Monday, March 27, 2017

Un poema de Félix Luis Viera

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.


Poema 30 de La patria es una naranja (2010,2011, 2013) (Poesía del exilio)

                                                         30

En ese edificio que parece una mancha de churre en tercera dimensión,
inserta
en otra mancha igual, pero más vasta.
En ese edificio lóbrego de la colonia Doctores, lóbrego
como un cementerio abandonado, como esos cementerios, digo,
en donde ya no entierran a nadie,
vive un amigo.
¿Quién habrá construido este edificio –adonde ahora voy entrando–
hace ya tanto, cuando la brisa de la Ciudad estaba apta
para que las azucenas no sintieran pavor?
Cuántas fiestas, cuántos días de paz, de fe, de porvenir (algo, que ya lo
sabemos, no existe) habrán sido derrochados en sus apartamentos
que hoy se parecen a las tumbas de los cementerios abandonados.

Si las ratas pensaran, sufrirían por vivir en este sitio.
Ya ellas, las ratas, ni me miran cuando llego, o quizás algunas –sí, me he
dado cuenta–
me miran como se mira a las ratas.

Subo por las escaleras de baldosas desconchadas, cubiertas

de una pátina negra irreversible.

Toco con los nudillos en la puerta del amigo
(podría decir que toco el timbre, para embellecer al poema, pero
donde alguna vez hubo un timbre, hay ahora algo así como el ojo
de una calavera).

Entro,
me doy la mano
con el muerto, aun
sonreímos al saludarnos con la sonrisa de dos muertos.

Somos dos muertos en este cementerio abandonado.

(Ciudad de México, 1998)




                                                     30

In un edificio che pare una macchia di sporco in tre dimensioni, inserita
in un’altra macchia uguale, ma più ampia.
In un edificio lugubre della colonia Doctores, lugubre
come un cimitero abbandonato, come certi cimiteri, dico,
dove ormai non sotterrano nessuno,
vive un amico.
Chi avrà costruito questo edificio - dove adesso sto entrando -
un po’ di tempo fa, quando la brezza della Città era idonea
perché i gigli non provassero timore?
Quante feste, quanti giorni di pace, di fede, di futuro (qualcosa, che ormai
lo sappiamo, non esiste) saranno stati sprecati nei suoi appartamenti
che oggi ricordano le tombe dei cimiteri abbandonati?

Se i topi pensassero, soffrirebbero per dover vivere in questo posto.
Adesso loro, i topi, non mi guardano quando arrivo, o forse alcuni
- sì, me ne sono reso conto -
mi guardano come si guardano i topi.

Salgo per le scale di piastrelle scalcinate, coperte
di una patina nera indelebilee.

Busso con le nocche alla porta dell’amico
(potrei dire che suono il campanello, per abbellire la poesia, ma
dove un tempo c’era un campanello, adesso c’è qualcosa di simile
all’occhio di un teschio).

Entro,
stringo la mano
al morto, adesso
sorridiamo, salutandoci con il sorriso di due morti.

Siamo due morti in questo cimitero abbandonato.



La patria è un’arancia, traducida al italiano da Gordiano Lupi, fue publicada da IL FOGLIO LETTERARIO: http://www.ilfoglioletterario.it/catalogo_cubana_la_patria.htm


---------------------------------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.
Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.
Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.
Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.
----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960.
Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros.
Cuenta en su haber con una amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari.
Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.
Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

World Theatre Day Message 2017 (by Isabelle Huppert)


World Theatre Day has existed for 55 years now. In 55 years, I am the eighth woman to be invited to pronounce a message – if you can call this a ‘message’ that is. My predecessors (oh, how the male of the species imposes itself!) spoke about the theatre of imagination, freedom, and originality in order to evoke beauty, multiculturalism and pose unanswerable questions. In 2013, just four years ago, Dario Fo said: “The only solution to the crisis lies in the hope of the great witch-hunt against us, especially against young people who want to learn the art of theatre: thus a new diaspora of actors will emerge, who will undoubtedly draw from this constraint unimaginable benefits by finding a new representation”. Unimaginable Benefits – sounds like a nice formula, worthy to be included in any political rhetoric, don’t you think?...

As I am in Paris, shortly before a presidential election, I would like to suggest that those who apparently yearn to govern us should be aware of the unimaginable benefits brought about by theatre. But I would also like to stress, no witch-hunt! 

Theatre is for me represents the other it is dialogue, and it is the absence of hatred. ‘Friendship between peoples’ – now, I do not know too much about what this means, but I believe in community, in friendship between spectators and actors, in the lasting union between all the peoples theatre brings together – translators, educators, costume designers, stage artists, academics, practitioners and audiences. Theatre protects us; it shelters us…I believe that theatre loves us…as much as we love it… 

I remember an old-fashioned stage director I worked for, who, before the nightly raising of the curtain would yell, with full-throated firmness ‘Make way for theatre!’ – and these shall be my last words tonight. (Read full text)


----------------------------------------
en el blog:   

"Debe ser tremendo ser un niño por nacer, y que te maten sin decirte por qué"


Debe ser tremendo ser un niño por nacer, y que no respeten tus derechos.

Que te maten sin decirte por qué, que te puncen y te corten con un bisturí, que te aspiren, que te envenenen con una solución salina... (P. Leando Bonnin. Leer texto completo en ACI Prensa)

Sunday, March 26, 2017

Jaime Ortega, Francisco, Raúl Castro y Obama, narrado por Jaime Ortega

El Card. Jaime Ortega, arzobispo emérito de La Habana, narra en Espacio Laical su participación en el acercamiento entre Raúl Castro y Obama que culminó con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos. En este enlace puede leer el texto completo.

Saturday, March 25, 2017

José José






Cuatro obstáculos en la comunicación de pareja (por Cecilia Alegría, La Dra. Amor)

Notal del blog: Agradezco a Cecilia Alegría, La Dra. Amor que comparta con los lectores del blog este importante texto relacionado con la comunicación en la pareja, que es el tema de su más reciente libro Al Rescate de tu Comunicación en Pareja.

El libro se puede adquirir en Amazon 
----------------------------------------------

4 obstáculos en la comunicación de pareja,
que hacen de tu relación un desastre


por Cecilia Alegría, La Dra. Amor


Todos hemos escuchado decir alguna vez que una de las causas del incremento de la tasa de divorcios es la nula o deficiente comunicación de pareja. También hemos oído o leído que más importante que las palabras que usamos es la forma en que las expresamos. Pero pocos tienen una noción clara de cómo ciertos mecanismos defensivos pueden obstruir la comunicación y deteriorar su calidad.

Como explico en mi más reciente libro Al Rescate de tu Comunicación en Pareja, hay 4 obstáculos en la comunicación amorosa que son indicio de problemas graves. Son síntomas que predicen la caída o destrucción de la relación y están presentes, de manera constante, en las relaciones tipo "desastre" :

1) La crítica destructiva.-
Supone atribuir la causa de una situación incómoda a un defecto, falla o problema personal de la pareja. Como por ejemplo decirle que es "egoísta" porque se olvidó de devolver una llamada telefónica. O echarle en cara cuan "torpe" nos parece, cada vez que hace algo mal o se equivoca.

Lo peor del caso es que aquéllos que están en una relación tipo desastre creen que su pareja debiera agradecerles cada vez que le apuntan con el dedo y le hacen saber sus defectos, errores y problemas personales. Es como si esperaran que después de criticar destructivamente a su cónyuge, el otro le respondiera: "Gracias por señalar todas las formas en que te estoy fallando como ser humano".

2) Ponerse a la defensiva.-
Ante la crítica, la defensa. Es una reacción muy humana: defenderse cuando uno se siente atacado. La gente en relaciones tipo desastre suele estar a la defensiva permanentemente y contra-atacar diciendo: "No es mi culpa...yo no soy así...TU ME HACES ASI!". Esta es la defensa típica de las personas con baja autoestima: echarle la culpa al otro de todos sus males!

Las personas que se comunican a la defensiva, como si el otro las estuviera atacando todo el tiempo, suelen reaccionar mal ante las críticas constructivas. En tal situación un individuo emocionalmente sano y estable respondería: "Te parece? Me interesa conocer tu perspectiva del problema...." y se prepara para escuchar con atención, practicando la empatía.

3) Menosprecio.-
Se da cada vez que uno emite una opinión sobre su pareja desde una postura de superioridad. Incluye utilizar malas palabras para referirse al ser amado (en presencia o ausencia), ignorar su sufrimiento o "matarlo" con la mirada.

Algunos usan la ironía, el sarcasmo o las bromas pesadas para encubrir su menosprecio. Ya sea de manera directa o disfrazada, hacer sentir al otro "poca cosa" es un mal hábito que conduce al deterioro de la relación.

4) Ignorar al otro.-
Se produce cuando uno de los dos deja de sintonizar con su pareja y se retira de la conversación, aunque en apariencia esté presente.

Esa persona ni siquiera se toma el esfuerzo de producir los sonidos o gestos faciales que indican que seguimos lo que el otro nos dice. A este mecanismo se lo conoce también como "La ley del hielo" y mientras mayor sea su duración y frecuencia, mayor el daño que ocasiona.

Lo ideal es contener la ira, recuperar la calma y decirle al otro algo como esto: "Por favor disculpa pero no estoy en condición de continuar discutiendo ahora mismo...Te amo y no quisiera decir algo de lo que después me arrepienta... Terminemos la conversación en otro momento, cuando los dos estemos más tranquilos..OK?"

Conclusiones.-

En resumen, es obvio que en una relación amorosa vamos a herir los sentimientos del otro tarde o temprano. Y cuando esto suceda, debemos estar dispuestos a REPARAR el daño causado. Lo que implica aprender a pedir perdón y a reconocer que metimos la pata. Asimismo es necesario reducir las expectativas de ambas partes y entender que los conflictos -por más desagrables que resulten- son inevitables. Lo importante es saber cómo resolverlos.




-------------------------------------------------------------------------------
Cecilia Alegría, La Dra. Amor (www.ladoctoraamor.com): Consejera de Parejas, Love and Life Coach, Conferencista Internacional, Periodista y Conductora de Radio y TV. Destaca en los Medios Latinos en Miami dando consejos sobre cómo triunfar en el terreno amoroso y ayudando a miles de parejas a resolver sus problemas. Forma parte del grupo fundador de profesores del programa Universidad de la Familia.

Ha publicado ocho libros entre los que se encuentran: Comunicación Afectiva=Comunicación Afectiva (Espasa Calpe, España, 2000). 120 preguntas y respuestas para ser mejores personas (Editorial Norma, Colombia,2004), No hay amor más grande (Editorial Aragón,USA,2012), Amando un Día a la Vez (Ediciones Varona, USA, 2015.

de los cocodrilos del Camagüey


25 de marzo: Día del niño por nacer


Friday, March 24, 2017

Chipollino, un ballet precioso para niños de todas las edades (por Baltasar Santiago Martín)


Sí, no voy a tener escrúpulo alguno en emplear este adjetivo que casi nunca me gusta usar en mis reseñas, pero que en este caso lo considero el más apropiado: Chipollino, gracias a la cuidada y exquisita puesta de Arts Ballet Theatre of Florida (ABTF) que pude ver el domingo 12 de marzo, en el Teatro Amaturo, de Fort Lauderdale, resultó ser un ballet precioso para niños de todas las edades, por la historia que cuenta, el lujoso y excelente vestuario, diseñado por Jorge Gallardo; su agradable y melodiosa música –la del pas de trois entre Chipollino (Cebollita), Miss Carrot (Zanahoria) y Miss Cherry (Cereza) merece ser más difundida, por su belleza y originalidad–; las coreografías grupales, tan simpáticas y bien coordinadas (una verdadera hazaña del Maestro Vladimir Issaev, director y autor de esta versión coreográfica, con tantos niños pequeños en escena, sin caer ni tropezar); en fin, una delicia total.


Hacía tiempo que no disfrutaba tanto un espectáculo de ballet, donde no hubo lugar para el aburrimiento –ese pecado capital en las artes escénicas– y me pude olvidar por completo del tráfico de la I-95 y del Palmetto; del inefable Donald Trump y del calentamiento global, tanto del planeta como de las relaciones internacionales…

Aunque pareciera ser solo un ballet para niños, Chipollino tiene a mi juicio tanta complejidad como la que poseen ballets más afianzados y reconocidos en el repertorio internacional, como Coppelia y La fille mal gardée, y considero que puede ser una forma muy válida de acercar a los niños, a sus padres y a sus abuelos al universo de la danza clásica. Ojalá que el Sistema Escolar del Condado Miami Dade contratara a ABTF para que, en un teatro mucho más grande, diera una función –o varias– de Chipollino, para que todos los niños y jóvenes del condado puedan disfrutar de este ballet tan entretenido y hermoso, y gratis o a un costo mínimo (porque lo que no cuesta muchas veces no se valora).

Cipollino (Cebollita) es un personaje ficticio del cuento homónimo Cipollino, de Gianni Rodari (en italiano: Il romanzo di Cipollino), retitulado desde 1957 como Aventuras de Cipollino (en italiano: Le avventure di Cipollino), una especie de metáfora infantil sobre la opresión política, cuyo tema principal es la lucha contra los poderosos, del bien versus el mal, y la importancia de la amistad ante las dificultades.

En la Unión Soviética fue llevado al ballet, dada su gran popularidad, con música de Karen Khachaturian y coreografía de Genrik Alexandrovich Maiorov; y fue estrenado originalmente en el Teatro Nacional “Taras Shevchenko” de Ópera y Ballet de Ucrania, en 1974.

En la función del domingo 12 de marzo, los roles protagónicos de Chipollino y Miss Carrot fueron brillantemente interpretados por Kevin Zong y Mary Carmen Catoya, tanto por su bravura técnica como por la simpática y expresiva pantomima que ambos dominaron sin esfuerzo aparente.

La felicidad y total armonía entre frutas, vegetales y flores reinante en Limonia es interrumpida por el Jefe Tomate, personaje en el que Daniel Panameno se lució, gracias a su adiestrado arsenal técnico y su fuerza interpretativa (muy bien acompañado además por sus esforzados “policías”); preámbulo de la aparición del Príncipe Limón, que viene a exigirles el abusivo pago de impuestos por la luz del sol, el viento y la lluvia.

El Príncipe Limón, rol a cargo del convincente Luke Stolkton, es enfrentado por Chipollino, y en venganza apresa a Chipollone, el padre de este, quien también estuvo muy bien caracterizado por Ignat Viktorov.

Como este es un ballet con muchos disímiles personajes, solo me referiré a los roles más importantes, aunque absolutamente todos, desde la Mamá Calabaza de Agustina Iglesias hasta la más pequeña de las niñas participantes vivieron la historia con total intensidad.

Chipollino regresa a Limonia y Miss Carrot le cuenta lo sucedido, por lo que se van juntos a tratar de liberar a Chipollone.

En el segundo acto, ya en el jardín del castillo de la Condesa Cereza, Miss Cereza, su aburrida hija, tuvo en Kayci Rodríguez a una intérprete consumada, con todo el rigor técnico que demanda la coreografía correspondiente a su personaje, y Lilliam Hill, como la Condesa Cereza, le imprimió a su antagónico una altivez y una elegancia admirables, amén de bravura técnica.

La sumamente expresiva Lusian Hernández se encargó de dotar a la profesora de ballet Miss Beet de la dosis exacta de vanidad y ridiculez que de ella se espera, sin descuidar la limpieza técnica, y el pas de troi entre Catoya, Kevin y Kayci –al que ya había aludido en la introducción– fue sencillamente tan espectacular y brillante que quisiera que se volviera a bailar, tanto en el próximo Festival de Ballet de Miami como en el de La Habana.

Muy bien resuelta la dramaturgia de la liberación de Chipollone, con Hinano Eto como la eficaz (por partida doble) Miss Magnolia, que duerme a los policías del Jefe Tomate, así como de la trama subsecuente, con cañón incluido, que dispara por error del Jefe Tomate contra las propias huestes del Príncipe Limón y lo destruye; un gran final feliz, apoteósico, con todos los habitantes vegetales de Limonia celebrando el triunfo del bien sobre el mal.

Muchas felicidades, Maestro Vladimir Issaev, por esta deliciosa fiesta del buen gusto, el profesionalismo y el rigor, así como por su visión de traer ballets nuevos a nuestro público del sur de la Florida.

Thursday, March 23, 2017

Violencia doméstica (por Christina Balinotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada a la familia por la Dra. Christina Balinotti (https://www.facebook.com/christina.balinotti), quien ha aceptado la invitación a compartir cada jueves, un tema relacionado con su proyecto Universidad de la Familia, programa académico extenso de 45 semanas, en la Humboldt International University. Los libros de la Dra. Christina Balinotti se pueden adquirir en Amazon en este enlace.
Para información e inscribirse en el programa puede acceder en este enlace
Para comunicarse puede escribir a Universidaddelafamilia.miami@gmail.com









Christina A. Balinotti: Escritora, Personalidad de Televisión y Radio. Experta en temas de Cultura y Psicología. Mujer de la Semana 2015 CNN Español. Pionera del Movimiento y Organización Femenidad Holística.
Fundadora/Directora del programa académico Universidad de la Familia, Ahora Sí, Miami 2016.

(Miami) Presentan los filmes Panorama (Danza Nacional de Cuba) y Rítmicas (Ballet Nacional de Cuba)

El Centro Cultural Hispano para las Artes de Miami, dirigido por el maestro Pedro Pablo Peña, la Fundación APOGEO para el arte público y la Fundación de las Américas tienen el gusto de invitarle a la tercera función del ciclo “La danza en el cine”, con la proyección de Panorama (Danza Nacional de Cuba) y Rítmicas (Ballet Nacional de Cuba) filmes del director Melchor Casals, quien estará presente junto al periodista Orlando Taquechel, con Baltasar Santiago Martín como moderador del conversatorio antes y al final de la proyección.

Jueves 23 de marzo de 2017 a las 8:00 p.m.

Centro Cultural Hispano para las Artes de Miami
111 SW 5th Ave. Miami, Fl. 33133

Entrada libre

Wednesday, March 22, 2017

Venturas y desventuras de un caminante acompañado (por Carlos A Peón-Casas)


Mi labor es simple. Soy un cicerone acompañante que muestra al visitante los entresijos de esta terra incognita, la otrora ciudad principeña con todos sus oropeles; que fue antaño no más que una aldehuela, y que devino ciudad en la creencia de un monarca absoluto, que jamás la visitó, y ante la petición, quizás desmesuradamente trasnochada, de unos vecinos devenidos nuevos ricos, en aquellos tiempos de mediterraneidad a todo trance.

Camino junto al turista de turno, de esos que saben que nos incluyen en su periplo, porque Cuba está de moda; que contrata mis servicios de guía, y con el emolumento que ya eroga a mi agencia contratadora, pretenderá poder aprehender, los misterios todavía irresolutos de estos parajes citadinos, tan lejanos a sus realidades geográficas originales; da igual si, San Francisco, Pittbusrgh, o Dresden; en unas tres horas de caminata, por unos dos o casi tres kilómetros de la geografía del Camagüey que fue.

El trabajo me es grato, y está regularmente bien remunerado. Con tres horas de caminata a veces a buen paso, gano muchísimo más, que lo que me reporta ser profesor de nivel superior, impartiendo un curso de literatura anglosajona o norteamericana, a estudiantes somnolientos que me oyen por simple obligación.

Los turistas que acompaño, por el contario se suman a este periplo por su propia voluntad, y pagan además por la compañía. Mayormente son personas de la tercer edad, gente de clase media para arriba, con suficientes recursos para permitirse el lujo de mi labor.

Lo demás, es entonces lo de menos, no importa si muchos veces el visitantes habla más que tú, porque lo que precisa es desahogar su espíritu; o simplemente, solo cabecee agradecido, y sonría amable, por tus explicaciones al paso, mientras obtura desaforadamente su cámara Nikon profesional, queriendo atrapar, hasta el aire de cada mínimo espacio recorrido.

Al final del trayecto, consumado el tiempo pactado, te estrecharán la mano en señal de despedida, y quizás con buena suerte, gratificaran tu esfuerzo con alguna dadiva extra, que agradecerás porque sabes que se traducirá de inmediato en cualquiera sea la necesidad más perentoria que sólo se consigue, a duras penas, en moneda dura, y que valga la redundancia….

Francisco: "Si tú no tienes conciencia de haber sido perdonado, nunca podrás perdonar"

El primer paso para una correcta confesión es la vergüenza del propio pecador:
Si yo pregunto: ‘Pero, ¿todos vosotros sois pecadores?’. ‘Sí, padre. Todos’. ‘¿Y qué hacéis para obtener el perdón de los pecados?’. ‘Nos confesamos’. ‘¿Y cómo vais a confesaros?’. ‘Voy, digo mis pecados, el sacerdote me perdona, me dice que rece tres Avemarías y después me voy en paz’. ¡Pues entonces no has entendido!.
Esa actitud, advirtió el Obispo de Roma, entraña una profunda hipocresía, “la hipocresía de robar un perdón, un perdón que es falso”.

El Pontífice insistió en que sin sentir vergüenza, ir al confesionario es como ir a “hacer una operación bancaria, a hacer un trabajo de oficina”. “No te has sentido avergonzado de aquello que has hecho. Has visto alguna mancha en tu conciencia y has creído que el confesionario es una tintorería para limpiar las manchas. Has sido incapaz de sentir vergüenza de tus pecados”.

Además, exhortó a creerse que en la confesión, Dios realmente perdona los pecados, porque “si tú no tienes conciencia de haber sido perdonado, nunca podrás perdonar. Nunca. Siempre existe esa actitud de querer pedir cuentas a los demás”.
El perdón es total. Pero sólo puede hacerse real si siento mi pecado, si me avergüenzo, si tengo vergüenza y pido perdón a Dios, y me siento perdonado por el Padre. De ese modo puedo perdonar. Si no, no se puede perdonar, somos incapaces de ello. Por eso, el perdón es un misterio.
El Papa finalizó la homilía pidiendo “la gracia de la vergüenza delante de Dios. ¡Es una gran gracia! Avergonzarnos de nuestros propios pecados y, de esa forma, recibir el perdón y la gracia de la generosidad para dar ese perdón a los demás. Si el Señor me ha perdonado tanto, ¿quién soy yo para no perdonar?”. (Leer texto completo en ACI Prensa)

Tuesday, March 21, 2017

Una experiencia íntima y refrescante con "Dimensions Dance Theatre of Miami" (por Baltasar Santiago Martín)


En su segunda aparición ante el público miamense, Dimensions Dance Theatre of Miami ha subido la parada, si bien su debut dejó a todos con muy buen sabor de boca, pero este, su más “íntimo” espectáculo dancístico, ha reafirmado con creces que estamos ante una compañía renovadora, no repetidora, a la que auguro un crecimiento sostenido.


El programa comenzó con Concerto for Gamelan, coreografía de Yanis Pikieris y música de Lou Harrison; una dinámica composición, en la que las seis dotadas bailarinas fluyeron armónicamente, sin la menor falla, en el acogedor espacio de la Black Box del South Miami-Dade Cultural Center, seguidas a continuación por Esferas, una especie de pas de trois del Siglo XXI, donde tanto Josué Brito como Fabián Morales se disputaron a la expresiva Gabriela Mesa, en un audaz juego coreográfico de la autoría de Ariel Rose, con música de Aleksey Igudesman, al que los tres supieron sacarle todo su jugo, tanto explícito como implícito.


Después de este tan logrado menage a trois balletístico, los bailarines estrellas Jennifer Kronenberg y Carlos Guerra nos retrotrajeron al sensual regodeo de la pareja convencional, con Entre dos, coreografía de Douglas Gawriljuk y música de Johan Sebastián Bach, ese compositor paradigmático cuyas creaciones son cual fórmulas matemáticas perfectas, adelantadas a su época, y Jennifer y Carlos –ejemplar pareja en la vida real– se crecieron para bailar esa difícil ecuación que es el amor a dúo, cuyas variables impredecibles y misteriosas lo hacen siempre el mayor reto humano.


Como cierre de este banquete coreográfico y artístico, a Chloe Freytag, Masiel Alonso, Trisha Carter, Mayrel Martínez, Sarah McCahill y Yaíma Méndez –las intérpretes del primer regalo de la feliz jornada, que tuvo a Chloe como solista– se unió Gabriela Mesa como tal para deslumbrarnos con Zheng Concerto, coreografía de Yanis Pikieris y música de Tan Dun, en que todas se desdoblaron como ágiles gimnastas y jugaron con sus bandas elásticas con la gracia y la maestría de un verdadero equipo olímpico.

----------------------------------------------
South Miami-Dade Cultural Center
10950 S.W. 211 Street, Cutler Bay
Contact Phone
786-573-5300
Website

World Poetry Day

Nikoloz Baratashvili,
 Georgian Poet celebrated by UNESCO in 2017
------------------------------


Poetry reaffirms our common humanity by revealing to us that individuals, everywhere in the world, share the same questions and feelings. Poetry is the mainstay of oral tradition and, over centuries, can communicate the innermost values of diverse cultures.

In celebrating World Poetry Day, March 21, UNESCO recognizes the unique ability of poetry to capture the creative spirit of the human mind.

A decision to proclaim 21 March as World Poetry Day was adopted during UNESCO’s 30th session held in Paris in 1999.

One of the main objectives of the Day is to support linguistic diversity through poetic expression and to offer endangered languages the opportunity to be heard within their communities.

The observance of World Poetry Day is also meant to encourage a return to the oral tradition of poetry recitals, to promote the teaching of poetry, to restore a dialogue between poetry and the other arts such as theatre, dance, music and painting, and to support small publishers and create an attractive image of poetry in the media, so that the art of poetry will no longer be considered an outdated form of art, but one which enables society as a whole to regain and assert its identity. (UNESCO website)

Monday, March 20, 2017

Un poema de Félix Luis Viera

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.
 

Poema 28 de La patria es una naranja (2010,2011, 2013) (Poesía del exilio)

                                          28


El Metro le da dos vueltas y media a la Tierra cada mes.
En las estaciones de enlace
he visto la cifra más cercana posible al medio mundo,
he visto personas como animales asustados de los hombres
caminar a tientas en medio de un rumor cuya causa nadie sabe.
La mayoría de los humanos que van por los andenes y pasillos
llevan ese paso de quienes se acercan a la fuente que habrá de salvarlos.
El poeta ha recorrido las 10 líneas del Metro,
las más de 130 estaciones,
en busca de algún líquido que acelere las alquimias, o quizás
de ese petróleo hirviente que se empoza bajo las faldas de las mujeres.
También están los vendedores,
cuya languidez se advierte sobre todo en el betún de sus zapatos,
“¡lo va a llevar de a peso!”,
o de tres, de cuatro, de diez pesos, proponen
subrepticiamente a toda voz
libretas plumas agendas revistas atrasadas discos compactos
carmín lámparas lustres para la piel libros de gramática
pócimas para rejuvenecer.
Con sus gritos
son los vendedores quienes aumentan el sopor subterráneo.
Están además los ciegos
que van tocando guitarras, acordeones
cantan,
arrastran de a uno o de a dúo
una vasija, los ciegos y ciegas
que casi nadie ve
que casi nadie mira
que dicen “gracias” como si lo dijeran al olvido
cuando el sonido de una moneda cae en la vasija
(¿no será en el corazón, en verdad, donde les suena?).
Virgen de Guadalupe.

Están los niños raquíticos
                                                      que
por racimitos semejantes a semillas calcinadas
arrastran sus instrumentos
cantan
con sus vocecitas de maíz reseco
un corrido cuya letra ni siquiera sabrían traducir.
Los enanitos

con guitarras

maracas
hacen musiquitas
en pos de las monedas
que llenen sus mínimas barrigas (que
si bien deben ser pequeñas, sabrán
aullar como cualquier barriga desierta).
El Metro viaja como un bicho eléctrico.
Mujeres que se acicalan bajo tierra.
Una mujer rubia bosteza hasta la campanilla
que entonces refulge como cierta chispa seductora.
Un hombre vestido de traje
se alisa y se alisa la corbata
tal si el destino de todos los presentes dependiera de esta acción.
Van los cintillos de los vagones tachonados de anuncios
en los que alguien se postula para Senador
en los que alguien debe aprender inglés
en los que alguien debe consumir una nueva fórmula de dentífrico
en los que alguien debe leer el último libro de autoayuda
en los que alguien puede hacerse millonario mañana al amanecer.
Viaja el Metro como un bicho eléctrico.
Es un bicho eléctrico.
Miles de mujeres llevan la saliva cortada
pero
                 muchas de ellas
con el maquillaje como en esas portadas de las revistas de modas,
miles deben estar menstruando
y el olor de sus entrañas
agrega un tono esperanzadoramente rojizo en el olfato.
Entre vehemente y furioso
un hombre declama en grito algo parecido a una poesía
que bombardea al desempleo, incluye
el nombre de cuatro hijos que ahora mismo están esperando al padre
con los piquitos abiertos, lindando con la muerte.
Pasa un travesti tercermundista y pasa otro y otro –cetrinos, palurdos–,
que a toda voz se declaran inocentes de llevar sida en la sangre…
“rogamos unas monedas, por favor, no somos culpables, a cualquiera le
ocurre,
no nos desprecien, con el desprecio del Gobierno basta”.
El Metro viaja como un bicho eléctrico.
El Metro es un bicho eléctrico.
Virgen de Guadalupe.
El calor, o más bien cierto vapor,
incendia los malos olores,
trueca
en estufa al vagón.
Un hombre mudo pasa poniendo papelitos en el regazo de los pasajeros,
dicen los papelitos que es eso: mudo, y necesita dinero, no tiene
ni con qué comprar el lazo para ahorcarse.
Entra el pegaverga en el vagón desbordado, colima su objetivo: una
muchacha morena, inocente y frágil tanto como el agua,
la acuadrilla el pegaverga: le pone la varilla entrenalgas al agua, a la
morena frágil –quien nada puede hacer: está aplastada en el núcleo de un
planeta–,
sólo, acaso, meter los codos hacia atrás contra las costillas del rival, quien
con esto
parece gozar más: pone en blanco lascivia su mirada que se
pierde
en el techo de la estufa (mientras nadie parece mirar, nadie parece ver,
nadie mira, nadie ve, todos miran, todos ven, nadie hace nada).
Un señora gorda y blanca se ha quedado dormida, la vida le secreta por las
comisuras de los labios, su bolsa se corre hacia la izquierda, pero ella, allá
en su sueño, la engarfia como el náufrago a su tabla.
Suben, bajan océanos en cada estación del bicho eléctrico.
De cada diez océanos que bajan y que suben, nueve, Virgen de Guadalupe,
visten de azul y gris, es
como una mancha que no cesa, una ceguera.
                               De pronto
un hombre exclama que le han sacado la cartera, hijo de su puta madre,
grita,
eso debió ser hace cuatro años, hace cuatro estaciones atrás, rechina una
voz salida de algún rincón:
creo que era un tipo con sombrero norteño y con bigotes,
“hasta un obispo podría saber que es carterista”.
El poeta, desesperadamente, comienza a buscar con la vista una lágrima,
debe haber una lágrima
en el piso
en alguna bolsa
en alguna pechera
en algún seno
en algún pasamanos
en algún ojo,
el poeta
está seguro de que sólo una lágrima puede darle fuerzas para llegar hasta el
final del viaje.
En la estación Balderas prescinden de sus partidas de nacimiento:
se plantan cuernos garfios cuchillos colmillos cueros puños de guijarro, se
apechugan como en una suerte de frenético Sumo a vida o muerte, se jalan
pelos, bolsas, trozos de camisas, se cagan en sus madres: un millón
de prójimos quiere subir, otro millón bajar al mismo tiempo.
Virgen de Guadalupe.
Crece la peste a perfume, el aroma a peste.
Un tipo con muletas ruge que está enfermo, se le hizo polvo una pierna
al caer de un andamio:
“váyanme poniendo unas monedas” en un lío que trae atado a la muleta
izquierda, implora,
no tiene seguro médico ni mujer ni hijos ni tíos ni hermanos ni sobrinos ni
padrinos
ni siquiera un perro,
clama.
El poeta necesita hallar una lágrima, una sola lágrima para llegar a su
destino.
Somos niños de la calle, gritan cuatro que acaban de entrar, comemos
sobras de las sobras, a veces
bebemos Coca-Cola, si ustedes fueran tan amables,
uno
se descamisa
abre un limpio entre la gente y se restriega la espalda desnuda contra
un haz de vidrios que ha puesto en el piso encima de un tapete,
su espalda parece una constelación hecha con meteoritos solamente,
los presentes en el Coliseo Romano lo miran casi todos con esa indiferencia
con que los pájaros miran a los hombres
(si bien algunos les dejan caer varios centavos).
Oh, yo soy el poeta, necesito que alguien me preste una lágrima.
                                    De pronto,
el bicho eléctrico se planta en medio de la oscuridad,
inmóvil, inmóvil, inmóvil, alarga el canto del cisne,
jalonea, tira hacia atrás, hacia delante, a los zombis que le han pagado dos
pesos
por el viaje
al umbral de la sima.
En alguna estación salen –será mejor decir que huyen– más de la mitad de
los viajantes y
después
que entran dos tullidos,
tres ciegos,
un señor vestido talla ejecutivo que parece extraviado,
par de jóvenes que se tienen atados con las lenguas,
entra una mujer
castaña desde el pelo hasta la piel, los gestos, la mirada, el aliento, alta
como las torres por venir,
hermosa como esta misma palabra, una mujer
que podría convertir en semen todo lo que toque.
El bicho eléctrico
el Metro
                ay
el Metro
el bicho eléctrico
son los naipes
donde se puede leer el alma reversa de la vasta Ciudad,
ay,
                  ayayay,
Virgen de Guadalupe.

(Ciudad de México, 2000)



                                                       28


La Metropolitana fa due giri e mezzo intorno alla Terra ogni mese.
Nelle stazioni di collegamento
ho visto la cifra più vicina possibile al mezzo mondo,
ho visto persone come animali spaventati dagli uomini
camminare con cautela in mezzo a un frastuono di cui nessuno sa il motivo.
La maggioranza degli umani che percorre marciapiedi e corridoi
ha il passo di chi si avvicina alla fonte della salvezza.
Il poeta ha percorso le 10 linee della Metropolitana,
oltre 130 stazioni,
alla ricerca di un liquido che affretta le alchimie, o forse
del petrolio bollente che ristagna sotto le gonne delle donne.
Ci sono anche i venditori,
il cui languore si percepisce soprattutto nel lucido delle loro scarpe,
“se lo porta via con un pesos!”,
o con tre, quattro, dieci pesos, propongono
surrettiziamente a voce spiegata
taccuini penne agende riviste arretrate compact disc
rossetto lampade creme per la pelle libri di grammatica
tisane per ringiovanire.
Con le loro grida
sono i venditori che aumentano il torpore sotterraneo.
Ci sono anche i ciechi
che suonano chitarre, fisarmoniche
cantano,
trascinano uno verso l’altro
un vaso, i ciechi e le cieche
che quasi nessuno vede
che quasi nessuno guarda
che dicono “grazie” come se lo dicessero all’oblio
quando il suono di una moneta cade nel vaso
(non sarà forse il cuore il posto dove risuona?).
Vergine di Guadalupe.
Ci sono i bambini rachitici
                                                    che
a grappoli simili a semi carbonizzati
trascinano i loro strumenti
cantano
con le loro vocine di mais riseccato
una canzone le cui parole non saprebbero tradurre.
I nanetti
con chitarre
maracas
fanno musichette
in cambio di monete
capaci di riempire le loro modeste pance (che
sebbene debbano essere piccole, sapranno
ululare come qualsiasi pancia deserta).
La Metropolitana viaggia come un insetto elettrico.
Donne che si truccano sotto terra.
Una donna bionda sbadiglia mostrando l’ugola
che risplende come una scintilla seduttrice.
Un uomo vestito con eleganza
si liscia più volte la cravatta
come se il destino di tutti i presenti dipendesse da questa azione.
Scorrono le facciate dei vagoni adornate di annunci
dove uno si propone come Senatore
dove uno deve apprendere l’inglese
dove uno deve consumare una nuova formula di dentifricio
dove uno deve leggere l’ultimo libro autodidattico
dove uno può diventare milionario dalla mattina alla sera.
Viaggia la Metropolitana come un insetto elettrico.
È un insetto elettrico.
Migliaia di donne appaiono trasandate
ma
                 molte di loro
sfoggiano un trucco come nelle copertine delle riviste di moda,
migliaia devono avere il ciclo mestruale
e l’odore delle loro secrezioni
aggiunge un tono speranzosamente rossiccio all’olfatto.
Tra veemente e furioso
un uomo declama un grido che sembra quasi una poesia
che bombarda la disoccupazione, aggiunge
il nome di quattro figli che proprio in questo momento stanno aspettando
il padre con i beccucci aperti, avvicinandosi alla morte.
Passa un travestito del terzo mondo, ne passa un altro, un altro ancora
- malinconici, rozzi -,
che a voce spiegata si dichiarano innocenti di portare l’aids nel sangue...
“chiediamo qualche moneta, per favore, non siamo colpevoli, a chiunque serve, non ci disprezzate, il disprezzo del Governo è sufficiente”.
La Metropolitana viaggia come un insetto elettrico.
La Metropolitana è un insetto elettrico.
Vergine di Guadalupe.
Il caldo, o meglio un certo vapore,
incendia i cattivi odori,
trasforma
in stufa il vagone.
Un uomo muto passa mettendo bigliettini in grembo ai passeggeri,
dicono i bigliettini che lui è muto, bisognoso di denaro, non sa
neppure come comprare la corda per impiccarsi.
Entra il molestatore nel vagone strapieno, individua il suo obiettivo:
una ragazza mora, innocente e fragile come l’acqua,
la avvicina il molestatore: le pone la bacchetta tra le natiche, alla mora
fragile - che niente può fare: è schiacciata nel nucleo di un pianeta -,
solo, forse, mettere i gomiti contro le costole del rivale, che così
sembra godere di più: mostra evidente lascivia nel suo sguardo che si perde
nel calore del corpo violato (mentre nessuno sembra guardare, nessuno sembra vedere, nessuno guarda, nessuno vede, tutti guardano, tutti vedono, nessuno fa niente).
Una signora grassa e bianca si è addormentata, la vita esce fuori dalle fessure delle sue labbra, la sua borsa oscilla a sinistra, ma lei, nel suo
sogno, l’afferra come il naufrago la sua tavola.
Salgono, scendono oceani a ogni stazione dell’insetto elettrico.
Ogni dieci oceani che scendono e che salgono, nove, Vergine di Guadalupe,
vestono di azzurro e grigio, è
come una chiazza incessante, una cecità.
                             Subito
un uomo esclama che gli hanno portato via il portafoglio,
figlio di puttana, grida,
accade da quattro anni, quattro stazioni prima, stride una voce
uscita da qualche parte:
credo che fosse un tipo con un cappello tipico del nord e con i baffi,
“persino un arcivescovo capirebbe che è un borsaiolo”.
Il poeta, disperatamente, comincia a cercare con lo sguardo una lacrima,
deve esserci una lacrima
nel pavimento,
in qualche borsa
in qualche camicia
in qualche seno
in qualche corrimano
in qualche occhio,
il poeta
è sicuro che solo una lacrima può dargli la forza di arrivare alla fine del viaggio.
Nella stazione di Balderas i certificati di nascita non servono:
si piantano corni uncini coltelli zanne pelli pugni di ferro,
come in una sorta di frenetico o la vita o la morte, portano via peli, borse, pezzi di camicie, non rispettano neppure le loro madri: un milione
di persone vuole salire, un altro milione scende al tempo stesso.
Vergine di Guadalupe.
Cresce il fetore del profumo, l’aroma del fetore.
Un tipo con le stampelle rosse che è infermo, si è frantumato una gamba
cadendo da un’impalcatura:
“lasciatemi qualche moneta” in un fagotto che porta accanto alla stampella sinistra, implora,
non ha certo medico moglie figli zii fratelli cugini padrini neppure un cane,
si lamenta.
Il poeta deve trovare una lacrima, una sola lacrima, per arrivare a destinazione.
Siamo bambini di strada, gridano quattro appena entrati, mangiamo
avanzi degli avanzi, a volte
beviamo Coca-Cola, se voi foste così gentili,
uno
si toglie la camicia
si fa spazio tra la gente e strofina la spalla nuda contro
un fascio di vetri che ha messo nel pavimento sopra un tappeto,
la sua spalla sembra una costellazione fatta con meteoriti solamente,
i presenti nel Colosseo Romano lo guardano quasi tutti con l’indifferenza
con cui gli uccelli guardano gli uomini
(anche se alcuni lasciano cadere diversi centesimi).
Oh, io sono il poeta, ho bisogno che qualcuno mi presti una lacrima.
                            Subito,
l’insetto elettrico si pianta in mezzo all’oscurità,
immobile, immobile, immobile, prolunga il canto del cigno,
segna, lancia dietro, davanti, gli zombi che hanno pagato due pesos
per il viaggio
alla soglia della caverna.
In qualche stazione escono - sarebbe meglio dire fuggono - oltre la metà dei viaggiatori e
dopo
che entrano due invalidi,
tre ciechi,
un signore vestito da dirigente che sembra smarrito,
una coppia di giovani che sono uniti con le lingue,
entra una donna
castana dai capelli alla pelle, i gesti, lo sguardo, il respiro, alta
come le torri del futuro,
bella come questa stessa parola, una donna
che può trasformare in seme ogni cosa che tocca.
L’insetto elettrico
la Metropolitana
                maledizione
la Metropolitana
l’insetto elettrico
sono le carte
dove si può leggere l’anima rovesciata della vasta Città,
maledizione,
                maledizione,
Vergine di Guadalupe.


La patria è un’arancia, traducida al italiano da Gordiano Lupi, fue publicada da IL FOGLIO LETTERARIO: http://www.ilfoglioletterario.it/catalogo_cubana_la_patria.htm


---------------------------------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.
Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.
Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.
Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.
----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960.
Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros.
Cuenta en su haber con una amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari.
Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.
Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

Spring is here ...

 

Friday, March 17, 2017

St Patrick’s Day


St. Patrick of Ireland is one of the world's most popular saints.

(CO) Apostle of Ireland, born at Kilpatrick, near Dumbarton, in Scotland, in the year 387; died at Saul, Downpatrick, Ireland, 17 March, 461.

Along with St. Nicholas and St. Valentine, the secular world shares our love of these saints. This is also a day when everyone's Irish.

There are many legends and stories of St. Patrick, but this is his story.

Patrick was born around 385 in Scotland, probably Kilpatrick. His parents were Calpurnius and Conchessa, who were Romans living in Britian in charge of the colonies.

As a boy of fourteen or so, he was captured during a raiding party and taken to Ireland as a slave to herd and tend sheep. Ireland at this time was a land of Druids and pagans. He learned the language and practices of the people who held him.

During his captivity, he turned to God in prayer. He wrote

"The love of God and his fear grew in me more and more, as did the faith, and my soul was rosed, so that, in a single day, I have said as many as a hundred prayers and in the night, nearly the same." "I prayed in the woods and on the mountain, even before dawn. I felt no hurt from the snow or ice or rain."

Patrick's captivity lasted until he was twenty, when he escaped after having a dream from God in which he was told to leave Ireland by going to the coast. There he found some sailors who took him back to Britian, where he reunited with his family.

He had another dream in which the people of Ireland were calling out to him "We beg you, holy youth, to come and walk among us once more."

He began his studies for the priesthood. He was ordained by St. Germanus, the Bishop of Auxerre, whom he had studied under for years.

Later, Patrick was ordained a bishop, and was sent to take the Gospel to Ireland. He arrived in Ireland March 25, 433, at Slane. One legend says that he met a chieftain of one of the tribes, who tried to kill Patrick. Patrick converted Dichu (the chieftain) after he was unable to move his arm until he became friendly to Patrick.

Patrick began preaching the Gospel throughout Ireland, converting many. He and his disciples preached and converted thousands and began building churches all over the country. Kings, their families, and entire kingdoms converted to Christianity when hearing Patrick's message. (read more)

Thursday, March 16, 2017

La mujer en la sociedad de hoy (por Christina Balinotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada a la familia por la Dra. Christina Balinotti (https://www.facebook.com/christina.balinotti), quien ha aceptado la invitación a compartir cada jueves, un tema relacionado con su proyecto Universidad de la Familia, programa académico extenso de 45 semanas, en la Humboldt International University. Los libros de la Dra. Christina Balinotti se pueden adquirir en Amazon en este enlace.
Para información e inscribirse en el programa puede acceder en este enlace
Para comunicarse puede escribir a Universidaddelafamilia.miami@gmail.com







Christina A. Balinotti: Escritora, Personalidad de Televisión y Radio. Experta en temas de Cultura y Psicología. Mujer de la Semana 2015 CNN Español. Pionera del Movimiento y Organización Femenidad Holística.


 


Wednesday, March 15, 2017

La Casa de Beneficencia del obispo Claret en Puerto Príncipe (por Carlos A. Peón-Casas)


La Casa de Beneficencia del obispo Claret en Puerto Príncipe.
Un sueño irrealizado


por Carlos A. Peón-Casas


Sobre tal particular hay alusiones diversas. La más clara la da un librito ya inencontrable: Historia de los Hospitales y Asilos de Puerto Príncipe o Camagüey, que diera a luz un acucioso investigador del tema: René Ibañez Varona en 1954. El folleto de marras es parte de una publicación más extensa. Los Cuadernos de Historia Sanitaria, auspiciados en la época por el Ministerio de Salubridad y Asistencia Social de Cuba.

Allí, leemos cómo Claret, luego de su primera visita a la otrora ciudad principeña en 1851,y luego de haber comprobado el calamitoso estado de muchos niños desamparados, y abandonados a su suerte, decidía para paliar tal situación “en los primeros días del mes de enero de 1855, adquirir en compra un lote de terreno al final de la calle San Ramón”.

El hecho, fácilmente contrastable en su Autobiografía, se lee bajo el número 563:
Para los pobres compré una hacienda en la ciudad de Puerto Príncipe. Cuando salí de la Isla llevaba gastados de mis ahorros veinticinco mil duros. El presbítero don Paladio Curríus dirigía la obra la obra en la construcción de la casa(…) comía y dormía en la misma hacienda con los trabajadores, a fin de vigilarlos y dirigirlos.
El proyecto del buen arzobispo, era dotar a niños y niñas sin amparo, de un sitio donde “se les había de proveer de comida y vestido y se les había de enseñar la Religión, leer, escribir, etc., y después arte u oficio que quisiesen” . Los pupilos serían igualmente colaboradores en el sostenimiento de la obra con un muy pedagógico estilo:
una hora no más, cada día, los niños habían de trabajar en la hacienda; y todo lo demás que ganasen se había de guardar en la Caja de ahorros. Por manera que cuando saliesen de aquella casa habían de tener instrucción y además habían de haber aprendido algún arte u oficio, y se les había de entregar lo que ellos hubiesen ganado.
El proyecto, según lo concibiera Claret era ambicioso, oigamos en su voz su descripción:
La casa estaba distribuida en dos grandes secciones, una para los niños, y otra para las niñas; la iglesia en medio, y en las funciones religiosas el lugar de los niños era el centro de la iglesia, y el de las niñas las tribunas de la parte de su sección(…) La casa tenía dos pisos; en el primero estaban los talleres, y en el segundo los dormitorios, etc.
Las descripciones, hechas por el propio Claret, nos dan una idea de los alcances de tal sitio, no ya a los efectos de la acogida de aquellos niños y niñas, en precaria situación de abandono, sino igualmente de las crecidas pretensiones del obispo de prepararlos bien para la vida. Sigue la descripción del santo Claret:
Al frontis del establecimiento o casa, en la parte de los niños, había un gabinete de física y aparatos de agricultura, un laboratorio de química y una biblioteca. A la biblioteca tenía entrada todo elñ mundo, dos horas por la maána y dos horas por la tarde; la clase de agricultura, tres días a la semana, era para todos los que quisiesen asistir; lo demás era para los internos.
La descripción física del espacio, según podemos barruntar, correspondería en el actual plano de la ciudad de Camagüey, a toda la extensión de la conocida barriada de Beneficencia. 

La antigua hacienda podría haber ocupado un área significativa partiendo desde el final de la ya citada calle San Ramón, y cubriendo todo el sector norte desde la actual línea ferrea, inexistente entonces, colindando con las inmediaciones de lo que fuera el antiguo callejón de Don Ignacio Sánchez, que salía desde un lateral de la casa de aquel vecino sita en las inmediaciones de la actual calle, y que lo comunicaba con unas tierras de su propiedad en dirección al camino de Pineda.

Claret decribe muy bien las extensiones de aquella propiedad, a la que tenía destinado un fin incluso más alto para su época: la creación de un original jardín botánico, así lo sigue apuntando en su ya citada obra autobiográfica:
Toda la extensión de la finca la había hecho amurallar y cercar, y después había dividido todo el terreno en diferentes cuadros, hacía plantar arboles de la isla y de fuera que allá se pudiesen aclimatar y utilizar como un jardín botánico, enumerando los árboles, y por números puestos en un libro en que se explicase la naturaleza de cada árbol, su procedencia, su utilidad, el modo de propagarse y mejorarse, etc., etc.
Pero lo más interesante es descubrir, a renglón seguido, que el santo y previsor pastor, por entonces residente en Santiago de Cuba, no perdía la oportunidad de acercarse a su obra puertoprincipeña, cuando hubiera lugar, e incluso colaborar con sus propias manos en su engrandecimiento:
Al efecto, yo, por mis propias manos, había plantado más de cuatrocientos naranjos y crecían admirablemente. También habían de haber en la misma finca una parte para los animales de la Isla y fuera de ella cuyas razas se podían utilizar y mejorar.
La historia de aquel sitio se trunca de manera inexplicable. Claret no lo aclara, Ibañez, el autor ya citado, barrunta que el motivo fuera la falta de fondos económicos, sumada a una velada crítica de los vecinos de la barriada, que denominasen a las habitaciones que allí se construían como “calabozos de los curas”, dadas sus exiguas dimensiones, un hecho que disgustó grandemente al arzobispo. No empero, sigue acotando Ibañez, ante la falta de emolumentos, Claret, no cejó y pidió ayuda económica, incluso a través de una Pastoral.

Ante la realidad ya inevitable de la paralización de las obras, aclara Ibañez:
El Ayuntamiento Capitular se dirige al Excmo. e Ilsmo Señor Don Antonio Claret y Clará, en un extenso escrito documental, en el cual se le sugería que le hiciese la cesión gratuita de la obra abandonada, para continuarla con recursos propios, pero la cláusula expresa que sería modificado sustancialmente el proyecto anterior de la Casa de Beneficencia. El Ilsmo Señor Arzobispo no accedió a lo solicitado.
El tan anhelado sueño de Claret de dotar a Puerto Príncipe con una Quinta de la Beneficencia, para el beneficio de los más desvalidos de la otrora ciudad, se desvanecía, de un plumazo.

Lo que quedó del empeño, fue ciertamente el espacio ya desbrozado, y algunas pequeñas edificaciones de las que se proyectaron inicialmente. Junto a los naranjos sembrados por el propio arzobispo, sobrevivieron algunas plantas de café, limones, plátanos y cocos. Para los primeros años del pasado siglo veinte, se parcelaba la zona, y se conformaba el actual reparto que lleva el nombre de Beneficencia, en clara alusión al fallido proyecto del buen arzobispo, al que siempre se recordara por su prodigalidad con los menesterosos, y quien no dudaba ofrecer a los pobres todo el sobrante de sus propias rentas arzobispales, que los que saben pasaban entonces de 20.000 pesos fuertes, una verdadera fortuna.

Gaspar, El Lugareño Headline Animator