Monday, December 6, 2021

Yo creí que era un soldado de la aurora (un poema de Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.


Poema 4 de La patria es una naranja (Ediciones 2010, 2011, 2013) (Poesía del exilio)


4


Yo creí que era un soldado de la aurora,
yo construía un porvenir de columpios y rosales,
amaba yo a una mujer que parecía el zumo de una fábrica.
Yo, fiel a mis fieles, construíamos
un camino que sin duda sería ancho y luminiscente,
bañado de peces y de estrellas,
y ofrecíamos nuestra sangre en favor de aquellos descendientes que vendrían
a la cara del Edén
a jugar con trenes de juguete reales,
con mariposas de juguete reales,
con la realidad que habría de superar al Sueño.
En nombre de la aurora que construíamos
fueron muertos tantos de nosotros.
Yo estoy vivo,
quizá
sea lo peor.
Tantas vidas dejamos las 24 horas de un día infinito,
seguros de que habíamos hallado la brújula definitiva de la Humanidad,
vidas y vidas (tantas
perdidas en vida, tantas
en la muerte),
tras un sueño baldío
que es natural que hoy no sintamos espantados.
Fue un yerro
que la Historia anotará como el peor y el más candoroso a la vez.
Perdón.



4


Ho creduto d’essere un soldato dell’aurora,
costruivo un avvenire di altalene e roseti,
amavo una donna che sembrava la promessa di un programma.
Fedele ai miei fedeli, edificavamo
un cammino certi che sarebbe stato ampio e luminoso,
ricoperto di pesci e di stelle,
e offrivamo il nostro sangue per quei discendenti che sarebbero venuti
nel giardino dell’Eden
a giocare con treni giocattolo reali,
con farfalle giocattolo reali,
con la realtà che avrebbe superato il Sogno.
In nome dell’aurora che edificavamo
morirono molti di noi.
Io sono vivo,
forse
è la cosa peggiore.
Tante vite abbiamo lasciato nelle 24 ore di un giorno infinito,
sicuri di aver trovato la bussola definitiva dell’Umanità,
vite su vite (tante
perdute nella vita, tante
nella morte),
dopo un sogno vano
è naturale che oggi ci sentiamo spaventati.
Fu un errore
che la Storia registrerà come il peggiore e al tempo stesso il più candido.
Perdono.



 ---------------------------------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.

Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.

Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.

Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.

----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960.

Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con un amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.  Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

(Miami) Encuentro con Félix Luis Viera en "La Otra Esquina de la Palabra"


En el primer aniversario de la muerte de Antonio Maceo (por Enrique José Varona)

Grabado del año 1897
-----------


Va transcurrido un año desde el tremendo día en que cayó para siempre, atravesado por una bala fatídica, el egregio caudillo de cien jornadas gloriosas, el bravo entre los bravos, José Antonio Maceo. Va transcurrido un año, y parece que fué ayer. Todavía suspende nuestro ánimo la misma estupefacción; porque, a nuestros ojos, el resplandor de sus estupendas hazañas parecía cubrirlo con escudo invulnerable, y no podiamos concebir que lo sorprendiese la muerte artera, antes de recoger el lauro de la victoria definitiva. Todavía nos parece escuchar los alaridos de salvaje triunfo, con que España celebró la obra del acaso, que la libertaba de un enemigo heroico, y privaba a Cuba de uno de los brazos más robustos entre los que están labrando el edificio de su libertad. Y aun tenemos vivos en la mente la tristeza del mundo, conmovido por el aciago inmerecido fin del adalid de nuestra independencia, y el luto de Cuba inconsolable.

Pero es fuerza rendirnos a la dura realidad. Cayó Maceo en mitad de la grandiosa jornada; faltó ese faro en medio de la noche tempestuosa de la revolución. Nuestro dolor, el dolor de los cubanos, era tan legítimo, como será duradero. Sólo que no basta lamentar la pérdida de los grandes ciudadanos; y cuando llegan estos días de especial remembranza es parte de nuestro deber considerar si hemos sabido recoger el fruto de esas vidas, que se han sacrificado por el bien de todos.

Maceo no fué sólo un soldado de asombroso empuje, ni un caudillo de inmenso prestigio; fué, como Céspedes, como Agramonte, como Marti, el hombre de una noble idea, el adalid de una gran causa. Por ella trabajó enérgicamente toda su vida, por ella fortaleció y modeló su carácter, por ella se engrandeció, por ella realizó los hechos pasmosos que lo han convertido en asombro de su generación, y por ella se precipitó a la muerte. Ni esa idea, ni esa causa eran personales. Era la idea de la libertad de Cuba, la causa de la independencia de nuestra patria.

Para que esas existencias preciosas hayan sido verdaderamente fecundas no basta que se hayan elevado a las cumbres de la celebridad y la gloria, es necesario que hayan dejado huella tan honda en la conciencia de su pueblo, que éste considere su más noble e imperioso deber la continuación y remate de la obra, que esos gloriosos precursores emprendieron.

Por suerte, no podemos negar que este es el caso de Cuba. Uno a uno ha visto caer a sus hijos predilectos, a esos iluminados que le iban marcando el rumbo. Pero no se ha detenido en la tremenda marcha; ni ha cejado ante ningún obstáculo; y hoy, al cerrarse el ciclo del año luctuoso, la encontramos empeñada en la misma ardua empresa a que la condujo el héroe desaparecido en el campo siniestro de Punta Brava. Sobre el cadáver ensangrentado del guerrero estupendo derramó Cuba sus lágrimas más amargas; pero cobró aliento en su dolor, y siguió adelante combatiendo con el mismo ardor no abatido por la misma causa sagrada.

Esa era la herencia que le legaba Maceo. Podemos por eso, aunque con el alma enlutada, saludar la aurora de este día funesto, sin ningún sentimiento de humillación y flaqueza. Los que quedaron en pie han seguido las huellas luminosas del caudillo insigne; y las siguen y las seguirán, para honrar su memoria y demostrar que aprendieron con él a amar y servir a Cuba.


-----------------
Revista de Cayo Hueso. Diciembre 1897

Sunday, December 5, 2021

"Poemitas en Prosa" (de Enrique José Varona. Especial para "Bohemia")

 
Bohemia. Septiembre 2, 1928

Ballet "Les Petits Riens" (por Florencia Guglielmotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada al Ballet y la Danza, a cargo de la la ballerina, coreógrafa y profesora Florencia Guglielmotti.

Los textos anteriores, se pueden leer en este enlace.




"Les Petits Riens" (“Pequeñas nadas” o “Naderías” en español) es un ballet-pantomima en un acto y tres escenas, estrenado el 11 de junio de 1778 en la Académie Royale de Musique, con coreografía de Jean George Noverre. La música fue compuesta por Wolfgang Amadeus Mozart, aunque su nombre no apareció en el programa original, por lo cual nunca cobró regalías por esta obra, su única composición para ballet. En 1872, el manuscrito de Mozart fue encontrado en la biblioteca del Teatro Nacional de la Ópera, sin embargo la partitura carecía de numeración por lo que se desconoce en qué orden iban las piezas musicales.


Originalmente, el ballet fue concebido como un interludio durante la ópera bufa de Niccolo Piccini, “Le Finte Gemelle”. La ópera estrenada en Roma, en 1771, había tenido gran éxito, sin embargo la versión parisina de 1778 fue un fracaso y solo tuvo cuatro representaciones, pero el ballet fue bien recibido lo que permitió que siguiera representando separadamente de ópera.


El libreto original fue realizado por el propio coreógrafo, pero también se ha perdido, aunque se sabe que era un ballet anacreóntico, es decir que su temática era graciosa y galante, con aparición de personajes mitológicos. La obra se desarrolla en un escenario campestre, donde se podía ver a Cupido, quien jugaba y hacía bromas. El periódico “Le Ménestrel” publicó, el 26 de enero de 1873, una breve descripción de la obra, aparecida originalmente en el Diario de París, el día del estreno:
(...) "Petits Riens", ballet-pantomima de M. Noverre (...) se compone de tres escenas episódicas que casi se desprenden una de otra. La primera es el Amor atrapado en una red y encerrado en una jaula; la composición es muy agradable. La señorita Guimard y el señor Vestris muestran todas las gracias de las que el sujeto es susceptible. La segunda es el juego del gallito ciego; el señor Dauberval, cuyo talento agrada tanto al público, juega el papel principal. La tercera es un juego de Amor, que presenta a dos pastoras junto a una tercera, disfrazada de pastor. La joven Asselin hace el papel del pastor y las señoritas Guimard y Allard el de las pastoras. Las dos pastoras se enamoran del supuesto pastor, quien, para desengañarlas, acaba descubriendo su seno. Esta escena es muy picante por la inteligencia y las gracias de estas tres famosas bailarinas. Debemos notar que cuando la joven Asselin desilusionó a las dos pastoras, varias voces gritaron bis. Las diversas figuras con las que se completa este ballet fueron muy aplaudidas.
Este estilo bucólico estuvo muy de moda en la segunda mitad del siglo XVIII y gozaba de gran éxito, por ello en el estreno de "Les Petits Riens" los roles principales fueron interpretados por los bailarines más reconocidos de la época: Marie Allard, Madmoiselle Asselin, Marie-Madeleine Guimard, Jean Dauberval y Auguste Vestris.


Tras la recuperación de las partituras de Mozart, la obra fue recoreografiada en diversas ocasiones. Sir Frederik Ashton realizó varias puestas (en 1927, 1928 y 1930) para el Ballet Rambert. Ninette de Valois hizo lo propio en 1928 y 1931 para el Vic-Wells Ballet. Peter Martins creó su propia versión para el New York City Ballet, en el marco de la celebración de los 200 años del nacimiento de Mozart (1987), y David Bintley también realizó una puesta ese mismo año para el Royal Ballet School. La última versión que se dio a conocer es la de Thierry Malandain, para su ballet, en 2005.




-------------------
Ver en el blog



------------------------------
Florencia Guglielmotti reside en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Es Profesora de Danza (titulada en la Escuela Nacional de Danzas "María Ruanova"), Licenciada y Profesora de Artes (recibida en la Universidad de Buenos Aires). Cursó estudios en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Es Miembro de International Dance Council CID (UNESCO).

Actualmente se desempeña como Profesora de Danza Clásica y como Profesora Titular de Historia de la Danza en la Escuela Superior de Enseñanza Artística "Aída V. Mastrazzi". florenciagu@gmail.com

Saturday, December 4, 2021

“Por el placer de volver a verla”... el placer de ver teatro (por Wilfredo A. Ramos)


Gracias a la iniciativa de la organización HISTEPA, que agrupa a las salas que presentan teatro en español en esta ciudad, de realizar el Festival de Teatro Hispano con Talento Local de Miami, en el que cada espacio presentó una función gratuita de alguna obra de sus respectivos repertorios, subió a las tablas de Teatro 8, la obra del franco-canadiense Michel Tremblay, “Por el placer de volver a verla (“Encore une fois, si vouz le permittez”) bajo la dirección de Jessica Alvarez-Dieguez y las actuaciones de Alejandro Vales y la propia Dieguez. Esta puesta ya había ocupado la programación de dicha sala algún tiempo atrás, pero poco tiempo, debido a la falta de interés por parte del público ante un título que se alejaba del género acostumbrado a presentar dicha instalación: la comedia. Desgraciadamente el público verdaderamente de teatro en esta ciudad es casi insignificante, en detrimento de uno mayoritario que solo se interesa por el entretenimiento y la risa fácil en espectáculos donde los valores artísticos escasean.

“Por el placer de volver a verla”, concebida en 1997 durante una de las estancias de su autor en Cayo Hueso, Florida y estrenada en 1998, fue como un homenaje a su primera obra de teatro estrenada treinta años atrás y a los cincuenta del teatro donde se presentó la misma, además de volver a hablar de todas esa mujeres que lo habían rodeado e influido, especialmente de su madre. Es una de sus más conocidas obras, que ha sido llevada a escenarios en diversos países en largas temporadas de presentaciones.

El éxito de dicho texto dramático se debe a que a través del mismo se hace un canto al amor que sentimos hacia aquella persona que nos es indispensable en nuestras vidas, aquella que nos ha marcado y que ha dejado huellas profundas en cada acto que realizamos y que ya no está. El autor nos invita a aceptar que nunca estamos solos del todo, porque esa presencia necesaria y añorada siempre nos va a acompañar más allá de la muerte.

A través de la exposición de distintas escenas, el autor, que también será el narrador y uno de los protagonistas de la obra, nos convertirá en testigos de momentos cruciales en su vida marcados por la relación con su madre, personaje a quien va dedicada la obra, como tributo ofrecido en pago a una deuda de amor y por las enseñanzas recibidas de parte de ella, pero para lo cual tendrá que contar necesariamente con su presencia. Estamos frente a un viaje al pasado que se convierte en presente.


Ambos personajes, madre e hijo, nos convencen que alguien es único cuando ese otro hace que nazca la irremediable necesidad de ‘volver a verlo físicamente’ a sabiendas que ya no está entre nosotros.

Michel Tremblay, quien como ya dijimos, parte de las experiencias vividas junto a su madre, no duda ni por un momento en desnudar sus sentimientos en escena, llevando al mismo tiempo a que el público deje salir sus propios recuerdos, convirtiendo la obra en una catarsis, donde afloran las nostalgias de todos los presentes en el teatro.

Este importante novelista y dramaturgo franco-canadiense nació un 25 de Junio de 1942 en Montreal, se introdujo en el mundo de la literatura a través de una de sus abuelas, pertinaz lectora, quien le inculcó la importancia del leer. Creció en un ambiente francófono, lo que lo lleva a convertirse en un ferviente nacionalista convencido de la necesidad de que Quebec se independizara como nación soberana.

Con su primera obra dramática, “Le Train”, obtuvo su primer premio en un concurso para jóvenes autores convocado por Radio Canadá en 1964. Dos años más tarde publica su primera novela, “Cuentos para bebedores retrasados” (Contes pour buveurs attardes). Durante su estadía en tierras mexicanas escribe la novela de fantasía “La cite dans l’oeuf” y lo que sería su primera obra abiertamente gay, “La Duquesa de Langerais” (La Duchesse de Langerais), un monólogo sobre un trasvesti, Edouard, personaje que aparecerá en otras obras de ficción de este autor. Su obra “Las cuñadas” (Les Belles-soeurs), escrita en 1965 fue la primera obra producida profesionalmente, subiendo a escena del Theatre du Rideau Vert un 28 de Agosto de 1968, siendo su obra más popular y traducida a más de 22 idiomas, entre ellos al creole, alemán, yiddish, lituano, japones e hindi, teniendo un gran efecto en el idioma, la cultura y el teatro en Quebec, ya que transformó ese teatro que se venía haciendo en Canadá al introducir personajes que retrataban a las mujeres de clase trabajadora, enfrentándose con los estereotipos sociales y religiosos de mediados del Siglo XX. Por otra parte Tremblay es el primer autor dramático que llevará a sus textos personajes abiertamente gay y al mismo tiempo, como ya apuntamos, es considerado un autor que da voz a la mujer, rompiendo con estos temas esquemas tradicionalistas en el teatro en su país.

La obra de Tremblay está concebida mediante un lenguaje y una exposición de los sentimientos que no deja indiferente a ningún lector de las mismas, siendo ese el motivo que sedujo a Alejandro Vales cuando tuvo entre sus manos el texto en ingles de “Por el placer de volver a verla”, llevándolo a buscar alguna versión en español de la obra, encontrando una hecha en México y otra en Argentina, siendo esta última por la cual se decantó y la que subiera a las tablas en esta ciudad.


Jessica Álvarez-Dieguez tomó el reto de asumir la dirección de esta puesta en versión de Manuel González Gil y traducida por Pablo Rey, dando un paso al frente en el siempre difícil acto de la autodirección, aunque asistida por la mano de su compañero en la vida y en la escena, Alejandro Vales, con quien forma la dupla actoral de este sólido texto.


Vales, en el rol del hijo que evoca a la madre que ya no está presente físicamente pero que la necesita por ser indispensable en su vida, hace de su trabajo una muestra de entrega al personaje, al cual es posible verlo en su evolución desde sus primera infancia hasta su adulta madurez como ser humano y como profesional, evocando cada momento con pequeños gestos de manos, ligeras posturas del cuerpo, mediante los cuales podemos apreciar el transcurso del tiempo sobre el personaje, esto acompañado de una clara dicción, que no permite que nada del texto se pierda. Un trabajo desde la sinceridad, la organicidad, revelando la esencia del actor que se entrega a su personaje haciéndolo vivir sobre el escenario.


Jessica Álvarez-Dieguez quien sin duda ha demostrado ser una magnífica actriz de comedia, con el ‘tempo’ necesario y justo para ese difícil género, en este rol hace un giro de 180 grados a su trabajo, entregándonos un personaje que transita certeramente por los caminos no solo de la comedia, sino también por el del melodrama y el drama. En su caracterización de la tan añorada madre no faltan los diversos matices con que el autor viste a este personaje: el sarcasmo, el humor, la sobreprotección, el cariño, la imaginación, la añoranza, las ilusiones, elementos que la actriz va mostrando a través de un diálogo constante, en el cual su personalidad va tornándose cada vez más implacable con respecto a lo que ella considera debe ser la mejor formación para su hijo.

Tremblay nos enfrenta a un personaje, al cual por momentos se ama y por momentos se llega a sentir cierto rechazo debido a la dureza de sus reacciones maternales, algo que da cierta complejidad al personaje y que la actriz resuelve con eficacia, otorgándole a cada momento el gesto y la intención de voz precisa.

En cuanto a la puesta en escena, esta no se aparta del mismo concepto ya realizado en previas puestas que han subido a las tablas en otros países: un escenario vacío con solo algunos módulos de madera a los cuales se les darán distintas funciones y un ciclorama cubriendo todo el fondo del escenario sobre el que se proyectará una iluminación que producirá diferentes ambientes o un cielo iluminado por una gran luna llena. El actor, en su doble función de narrador y personaje se mantendrá todo el tiempo en escena, mientras la actriz tendrá constantes entradas y salidas del escenario ofreciéndole un dinamismo a su rol que acentúa la diferencia de temperamentos entre ambos.


Un momento de espectacular desenvolvimiento escénico es sin duda el diálogo que se desarrolla entre los dos personajes mientras ella va colgando ropa blanca -muy simbólico el color- en una larga tendedera que atraviesa todo el espacio escénico, previamente puesta por el narrador-hijo, lo que obliga a la actriz a conjugar la repetitiva acción de colgar ropa con el mantenimiento de un diálogo poseedor de un texto que nada tiene que ver con ese rutinario quehacer de la vida cotidiana. Sin duda estamos en presencia de una de las escenas memorables de dicha puesta y que ambos actores resuelven de manera magistral.

Es innegable que en este trabajo se nos muestran un Alejandro Vales y una Jessica Álvarez-Dieguez muy diferentes de lo que estamos acostumbrados a ver de ellos a través de sus constantes trabajos en las tablas de Teatro 8, aquí, queda clara la capacidad y el compromiso de ambos actores al momento de asumir un texto con tan fuerte sentido de lirismo, tan cotidiano, humano, que posee una carga emotiva y sentimental que hace imposible el no derramar una lágrima, la cual dejamos salir sin miedo, con mucho de nosotros mismos.



Gracias a ambos actores por haberse atrevido con este trabajo a sabiendas que no cumpliría con las expectativas de la mayor parte del público miamense, ya que apostaron por el teatro y por lo que de valores artísticos y éticos, este puede aportar.




Texto y fotos/ Wilfredo A. Ramos
Diciembre 2, 2021

(Bohemia. Agosto 1913) Rita Primelles Reyes, presidenta Asociación "Aurelia del Castillo", Nuevitas, Camagüey.

 

¿Qué puede ser más importante en el ser humano, lo material o sentirse emocionalmente realizado? (por Orlanda Torres)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, gracias a la cortesía de la psicóloga Orlanda Torres, quien ha aceptado la invitación a compartir con los lectores sus consejos y reflexiones sobre los conflictos cotidianos.



Existen personas que a lo largo de su vida se preocupan más por tener una vida con lujos y detalles sofisticados, muchas de ellas viven en lujosas mansiones que al final del día ni siquiera pueden disfrutarlas.

Lo hijos ya han partido… y ha quedado el nido vacio, muchos de ellos ni siquiera pueden gozar esa casa con su pareja, llegan muy tarde después de una larga jornada laboral, se sienten agotados y simplemente prefieren descansar.

Normalmente estas personas se identifican coleccionando objetos caros de gran valor material, sin embargo, no se sienten emocionalmente contentos, aunque logren tener todo lo material que exista.

Estas personas presentarán en su interior trastornos de insatisfacción, llevando así, una vida netamente existencial.

Pienso que la mayoría de estos coleccionistas vivieron una niñez carente, por eso el afán de sentirse poderosos cuando son adultos, rodeándose de lujos y de cosas para suplir su vacío.

Es posible que saturándose de estos elementos aumente su poder hacia los demás, pero en realidad en su interior son seres verdaderamente inseguros y débiles.

Se ha comprobado muchas veces que el individuo que presenta carencias afectivas tiende a reemplazarlas con objetos, porque siente en su interior insatisfacción, demostrando con su comportamiento una gran debilidad emocional.

Muchas de ellas pueden ser personas que no efectúan el trabajo deseado o anhelado; o sea, existe una falta notable de lo que significa la realización profesional.

Otras tienen grandes desajustes en su interior como: carencia de afecto, de autorrealización, inestabilidad en su hogar, mala relación interpersonal entre su pareja, hijos, amistades, inseguridad personal, baja autoestima; en otras palabras, son personas que presentan disconformidad con su realidad, con su entorno y con su propio yo.

En la mayoría de los casos, estos individuos consideran que deben suplir sus carencias acumulando objetos y lo hacen como un mecanismo de defensa, pero en realidad son seres que se sienten netamente vacíos.

Cuando nos encontramos en situaciones verdaderamente difíciles como la muerte de un ser querido, una enfermedad terminal, cuando nos quedamos solos e imposibilitados, ningún elemento tiene sentido, pierde todo valor ante tan abrumadores sucesos, porque nada material garantiza una vida llena de sosiego.

¿Qué puede ser más importante en el ser humano, lo material o sentirse emocionalmente realizado?

Considero que cuando nos sentimos verdaderamente realizados, satisfechos con nuestro “yo” y con nuestro entorno, vivimos una vida despejada y llena de placer, no importa la carencia material que pudiese existir, el ser humano busca la aceptación del ambiente en el que vive, sintiéndose contento con las cosas que guardan poco valor, pero que los acerca más hacia la auténtica felicidad.






---------------------------------
Orlanda Torres: Psicóloga, Escritora, Educadora, Orientadora Motivacional.
Autora de los libros: "Volando en Solitario" año 2015, Guayaquil - Ecuador. (Disponible en Amazon Kindle). "Los símbolos del Amanecer" (Editorial Voces de Hoy, 2020)
-Estudió en Miami Dade College: Certificate of Florida “Child Development Associate Equivalency”. Maestra de Educación Preescolar e Infantil en la ciudad de Miami.
-Licenciada en Psicología graduada en el 02/2017 - Atlantic International University.
-Orientadora Motivacional y Conferencias pueden contactar a Orlanda Torres a través de la página que administra www.fb.com/vivencialhoy
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2016
-La Estancia en el Paraíso de los Sueños
-Relación de Pareja y su gran Desafío
-Es la Felicidad una Elección
Conferencia en Radio - Miami, Florida
-Positivo Extremo Radio: Entrevista 123Teconte “Regreso a Clases y La Adolescencia”
-¿Como aprender a ser feliz?- Edificio Trade Building-.Innobis Coworking, Guayaquil - Ecuador
-La Inteligencia Emocional en la Relacion de Pareja- WENS Consulting Group, Guayaquil - Ecuador
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2018
- Ser Mujer
Administra:
www.vivencialhoy.blogspot.comwww.facebook.com/vivencialhoyFacebook.com: Orlanda Torres
Instagram: orlanda.torres.3
orlandatq@gmail.comtorres_q@yahoo.com

Friday, December 3, 2021

De la pelota en Guáimaro: Club Cawy. (por Desiderio Borroto Jr.)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, dedicada a Guáimaro, a cargo del historiador Desiderio Borroto Jr.

Foto/Septiembre 1957
-----------

La pelota guaimareña o sea la que se jugó, disfrutó y apasionó al pueblo cuna de la constitución antes de 1959 se desarrolló a través de iniciativas diversas, a veces eran equipos patrocinados por partidos políticos, otras brotaban de los propios barrios del pueblo o eran patrocinados por pequeñas fábricas, sucursales de empresas, comerciantes y hasta por instituciones religiosas, así surgió en Guáimaro en 1951 otros de los clubes o equipos de pelota: el Cawy.

Cawy es una firma refresquera que tenía en Guáimaro a un representante llamado Amable Rodríguez que era también apasionado de la pelota, a su interés por el béisbol y por aumentar las ventas de los refrescos de la firma que representaba le propone a Mario Herrera Fonseca crear con jugadores locales un equipo de pelota, Mario Herrera aceptó y así surgió el equipo de pelota Club Cawy


El equipo de pelota Cawy de Guáimaro estuvo dirigido por Mario Herrera y entre sus integrantes estuvieron: Francisco Fernández, José Nino Manrresa, Roberto Queto Estrada, Oscar Nené Hernández etc. El patrocinador Amable Rodríguez representante de la refresquería Cawy en Guáimaro, éste equipo estuvo activo varios años y ofreció destacados espectáculos deportivos no sólo en Guáimaro sino en varios pueblos de los alrededores dejando una huella en la historia de la pelota en Guáimaro.






-------------------------------
Desiderio Borroto Jr. (Guáimaro 1961) Licenciado en Historia por la Universidad de Oriente y Master en Cultura Latinoamericana por la Universidad de las Artes en Cuba. Historiador, escritor, guionista radial y curador. Ha obtenido varios Premios y reconocimientos por su obra como investigador histórico y escritor.

Tiene publicado varios libros, entre ellos Abrazado sobre la Tierra (1996), El Guajiro Barba (2001), Historia de Guáimaro: Época colonial (2003), Historia de Guáimaro: República y Revolución (2005), La Vista Gorda (2007), ensayos, entrevistas y artículos han aparecido en colecciones y antologías como: Cien años con Soler Puig (2016), Calixto García la nobleza de servir a la Patria (2018), Cuando la luz del mundo crece: Sesquicentenario de la Asamblea de Guáimaro (1869-2019) (2019). También publicaciones suyas ocupan páginas de los Cuadernos Principeños, Revista Antena, Revista Santiago, Revista Viña Joven. Además de antologías y revistas de España, Uruguay e Israel.

Melancolía (un poema de Thelma Delgado)



En el silencio de la noche
Me habla tu recuerdo
Con suave voz y
Con ternura
Cuando dormir no puedo.
La luna pálida sonríe
Alumbrando tu figura
Que se refleja en el plácido río
De agua cristalina y pura.
Tu caricia tersa y delicada
Es mi tesoro, mi paz, mi guía
Que me acompaña cuando
Me atormenta la melancolía.






-----------
Ver

Wednesday, December 1, 2021

(Diario de la Marina. Noviembre 1871) "Vacuna directa de la vaca"


"Vacuna directa de la vaca.

Se administra todos los días desde las once hasta la una de la tarde, y a domicilio por medio de pústulas frescas.

A cualquier hora del día se facilita Vacuna, perfectamente acondicionada para remitirla a todas partes.

Lamparilla 34. Habana"

(Diario de la Marina. Noviembre 1871)

Elisa Armstrong Bengough: una norteamericana de paso por el Camagüey de 1905 (por Carlos A. Peón-Casas)



Los visitantes foráneos de la ciudad agramontina, que no han sido pocos: famosos unos como es el caso de Thomas Merton, orante y meditativo en las penumbras sacras de la iglesia de la Soledad, o recogido y extático en el bello patio del otrora Hotel Camagüey; otros, de menos prosapia, pero todos empero: reporteros impenitentes, viajeros consuetudinarios, admirando en la ciudad las prestancias medioevales que le hacían sin igual.

La viajera que da motivo a esta crónica: Elisa Armstrong Bengoug, estuvo de paso allá por el año 1905, y dejó para la posteridad, un reporte periodístico(1) publicado en su momento en la prensa norteamericana, y que hoy puede leerse en formato digital, acompañado de unas excelentes fotos de época. 

El párrafo de apertura de su crónica, leído hoy, a más de una centuria, nos parece delicioso, dice la cronista:
Camagüey, la ciudad más pintoresca y desconocida, entre sus hermanas cubanas, es un almacén de delicias para el visitante casual y una fuente de gozo perpetuo para el que mira detrás de la cámara, pues en Camagüey, lo siglos dieciséis y veinte se dan la mano, por entre callejas tan estrechas que los cocheros deben poseer una licencia especial para navegar entre ellas(2).

Con tal mirada, podemos entender, el asombro de la norteña ante los peculiares espacios citadinos de aquella ciudad, que recién estrenaba el nombre de Camagüey, el mismo que ya definía al de la provincia, la otrora y siempre extensa comarca, y que desde 1903, sustituía el antológico de Puerto Príncipe. 

Porque lo que sigue en sus elucubraciones sobre nuestra añosa urbe nos remite a ese inevitable accidente de nuestra mediterraneidad, que parafraseando al poeta es lo mismo que “la maldita circunstancia de la llanura por todas partes”(3)
Hasta hace muy poco, Camagüey estuvo tan aislada, y las facilidades de alojamiento para los viajeros fueron tan peculiares en su incomodidad que la mantuvieron definitivamente inexplorada. Aún hoy es desconocida para el viajero invernal promedio, aunque es fácilmente alcanzable desde la Habana o Santiago por medio del ferrocarril, que tiene sus oficinas en esas ciudades(…)(4)
Lo que sigue en su reporte nos parece, verdaderamente, el motivo primordial de aquella crónica que indefectiblemente estaba dirigida al potencial turismo norteamericano que pasaba de largo ante la belleza singular de nuestra ciudad, un inevitable gancho periodístico para que mediante el recién estrenado Cuban Railroad, poder atraer nuevos visitantes:
Un grande y confortable hotel ha sido inaugurado recientemente para los turistas, y pronto las medievales calles, resonarán con las voces de los visitantes norteamericanos, disfrutando los atractivos de una ciudad que hasta ahora sólo ha sido el privilegio de unos pocos que se han atrevido a soportar los horrores de un hotelucho cubano en busca de lo novedoso y atrayente(5).
La viajera no deja de reconocer que la ciudad acusa ya algunas influencias modernizadoras a saber luego del periodo de ocupación norteamericano: “su gran limpieza, las calles pavimentadas y la llegada del teléfono y la electricidad”(6). Pero los mayores atractivos para los potenciales turistas, los lectores norteños de sus crónicas, estarían en:
las interesantes tiendas de souvenirs del antiguo régimen español, y poder acaparar en sus cámaras las novedades de nuevas figuras, vehículos y paisajes en su periplo invernal(7).
Igualmente podrían admirar:
una pelea de gallos, o una partida de chicos jugando lo que ellos imaginan ingenuamente como beisbol, y a un grupo de lavanderas blanqueando las sábanas de la familia en el río y secándolas sobre los cercanos arbustos(8).
Pero de todas las maravillas por descubrir para el potencial turista norteño, todavía quedarían por ver las no pocas iglesias locales, las verdaderas “joyas de la corona” de una comarca donde proliferaron tantas como se pudieran imaginar en un espacio limitado de ciudad, gracias al sentido religioso y al peculio singulares de sus habitantes. 

Así las describe la cronista de un modo que por momentos, nos parece que excede los límites del hecho real para recrear a su gusto un escenario con tintes de ficción:
La historia de esta ciudad se escribe siempre a través de sus iglesias y otros edificios religiosos, y no hay otra que le lleve la delantera. La Iglesia Mayor, ha servido como fuerte, en su torre se ha desplegado una pieza de artillería, y la soldadesca ha habitado el mismo lugar donde los fieles rezan, y en sus recias puertas se aprecian las marcas de las balas(9)
 

Referente a la hermosa Iglesia de la Merced, por su parte, apunta:
Quizás más interesante aún es la Iglesia de la Merced, construida en 1748, por lo monjes de aquella orden. El altar está ricamente decorado en plata, lo que produce un magnífico efecto bajo la luz de los candelabros ubicados en la arcada. Aquí, como en otras partes las mujeres forman parte importante de la congregación, pero más allá de esos umbrales, en el monasterio colindante, no son admitidas(10)
Lo que sigue de su interesante relato, tiene que ver con la apariencia de los entornos citadinos, el colorido de las fachadas de las casas, y alguna que otra costumbre de ocasión de los principeños, y que la visitante hace constar, como evidencias de la vida de nuestra añosa comarca:
Los colores de las casas son extremadamente pintorescos; con tonos muy vivos: azul, anaranjado malva y rosado. Las casas pintadas de blanco se prohíben por ley, porque bajo el reverberante sol pudieran ocasionar daños a la visión. Las ventanas están dotadas de rejas de hierro forjado, o persianas moriscas pintadas o ya deslustradas, y las cocinas con su estufa de azulejos azules y blancos y el fuego avivado por el carbón vegetal, es algo digno de verse y recordarse(11)
Muchas de otras costumbres ancestrales, llaman la atención de la sorprendida viajera en su recorrido por la ciudad de antaño, como por ejemplo, la muy raigal costumbre del cortejo amoroso a través de las ampulosas ventanas o balcones coloniales, donde la dama requerida en amores, esperaba cada tarde noche a su pretendiente:
Camagüey hace gala de su conservadurismo; el cortejo amoroso todavía sucede con la dama en su balcón y su novio en la calle, algo que en nuestros ambientes es inimaginable ya. Quizás por ello, la escena de la plaza cuando toca la banda en las tardes establecidas, es especialmente alegre. Alrededor de la plaza circulan carruajes con damas ataviadas como para una fiesta, mientras en aquella pasean otras con sus chaperonas, y son admiradas a una distancia decorosa por grupos de jóvenes de punta en blanco(12).
Mirando las fotos de esta singular crónica-reportaje, uno se percata de la acuciosa mirada, que tiene esta especial cronista norteamericana, para descubrir esas esencias tan particulares que distinguían la vida de la ciudad de entonces, detalles que quizás pasaran desapercibidos, por su trivialidad para los que habitaban el terruño. Una de tales instantáneas corresponde a la de un infaltable vendedor callejero, con su atestada carretilla o su mula, colmada de los artículos más inimaginables. Así recrea esta escena:
El vendedor ambulante es un personaje necesario en Camagüey: un visitante bienvenido en cada puerta. El mantiene sus recorridos regulares como hombre de negocios. A veces es un vendedor de carbón, con su mercancía bien atada al lomo de su mula; otras, es un vendedor de aves y huevos; estos últimos acomodados en una gran cesta que porta en su brazo; y las primeras atadas vivas, pero indiferentes a su suerte. El vendedor de zapatos se le ve tan a menudo que tal pareciera que todos en la ciudad compraran sus calzados en las puertas de sus casas. Sus mercancías las porta en un gran marco de madera acomodados en filas. Los zapatos son de sorprendente buena apariencia, entre los que destacan las zapatillas en rojo, azul o amarillo(…) Otros llevan tiendas en miniatura a sus clientes, en pequeñas carretas, arrastradas por un robusto chivo, y donde apilan desde encajes hasta utensilios de latón, y desde percal hasta polvo facial(13).
Otros detalles, de la cotidianeidad no le quedan indiferentes como acaso los cortejos fúnebres de los más pobres, portando el humilde sarcófago en hombros de camino al camposanto, y sólo atendidos por hombres, pues las mujeres no solían sumarse a aquellos. Y la presencia de los más pequeños y más desfavorecidos: correteando mientras juegan por las polvorientas callejas: ”disfrutando una agradable inmunidad de ropajes, con el atuendo de la Naturaleza en perfecto confort y edénica inocencia”(14); gracias al tórrido ambiente que no es perturbado por vientos gélidos, porque en Camagüey, acaba acotando, pensando otra vez en sus potenciales lectores norteños, siempre es verano.



-------------------
Citas y Notas

  1. OLD CAMAGUEY. A Survival of the Centuries in Interior Cuba By Elisa Armstrong Bengough. Published in the June 1905 issue of "The Four-Track News—An Illustrated Magazine of Travel and Education," Vol VIII, No. 6, by George H. Daniels, New York (.Las fotos que se incluyen son las que ilustraron aquella crónica iniciática. La traducción de los textos citados es de mi autoría)
  2. Ibíd.
  3. Paráfrasis del famoso verso de Virgilio Piñera alusivo a nuestra ínsula: “la maldita circunstancia del agua por todas partes”
  4. Ibíd.
  5. Ibíd.
  6. Ibíd. Justo sería acotar que la llegada del teléfono a la ciudad ocurre justamente en mayo de 1905, el mismo de la visita, pero suponiendo que la tecnología fuera norteamericana “la concesión para una red de servicio público en la ciudad…se le otorga al español Lorenzo Coll Mora, vecino de Cienfuegos…Hasta 1912 no empiezan a funcionar realmente los teléfonos” En Índice Histórico de la Provincia de Camagüey. 1899-1952. Respecto a la llegada de la electricidad si pifia la autora si nos atenemos a lo que se explica en el ya citado Indice Histórico donde leemos: “desde 1890 la ciudad tiene una planta, propiedad de la Empresa de Alumbrado Eléctrico de Puerto Príncipe(…)”
  7. Ibíd.
  8. Ibíd.
  9. Ibíd.
  10. Ibíd.
  11. Ibíd.
  12. Ibíd.
  13. Ibíd.
  14. Ibíd.

(Bohemia. Diciembre 1942) Biografía condensada de Winston Churchill

 

Tuesday, November 30, 2021

del Ballet de Camagüey (Foto/Bohemia. Julio 1975)

 

Los 10 enemigos del amor. Enemigo # 7: La paralizante Ley del Hielo (por Cecilia Alegría, La Dra. Amor)

Nota del blog: Espacio semanal de Cecilia Alegría, La Dra. Amor, dedicado al amor de pareja.




¡Cuidado con ignorar al otro!

Se produce cuando uno de los dos deja de sintonizar con el otro y se retira de la conversación, aunque en apariencia esté presente.

Esa persona ni siquiera se toma el esfuerzo de producir los sonidos que indican que seguimos con atención lo que el otro nos dice. Calla y muchas veces justifica su encerrona en sí mismo en que prefiere no hablar porque empeoraría aún más la situación. Sí, es cierto que en ocasiones esta manera de pensar es correcta, pero en otras genera el efecto opuesto al que se pretende.

Con semejante actitud, lo único que logramos es decirle al otro (sin palabras) "Tú no existes para mí", lo que equivale a negarlo o desconfirmarlo, al no reconocerlo como interlocutor válido.

Lo ideal es contener la ira, recuperar la calma y decir como esto: “Por favor disculpa, pero no estoy en condición de continuar discutiendo sobre esto ahora mismo…Te amo y no quisiera decir algo de lo que después me arrepienta… Terminemos de tratar el tema en otro momento, cuando los dos estemos más tranquilos…”

La llamada "Ley del Hielo" es uno de los factores más destructivos de la comunicación de pareja. Castigar al otro con "el látigo de tu silencio" los conduce a verse como en enemigos. Y emplear a los niños como intermediarios, llevando los mensajes del uno al otro mientras la ley del hielo está en vigencia, es peor aún.

Es obvio que en una relación amorosa vamos a herir los sentimientos del otro, tarde o temprano. Y cuando esto suceda, debemos estar dispuestos a REPARAR el daño causado. Lo que implica aprender a pedir perdón y a reconocer que metimos la pata.

La Ley del Hielo no es propia de aquellas personas que dicen ser creyentes. Mientras más cerca del Señor, menores probabilidades de practicarla.


--------------------

Ya salió el décimo tercer libro de La Dra. Amor AMENECER CON DIOS, con 365 reflexiones, una para cada día del año, que te permitirán fortalecer la relación con tu creador. Búscalo en https://www.ladoctoraamor.com/products/amanecer-con-dios





--------------------------------------------------------
Cecilia Alegría, La Dra. Amor (www.ladoctoraamor.com): Consejera de Parejas, Love and Life Coach, Conferencista Internacional, Periodista y Conductora de Radio y TV. Destaca en los Latinos en Miami dando consejos sobre cómo triunfar en el terreno amoroso y ayudando a miles de parejas a resolver sus problemas. Forma parte del grupo fundador de profesores del programa Universidad de la Familia.

Ha publicado trece libros entre los que se encuentran: Comunicación Afectiva=Comunicación Afectiva (Espasa Calpe, España, 2000). 120 preguntas y respuestas para ser mejores personas (Editorial Norma, Colombia, 2004), No hay amor más grande (Editorial Aragón, USA, 2012), Amando un Día a la Vez (Ediciones Varona, U.S.A. 2015), Al rescate de tu comunicación de pareja (Ediciones Varona, USA 2017), Sexo Sagrado y Lazos del Alma (Indie Publishingnbsp, 2018), Alessia (Book Master Corp. 2019), El Poder del Amor Ágape: como restaurar tu matrimonio después de una infidelidad (2021). Amanecer con Dios (2021)

Monday, November 29, 2021

¡No siga apretando su corsé!


¡No siga apretando su corsé!

Si quiere lucir esbelta y siempre joven, lo conseguirá facilmente sin peligro ni molestia.

Tomando la DELGADINE del Dr. Lambert de París.

No tiene sabor alguno.

Se toma una o dos cápsulas antes de cada comida.

Adelgaza 8 a 10 libras mensuales.

(Bohemia. Enero 1915)

De tus poemas casi nada queda (por Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.

--------------
 Ilustración/Humberto Castro
---------------------------------------------

Poema 2 de La patria es una naranja (Ediciones 2010, 2011, 2013) (Poesía del exilio)


2


De tus poemas casi nada queda,
casi nada sirve,
tú, que nunca has tenido una pecera
para adormecerte, quedarte con la mente en vilo después de haber escrito
una cuartilla,
apostaste tus poemas a la patria
pero te equivocaste de patria:
cantaste a sus adalides más gloriosos
en lugar de escribir odas a aquel amigo maricón, acobardado, triste
–destazado por el Tirano que se hizo dueño de la patria–,
incapaz de hacer detonar una pistola de agua
contra el Tirano y su séquito –los reales enemigos de la otra patria–,
él sí, él sí, aquel amigo
era la patria.

Debes rectificar tus poemas,
sacar de ellos
a los panaderos de discursos,
habrás de borrar tus versos encendidos
donde dabas fe del futuro esplendoroso
donde cantabas a aquella igualdad entre los hombres
donde afirmaste que las colmenas alcanzarían para todos,
habrás de retractarte de los poemas que escribiste al hermano mayor que luego
fue el Tirano.
Debes tirar esos poemas en un crematorio
y salvar sólo a los que en verdad hablaban
de la patria:
aquellas mujeres, el amor tomado y perdido, las putas de tu infancia,
ese otro amigo muerto con plomo delante de tus ojos, muerto
seguro de que estaba muriendo por ti, por tus amigos, por la patria,
y que luego fue muerto de nuevo, traicionado
por quienes dictaron que la patria
era la muerte,
o peor:
que eran ellos mismos.


---------------------------------------------

2


Delle tue poesie quasi niente resta,
quasi niente serve,
tu, che non hai mai avuto un acquario
per addormentarti, per vagare con la mente sospesa dopo aver scritto
una cartella,
dedicasti le tue poesie alla patria
ma sbagliasti patria:
cantasti i suoi condottieri più gloriosi
invece di scrivere odi a quell’amico finocchio, codardo, triste
- rimosso dal Tiranno che divenne padrone della patria - ,
incapace di sparare con una pistola ad acqua
contro il Tiranno e il suo seguito - i veri nemici dell’altra patria - ,
lui sì, lui sì, quell’amico
era la patria.

Devi correggere le tue poesie,
tirar fuori da loro
le fabbriche dei discorsi,
dovrai cancellare i tuoi versi incendiari
dove confidavi in un futuro magnifico
dove cantavi l’uguaglianza tra gli uomini
dove affermasti che gli alveari sarebbero bastati per tutti,
dovrai ritrattare le poesie che scrivesti al fratello maggiore che dopo
divenne il Tiranno.
Devi bruciare queste poesie in un crematorio
e salvare solo quelle che parlavano davvero
della patria:
delle donne, dell’amore conquistato e perso, delle puttane della tua infanzia,
di un altro amico ucciso con le pallottole davanti ai tuoi occhi, morto
sicuro che stava morendo per te, per i tuoi amici, per la patria,
e che dopo morì un’altra volta, tradito
da chi disse che la patria
era la morte,
o peggio
che erano loro stessi.


 ---------------------------------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.
Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.
Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.
Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.

----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960.
Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con un amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.  Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.
Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!

Gaspar, El Lugareño Headline Animator

Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!