Friday, December 16, 2016

Una amistad sellada en el humo (por Adalberto Guerra)

Nota del blog: Cada viernes un texto publicado originalmente en la revista La Cohoba. Sección cortesía de Adalberto Guerra. Los temas que aparecen en este espacio están relacionados con la cultura del tabaco y las Artes Plásticas.


Entrevista a Avo Uvezian el compositor de Extrangers in the night, la afamada canción grabada por Frank Sinatra en 1966.

Publicado originalmente en la IX edición de la revista La Cohoba


Esta historia comienza en el Líbano y tiene melodía de Jazz y aroma de tabaco. Para tejerla, un hombre enriquecido por los años con ademanes de músico virtuoso se sienta ante una taza de café y te lleva a través de la cadencia de su narración hacia una época hermosa.

Bien pudiera ser una historia de amor, que lo es, con una pequeña variación, es la historia de un amor dividido entre un piano y el hombre que inventó frente a un tabaco la melodía perfecta para que habitara el humo.

Con un beso sobre la capa dulce de un tabaco y música clásica de fondo para acompañar la tarde comienza mi encuentro con Avo Uvezian en una tabaquería en una ciudad lejos del Líbano. Cuando se habla de Avo Uvezian se piensa en lo clásico, en lo refinado, tal vez obligado por la finura con que viste, la elegancia con que se conduce en las palabras, y por la música que es el resumen de todas estas cosas mezcladas en el humo.

Avo llega acompañado de su hijo Ronny Uvezian y Scott Kolesaire de Davidoof y se sienta frente a la tabaquería Corana en la ciudad de Sand Lake, Orlando-Florida, con la amabilidad de un patriarca dejando los mejores puestos para sus invitados. Antes del saludo me parecía haberle conocido anteriormente, pero todas las ideas preconcebidas que tenía de Avo después del apretón de manos y la pronunciación perfecta de mi nombre en español, me aseguran que ya le conocía, le conocía en la música y en el aroma que me trajo hasta aquí que me fue hablando sutilmente de él.

No hay que formular preguntas porque Avo prefiere como yo una conversación calma y el saludo de los clientes que pasan y extienden la mano sobre la mesa y continúan hacia el interior de la tienda como si hubiera un montón de palabras en el saludo. 


“Nací en 1926 en Beirut, el Líbano en una familia de músicos de origen Armenio. Mi madre era cantante, mi padre compositor y director de la orquesta sinfónica. La experiencia de mis padres me permitió desarrollarme en la música.”

A los catorce años de edad, a la muerte de su padre en 1943, pasa a ser el cabeza de la familia teniendo que proveer para su madre y dos hermanas, por lo que la música pasó a ser su medio de vida. La familia Uvezian tiene pasiones diversas desde el modelaje, la música y la escritura, hasta al gusto por un fino tabaco y el lujo tradicional, todas estas manifestaciones artísticas y de modales alentadas por la figura de Avo como centro, una hermana de Avo, Sonia Uvezian, es una reconocida escritora de libros de recetas de comidas tradicionales como The cuisine of Armenia, y múltiples de volúmenes similares.

“Después de concluida la segunda guerra mundial, muchos soldados americanos y soldados de las fuerzas aleadas frecuentaban los hoteles y bares de Beirut, yo tocaba Jazz que era una cosa rara en el Líbano, que es más árabe, eso me hizo diferente y de cierta forma popular, después; la época dorada de la música en Beirut empezó a ser cosa del pasado.”

Uvezian se unió entonces a un trío de jazz, conocidos como The Liban Boys recibiendo un contrato de trabajo en un hotel de Bagdad, Iraq, de ahí fue contratado por un hotel en Tehran-Iran, estando allí, Avo recibió una invitación en 1946 de Mohammad Reza Pahlavi- El Shah de Iran, para actuar en su palacio amenizando recepciones diplomáticas y eventos.

“Yo hablo Farsi (Persa). Recuerdo que estaban tratando de bailar jitterbug en el palacio y al verlos bailar, les dije en lengua Farsi, ustedes no están bailando como debe ser. ¿Me permite enseñarles?. Se sorprendió el Shah al verme hablando Farsi, y creo que esa fue la razón por la que me contrataron a pasar 2 o 3 eventos más allí en palacio y finalmente me convertí en el pianista exclusivo del Shah. Después de un año en Iran, Mohammad Reza Pahlavi quiso que viajara New York, Estados Unidos.’”

“Como nací en el Líbano, el árabe fue mi lengua primera. Mi familia era de Armenia y naturalmente yo sabía esa lengua también. Mis abuelos vinieron de Turquía, así que sabían cómo hablar turco. A los 10 años, podría hablar todos estos idiomas, y posteriormente aprendí Alemán con un grupo de Judíos de Austria, que venían de los campo de concentración después de la guerra. Hablo muchos idiomas, inglés, francés, persa, alemán, italiano, árabe, armenio, turco y español.” Y para dar fuerza a lo antes dicho tararea un canción cubana de los cuarentas en prefecto español.

Mientras vivía en Nueva York, Avo tocó para múltiples bandas y estudió piano y composición clásica en la Escuela Juilliard, “Allí en New York conocí a Ella FitzGerald sin saber la grandeza que tenia, fui por la parte de atrás del teatro donde se presentaba y me dejo tocar Let’s Fall In Love.” Avo conoció a su primer esposa, Marie Sahakian, mientras actuaba en un centro turístico de Nueva York, en las montañas de Catskill en 1951. Tuvieron tres hijos, Jeffrey, Robert & Ronny.

Avo Uvezian se enroló en el ejecito durante la Guerra de Corea en 1950, con 24 años de edad, y fue enviado a Fort Dix, New Jersey. Su talento musical le destacó inmediatamente y fue trasladado a la formación de banda. Cuando llegó a Corea, la banda tocaba en un club de oficiales, donde les pagaban veinte dólares la noche.

“Una de esas noches, el ayudante de un general me preguntó si podía tocar Back Home Again in Indiana para el General. Después de tocar la pieza, el general en persona se acercó y me dijo: ‘Hijo, esa es la mejor interpretación de Back Home Again in Indiana que he escuchado. Sería bueno tenerte en el cuartel general’ y cuando el General sugiere algo se vuelve orden, al día siguiente recibí el trasladado a Governor’s Island-New York.” Avo Uvezian fue dado de alta con honores en 1952.

Una vez de regreso en los EU, ya fuera del ejercito, pasa a trabajar en la joyería de su suegro, negocio que eventualmente lo llevó a Puerto Rico. En Puerto Rico otra vez la música lo conduce a los escenarios, esta vez en el complejo turístico Palmas Del Mar, donde recibe un contrato por 4 meses que se extendieron por catorce años. En 1970 termina su matrimonio con Marie Sahakian.

Contrae matrimonio 1975 en Puerto Rico con Nivia Valle su actual esposa. En 1983 nace su hija Karyn y viajan a Suiza para su bautizo. Avo ordenó un puro cubano después de la comida para celebrar el evento y el precio le pareció excesivo, 24 dólares. Un amigo le recomieda hacer su propio tabaco. “Volví a Puerto Rico y de inmediato viajé a la República Dominicana para ver si podía encontrar una fábrica que nos hiciera los tabacos y así pasé dos años buscando en diferentes fábricas una oportunidad hasta que di con Hendrik Kelner, presidente de Tabacos Dominicanos o TABADOM, e hice las primeras muestras. Por esa época tuve la suerte de estrechar también amistad con Michel Roux, el francés responsable de traer Vodka Absolut a los Estados Unidos. Este en una conversación, me dijo, ‘Si usted va a entrar en el negocio de los tabacos, haga de la manera que lo hace la Vodka, pague más que nadie por ellos, pero asegúrese de que también son los mejores del mercado. Asegúrese de que la presentación de su producto es la mejor.’ Él me ayudó a conseguir mi sello, diseñado por los diseñadores gráficos de licores Knockando. Así que cuando Henkie me presentó una cotización para los tabacos, le dije, que iba a darle el 25 por ciento más de lo que pidió. De esta manera yo sabía Henkie se aseguraría de que me dieran el mejor tabaco posible.”

En 1987 los primeros tabacos confeccionado por la fábrica de Kelner se vendieron bajo la etiqueta Bolero en San Juan, y más tarde 1988 bajo la nominación Avo Cigars pasó a venderse en las tiendas de tabacos Davidoff de Nueva York. En el primer año se vendieron 120.000 tabacos. Para el tercer año Avo Cigars vendió más de 750.000 unidades. En 1995 Davidoff pagó a Avo Uvezian $10 millones por los derechos de distribución de la marca. En 1996, la venta alcanzó a más de dos millones de tabacos. Desde entonces los tabacos Avo están considerados tabacos selectos.

En su extensa narración hace un alto y dice; “Debíamos ir a donde hay siempre un piano y una novia esperando, a mi casa para que conozcas a mi esposa Nivia”, y efectivamente frente al piano retoma la conversación entre anécdotas y notas musicales del pasado que va entrelazando con historias de tabaco, como el maestro de la comunicación que es, va resumiendo una época y un estilo creado por él, bajo un sombrero que lo identifica. Luego; fotos de familia y conversaciones sobre autores y lecturas comunes con Nivia y un poco de café a lo cubano. La historia de Avo Uvezian no es ni música ni tabaco, es la historia de un hombre de familia que no sabe definir entre ambas y ha decidido amarles por igual; “Un tabaco es un confidente, la música es el idioma de la confidencia de un hombre ante la soledad y el humo.”

Un día para Avo Uvezian esta incompleto si no recurre a los lugares donde encuentra el saludo de la gente que pasa, la conversación a media luz de una tabaquería. El reconocimiento de Avo no viene de su buen tabaco o por ser el autor de magníficas melodías como Broken Guitar que llegó luego a ser grabada como Extrangers in the night por Frank Sinatra en 1966, el reconocimiento de Avo viene de su carisma y las demás cosas vinieron a acompañar su paso por la vida en armonía con la buena persona que es, y en pago, la gente que lo rodea lo ama, lo respeta y esa es la melodía más placida para acompañar el paso de un hombre por la tierra.

Recuerdo que en medio de la entrevista un muchacho joven saluda gentilmente y dice; “Perdón no quiero interrumpirles, pero no había tenido la oportunidad de conocerle en persona”, Avo extiende la mano respondiendo al saludos y casi simultáneamente con la otra mano le obsequia un tabaco. Observé al joven poner a un lado el tabaco que estaba fumando y encender el Avo Classic. Esto pudiera lucir una anécdota simple pero no lo es, había en el gesto una conexión de palabras no dichas, y música en los ademanes, cierta conspiración de por vida. Avo es una empresa dentro de una empresa y sabe como representar su producto, no porque se lo proponga, sino porque su producto tiene su mejor etiqueta en él y en su personalidad.

Casi en la despedida, dice: “Esta amistad no puede terminar en una entrevista” y empieza a hacer conexiones como si fuéramos a vernos al día siguiente, “Quiero presentarte a un amigo”, y atravesando una nube densa de humo aparece Adnan Bizri, el dueño del hotel Cabana Bay Beach Resort de Orlando, y así de una presentación en otra, de una anécdota en otra, se nos fue la tarde. La próxima vez que nos encontramos Avo tenia en la mano un copia de New York Times donde aparecía en un artículo con un resumen de su vida de una entrevista realizada por teléfono donde se resaltaba su última creación, Avo Limited edition Improvisation Series 2015, fue entonces que me di cuenta de lo afortunado que era, de tenerlo en persona y mantener con él una amistad sellada en el humo. 

Thursday, December 15, 2016

Arts Ballet Theatre of Florida recrea El Cascanueces (por Baltasar Santiago Martín)

Fotos/Patricia Laine
---------------------------------


El Cascanueces es un ballet basado en el cuento El Cascanueces y el Príncipe de los ratones, de Ernst Theodor Amadeus Hoffman, con coreografía de Lev Ivanov, el asistente de Marius Petipa –quien aprobaba y hasta modificaba a veces las creaciones de Ivanov– y música de Piotr Ilich Chaikovski, estrenado el 18 de diciembre de 1892 en el teatro Marinski de San Petersburgo, Rusia. A pesar de su bellísima música, es considerado un ballet “para niños”, y las principales compañías lo han asumido más como una bonita tradición navideña que como un tour de force para sus bailarines.

No obstante estos “prejuicios”, yo diría que la calidad y la altura de una compañía de ballet puede juzgarse perfectamente por el rigor y la seriedad con la que aborde esta “tradición navideña”, y Arts Ballet Theatre of Florida, bajo la experta dirección del Maestro Vladimir Issaev, ha pasado la prueba una vez más –como ya lo ha hecho con los “hermanos mayores”, por así decirlo, de El Cascanueces–, pues ha logrado recrear su Cascanueces de la temporada navideña de 2016 con mucha disciplina, buen gusto y el aliciente adicional de una presencia de verdadero lujo: el gran coreógrafo Alberto Méndez en el papel de Herr Drosselmeyer, el Consejal padrino de Clara y de su hermano, el malcriado y travieso Fritz.

Con un programa de mano de agradable diseño y abundante información, Arts Ballet Theatre of Florida recibió al numeroso público que acudió a disfrutar de la representación de El Cascanueces en el Aventura Arts Center durante los días 9, 10 y 11 de diciembre del 2016.

El día 11, ticket en mano, cortesía de ABTF, aguardé expectante el comienzo de la función, y desde el bello preludio, la partitura del genial músico ruso para esta historia de encanto victoriano, magia, artificios y mucho baile magnífico me volvió a enamorar.

Muy buena idea ese desfile preliminar de los niños, solos o con sus padres, demostrando sus precoces habilidades para la danza, y luego, ya en el interior de la mansión de los Stahlbaum, mi primera impresión fue completamente favorable: un vestuario muy elegante, tanto para los niños como para sus padres, y un telón de fondo de agradable diseño, con el consabido árbol de Navidad omnipresente en esa Noche de Fin de Año. 

Los hermanos Stahlbaum fueron deliciosamente interpretados por Dalia Saba, una Clara inocente y juguetona, en verdadero rol de bailarina –a diferencia de otras versiones menos rigurosas–, y Alexander Sokolov, eficaz y simpático como el payaso y malcriado Fritz.

El Maestro Alberto Méndez, como Herr Drosselmeyer, el Consejal padrino de ambos, nos brindó una interpretación notable por su expresividad y su mímica actoral, muy acorde con el desarrollo dramatúrgico de la escena.

La inclusión en esta puesta del abuelo de los hermanos Stahlbaum, personaje a cargo del cantante lírico y actor Jorge Arcila, me pareció forzada y gratuita, y aunque en el programa de mano se menciona a Joanie Weiss como su esposa, en esta puesta su presencia pasó casi inadvertida, al punto de que pensé que era su cuidadora y no la abuela de los muchachos. 

Todos los bailes de grupo –hasta seis parejas en escena–estuvieron caracterizados por su excelente acople y fluidez. De una gran caja de regalo salen el Soldado y la Muñeca interpretados por Theresse Racpan y Pablo Manzo que estuvieron muy precisos en sus personajes.

Alexander Sokolov, en su rol inicial de Fritz, se destacó por la altura y abertura de sus saltos y su rotura malcriada del Cascanueces fue resuelta con una muy buena secuencia y dramaturgia. 

Extrañé el efecto del reloj “virtual” del fondo, avanzando hacia la medianoche, así como el del árbol de Navidad que se suele agigantar ante los ojos asombrados de Clara. Clara se queda dormida en un butacón, e inmediatamente su padrino la “despierta” –debió haber habido un lapso “razonable” entre ambos momentos– para presenciar la batalla entre el ejército de su Cascanueces y el del Rey de los Ratones.

El combate estuvo muy bien escenificado, y la coreografía de la derrota inicial aparente del Cascanueces muy lograda.


El cuerpo de baile de los Copos de Nieve – doce en total– estuvo deslumbrante, con un vestuario a la altura de su desempeño.

La Reina de las Nieves y su caballero, interpretados por Lillian Hill y Zihan Min –que se supone que acuden para acompañar a los protagonistas a su blanco reino–, ejecutaron un pas de deux de presentación, en el que Zihan debió hacer girar a Lillian más centrada y vertical, quien en su variación demostró que posee técnica y musicalidad. Me hubiera gustado que un trineo o algo así hubiera indicado, al final del primer acto, el viaje de Clara y su Cascanueces al País de las Nieves. 

En el Segundo Acto, los “angelitos” estuvieron realmente “angelicales”, para dar a un desfile “multicultural” en honor de la soñadora visitante y su acompañante, que fue iniciado por Yasamin Haghayegh y Kevin Zong en la Danza Española, asunto que Chaicovski también usaría en su emblemático Lago con diferente partitura. 

En la Danza China, las bailarinas estuvieron seguras y precisas, jugando con las sombrillas y los pasos de la coreografía sin cometer errores, saliendo al final en puntas como bailarinas consagradas.

En el Cuadro Árabe, excelente el vestuario del Harén y del Príncipe, con Astrid Zuluaga como la Reina y Luke Stolkton como el Príncipe, quienes sortearon el reto sin el menor tropiezo. 

En la Danza Rusa, los hermanos Danil y Denis Osipov se lucieron con bravura en sus roles de cosacos, con grandes alardes acrobáticos.

En el Cuadro de las Flores, Lillian Hill, como la figura central, se destacó por su excelente ejecución y acople con las otras seis bailarinas del cuadro, admirables extensiones, y por quedarse “clavada” en el lugar –como es lo correcto–al realizar los fouettés; en fin, una verdadera promesa a la que hay que alentar y seguir muy de cerca.

Tras esta caravana de deliciosos divertimentos, el Hada de Azúcar apareció, acompañada de su Caballero, para brindarnos el bello Pas de deux que constituye el momento cumbre de este ballet.


La primera bailarina Mary Carmen Catoya brilló en el rol del Hada del Azúcar por su técnica, estilo e interpretación en perfecto equilibrio, mientras que Kazuya Arima, como su Caballero, estuvo a la altura de su consagrada compañera.

Con un apoteósico final, donde todos los participantes de los divertimentos volvieron a desfilar y a convencer al complacido público, faltó el que Clara retornara a su butacón de la mano de su mago-padrino, para enseguida despertar e ir en busca de su Cascanueces para acunarlo en sus brazos, concluyendo así esta bella fantasía que nos hizo sentir niños otra vez y olvidarnos por un buen rato de nuestras preocupaciones terrenales.


por Baltasar Santiago Martín
Fundación Apogeo
Aventura, 12 de diciembre de 2016

Los valores de la familia (por Christina Balinotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada a la familia por la Dra. Christina Balinotti (https://www.facebook.com/christina.balinotti), quien ha aceptado la invitación a compartir cada jueves, un tema relacionado con su proyecto Universidad de la Familia. Este programa académico comenzará a funcionar en Miami en febrero de 2017, con un programa extenso de 45 semanas, en la Humboldt International University.

Los libros de la Dra. Christina Balinotti se pueden adquirir en Amazon en este enlace.



Los expertos en el desarrollo de las naciones aseguran que para que un país mantenga la vigencia de sus instituciones democráticas y la salud de su economía en aras de un futuro desarrollo, deben existir en la base de la sociedad, valores y principios de naturaleza moral y ética. Sin duda alguna, coincidimos en que dichos valores solo pueden aprenderse en el seno de la familia. La cuestión es cómo enseñar a nuestros hijos, desde pequeños y de manera simple, estas coordenadas de la existencia que sostienen toda sociedad equilibrada. En principio, deberemos conocer las diferencias etimológicas y conceptuales que encierran dichos conceptos. Me refiero a las diferencias planteadas entre valores, principios, moral y ética. Qué es un valor y qué significa un principio. Como tal, el valor es una determinada cualidad humana que elegimos con el fin de liderar nuestra vida. El principio, es la conducta consecuente al valor elegido. Por ejemplo, si mi valor fundamental es la honestidad, no mentir, no corromper ni robar serán mis conductas consecuentes. Por la misma moneda, puedo preferir orientarme por un disvalor. En otras palabras, la cualidad opuesta a la que define el valor. Dicha preferencia dependerá de las enseñanzas recibidas en mi infancia, de mi manera de encarar la realidad. Inclusive dependerá de mi salud psicológica y emocional.

El economista y filósofo escocés Adams Smith en su libro Teoría de los sentimientos morales, afirma que aquello que importa no son los principios sino los sentimientos. Esta aseveración, a primera vista, audaz e incomprensible arroja claridad apenas iniciamos su análisis. ¿Cuáles son los sentimientos que gobiernan tu vida? Amor, gratitud, compasión o por el contrario, te guía el odio, el rencor, la envidia o el resentimiento. Tengamos cuidado ya que uno de dichos sentimientos nos llevará, de manera indefectible, a la elección de valores positivos o negativos.

Edúcalo y edúcate en el significado de la moral y la ética. Dos palabras empleadas como sinónimos pero que guardan entre sí significados diversos. De acuerdo con su etimología, el vocablo moral del latín mos, costumbre, constituye el conjunto de reglas aceptadas y compartidas que nos permiten la cohabitación pacífica en una sociedad. Aquello que no podemos trasgredir sin consecuencias desastrosas para todos. Por su parte, el término griego ethos, que en su origen significó, el hábitat de los animales, se amplió, luego y, alude hoy, a la morada interior del hombre. El ámbito de la conciencia personal. Esa voz implacable que juzga nuestras conductas y pensamientos. Que nos señala lo correcto e incorrecto de nuestras acciones diarias. Vale decir que si un disvalor rige mi vida, por ejemplo, la deshonestidad, estaré contribuyendo a la destrucción de mi familia y, por extensión, de la sociedad. Seré inmoral. No observaré las reglas por todos acordadas. El contrato social al que debemos adscribir para no destruirnos como especie. En este caso, la voz de mi conciencia nada me reprochará por ausencia de valoración ética. Hoy asistimos a la desintegración de estos valores que son un faro y un norte. Un camino para nuestra trémula condición humana.

Zygmunt Bauman en su libro Modernidad Líquida, asevera que vivimos un tiempo de relaciones líquidas en la cual las personas se acomodan a las circunstancias que les convienen como el agua se amolda al recipiente que la contiene. Sin valores. Desprovistos de ética y por fuera de la moral.

Si asumimos que la enseñanza familiar de valores constituye la educación primera y necesaria, dejaremos de creer, vanamente, que es la escuela aquella que debe educar a nuestros hijos. Y aquí viene otra diferencia importante entre educación e instrucción que vale la pena discernir. La formación escolar instruye al niño, le entrega herramientas para su formación. La educación para la convivencia se aprende en la familia. Integración de dos instituciones imprescindibles y complementarias. Escuela y Familia. Pilares. Columnas que sostienen el orden societario. Prestemos atención y reflexionemos.

¿Cómo enseñar en la familia, entonces, valores y principios éticos y morales? En uno de mis libros, el manual de educación parental, De Madres a Hijas, el ABC de la Familia, señalo los 4 valores fundamentales, que a mi juicio, constituyen la base para la enseñanza del resto de los valores conocidos. Libertad, responsabilidad, justicia y verdad. El primero nos enseña la libertad para decidir nuestro destino personal, sin perjudicar el destino de mi prójimo. Descubrimos de esta manera el valor de la responsabilidad. Hacernos cargos de compromisos contraídos en el ejercicio de nuestra libertad. Con lo cual establecemos justicia para todos otorgando a cada cual y en su justa medida, aquello que le corresponde. Quedamos de esta manera, frente al valor de la verdad. Aristóteles decía que la verdad es la única cosa democrática que existe ya que cada persona cree poseer una parte de ella. Entonces, si aplicas tu libertad con responsabilidad y justicia en la esfera familiar, tus hijos llegarán a comprender que si bien, la verdad no es una sola, puede muy bien aproximarse a una verdad en conjunto, y con mayúsculas, útil a la convivencia. 

¿De qué manera trasladar a la práctica cotidiana y con ejemplos sencillos estas verdades? A través del diálogo constante y el ejemplo. Perderás autoridad frente a tus hijos si les hablas de libertad mientras les impides desarrollar su vocación contraria a tus deseos.

Cumple con tu palabra. Si le prometes jugar a la pelota, no lo defraudes. Le enseñaras de esta forma, a ser irresponsable. Trata de no mentir si pretendas que no mienta. Sé justo para que ame la justicia. No reemplaces tu vínculo parental con dinero. Que te aprecie por tu generosidad afectiva y no por tu tarjeta de crédito.

En un mundo donde se conoce el precio de todo y el valor de nada, como indica Oscar Wilde, y el dinero se ha convertido en el valor de la época, debes propiciar en tus hijos, con ahínco y dedicación, el aprendizaje de valores, principios éticos y morales. Un marco de contención adecuado que le servirá a lo largo de su vida. 

Ortega y Gasset acertó en decir que hasta la más hermosa de las pinturas necesita de un marco para lucirse. Reglas, horizontes y fronteras. Marcos. Límites y alas. Alas para crear, Límites para respetar. De eso se tratan los valores de la familia, el mejor regalo para tus hijos, la sociedad y el mundo.


--------------------------------------

----------------------------------------------------------


Christina A. Balinotti: Escritora, Personalidad de Televisión y Radio. Experta en temas de Cultura y Psicología. Mujer de la Semana 2015 CNN Español. Pionera del Movimiento y Organización Femenidad Holística.
 

(Camagüey) Misa de toma de posesión de Mons. Wilfredo Pino será el 21 de enero de 2017


Diócesis de Guantánamo-Baracoa
Diciembre 14, 2016

Queridos todos:

Porque ustedes son buenos, he recibido muchos correos y llamadas telefónicas con motivo de mi traslado a Camagüey. Sabrán comprender que me gustaría contestarles personalmente a cada uno pero si hay algo que ahora me falta mucho es… ¡tiempo!

Tengo que entregar mi querida diócesis de Guantánamo-Baracoa… Y dejarle preparado el camino lo mejor posible al que viene detrás… que ojalá sea pronto.

Estas líneas son, pues, de agradecimiento por su recuerdo cariñoso y, sobre todo, por su oración. ¡Ojalá que la mantengan muchos días más, pues la necesito y necesitaré! También para decirles que la toma de posesión será, Dios mediante, el sábado 21 de enero, a las 10 de la mañana, en la Iglesia Catedral de Camagüey.

Por supuesto que me agradaría que estuviesen a mi lado ese día, pero comprendo que algunos están muy lejos, otros tienen múltiples obligaciones, otros están enfermos, etc. No importará porque seguramente todos estaremos unidos en la oración.

Por cuestiones de la organización, si viven en otras diócesis u otros países y piensan asistir, deben comunicarlo al P. Juan Díaz, actual Administrador Diocesano de Camagüey. Su correo es: juand@arzobispadocamaguey.com

O también me pueden llamar o escribirme a mí. Yo estaría en Guantánamo hasta el 7 de enero, si Dios quiere.

¡Que la Virgen de la Caridad, nuestra Madre y Patrona, nos consiga a todos muchas bendiciones de parte de Dios!

+Mons. Willy

Monday, December 12, 2016

Virgen de la Caridad

Fotos/ Blog Gaspar, El Lugareño

Mi hijo una vez se uniformó con el uniforme de la patria (un poema de Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.


 Poema 15 de La patria es una naranja (2010,2011, 2013)
(Poesía del exilio)

15


Mi hijo una vez se uniformó con el uniforme de la patria
(es decir, con el uniforme de los soldados de la patria del Tirano)
y estuvo dispuesto a darlo todo por ella haciendo estallar la pólvora hasta la muerte.
Los generales también estaban dispuestos a morir por la patria, pero
rara vez un general muere por la patria:
son los soldados los fieles clientes de la muerte.
Mi hijo se dio cuenta de que nunca había tenido una pecera,
mientras los generales se arremansaban en ellas
luego de examinar los complicados planos
de la defensa de la patria.
(He visto allí a tantos generales
engordar 100 kilogramos de peso lamiendo
las tetas de la patria.)
Mi hijo comprendió que el uniforme de la patria que vestía
no era el uniforme de la Patria, sino
el uniforme de la patria particular del Tirano,
comprendió
que sólo le sobraban las promesas, los himnos de guerra,
las diatribas del Tirano en sus tribunas,
la escasez del pan y de la sílaba libérrima, la abundancia
del llanto,
y así
                       renunció al uniforme de la patria
del Tirano
y se dedicó a construir la patria en las bancas del parque
en la primera calle por donde hubo de correr
en el recuerdo del primer amor y del penúltimo
en resarcir
a los amigos de la infancia que había olvidado en la ruta
hacia la guerra inminente, ficticia, inacabable, dictada por el Tirano.
Mas
el Tirano
y sus generales
aún siguen bramando que la patria está por encima del amor a cualquier banca,
parque,
amigo,
padre,
madre,
mujer,
hijo,
pero nunca por encima del amor hacia ellos,
porque ellos, simplemente, dicen, son la patria.

1999


15


Mio figlio una volta indossò l’uniforme della patria
(vale a dire, l’uniforme dei soldati della patria del Tiranno)
e fu disposto a dare tutto facendo esplodere la polvere da sparo
fino alla morte.
Pure i generali erano disposti a morire per la patria, ma
raramente un generale muore per la patria:
sono i soldati, i fedeli clienti della morte.
Mio figlio si rese conto di non aver mai posseduto un acquario,
mentre i generali li usavano per tranquillizzarsi
dopo aver esaminato i complicati piani
per la difesa della patria.
(Ho visto tanti generali
aumentare 100 chilogrammi di peso leccando
i seni della patria.)
Mio figlio comprese che l’uniforme della patria che vestiva
non era l’uniforme della Patria, ma
l’uniforme della patria privata del Tiranno,
comprese
che restavano solo le promesse, gli inni di guerra,
le diatribe del Tiranno nelle sue tribune,
la scarsità del pane e della parola libera, l’abbondanza
del pianto,
e così
                       rinunciò all’uniforme della patria
del Tiranno
e si dedicò a costruire la patria nelle panchine del parco
nella prima strada dove si mise a correre
nel ricordo del primo amore e del penultimo
nel risarcire
gli amici dell’infanzia che aveva dimenticato nel percorso
verso la guerra imminente, fittizia, interminabile, dettata dal Tiranno.
Per quanto
il Tiranno
e i suoi generali
continuano a sostenere che la patria va oltre l’amore per qualsiasi panchina,
parco,
amico,
padre,
madre,
moglie,
figlio,
ma mai oltre l’amore per loro,
perché loro, semplicemente, dicono di essere la patria.


1999

---------------------------------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.
Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.
Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.
Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.
----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960.
Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros.
Cuenta en su haber con una amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari.
Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.
Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

Friday, December 9, 2016

Vicente Martínez de Ybor: La historia del tabaco (por Adalberto Guerra)

Nota del blog: Cada viernes un texto publicado originalmente en la revista La Cohoba. Sección cortesía de Adalberto Guerra. Los temas que aparecen en este espacio están relacionados con la cultura del tabaco y las Artes Plásticas.

Vicente Martínez de Ybor: La historia del tabaco
Artículo publicado en la IX edición de la revista La Cohoba


por  Adalberto Guerra

El nombre de Vicente Martínez Ybor es bien conocido en el mundo del tabaco, primeramente en Cuba donde se destacó como uno de los más significativos comerciante y fabricante, posteriormente radicándose en Key West en 1869 y luego en Tampa en 1885.

Su última estancia le ganó la popularidad que aún conserva en el área de Tampa donde una ciudad hermosa lleva con orgullo su nombre. Vicente Martínez Ybor hizo tanto por el desarrollo del área de Tampa como Henry B. Plant.

Desde el comienzo de la colonización española en el Nuevo Mundo, los jóvenes españoles dejaban la península Ibérica en busca de fortuna en las nuevas tierras. Uno de estos emigrados fue Vicente Martínez Ybor que nació en Valencia, España un 17 de septiembre 1818, hijo de Don Antonio Martínez y María Ybor. Su madre era miembro de una prominente familia cuyo patrimonio data del período de la dominación “Mora” (Moorish) en España. El nombre de la familia se le dio a un río y varios pueblos pequeños cerca de la ciudad de Cáceres en la provincia de Extremadura. El apellido Ybor venia de una aristocracia y sus miembros habían luchado valientemente contra la invasión francesa en 1803-1804. La familia Ybor en 1832 se traslada a Cuba, donde el joven Vicente con catorce años de edad empezó a trabajar como empleado en un almacén.

Cuando tenía diecisiete años, el joven Ybor se convirtió en un comerciante de tabaco haciéndose uno de los primeros capitalistas del tabaco cubano. En 1853 decidió ampliar su empresa creando una fábrica de tabacos. Su primera marca fue El Príncipe de Gales, que se convirtió en poco tiempo en una de las marcas más reconocidas del país.

En 1869 después de una época de guerras, huelgas laborares e impuestos hasta del 12% de la Corona Española sobre la producción de tabacos, emigra a Cayo Hueso, Estados Unidos.

En 1871, Don Vicente adquiere una parcela de tierra y pequeños edificios. Al año siguiente crea Ybor & Company, con su hijo Eduardo y un asociado, Eduardo Manrara. Abriendo también oficinas en la ciudad de Nueva York, donde sus tabacos tomaron notoriedad reportando 20.000 dólares al mes de ingresos en 1872. En 1873 había unos 8.000 trabajadores en sus fábricas, de los cuales un tercio eran americanos, una tercera parte de cubanos, y dos cuartos de nacionales bahamences, para una producción de 135.000 tabacos al día y un valor de 10.000 dólares. Barcos de Vapor embarcaban semanalmente sus tabacos hacia Nueva York, Galveston, y dos veces al mes hacia Baltimore. En 1874, el salario promedio de los trabajadores de su industria era 15.00 dólares por semana.

Adquiere en 1876 El Coloso, en la esquina de Rivington y Attorney Streets, llegando a ser una de las fábricas más grandes en Nueva York. Era un edificio de cinco pisos con un sótano y calentadores de vapor con controles de temperatura y humedad para mantener la flexibilidad de las hojas de tabaco. Cuando se inauguró en 1876, la instalación albergó 500 tabaqueros de todas las nacionalidades, fabricándose allí El Coloso una marca cara, y Mercuric una marca más barata.

En 1884, un incendio en la oficina y almacén SW 89 Water Street, en Cayo Hueso, destruyó la mayor parte de su operación de tabacos, con una perdida de 50.000 dólares en valores. A pesar de las perdidas, de acuerdo con los registros del censo de la Florida, las fábricas de Vicente Martínez de Ybor para 1885, gozaban de una época de esplendor. Sus empleados ganaban de 2.00 a 3.50 dólares por día, de acuerdo con sus habilidades, el monto salarial anual era de 200.000 dólares, con un valor del producción de 600.000 dólares. En medio de toda esta prosperidad, una huelga comenzó en agosto de 1885. La decisión de Ybor de dejar a Cayo Hueso después de la huelga fue rotunda, arrastrando con él a fabricantes hacia el área de Tampa.

Antes de que Ybor City tomara nombre, era un área de aproximadamente de 40 acres de pantanos y matorrales al noreste de Tampa al que llegó en busca de guayabas, Don Gavino Gutiérrez, un ingeniero civil español radicado en Nueva York. Al no encontrar allí la fruta decidió visitar a unos amigos en Cayo Hueso antes de regresar a Nueva York. Los amigos fueron Vicente Martínez Ybor e Ignacio Haya.

Don Gavino Gutiérrez notó que la sociedad de Vicente Martínez Ybor & Eduardo Manrara tenía problemas laborales constantes y estos estaban considerando reubicar sus fábricas. Gutiérrez le describió el área de Tampa con un clima cálido, una bahía de ensueños llamada “Espíritu Santo” con puerto y ferrocarril, poniendo en movimiento la idea de la relocalización.



En 1885, la Cámara de Comercio de Tampa, con la intensión de atraer industrias al área, invitan a Vicente Martínez Ybor e Ignacio Haya a estudiar una propuesta para la compra de terrenos con este fin. Un año más tarde, el 12 de abril de 1886 a bordo del vapor Hutchinson, 500 tabaqueros cubanos arriban a Tampa procedentes de Cayo Hueso. La primera fábrica comenzó a operar al día siguiente, Gavino Gutiérrez fue el ingeniero encargado de los lineamientos de la nueva ciudad.

En el año 1886 la Ciudad de West Tampa, que era como se le conocía al área que ocupa hoy Ybor City, fue reconocida como ciudad, llegando a contar en poco tiempo con unas 200 fábricas y Chinchales (o pequeñas fábricas) dando a Tampa el ilustre reconocimiento de “La Capital Mundial del Tabaco”. No sólo cubanos se asentaron aquí, otros migrados judíos e italianos se unieron al proyecto de Ybor y levantaron ladrillo a ladrillo la ciudad que aún hoy conserva 1300 edificaciones históricas. La próxima edición de nuestra revista recogerá un artículo sobre la ciudad y sus ilustres personajes.

Vicente Martínez Ybor murió en Tampa en 1896 a la edad de 78 años, luego de tener una vida fructífera y dejar un legado histórico. Múltiples menciones cuelgan en placas que le nombran de las paredes de la ciudad que fundó, numerosas estatuas refinan la imagen del hombre que fue, los museos le recuerdan como un ejemplo de emigrante digno.


Thursday, December 8, 2016

Los Cinco Lenguajes del Amor (por Christina Balinotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada a la familia por la Dra. Christina Balinotti (https://www.facebook.com/christina.balinotti), quien ha aceptado la invitación a compartir cada jueves, un tema relacionado con su proyecto Universidad de la Familia. Este programa académico comenzará a funcionar en Miami en febrero de 2017, con un programa extenso de 45 semanas, en la Humboldt International University.

Los libros de la Dra. Christina Balinotti se pueden adquirir en Amazon en este enlace.

Esta semana les ofrezco uno de mis segmentos televisivos semanales dedicados a la difusión de Universidad de  la Familia. Ahora Si!, en el Mega Noticiero de Mega TV,​ conducido por la periodista María Elvira Salazar, Escuela de Padres. Una temporada exitosa de 12 semanas en el aire patrocinado por Mega TV.

En base al libro de Garey Chapman, titulado Los 5 Lenguajes del Amor, la Dra. Christina Balinotti agrega una serie de consejos y una particular profundización de las razones por las cuales debemos conocer el canal de comunicación emocional que nuestros hijos privilegian a la hora de relacionarse con nosotros.


----------------------------------------




----------------------------------------------------------


Christina A. Balinotti: Escritora, Personalidad de Televisión y Radio. Experta en temas de Cultura y Psicología. Mujer de la Semana 2015 CNN Español. Pionera del Movimiento y Organización Femenidad Holística.

Wednesday, December 7, 2016

De la crónica roja en el Camagüey de 1959 (por Carlos A. Peón-Casas)



Noticias de la crónica roja en un periódico
 El Camagüeyano de febrero de 1959


por Carlos A. Peón Casas.

Lo que leemos a tanta distancia de aquellos sucesos, en la por entonces muy popular sección del tipo de crónica roja, en la prensa local de aquel Camagüey tan lejano; nos viene a confirmar, nuestra convicción de que siempre se han cocido habas, en una y otra época, y que sucesos de tal tenor, han ocurrido continuamente, con la excepción de que hoy son solamente aireados por la vox populi, que casi siempre es vox Dei, como dice el latinazgo.

Los hechos recogidos aquel día iban desde una pedrada que le propinaron a un señor en el reparto Buenos Aires, al caso de un anciano airado, con signos de embriaguez, que blandió su bastón sobre un muchacho en la esquina de República y San Martín; o la historia de un viajero que al bajarse de un ómnibus Santiago-Habana en Florida reclamó un equipaje que no le pertenecía donde se guardaban trescientos pesos y otros objetos de valor.

Pero, la transgresión más singular y simpática es la que transcribo ahora: el caso de algunos lecheros de la entonces comarca que violaban las normas sanitarias en relación con el trasiego de la leche, que entonces, entregaban de puerta en puerta. 

Y dice así la nota:
El Jefe del Negociado de Abasto de Leche de la Jefatura de Salubridad, señor Gustavo Loret de Mola Jr. Dio a conocer ayer que inspectores de ese departamento habían procedido a notificara gran número de lecheros que infringieron el reglamento de abasto de leche.

Los acusados en cuestión se nombran: José Alegre Quintanilla, de Maximiliano Ramos número 185 al que ocuparon doce pomos de leche sin la retapa; Oscar Tan Nápoles, de Bembeta número 275, sorprendido cuando trasegaba leche de manera clandestina ...
La nota que continúa dando cuenta de otros transgresores, en su mayoría lecheros sin licencia, o por faltarle a los pomos la retapa, que según se me cuenta por los entendidos era una protección adicional que se adicionaba a la tapa, casi siempre de cartón, para evitar la contaminación del producto.

A tantos años de distancia, sin lecheros ya que cumplan con tan esforzada labor de ir de puerta en puerta, y con el trasiego normal del producto lácteo en su modalidad de “a granel” en carros pipas, la historia que hoy desgrano me parece ciertamente un mal chiste…sacada la cuenta de que si cualquiera aquellos involucrados en la nota del 59, fueran todavía testigos de cómo llega hoy la leche a los famosos puntos de distribución, habría que darles todavía un premio, en contraste con sus “colegas” de hoy día: famosos por “el bautizo y el trapicheo” del cada vez más escaso, pero siempre necesario, alimento. ¡O tempora, o mores!

Tuesday, December 6, 2016

Mons. Wilfredo Pino, Arzobispo de Camagüey


Se les informa, que hoy martes 6 de diciembre en Roma, siendo las 6.00 a.m. hora de Cuba, el Santo Padre, el Papa Francisco, ha hecho público el nombramiento como Arzobispo de Camagüey a Mons. Wilfredo Pino Estévez, hasta el momento, obispo de Guantánamo-Baracoa. Lo felicitamos y rogamos al Señor por él y por la misión pastoral que asumirá.

Invito a todos los sacerdotes que toquen las campanas a las 9.00 a.m. en las iglesias de la Arquidiócesis como signo de alegría.

P. Juan G. Díaz Ruiz
Administrador Diocesano
Arzobispado de Camagüey


-------------------------
El Santo Padre ha nombrado:

-Obispo Wilfredo Pino Estévez, hasta ahora de Guantanamo (Cuba), como arzobispo metropolitano de Camagüey (superficie 18.671, población 844.675, católicos 536.000, sacerdotes 29, religiosos 13, religiosas 39, diáconos permanentes 29) en Cuba. (Oficina de Prensa del Vaticano)


----------------------

Monday, December 5, 2016

Mienten los diarios (un poema de Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.



Poema 10 de La patria es una naranja (2010, 2011, 2013)
(Poesía del exilio)


10

Mienten los diarios:
Son apenas unos cuantos los delincuentes, los asesinos en la ciudad de México.
Mienten cuando dicen que ya la Ciudad apenas resulta “vivible”
que viene siendo un planeta ingobernable
que la sangre la satura al extremo de que las alcantarillas se atragantan
que los muertos en asaltos, secuestros, plomazos perdidos
ya no caben siquiera en la memoria más robusta.

Mienten los diarios:
aún no ha pasado nada,
absolutamente nada.
La Ciudad en verdad estaría en crisis
ese día en que los 102 mil “niños de la calle” se hagan asaltantes,
cuando la interminable legión de limosneros se proclamen asesinos
cuando las 93 mil putas sin trabajo compren una pistola
cuando se enrabien los 3 millones de perros callejeros.
Cuando la caravanas de ciegos que cantan y piden en el Metro
comiencen a disparar al azar.
Cuando los cojos, los paralíticos, los lisiados sin pensión
empiecen a restituirse sus partes arrancando piernas, brazos, narices
a sus antónimos.

Mienten los diarios:
la Ciudad es un paraíso,
cuando deje de serlo se reventarán sus 123 cementerios.

Entonces sí:
cuando los 4 millones y medio de pobres en “extrema pobreza”
salgan dispuestos a comerse los gladiolos
cuando los 800 mil niños trabajadores tomen por sorpresa los campamentos militares
y los llenen de lápices
cuando el sol coincida con las 50 mil toneladas diarias de basura en las calles, y haga la Gran Flama
cuando el millón y medio de alcohólicos caiga muerto en la última borrachera
y se haga el hedor, el monte de miasmas,
entonces sí no alcanzará el millón 500 mil líneas telefónicas de la Ciudad para avisar del desastre.

Mienten los diarios
esta ciudad es aún lo más cercano al Paraíso que se pueda ver.

Hay ocho mil microbuses deficientes que podrían precipitarse ahora mismo contra los jardines,
tres millones de pistolas que nadie sabe donde están.

Ah,
entonces sí:
cuando los 536 mil indígenas que no hablan español y no tienen con qué comer en lengua alguna
decidan asesinar en su idioma natal.

Entonces sí la ciudad sería ingobernable, caería en crisis.
Entonces ya no serían sólo 400 asaltos diarios con violencia
sólo 37 viviendas atracadas día a día
un auto robado cada siete minutos
entonces ya no serían sólo 5 niños trocados en limosneros diariamente
1, 250 bandas delictivas
1,066 tianguis ofreciendo vida barata y guante negro
ni sólo 82 bebés anémicos naciendo cada 24 horas.

Mienten los diarios, exageran,
esta ciudad
está en calma,
todavía
no ha pasado nada.

1999



10


Mentono i quotidiani:
Sono soltanto alcuni i delinquenti, gli assassini a Città del Messico.
Mentono quando dicono che la Città risulta “appena vivibile”
che sta diventando un pianeta ingovernabile
che il sangue la riempie al punto di intasare le fogne
che i morti per aggressioni, sequestri, colpi vaganti
non entrano neppure nella memoria più robusta.

Mentono i quotidiani:
ancora non è successo niente,
assolutamente niente.
La Città sarà davvero in crisi
il giorno in cui i 102 mila “bambini di strada” diventeranno rapinatori,
quando l’interminabile legione di mendicanti si dichiarerà assassina
quando le 93 mila puttane senza lavoro compreranno una pistola
quando si ammaleranno di rabbia i 3 milioni di cani randagi.
Quando le carovane di ciechi che cantano e mendicano nella Metropolitana
si metteranno a sparare a caso.
Quando gli zoppi, i paralitici, gli invalidi senza pensione
cominceranno a riprendersi le loro parti strappando gambe, braccia, nasi
ai loro antonimi.

Mentono i quotidiani:
la Città è un paradiso,
quando smetterà di esserlo scoppieranno i suoi 123 cimiteri.

Allora sì:
quando i 4 milioni di poveri in “estrema povertà”
saranno disposti a mangiarsi i gladioli
quando gli 800 mila bambini lavoratori prenderanno di sorpresa
gli accampamenti militari
e li riempiranno di lapis
quando il sole incontrerà le 50 mila tonnellate quotidiane di spazzatura
nelle strade, e farà la Gran Fiamma
quando il milione e mezzo di alcolizzati morirà nell’ultima sbronza
e avremo il fetore, la montagna di miasmi,
allora sì non basteranno il milione e mezzo di linee telefoniche della Città per avvisare del disastro.

Mentono i quotidiani
questa città è la cosa più vicina al Paradiso che si possa vedere.

Ci sono ottomila micro bus insufficienti che potrebbero scagliarsi in questo stesso momento contro i giardini,
tre milioni di pistole che nessuno sa dove sono.

Ah,
allora sì:
quando i 536 mila indigeni che non parlano spagnolo e non sanno cosa mangiare in nessuna lingua
decideranno di assassinare nella loro lingua natale.

Allora sì che la città sarà ingovernabile, cadrà in crisi.
Allora non ci saranno solo 400 aggressioni quotidiane con violenza
solo 37 abitazioni rapinate di giorno in giorno
un’auto rubata ogni sette minuti
allora non ci saranno solo 5 bambini trasformati in mendicanti quotidianamente
1. 250 bande di delinquenti
1,066 mercati che offrono vita economica e guanto nero
né solo 82 bebè anemici nati ogni 24 ore.

Mentono i quotidiani, esagerano,
questa città
è tranquilla
ancora
non è successo niente.

1999

---------------------------------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.
Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.
Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.
Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.
----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960.
Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros.
Cuenta en su haber con una amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari.
Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.
Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

Saturday, December 3, 2016

¿Dónde nació Carlos J. Finlay?

Carlos J. Finlay, nació en la ciudad de Camagüey el 3 de diciembre de 1833, pero en la ciudad de los tinajones dos sedes hogareñas reclaman ser la cuna del conocido galeno.

El primer pesebre “finlayano”, se encuenta ubicado en el callejón bautizado con su nombre, entre las calles República y Lope Recio.
-------------------------------------------------------------------
El segundo lugar natal (con toda la apariencia de tener basamento  documental -que no es mucho,  pero tampoco es “poco”)  se localiza en la calle del Cristo,  entre el Callejón del Templador  y la calle Lugareño.
-------------------------------------------------------------------
Fotos/Blog Gaspar, El Lugareño (by Carlos Peón)

Friday, December 2, 2016

La Danza de las Abejas (por Adalberto Guerra)

Nota del blog: Cada viernes un texto publicado originalmente en la revista La Cohoba. Sección cortesía de Adalberto Guerra. Los temas que aparecerán en este espacio están relacionados con la cultura del tabaco y las Artes Plásticas.


por Adalberto Guerra


Artículo sobre la obra del pintor cubano Gonzalo Borges publicado en la IX edición de la revista La Cohoba.


Gonzalo Borges habla de Cuba en pasado como de una novia hermosa que tuvo que dejar, por dos razones, primero porque a 80 años de edad los sueños románticos son tan volátiles como las damas que pasaban en la celuloide de una película de su juventud, que para entonces le resultaban nítidas, y hoy le cuesta precisar los detalles, las caras. No porque su visión haya desmejorado sino porque otras imágenes vividas vinieron a ser parte de su forma de mirar la vida, de mirar lo romántico. Segundo; porque no se puede restaurar con sólo colores lo perdido y borrar los arañazos que el tiempo hizo como daño irreversible sobre el lienzo que es para él, la patria. Restaurar tanto daño, 80 años después, es como retroceder la cinta de la película hacia las primeras escenas, al nacimiento en una ciudad de nombre La Habana y un barrio llamado Marianao y esperar que nada cambie por los próximos 80 años.

Lamentablemente las cosas cambiaron no sólo en la vida de Gonzalo que tuvo que emigrar en 1991, cambiaron las imágenes de la Habana y en Marianao de una manera drástica, hoy le cuesta trabajo reconocerles frente a una foto del pasado, o compararlas a un cuadro donde las paredes tenían cierta rectitud, y hoy no existen, o se han curvado tanto por el peso del olvido hasta volverse al polvo.

Gonzalo habla de lo perdido con el dolor de los que empobrecen de pronto después de haberlo tenido todo, más su pobreza es relativa a lo emocional, digamos que una conexión física interrumpida entre el hombre y las cosas que ama, y aunque la pérdida de Cuba fue gradual, le duele como una muerte súbita. Gonzalo habla de La Habana y mira por la ventana abierta de su estudio hacia otra ciudad que intenta imitarla y no lo logra. Es que salimos para intentar ser los hombres que queríamos ser, y al no lograrlo devenimos en otros hombres con visiones torcidas de lo que pudo ser la nuestra, bueno seria que nada hubiese cambiado por 80 años, pero no es posible.

Mi conversación con Gonzalo es un viaje a las cosas perdidas, tengo que reconocer que aunque he perdido menos, noto también la extrañeza de una ciudad construida convenientemente cerca de la original, como previendo el regreso, que ha ido envejeciendo con nosotros, que es temporalmente nuestra, pero extraña. Tal vez es fácil para mi decir que se ha ganado tanto que lo perdido resulta tan pequeño que es mejor pasarlo por alto y no incluirlo en esta conversación con Gonzalo, pero mirándole a los ojos, veo a un hombre doblado sobre la vida con el peso del emigrante, que pinta la Cuba que trajo enrollada como un cuadro en la memoria, y me dejo llevar a lo perdido. Con música de guaguancó me adentro a través de sus cuadros en las habitaciones donde danzan las negras con metálicos senos en espirales entre alargadas tumbadoras que al ser golpeadas chorean el sudor de un chivo.

De la obra de Gonzalo saltan imágenes como salidas de farolas de carnaval en forma de serpentinas de papel o tela, que bien pudiera ser la confusión de un baile de negros a media luz donde la ropa vuela entre giros súbitos. Lo sensual está en la cadencia de la música siempre presente en su obra, las empinadas caderas y las manos al borde de lo prohibido. Por tener de trópico la obra de Gonzalo y por ser negra, la bondad de la caña de azúcar y el tabaco le cuelgan adentro como un adorno conceptual de centro de donde todos los demás elementos y bordes se sujetan en armonía. Lo sexual representado en el mamey colorado entre africanas piernas y mordidos melones que gotean, o tal vez caen al vacío de la seducción. Todos estos elementos y simbolismos son el lenguaje consistente con el entendimiento de las afluencias negras en la música, la religión y las costumbres caribeñas.

Gonzalo Borges salió de Cuba en 1991 y estuvo brevemente en Miami para radicarse un tiempo en New York y después en Santo Domingo, Republica Dominicana, con amplias explosiones de sus obras en este último país. Finalmente en el 2000 regresa a la ciudad más cercana a Cuba, Miami. Desde aquí las noticias sobre Cuba son las mismas, pero se dicen en un tono de voz como si fuéramos a volver mañana, y la ciudad se acuesta cada noche y se levanta con la esperanza del regreso. Gonzalo no piensa en el regreso, sólo mira a través de la ventana y se pierde en el bullicio de una ciudad que se asemeja a la perdida. No piensa en el regreso, sólo la extraña, por eso viaja en él los elementos de otra ciudad, menos afro, más homogénea y diluida, pero libre. Por eso volvió aquí donde las noticias de Cuba llegan de primera mano, como si en las noticias viniera los elementos necesarios para pintarla desde la lejanía. Volvió aquí donde llegará un día la noticia grande, la del regreso, aunque para entonces estén tan divididas y encontradas las fuerzas que aquí le trajeron que se neutralicen o amansen, como amansa la vejez los ímpetus de los años mozos.

Borges viene de la real escuela de pintura cubana y de estudios en el instituto de Bellas Artes de San Alejandro, La Habana, donde se graduó en 1965. Aunque su obra bien pudiera ubicarse dentro del impresionismo abstracto, tiene raíces solidas en el aprendizaje de la observación. Cuenta que René Portocarrero le regaló de niño unos pinceles y un lienzo, y de ahí nació la devoción por la pintura que aún conserva a sus ochenta años. Su obra se vio marcada por el pintor y restaurador Catalán Vicente Clemades, con él tuvo la oportunidad de hacer grandes obras y restauraciones de pinturas al fresco en múltiples catedrales. Siente gran admiración por los pintores, René Portocarrero, Amelia Peláez, Mariano Rodríguez, Wilfredo Lan, Jackson Polloc y Pablo Picasso, pero se aísla para hacer su propio mundo que va tejiendo con cintas. Es este elemento tal vez el más constante en la obra de Gonzalo acompañados de otros que resaltan la delicadeza y las cosas rudas conviviendo en el mismo espacio, así es la vida, como “(...) una cinta que se desdobla y lo teje todo”, que es en su interpretación “la forma humana de envolverse en la vida.” En su obra La danza de las abejas, hay ternura en movimiento y luz, y por otro lado encontramos rudeza en las imágenes de los caballos que pinta, o virilidad y dominación en el badajo de un toro. Todos estos elementos son letras ocultas de un lenguaje creado por él, no para comunicarse con nosotros, si no para entenderse y conversar con él mismo.


Es la obra de Gonzalo Borges un adentramiento en la magia rítmica de esa homogeneidad social que conforma a Cuba, un país lejos de una raza pura y de una religión definida que se ha ido unificando en la sonoridad de todas las cosas que la conforman, un poco europea y africana, moldeada en el salitre por una nueva raza, conflictos y sobre todo la división de la familia que es irónicamente un elemento también unificador en la imagen de lo que es hoy Cuba. Gonzalo Borges habla de Cuba en pasado, como si hablara de él mismo y se encontrara en una época desde la que se mira de lejos, desde un país raro y una lengua a la que no se acostumbra. Cuba es; después de tanto tiempo una ventana abierta, y un pintor que la mira desde lejos, y la pinta no como la ve, sino como la recuerda.

Gaspar, El Lugareño Headline Animator