hay confusión, tristeza y desesperanza. La economía no acaba de despuntar como se preveía, y la posibilidad de enriquecernos con las legítimas opiniones y pensamientos plurales, no se reconoce y valora suficientemente.

“Acreciste la alegría, aumentaste el gozo; se gozan en tu presencia”. Is. 9,2

El profeta Isaías contempla que, en ese pueblo triste, Dios hará crecer la alegría. Es también nuestro deseo y nuestra súplica. Que Dios conceda alegría, paz, sosiego y esperanza a su pueblo. Sin estos sentimientos en el corazón, el ser humano pierde el entusiasmo por la vida, la capacidad de emprender iniciativas y de movilizarse para realizarlas. Tenemos que crear entre todos, con responsabilidad y empeño, las posibilidades reales para que el pueblo cubano que es alegre, creativo, emprendedor desarrolle todas sus potencialidades. Y podamos encontrar en la Patria los ámbitos y la libertad para desarrollar los proyectos de vida personales, familiares y comunitarios.

“Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado: lleva a hombros el principado, y es su nombre: Maravilla de Consejero, Dios guerrero, Padre perpetuo, Príncipe de la Paz”. Is. 9,5

La alegría que Isaías vislumbra tiene que ver con el nacimiento de un niño. Esa profecía se cumple en Navidad. Dios envía a su Hijo eterno al mundo, y en el seno de la Virgen María, el Dios inmortal se hace un hombre, uno como nosotros, alguien que comparte ahora y para siempre nuestra vida, nuestras limitaciones, nuestros sufrimientos y fatigas. Jesucristo es ese Niño al cual se refería el profeta. Y en Navidad recordamos y celebramos cuánto nos ama Dios, cuánto el hombre es importante para un Dios que se ha hecho hombre. ¡Nunca estamos solos! ¡Dios camina con nosotros!

Los invitamos a celebrar la Navidad en familia y en la comunidad cristiana. A pesar de las limitaciones, debemos vivirla desde la hondura a la que el Señor nos llama. Que sea un tiempo bueno para compartir en el hogar, para visitar a los enfermos y a los que están solos, para rezar más, para leer y meditar la Biblia.

Que las celebraciones en las Iglesias, contemplando el Nacimiento y el árbol de Navidad, nos ayuden a ser mejores, a buscar a Dios y abrirle nuestros corazones. Que cada niño pueda recibir un presente el día de Reyes. Que podamos regalarnos sonrisas, compañía, tiempo para escucharnos y reconciliarnos. Y que al acoger a Jesucristo en nuestras vidas, retomemos o renovemos el camino de la fe. Porque solo viviendo en coherencia con la fe, recibiremos la salvación y la vida eterna que el Niño Dios nos ofrece.

¡Feliz Navidad! Dios bendiga a nuestras familias y a todos los cubanos. Dios bendiga a Cuba.


Los Obispos Católicos de Cuba.
La Habana, 10 de diciembre de 2023.

Friday, December 8, 2023

8 de diciembre: Inmaculada Concepción


El 8 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción:
... declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles...
(Pío IX, Bula Ineffabilis Deus, 8 de diciembre de 1854)

Sunday, December 3, 2023

Adviento


El Adviento es el comienzo del Año Litúrgico, empieza el domingo más próximo al 30 de noviembre y termina el 24 de diciembre. Son los cuatro domingos anteriores a la Navidad y forma una unidad con la Navidad y la Epifanía.

El término "Adviento" viene del latín adventus, que significa venida, llegada. El color usado en la liturgia de la Iglesia durante este tiempo es el morado. Con el Adviento comienza un nuevo año litúrgico en la Iglesia.

El sentido del Adviento es avivar en los creyentes la espera del Señor.

Se puede hablar de dos partes del Adviento:

Primera Parte

Desde el primer domingo al día 16 de diciembre, con marcado carácter escatológico, mirando a la venida del Señor al final de los tiempos;

Segunda Parte

Desde el 17 de diciembre al 24 de diciembre, es la llamada "Semana Santa" de la Navidad, y se orienta a preparar más explícitamente la venida de Jesucristo en las historia, la Navidad.

Las lecturas bíblicas de este tiempo de Adviento están tomadas sobre todo del profeta Isaías (primera lectura), también se recogen los pasajes más proféticos del Antiguo Testamento señalando la llegada del Mesías. Isaías, Juan Bautista y María de Nazaret son los modelos de creyentes que la Iglesias ofrece a los fieles para preparar la venida del Señor Jesús. (Texto tomado de ACI Prensa)

Saturday, December 2, 2023

Mons. Thomas Wenski: "La Ermita es la casa de la Madre de todos los cubanos. Y después de 50 años todavía hace falta esta Ermita, todavía hace falta nuestra Cachita"

Miami. 2 de diciembre de 1973. La Ermita de la Caridad abre sus puertas al exilio cubano.
----------------

Homilía del  arzobispo de Miami, Mons. Thomas Wenski,  el 2 de diciembre 2023 en la Ermita de la Caridad, en el 50 aniversario de la dedicación del santuario.



A Jesús por María, la caridad nos une.

Hoy hace 50 años, el cardenal John Krol, arzobispo de Filadelfia, presidió la Misa en la que se dedicó este nuevo santuario Maríano. Entonces era presidente de la Conferencia de los obispos estadounidenses y hablaba español, por lo que el arzobispo Carroll lo invitó a presidir esta Misa a la que asistieron varios miles de fieles. Yo estuve presente – en aquel entonces yo era seminarista. ¿Quién más estuvo en esa Misa?

El arzobispo Carroll fue quien inició la idea de construir un santuario para la Virgen de la Caridad, y hace 62 años fue él quien providencialmente eligió este sitio frente a la Bahía de Biscayne desde donde se podía asomarse a las aguas que tantos cubanos cruzaron en busca de libertad, aguas que también bañan las orillas de Cuba y Florida. Y se construyó una pequeña Ermita – a donde acudían miles de cubanos, muchos recién llegados en los vuelos de la Libertad.

Después de muchos años, gracias al entusiasmo del bien recordado obispo Agustín Román, entonces, Padre Román, y a los aportes de miles de exiliados, kilo prieto por kilo prieto se construyó un templo adecuado para albergar la imagen de Nuestra Señora de la Caridad que con la ayuda de la embajada panameña llegó al destierro en 1961. Nuestra Señora de la Caridad acompañó a sus hijos al exilio y le construyeron esta casa para que aquí en la diáspora ella fuera un faro de esperanza para los exiliados y aquí pudieran venir a orar pidiendo su intercesión para la libertad de Cuba. También acudían para rezar para que pudieran construir nuevas vidas en este país, sin patria, pero sin amo.

Como ella está presente en Cuba— y siempre ha estado presente por más de 400 años en Cuba, y por lo tanto no se pudiera excluirla de la identidad nacional y religiosa del pueblo cubano— ella también estuvo y está presente con este pueblo exiliado por estos últimos 50 años. Su presencia aquí quiere decir que tampoco deben ser, ni pueden ser, excluidos los cubanos que viven fuera de la Isla —pues, como han dicho los obispos de Cuba, el pueblo cubano dondequiera que esté sigue siendo un solo pueblo.

Y esta mañana desde la Ermita que construyeron los exiliados cubanos queremos unirnos a la Iglesia de Cuba y su pueblo. Como expresaron los Obispos de Cuba: "Cuba necesita la alegría de la fe y la Virgen de la Caridad ha salido al encuentro de sus hijos para que los que se habían alejado vuelvan a Dios, para que quienes han permanecido firmes acrecienten su compromiso cristiano y para que todos experimentemos el gran amor de Dios por sus hijos y nos esforcemos por construir la unidad en la verdad y en el amor entre todos los que formamos un mismo pueblo, superando e integrando respetuosamente las diferencias y las distancias.” (Dic 8, 2012)

La prosperidad de la sociedad cubana será restaurada cuando la libertad económica, avalada por derechos políticos y civiles, sea restablecida y todos sus ciudadanos —sea cual sea su lugar de residencia— puedan participar de manera, plena y efectiva, en el acontecer económico y político de la nación. Será entonces que Cuba recupere su condición de receptor —no de emisor neto— de migrantes que tenía antes de 1959.

En los últimos meses, 4% de la población cubana ha abandonada la isla. Que no crean que esto se debe al “bloqueo”. El único bloqueo que impulsa el éxodo cubano es el que impone a las fuerzas productivas nacionales la falta de libertades económicas, civiles y políticas.

Que estos nuevos desterrados se encuentren “en casa” aquí, pues la Ermita es la casa de la Madre de todos los cubanos. Y después de 50 años todavía hace falta esta Ermita, todavía hace falta nuestra Cachita.

Este santuario nacional, con su imagen de la virgen mambisa, es una clara señal del encuentro con Cristo, y signo puro de la lejana Patria. La Ermita debe ser para cada cubano un vivo reflejo del lugar que debe ocupar en sus vidas nuestra Madre del Cielo. Este templo es un testimonio que “no son las ideologías las que salvan el mundo, sino sólo dirigir la mirada al Dios viviente, que es nuestro creador, el garante de nuestra libertad, el garante de lo que es realmente bueno y auténtico [...], mirar a Dios, que es la medida de lo que es justo y, al mismo tiempo, es el amor eterno.” (Papa Benedicto).

A Jesus por María la caridad nos une.

Después de 50 años, todavía nos queda el reto de convertir este lema en una realidad vivida. De esta manera, si el amor a la Virgen de Caridad nos sigue animando y consolando, logramos crecer como pueblo de Dios

A Jesus por María la caridad nos une.

Que este lema sirva como una hoja de ruta para que aprendamos cómo vivir como hermanos, para que Cuba sea patria de todos y para todos, donde convivan la justicia y la libertad en un clima de serena fraternidad.

Dejemos a un lado el miedo que nos paraliza, la soberbia que nos divide y el odio que nos destruye. Repitamos la misma jaculatoria que rezaban los mambises: ¡Virgen de la Caridad, cúbrenos con tu manto!


------------
Tomado del website de la Arquidiócesis de Miami.

Sunday, November 26, 2023

Cristo Rey


"Nos anima, sin embargo, la dulce esperanza de que la fiesta anual de Cristo Rey, que se celebrará en seguida, impulse felizmente a la sociedad a volverse a nuestro amadísimo Salvador. Preparar y acelerar esta vuelta con la acción y con la obra sería ciertamente deber de los católicos; pero muchos de ellos parece que no tienen en la llamada convivencia social ni el puesto ni la autoridad que es indigno les falten a los que llevan delante de sí la antorcha de la verdad. Estas desventajas quizá procedan de la apatía y timidez de los buenos, que se abstienen de luchar o resisten débilmente; con lo cual es fuerza que los adversarios de la Iglesia cobren mayor temeridad y audacia. Pero si los fieles todos comprenden que deben militar con infatigable esfuerzo bajo la bandera de Cristo Rey, entonces, inflamándose en el fuego del apostolado, se dedicarán a llevar a Dios de nuevo los rebeldes e ignorantes, y trabajarán animosos por mantener incólumes los derechos del Señor.

Además, para condenar y reparar de alguna manera esta pública apostasía, producida, con tanto daño de la sociedad, por el laicismo, ¿no parece que debe ayudar grandemente la celebración anual de la fiesta de Cristo Rey entre todas las gentes? En verdad: cuanto más se oprime con indigno silencio el nombre suavísimo de nuestro Redentor, en las reuniones internacionales y en los Parlamentos, tanto más alto hay que gritarlo y con mayor publicidad hay que afirmar los derechos de su real dignidad y potestad."

----------
Ver texto completo de

Saturday, November 25, 2023

El Papa recibió a Mons. Emilio Aranguren y a Mons. Arturo González, Presidente y Vicepresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (Oficina de Prensa del Obispado de Santa Clara.)


Durante esta semana Mons. Emilio Aranguren Echeverría y Mons. Arturo González Amador, Presidente y Vicepresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, han estado en la ciudad de Roma realizando una visita al Santo Padre y a los distintos dicasterios y oficinas de la Curia Romana, para intercambiar sobre aspectos de la vida de la Iglesia en Cuba.

El miércoles 22 de noviembre de 2023, fueron recibidos por el papa Francisco durante la Audiencia y el jueves tuvieron una entrevista privada en la Biblioteca del Palacio Apostólico.

Durante el diálogo el Pontífice se mostró muy cercano y atento a la vida del pueblo cubano, así como a los proyectos evangelizadores y de caridad que emprende la Iglesia que peregrina en Cuba.

Estos son intercambios que enriquecen tanto a la Iglesia local como a la Sede Apostólica.


Los Obispos visitaron y oraron por nuestro pueblo e Iglesia ante la imagen de la Patrona de Cuba que desde los Jardines Vaticanos hace presente a nuestra Patria en el corazón de la Iglesia Universal.


Texto y fotos/Oficina de Prensa del Obispado de Santa Clara.

Tuesday, November 21, 2023

(Miami) "Vuelve a Nosotros Tus Ojos. La Caridad Nos Une". Arte contemporáneo cubano en la Ermita de la Caridad


"Vuelve a Nosotros Tus Ojos. La Caridad Nos Une", coincidiendo con la Semana del Arte de Miami y el 50 aniversario de la Ermita de la Caridad.

Más de 40 artistas cubanos, tanto residentes en la isla como a nivel internacional, se han unido para presentar sus interpretaciones de la imagen más representada de la iconografía religiosa cubana. El proyecto, La Caridad Nos Une, tiene como objetivo arrojar luz sobre problemas sociales que han marcado las vidas de todos los cubanos, enfatizando la necesidad de la intercesión de Nuestra Señora de la Caridad.


Fechas de la Exhibición: del 5 de diciembre de 2023 al 6 de enero de 2024

Hora: Lunes a Sábado de 11 a.m. a 8 p.m.
Domingo: 12 m. a 5 p.m.

Lugar: Salón Padre Félix Varela, Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad (La Ermita de la Caridad), Miami

“Vuelve a nosotros tus ojos. La Caridad nos une”, es un homenaje a todas las generaciones de cubanos sin importar donde se encuentren, recorriendo una una parte importante de nuestra historia a través de la instalación, el video, la fotografía, la escultura, la pintura y el dibujo.


Ermita de la Caridad.
3609 South Miami Avenue
Miami, Florida 33133

Fotos de la restauración del año 2017 de la escultura del Cristo Rey de la Catedral de Camagüey


Fotos de la restauración del año 2017 de la escultura del Cristo Rey de la Catedral de Camagüey. Las fotos son de Anibys Fong y Jose Carlos Poleo Zaldívar. Me llegaron gracias a la cortesía de Bárbara Cerdeiras .




-------------
Ver

La imagen del Cristo Rey que vela por Camagüey (por Carlos A. Peón-Casas)
Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!

Gaspar, El Lugareño Headline Animator

Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!