Friday, March 22, 2019

Fragmento de "El diario de Lola" (por Thelma Delgado)

Nota del blog: Selección de textos, que serán parte del libro (en preparación) El diario de Lola, de Thelma Delgafo.

Para leer sus escritos en el blog, en este enlace.


Querida Mimí: hoy me voy a la cama con tristeza en mi corazón; esta tarde conversé con Berenice, y después de saludarnos la noté un poco triste y le pregunté que la tenía así; Berenice está actualmente casada con un hombre bueno, que la quiere y la consiente en todo lo que ella quiere, de manera que su esposo no era el problema. -Hace unos días hablé con Abel, me dijo; y desde ese día mi mundo está al revés pues ha removido sentimientos que creí ya olvidados. Es mi culpa, pues fui yo quien lo llamó. Yo soy feliz con Norberto, pero la necesidad de saber de Abel fue un poco por curiosidad y mucho de nostalgia. Vivimos un romance bello, pero los dos sabíamos que era eso solamente, un romance; algo que tendría un final. Después de saludarnos me preguntó que como me iba la vida y le dije que estoy felizmente casada y la vida va bien; Me dijo que estaba bien también y poco a poco caímos en los recuerdos de lo vivido. Recordamos cuando nos conocimos. Yo hice un servicio de Catering en un evento donde él fue uno de los invitados y en algún momento se acercó a pedirme una tarjeta de presentación. Días después me llamó y solicitó mi servicio para un evento que, en esa ocasión el mismo organizaría; llegué puntual al lugar del evento, preparé con esmero todo para la reunión y los invitados, que de antemano yo sabía serian pocos, nunca llegaron; Él lo había planeado todo para estar solos; así comenzó nuestro romance. Abel había llegado a la ciudad solo para ultimar los detalles antes de la apertura de una tienda y se iría a otra ciudad para hacer lo mismo, recorriendo así todo el país. Pero al conocernos decidió quedarse por un periodo de tiempo más. Yo me enamoré de él y sé que él también se enamoró aunque nunca me lo dijo abiertamente; por orgullo quizá, porque sabía que su estancia en la ciudad sería temporal, no lo sé, pero nunca me lo dijo. Pero disfrutaba mucho de cómo lo atendía; con esmero, me dediqué a cuidarle y hacerle compañía cuando estuvo en el hospital. Disfrutamos mucho nuestro romance, mucho. Pero llego el momento de la despedida. Los dos aparentamos estar en control de nuestros sentimientos y nos dijimos adiós sin voltear hacia atrás. Él se fue de la ciudad y yo traté de rehacer mi vida lo mejor que pude. Han pasado los años y ahora, Abel me dijo que había tenido una relación pero no duró pues ella no era yo, que nunca habría otra como yo. Y yo, estoy casada, pero añorando lo vivido con él. Berenice hizo una pausa y suspiró, y yo callé por un momento y luego le dije: –Tú estas bien como estas ahora; no mires hacia atrás; valora y disfruta lo que tienes hoy; Norberto te adora y tú lo quieres también, así que adelante. Mimí, la charla con Berenice hizo sangrar mis propias heridas pues, aunque su historia no es igual que la mía, es parecida porque yo sigo enamorada de Quien ya tú sabes, y sé que nunca pasará nada más que ser amigos. Que un viejo amor, ni se olvida ni se deja, que un viejo amor, de nuestra alma si se aleja pero nunca dice adiós, que un viejo amor…




------------
Ver
Página de Thelma Delgado en el website del Cultural Council of Palm Beach County

Primavera (Fragmento de "Las Estaciones", un poema de Fed. Henríquez Carvajal. Revista Social. Habana, Agosto 1923)


Demo -Letzter Tag- (Herbert Grönemeyer and Polina Semionova)


Thursday, March 21, 2019

La pérdida del padre en épocas feministas (por Christina Balinotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada a la familia por la Dra. Christina Balinotti (https://www.facebook.com/christina.balinotti), quien ha aceptado la invitación a compartir cada jueves, un tema relacionado con su proyecto Universidad de la Familia. Los libros de la Dra. Christina Balinotti se pueden adquirir en Amazon en este enlace. Para ver sus videos y suscribisrse a su canal www.unifamilia.com y visitar su website http://www.balinotti.com/

¿Cómo se estructura el psiquismo humano de acuerdo con los planteos de Margaret Mahler? ¿Qué es la simbiosis materna y su articulación con la función del padre? ¿Sabías que existe un cordón umbilical psicológico que une al niño con la madre? ¿Por qué Jackes Lacan afirma que el padre ubica al niño en la sociedad y en el lenguaje? ¿Cómo se valida y se hace presente la función del padre en ausencia del mismo?



---------------------------
Christina A. Balinotti: Escritora, Personalidad de Televisión y Radio. Experta en temas de Cultura y Psicología. Mujer de la Semana 2015 CNN Español. Pionera del Movimiento y Organización Femenidad Holística.

Fundadora/Directora del programa académico Universidad de la Familia, Ahora Sí, Miami 2016. Para ver sus videos y suscribirse a su canal www.unifamilia.com y visitar su website http://www.balinotti.com/

Ensueños (un poema de Luis Felipe Dessus. Revista Social. La Habana, Diciembre 1920)


(Miami) Tertulia de la Fundación Apogeo


Invitación para la Tertulia de APOGEO del mes de marzo, con la gran actriz Marta Velasco

La Galería de Arte y Centro Cultural “Art Emporium”, dirigido por Vivian Pérez; la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Miami (ACE), presidida por Paulina Fátima Aly, y la Fundación APOGEO para el arte público tienen el gusto de invitarles a la Tertulia de APOGEO del mes de marzo, con la gran actriz Marta Velasco como invitada, quien será entrevistada por Baltasar Santiago Martín, director y editor de la revista CARITATE –en cuya portada de febrero/marzo aparece Marta– y de la Fundación APOGEO.

Viernes 22 de marzo de 2019, a las 8 30 p.m.

Art Emporium.
710 SW 13 Ave
Miami, FL. 33135

Como si fuera la primavera ...









Canción
(Nicolás Guillén)

¡De qué callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera
la primavera!
(Yo, muriendo.)

Y de qué modo sutil
me derramó en la camisa
todas las flores de abril.

¿Quién le dijo que yo era
risa siempre, nunca llanto,
como si fuera
la primavera?
(No soy tanto.)

En cambio, ¡qué espiritual
que usted me brinde una rosa
de su rosal principal!

¡De qué callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera
la primavera!
(Yo, muriendo.)

Wednesday, March 20, 2019

La poesía hemingwayana. Coordenadas imprescindibles para una traducción (por Carlos A. Peón-Casas)

Nota del blog: Este miércoles en la sección de Carlos A. Peón-Casas, se inicia la publicación de una serie de ensayos que formarán parte de su próximo libro, el cuál estará dedicado a la obra poética de Ernest Hemingway.

Carlos A. Peón-Casas publicó, en el año 2017, El Vino MejorEnsayos sobre Ernest Hemingway. (Ver información en este enlace)


El asombro marcará para muchos su cercanía, a esta tan deseada y a la vez precaria aproximación a algunos de los poemas traducidos del autor norteamericano.

Pero tal sentimiento es perfectamente entendible, aún entre los que se califiquen como buenos conocedores de la obra del gran narrador Ernest Hemingway.

Su poesía, que indudablemente tiene un peso específico dentro de su obra, aunque aún se le desconozca, es a no dudarlo, la asignatura pendiente de ese corpus total, un fragmento ineludible de ese todo, aún mejor, un imprescindible complemento, en ese inquietante entramado que toda obra creativa lleva implícito, a veces sin que el propio creador llegara a ser del todo consciente, durante el demandante proceso de su forja.

Valorarla en su justa dimensión no es óbice para seguir las pistas del poeta que siempre habitó el alma hemingwayana, a lo que ya hemos apuntado antes cuando afirmamos que:
aunque no llegue a tener el grandeur de su prosa, (…) Hemingway sabe de esos efluvios reconfortantes que nacen al calor del sentimiento poético y los recrea, y se vale de ellos, no ya en sus textos poéticos, sino en muchos sitios de su poderosa prosa. Por ello, no dejaré de insistir que conocer al poeta que lo habitó entre pecho y espalda, ayuda a desentrañar al narrador, al cuentista impecable, incluso al corresponsal impenitente, que abre su alma en un poema, que muy bien pudiera funcionar como una muy efectiva corresponsalía. Leer su poesía, como Paris, bien vale una misa…(1)
Una experiencia de exquisita degustación de unos textos demandantes y exigentes, un proceso de incesante lecturas y relecturas, y una búsqueda a veces escabrosa entre el casi siempre agitado y proceloso mar de las equivalencias entre el Inglés original, y nuestra rica lengua.

El resultado es el fruto, a ratos agridulce, de una rigurosa, pero ineludible discriminación; estos ensayos sobre sus poemas, pudieran servir para cualquier lector asombrado, ante este Hemingway poeta, como oportuno báculo, para el viaje sugeridor a través de unos textos, que el rimador enmarca en las inevitables coordenadas de su excitante vida.

Todos se mueven en el espectro de los tiempos biográficos del autor: desde sus primeros poemas juveniles en su natal Chicago, hasta sus penúltimas creaciones, en su entrañable refugio cubano de Finca Vigía.

Remiten, con toda precisión, a un minuto específico de la vida del adolescente, del joven soldado, del periodista, del escritor en ciernes en aquel París que siempre fue un convite inenarrable, del ya establecido narrador, del novelista de pesos pesados, del corresponsal de guerra, del hombre enamorado, en suma del poeta con todas sus letras, de ese que siempre se puede afirmar con el adagio que “nace y no se hace”(2).

Todos y cada uno lo acompañaron en un minuto de su meteórica carrera, y como ya hemos apuntado antes en un ensayo precedente:
Aunque su producción poética decrecería a partir de sus años parisinos, justo con la emergencia del narrador de altos quilates que ya no dejaría de ser, aún en ese bien ganado limbo literario, no dejaría de expresarse poéticamente como un ser total (…)(3)
Si bien es cierto que como apunta su muy lucido crítico, y editor de su obra poética, Nicholas Gerogiannis: “Sería un error atribuirles mucha importancia a estos poemas en el desarrollo artístico de Ernest Hemingway”(4), no deja de ser un hecho incontestable que su primera obra conocida fue una colección donde la narrativa y la poesía compartían en igualdad de términos, referimos a sus tempranos Tres Relatos y Diez Poemas(6), que viera la luz editorial en 1923.

Y aunque suscribamos otra vez la autorizada voz de Gerogiannis, respecto a que “su poesía temprana fuera claramente el trabajo de un aprendiz”(5). Podemos entender igualmente el valor intrínseco que para el poeta-narrador tenía aquel primer libro suyo, cuando escribiera en 1951 a Charles Fenton que: “El único trabajo de mi autoría que reconozco y firmo como mi verdadera obra es lo que he publicado en Tres Historias y Diez Poemas (…) Y en otro lugar le hacía participe a Edmund Wilson de su satisfacción interior: “Estoy feliz de darlos a la luz(…)”(7)

Media docena de aquellos textos recogidos en ese libro, ya habían empero visto la luz en 1922, en una publicación norteamericana de Chicago: Poetry: A Magazine of Verse. La editora, Harriet Monroe, no tuvo objeción para que fueran añadidos al nuevo libro(8).

De este mismo período parisino, el más prolífico del autor, destaca otro poema como reveladora descripción de ambientes vitales de la propia Ciudad Luz, en aquellos roaring twenties, en atención a las funciones reporteriles que para entonces, todavía desempeñara como modo de vida, para el Toronto Star.

Montparnasse es el título de este texto complementado con una crónica(9)  alusiva al minuto en que recreara también aquellas circunstancias en forma poética, “otra interesante mezcla entre dos estilos en las mismas antípodas de la creación literaria, pero que logran fusionarse bajo el hacer inconfundible de Hemingway”(10).
No ocurren muchos suicidios entre la gente que uno conoce
No suicidios exitosos
Un niño chino se mató y está muerto
(Todavía le siguen poniendo su correo en la casilla del Dome)
Un niño noruego se mató y está muerto
(nadie sabe donde ha ido el otro niño noruego)
Encontraron una modelo muerta (…)
Cada tarde uno encuentra a la gente que conoce en el café.(11)
La voz poética del narrador fluye con alusiones, desgranando a su vez, los pormenores de aquella circunstancialidad vital sin cortapisas:
(…) a ese paisaje de la vida más anodina, en medio del concurrido barrio latino parisino en que se mueven los personajes más disímiles, los expatriados, los inmigrantes de todas las naciones que hacen lo indecible para sobrevivir, entre calles atestadas y malolientes(…)(12)
Hemingway dejará Paris, pero igual, nunca dejará de volver a la ciudad que lo marcaría como siempre para la Literatura con mayúsculas. Desde 1926, con la aparición de su novela Fiesta, se le reconocerá y se le admirará como un reconocido escritor. Su evolución posterior en el mundo de la narrativa, lo confirmará como uno de entre los más reputados creadores literarios del siglo XX.

Pero Hemingway, el poeta, no dejaría de existir, a pesar de que su elaboración poética pareciera decrecer y, hubiera períodos incluso de sequía extrema. La poesía le servirá de complemento, y a veces le funcionará como un mecanismo rememorativo, donde visualizar su existencia, siempre agitada por ese tremendo elan vital que lo lanzará impenitente a las más inopinadas aventuras humanas, y a la creación como ejercicio de inevitable y recurrente perennidad.

Un texto de tal signo es Poema, 1928. Lo firmaría en Berlín en 1929, y al recorrerlo sentimos a un narrador que nos alude al hombre, y que va denudando los espacios más autobiográficos del propio Hemingway, como quien hace un inventario de lo vivido y lo contrasta con cualquier posible futuro. Citamos algunos fragmentos del texto que ofrecemos íntegro como oportuna overtura palatal según el buen decir Lezamiano:
Dijeron se acabó (…)
Debemos estar llenos de gracia, o en camino a estarlo (…)
Pero nosotros
Que hemos matado a otros hombres
Y luchado en guerras extranjeras
Enterrado a nuestros amigos
Y a nuestros padres cuando se dispararon por razones económicas (…)
Hemos sido curados, nos hemos casado y engendrado hijos (…)
Que hemos estado en Troya
En Flandes, En Artois y en Picardy
Durante batallas allí acaecidas (…)
Que hemos vivido en otros países lo mismo que en el nuestro (…)
Tenemos algo que no nos pueden quitar (…)
Pero si perduramos y no somos destruidos
Y somos duraderos porque hemos sobrevivido (…)
Escribiremos los libros
Que ellos no leerán
Pero puede que sí sus hijos
Si acaso tienen hijos.(13)
La suma de todas las composiciones poéticas conocidas de Hemingway, ascienden a 88 en total, y permanecieron totalmente inéditas hasta el año de 1978, los criterios para darlas a la luz, las había fijado Mary Welsh, esperando al minuto a que ninguna persona aludida en aquellos estuviera viva.

Pero aún así, otros textos, controvertidos, no vieron nunca la luz, atenidos al principio antes citado, y de que obviamente no fueran a herir susceptibilidades. En una segunda edición de su poesía.

Leer pues a este Hemingway poeta, que sigue sorprendiendo a los lectores que lo descubren como tal, y que se muestra con una sugerente vitalidad a pesar del tiempo y sus desvanecidas señales, conlleva además de un acto de re-conocimiento, el inevitable placer que suele siempre acompañar a lo que es bueno y perdurable. Que sirva entonces last but not least:
como introito necesario al conocimiento más completo de su vasta obra creativa, en la que también la poesía tuvo sus coordenadas singulares dentro del corpus monumental de un autor al que la Literatura (siempre con mayúsculas), sigue reverenciando por sus dotes de inigualable signo.(14)






----------------------------------------------------
  1. “Carlos Peón: “Leer su poesía, como París, bien vale una misa…” (Entrevista). Por Gladys Rodríguez Ferrero. Fuente CUBARTE 18.06.2015
  2. Poeta nascitur non fit (El poeta nace, no se hace) Frase atribuida al poeta latino Publio Annio Floro. Citado por Fletcher, Robert M.D. The Poet is he born, not made. En The American Antropologist. Washinton D.C., April., 1893
  3. "Los Poemas Cubanos de Hemingway" en El Vino Mejor. Ensayos sobre Ernest Hemingway. Carlos A. Peón Casas. Create Space Publishing Co (Amazon Company) South Caroline, U.S.A, 2017. p.106
  4. Complete Poems. Ernest Hemingway. Edited by Nicholas Gerogiannis. Univesrity of Nebraska Press, 1992. p.xxi
  5. Ibíd. p.xv
  6. Ibíd.
  7. Ibíd.
  8. Ernest Hemingway. A Life Story. Carlos Baker. Charles Scribner's Sons. NY, 1969. P.100
  9. Bohemios norteamericanos en París. Toronto Star Weekly,25 de Marzo de 1922. Ci En Un Corresponsal llamado Hemingway. Felipe Cunill (selección y edición). Arte y Literatura. La Habana 1984. p.24
  10. "Entre Textos y Contextos. La Imprescindible cercanía entre la Poesía y la Prosa Hemingwayana. Reflexiones desde una Traducción". En El Vino Mejor. Ensayos sobre Ernest Hemingway. Op. cit. p. 84
  11. Tres Relatos y Diez Poemas (1923) en
  12. Entre Textos y Contextos…Op. cit. p.85
  13. Poema, 1928 En Complete Poems..Op cit. p.
  14. "Ernest Hemingway: El poeta que todavía no conocemos". En El Vino Mejor. Ensayos sobre Ernest Hemingway. Op. cit. p. 124

Spring is here ...

 

Tuesday, March 19, 2019

Ocho consejos para no ofendernos fácilmente (por Cecilia Alegría, La Dra. Amor)

Nota del blog: Espacio semanal de Cecilia Alegría, La Dra. Amor, dedicado al amor de pareja.


Estimada Dra. Amor,

Tengo 59 años y nunca fui tan irritable en mi vida como lo soy ahora. Mi esposa dice que me molesto de todo y que ya está harta porque no sabe cómo hablarme para evitar que yo reaccione mal, agresivamente, enojándome con ella. ¿Qué me aconseja?

Estimado amigo que me escribes,

Tu caso es representativo de millones de hombres en el mundo en la etapa de la Andropausia. La “menopausia masculina” existe y tiene sus síntomas, entre ellos, la irritabilidad.

El Síndrome de Irritabilidad Masculina (SIM, o también llamado “el hombre gruñón”), se manifiesta principalmente en hombres mayores de 40 años y se caracteriza por cuatro elementos:

• Hipersensibilidad (respuesta excesiva ante mínimos estímulos)
• Ansiedad
• Frustración
• Cólera (rabia o ira)

Hoy se sabe que estos elementos del SIM pueden estar vinculados a cambios hormonales que empiezan tempranamente y empeoran con el tiempo. Los hombres suelen desfogar o desahogar sus frustraciones y tensiones a través de la ira, a lo largo de sus vidas, porque la sociedad les enseña que ése es el camino correcto y no el del llanto y esta tendencia empeora en la ANDROPAUSIA. Pero no hay excusa alguna para abusar de tu esposa psicológicamente y eso es lo que, lamentablemente, estás haciendo.

La solución empieza por reconocer el problema y decidir hacer cosas concretas para cambiar.

Decide:

1) Reconocer que tu pareja no quiere herirte o molestarte a propósito.

2) Reconocer que lo que ella hizo o dijo lo hizo desde su propia herida.

3) No reaccionar, mantener la calma, demostrar dominio propio.

4) Dejar ir, dejar pasar, hacer borrón y cuenta nueva.

5) Después de un tiempo, no permitir que el recuerdo de la ofensa te atormente. Decide no vivir en el pasado. Sepúltalo, intenta no traerlo al presente.

6) Decide mirar más las virtudes de tu ser amado que sus defectos.

7) Aprende a pedir perdón usando palabras como las siguientes:

Perdóname... me equivoqué.

Lo siento mucho.

A pesar de todo... te sigo amando

No te dejaré... saldremos adelante.

Necesitamos ayuda… busquemos y recibamos ayuda juntos.

8) Acércate a Dios para que te enseñe a no OFENDERTE fácilmente.

Hazlo por tu propia paz interior. Hazlo por tu propia relación con Dios.



---------------------------------------------------------
Cecilia Alegría, La Dra. Amor (www.ladoctoraamor.com): Consejera de Parejas, Love and Life Coach, Conferencista Internacional, Periodista y Conductora de Radio y TV. Destaca en los Medios Latinos en Miami dando consejos sobre cómo triunfar en el terreno amoroso y ayudando a miles de parejas a resolver sus problemas. Forma parte del grupo fundador de profesores del programa Universidad de la Familia.
Ha publicado diez libros entre los que se encuentran: Comunicación Afectiva=Comunicación Afectiva (Espasa Calpe, España, 2000). 120 preguntas y respuestas para ser mejores personas (Editorial Norma, Colombia, 2004), No hay amor más grande (Editorial Aragón, USA, 2012), Amando un Día a la Vez (Ediciones Varona, U.S.A. 2015), Al rescate de tu comunicación de pareja (Ediciones Varona, USA 2017), Sexo Sagrado y Lazos del Alma (Indie Publishingnbsp, 2018), Alessia (2018)

"Le papillon", otro precioso ballet de Arts Ballet Theatre of Florida para niños de todas las edades (por Baltasar Santiago Martín)

Fotos/Patricia Laine.
 Cortesía de Arts Ballet Theatre of Florida.
------------------

No es la primera vez que Arts Ballet Theatre of Florida (ABTF), dirigido magistralmente por el talentoso coreógrafo y maitre Vladimir Issaev, me obliga a emplear el adjetivo “precioso” al reseñar uno de sus ballets, pues ya cuando la puesta de Chipollino tuve que emplearlo, al considerarlo el más apropiado, y ahora, después de gozar Le Papillon, tengo que repetir el elogio, por la exquisita y cuidada puesta que pude ver el sábado 2 de marzo de 2019 en el Aventura Arts & Cultural Center.

Le papillon (La mariposa) es un ballet fantástico en dos actos (cuatro escenas), coreografiado originalmente por Marie Taglioni, con música de Jacques Offenbach y libreto de Jules-Henri Vernoy de Santo-Georges, que fue estrenado por el Ballet de la Ópera de París, en la Sala Le Peletier, el 26 de noviembre de 1860, después de una interpretación de la ópera Lucia de Lammermoor. Los bailarines principales fueron Emma Livry (Le papillon/La mariposa), Louis Mérante (Príncipe Djalma), Louise Marquet (Hamza), y Mme. Simon (Hada de Diamante).

Arts Ballet Theatre of Florida (ABTF) ha rescatado este valioso ballet, ahora con coreografía de Vladimir Issaev, para beneplácito de los muchos que hemos podido disfrutarlo, y como dato interesante comparto con los lectores que nuestra prima ballerina assoluta Alicia Alonso escogió para culminar su carrera de 64 años en activo –para mí la más grande de todos los tiempos– el 28 de noviembre de 1995, en el Teatro Masini de Faenza, Italia, bailando precisamente el rol de la volátil Farfalla en Le papillon.

La historia implica a una vieja hada llamada Hamza, quien ha secuestrado a la princesa Farfalla y la tiene como criada. Patinate, el jardinero de Hamza, está enamorado de Farfalla, siendo correspondido por ella. Llega el príncipe Djalma a los predios de la bruja y se deslumbra con Farfalla, pero Hamza, despechada, la convierte en una mariposa y …

Janis Liu (ya convertida en mariposa por Hamza)
 y Johnny Almeida (Djalma)
------------------

No voy a cometer el imperdonable error de contar el argumento completo, para que mis lectores se sientan motivados a ver el ballet, y puedan así conocer en qué termina todo esto, o sea, si Farfalla deja a Patinate por Djalma; si la bruja acaba seduciendo al príncipe…; en fin, solo les diré que Keisuke Nishikawa, como la bruja Hamza, reinvidicó con creces la tradición de que un hombre encarne un personaje femenino, sobre todo cuando este es el de una bruja o un carácter a ridiculizar –como lo es en este caso por partida doble–, pues Keisuke no solo lo satisfizo completamente desde el punto de vista dramático, sino que se calzó una zapatillas de punta y hasta logró unos gran jettés y unos giros impecables, como toda una “primera bailarina”.

Keisuke Nishikawa
 como la bruja Hamza
-------------

La sufrida y asediada Farfalla tuvo en Janis Liu a una intérprete consumada, con todo el rigor técnico que demanda su elaborada coreografía; mientras que Johnny Almeida, como el veleidoso príncipe Djalma, le imprimió a su personaje la altivez y la elegancia requeridas, amén de una admirable bravura técnica, y no puedo dejar de mencionar su excelente pantomima cuando fue paralizado por la bruja.

Janis Liu como Farfalla
-------------

Johnny Almeida 
como el príncipe Djalma
--------------

Hamza (Keisuke Nishikawa) 
cuando paraliza a Djalma (Johnny Almeida)
---------------

El enamorado y fiel Patinate no podía haber encontrado mejor intérprete que Kevin Zong –a la altura del resto del elenco, a pesar de ser un personaje menor–, y Taiyu He, como Mohamed , el amigo de Djalma, y Ayami Sato, como su pareja, bordaron su pas de deux con maestría y total precisión.

Janis Liu (Farfalla)
 y Kevin Zong (Patinate)
------------------

Taiyu He, como Mohamed, el amigo de Djalma,
 y Ayami Sato, como su pareja, en el pas de deux.
--------------

Solo me queda por celebrar a Wendy Guo, como la bella y rejuvenecida (solo por un breve rato) Hamza, quien, al igual que Kevin, le sacó lascas a su breve papel, y reiterar mi admiración por este excelente trabajo coreográfico –y en general– del Maestro Vladimir Issaev; desde la agradable y melodiosa música de Offenbach–; hasta las coreografías grupales, tan simpáticas y bien coordinadas (una verdadera hazaña del Maestro Vladimir, con tantas niñas pequeñas en escena, sin caer ni tropezar); en fin, una delicia total.

Alumnas de la escuela de ballet Vladimir Issaev, 
en una escena de Le papillon
-----------------

Johnny Almeida (Djalma)
 y Wendy Guo (como la bella y rejuvenecida Hanza)
---------------------------

Todo el elenco en escena al final de función
----------------------

Muchas felicidades, Maestro Vladimir Issaev, por esta exquisita fiesta del buen gusto, el profesionalismo y el rigor, así como por su visión de traer ballets nuevos a nuestro público del sur de la Florida.


Baltasar Santiago Martín
Hialeah, 18 de marzo de 2019





A veces (un poema de Rodrigo de la Luz)



A veces

A veces no te invitan a elegir
y tú eres uno de los elegidos.
A veces está clasificada la tristeza.

Un símbolo de número, siempre de más,
siempre de dinero,
se talla en la piedra dura del panteón.

Uno se encuentra un gesto, una manía
y lo repite una y mil veces
hasta engordar el alma.

No sabes el porqué,-no lo comprendes, -
esta caterva a la que perteneces
te ha elegido y no puedes opinar.

Opinar es difícil,
sobre todo el espacio donde pueden oirte.

Nada será preciso para ti.
Nada de lo que digas se tomará en cuenta.

Algo se ensanchará con urgencía de grito
y luego morirá como el silencio.

Diran que envidias la suerte de los otros;
el talento y la gloría de los otros.

Volcado en la catarata de la ira,
forcejeando con la palabra y el crepúsculo
querrás ser en el juicio tu propio defensor
el héroe en tú película.

Pero no te invitaron a elegir,
estás porque alguien quiso que estuvieras,
para llevarles flores al difunto
aún cuando tengas que pagarlas tú.


------------------------------
Ver Rodrigo de la Luz, en el blog

El discernimiento cultural como reto de la educación cristiana (por Juan Manuel de Prada)


Monday, March 18, 2019

En honor de Mons. Eduardo Boza Masvidal (por Joaquín Estrada-Montalván)



La Iglesia y Cuba han sido siempre mis dos grandes amores,
al servicio de los cuales he querido consagrar mi vida,
y ellos se entrelazan y se complementan maravillosamente
en la vida y el ministerio del sacerdote.
Mons. Eduardo Boza Masvidal



 
Mons. Boza, el número trece de catorce hermanos, nació en la ciudad de Camagüey el 18 de septiembre de 1915, en una familia profundamente cristiana. Su casa estaba situada en la calle Avellaneda, número 18, según la numeración de aquellos años. Fue bautizado el 4 de noviembre del año 1915 en la Iglesia de la Soledad. De su infancia él narra en sus memorias:
Recuerdo cuando iba a las flores de mayo en la Iglesia de La Soledad, que nos reuníamos muchísimos niños, [...] guardo muy gratos recuerdos también de las fiestas populares, de los carnavales, en los cuales los niños nos divertíamos mucho [...] era agradable pasear por el Casino Campestre.
Alrededor del año 1922 se traslada con su familia a vivir a La Habana, en el barrio del Vedado. Estudió en el Colegio de los hermanos de La Salle, hasta que se graduó del bachillerato en el año 1934. Estudió en la Universidad de La Habana en la facultad de Filosofía y Letras, donde fue miembro del la Agrupación católica Universitaria (ACU). Hizo su tesis de grado sobre el sentido poético de san Francisco de Asís. Según Boza Masvidal, San Francisco “uno de mis santos favoritos, junto con Santa Teresita del Niño Jesús, cuya vida de sencillez y humildad también me entusiasmaba”.

Entra al Seminario de la Habana en septiembre de 1935, haciendo los primeros años de manera externa, para poder continuar con los estudios universitarios. Es ordenado sacerdote por Mons. Arteaga, Arzobispo de la Habana el 27 de febrero de 1944. Sirvió en varias parroquias habaneras, como en el Cerro, Madruga, y en La Caridad. Fue profesor de Historia de la Iglesia en el Seminario del Buen Pastor, Capellán del Colegio de las Religiosas del Sagrado Corazón. Organizó las escuelas parroquiales, en Madruga y en la parroquia de La Caridad. Colaboró en la fundación y el buen funcionamiento de la Acción Católica y de otras asociaciones religiosas en los lugares donde estuvo sirviendo. Fue, asimismo, Capellán Nacional de los Scouts de Cuba, desde el año 1947 hasta 1961.

En la parroquia de La Caridad se distingue en el apostolado por los más necesitados. Él describe la labor de aquellos momentos:
una catequesis de centenares de niños, una de adultos por la noche, se llenaba la Iglesia, especialmente de gente pobre [...] funcionaba también el Dispensario Médico Parroquial [...] en todo esto trabajaban muchos laicos [...] ellos eran los que me empujaban a mí.
También trabajó en la reconstrucción del templo, de la casa parroquial, en la devoción de la patrona de Cuba, seria interminable si nos quisiéramos referir totalmente a su labor en esta parroquia.

Fue nombrado Rector de la Universidad de la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Villanueva en el año 1959, célebre este centro por el alto nivel académico del claustro de sus profesores. En marzo de 1960 fue designado por el Papa Juan XXIII, como Obispo Auxiliar de La Habana, manteniendo su ministerio en la parroquia de La Caridad.

En septiembre de 1961, momento crítico de las relaciones Iglesia-Estado, es expulsado de Cuba, junto a alrededor de 130 sacerdotes en el barco Covadonga. Después de peregrinar por España y Colombia, se asienta definitivamente en Venezuela.

Mons. Boza, se mantuvo desde su lejanía física muy cercano a Cuba y acompañando siempre espiritualmente a los cubanos emigrados. En noviembre 1987 visitó Cuba, en esa ocasión celebró misa en Camagüey en la parroquia del Cristo. En 1998, con motivo de la visita de SS Juan Pablo II, estuvo por última vez en la Isla.

En la noche del 16 de marzo de 2003 falleció Mons. Eduardo Boza Masvidal. 

Actualmente se encuentra en curso el proceso de su beatificación.

Si mis poemas pudieran (un poema de Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.
 


Si mis poemas pudieran


Si un verso, si un poema, si todos mis poemas
pudieran salvar a un hombre, a un solo hombre,
         del suicidio.
Si entre todos mis poemas pudieran rebajarle a
        alguien
hora y media de tristeza, aliviarle
la pena a un condenado de amor. Si entre todos
pudieran darle luz al que no sabe qué camino
enrumbar esa noche en que la vida
    lo ha puesto
frente a miles de caminos; si pudieran, mis poemas,
hacer que tomara el mejor de los caminos.
Si entre todos mis poemas lograran detener a
       quien se va
a tomar el trago de la mala leche, el trago
que le costará la vida
o la traición o el asco público.

Ay, si ellos, mis poemas, lograran que una mujer
      abriera
o cerrara los muslos en el momento justo.
Si pudieran segarle el pensamiento a ese hombre
    que por primera vez
está pensando en hacerse un asesino.

Ah..., si pudieran.


Junio de 1987




Se le mie poesie potessero


Se un verso, una poesia, tutte le mie poesie
potessero salvare un uomo, un solo uomo,
         dal suicidio.
Se tutte le mie poesie potessero rendere lieve a
        qualcuno
un’ora e mezza di tristezza, alleviare
la pena a un condannato d’amore. Se tutte
potessero illuminare chi non sa quale strada
intraprendere in una notte in cui la vita
     l’ha messo
di fronte a migliaia di strade; se potessero, le mie poesie,
fare in modo che prendesse la strada migliore.
Se tutte le mie poesie riuscissero a trattenere
         chi sta per bere
il sorso di latte amaro, il sorso
che gli costerà la vita,
il tradimento o il pubblico ripudio.

Ah, se loro, le mie poesie, facessero in modo che una donna
       aprisse
o chiudesse le cosce nel momento giusto.
Se potessero distruggere il pensiero a un uomo
     che per la prima volta
sta meditando di diventare un assassino.

Ah..., se potessero.


Giugno 1987

 
--------------------------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.

Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo. 

Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.

Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.

----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960. Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con un amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.

Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla  

Sunday, March 17, 2019

Ballet “Llamas de París” (por Florencia Guglielmotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada al Ballet y la Danza, a cargo de la la ballerina, coreógrafa y profesora Florencia Guglielmotti.

Los textos anteriores, se pueden leer en este enlace.


El ballet “Llamas de París” fue estrenado en el Teatro Kirov (Leningrado), el 7 de noviembre de 1932. La coreografía estuvo a cargo de Vasily Vainonen, la música fue compuesta por Boris Asafiev, inspirado en canciones de la Revolución Francesa, el diseño escenográfico fue de Vladimir Dmitriev y el argumento fue realizado por Nicolai Volkov y Vladimir Dmitriev, basados en “Les Marceliers” de Félix Gras. En la premiere los roles principales estuvieron a cargo de Natalia Dudinskaya (Mireille de Poitiers), Vakhtang Chabukiani (Jerome), Olga Jordania (Jeanne), Nina Anisimova (Therese) y Konstantin Sergeyev (Antoine Mistral). Un año después, el 6 de julio de 1933, fue estrenada en Moscú, por el Ballet Bolshoi, con Marina Semenova (Mireille de Poitiers), Aleksey Yermolayev (Jerome), Anastasia Abramova (Jeanne) y Nadezhda Kapustina (Therese). Otras versiones de este ballet estuvieron a cargo de Alicia Alonso y de Rudolf Nureyev, con las interpretaciones de Gillian Murphy y Ethan Steiffel, bailarines del American Ballet. En 2008 Alexei Ratmansky realizó una reconstrucción sobre el original de Vainones para el Bolshoi Ballet.

Vasily Vainonen
------------------

Este ballet retrata la rebelión de los marselleses en el palacio de las Tullerías y su posterior marcha victoriosa en París, es por eso que se lo denominó como revolucionario. La elección del tema no fue azaroso: era necesario insertar la Revolución de Octubre de 1917 en un contexto más amplio, como parte de un movimiento mundial y no como un hecho aislado, y la Revolución Francesa parecía un buen ejemplo de esto.


La obra está estructura en dos actos y cuatro escenas. En ellas se suceden danzas de salón, danzas populares, danzas de carácter y escenas de pantomima tradicional. La primera escena muestra a un grupo de marselleses en el bosque, planificando su ida a París. Allí están Jerome, presto a alistarse, y su hermana Jeanne. También está Philippe, el encargado del cañón, que se siente atraído por Jeanne. A poca distancia está el castillo del Marqués de Beauregard, cuya corte viene de regreso de una salida de caza. Cuando los campesinos los ven, se dispersan, pero el Marqués queda impresionado con la belleza de Jeanne e intenta besarla. Ante este atropello, Jerome intenta defenderla y es tomado prisionero por los guardias del Marqués. Adeline, hija del noble, que presencia la escena, ayuda a Jerome a escapar y surge un sentimiento entre ellos. Jerome vuelve al bosque a buscar a su hermana y despedirse de sus padres ya que emprenden el viaje a París, bajo los acordes de la Marsellesa.


Comienza la segunda escena con un minuet. El Marqués de Beauregard y su hija han llegado al Palacio Real, en París. El maestro de ceremonias da inicio al banquete, Mireille de Poitiers y Antoine Mistral bailan una zarabanda y luego interpretan una breve obra teatral. Llega el Rey Luis XVI acompañado de María Antonieta y realizan los saludos y brindis de rigor. El Marqués, un poco pasado de copas, intenta manosear a Mireille, tal como lo había con Jeanne en el bosque, al tiempo que las estrofas de la Masellesa comienzan a llegar desde la calle. Los cortesanos y guardias están confundidos por la situación y Adeline aprovecha el momento para escapar del Palacio.

El segundo acto nos traslada a una plaza de París a donde están arribando los marselleses, entre ellos Philippe, Jeanne y Jerome, quien alcanza a ver a Adeline en medio del gentío y va a su encuentro. Mientras tanto hay festejos en la plaza, con danzas y vino.

Se escucha un cañonazo y el asalto a las Tullerías se inicia. Entre disparos y tambores Adeline y Jerome, que permanecen ajenos a lo que pasa, se declaran su amor. Jeanne, agitando una bandera, dirige a los marselleses al palacio.

La última escena muestra a los miembros de la Convención y al nuevo gobierno. Una multitud disfruta de la danza que realizan ahora para el pueblo Mireille de Poitiers y Antoine Mistral, sosteniendo la bandera republicana. El presidente de la Convención une las manos de Jeanne y Philippe, convirtiéndolos en el primer matrimonio de la Nueva República, al tiempo que reverbera el sonido de la guillotina.


Adeline ve que su padre es llevado a la guillotina y corre hacia él, Jerome intenta detenerla para que no se delate, pero un súbdito del Marqués revela el origen noble de la muchacha y desata la ira de la multitud que exige su muerte. El pueblo, triunfante, continúa la celebración, al tiempo que cae el telón.



-----------------------------
Florencia Guglielmotti reside en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Es Profesora de Danza (titulada en la Escuela Nacional de Danzas "María Ruanova"), Licenciada y Profesora de Artes (recibida en la Universidad de Buenos Aires). Cursó estudios en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Es Miembro de International Dance Council CID (UNESCO).

Actualmente se desempeña como Profesora de Danza Clásica y como Profesora Titular de Historia de la Danza en la Escuela Superior de Enseñanza Artística "Aída V. Mastrazzi". Email: florenciagu@gmail.com

St Patrick’s Day


St. Patrick of Ireland is one of the world's most popular saints.

(CO) Apostle of Ireland, born at Kilpatrick, near Dumbarton, in Scotland, in the year 387; died at Saul, Downpatrick, Ireland, 17 March, 461.

Along with St. Nicholas and St. Valentine, the secular world shares our love of these saints. This is also a day when everyone's Irish.

There are many legends and stories of St. Patrick, but this is his story.

Patrick was born around 385 in Scotland, probably Kilpatrick. His parents were Calpurnius and Conchessa, who were Romans living in Britian in charge of the colonies.

As a boy of fourteen or so, he was captured during a raiding party and taken to Ireland as a slave to herd and tend sheep. Ireland at this time was a land of Druids and pagans. He learned the language and practices of the people who held him.

During his captivity, he turned to God in prayer. He wrote

"The love of God and his fear grew in me more and more, as did the faith, and my soul was rosed, so that, in a single day, I have said as many as a hundred prayers and in the night, nearly the same." "I prayed in the woods and on the mountain, even before dawn. I felt no hurt from the snow or ice or rain."

Patrick's captivity lasted until he was twenty, when he escaped after having a dream from God in which he was told to leave Ireland by going to the coast. There he found some sailors who took him back to Britian, where he reunited with his family.

He had another dream in which the people of Ireland were calling out to him "We beg you, holy youth, to come and walk among us once more."

He began his studies for the priesthood. He was ordained by St. Germanus, the Bishop of Auxerre, whom he had studied under for years.

Later, Patrick was ordained a bishop, and was sent to take the Gospel to Ireland. He arrived in Ireland March 25, 433, at Slane. One legend says that he met a chieftain of one of the tribes, who tried to kill Patrick. Patrick converted Dichu (the chieftain) after he was unable to move his arm until he became friendly to Patrick.

Patrick began preaching the Gospel throughout Ireland, converting many. He and his disciples preached and converted thousands and began building churches all over the country. Kings, their families, and entire kingdoms converted to Christianity when hearing Patrick's message. (read more)

Irish Music

Saturday, March 16, 2019

Lección de Vida (por Orlanda Torres)

Nota del blog: Sección semanal en el blog Gaspar, El Lugareño, gracias a la cortesía de la psicóloga Orlanda Torres, quien ha aceptado la invitación a compartir con los lectores sus consejos y reflexiones sobre los conflictos cotidianos.


En mi cotidiano andar matutino me encontré con una señora que reflejaba vida, su rostro no había perdido el deseo de vivir y de seguir ayudando a pesar de la discapacidad que la aquejaba.

Recuerdo que caminada muy cerca de ella, cuando me llamó y me preguntó en voz baja ¿va a cruzar la calle? le respondí que sí, me dijo de manera afable que, si la podía ayudar a cruzar, le contesté inmediatamente que claro, que podía.

De ahí me convertí en su lazarillo y ella me comenzó a narrar su triste historia. Había sido atropellada hacia ocho años por un inconsciente que venía a alta velocidad, a consecuencia de eso, le amputaron su pierna, no se le notaba, llevaba pantalones largos, debajo de ellos tenía una prótesis y caminaba muy bien, solo observé que se sujetaba por su bastón. Conversando con ella le dije ¡que entereza tiene usted señora!

Me respondió que sí, son pruebas de la vida y si Dios me la puso, tengo que aceptarla. Le decía mientras caminábamos al lugar donde íbamos a comprar los alimentos, que siempre en nuestro camino hay un ángel que nos ayuda. Y justo cuando nos tocó cruzar la calle, inmediatamente se despejó de vehículos, realmente la presencia de Dios estaba con nosotras, especialmente con ella, una madre que exponía nuevamente su valiosa vida para comprar alimento para su hija recién operada. Me dije en ese momento, cuán grande es el amor de una madre, que no le importa arriesgarse las veces que sea por un hijo. Definitivamente esta es una realidad profunda.

Debo confesar que esta vivencia me dejó conmovida. La vida nos enseña que existen personas que están muchos más delicadas e impedidas que otras, sin embargo, no pierden la entereza por vivir y ayudar.

No percibí amargura en sus palabras ni en sus gestos, su cuerpo reflejaba vitalidad y el gran deseo de no verse impedida. Observé que no alimentó su mundo de insatisfacción a pesar de su brutal acontecimiento, más bien de una gran resignación que la enriqueció y la fortaleció para avanzar y crecer.

Recuerdo que le dije: cuando terminé sus compras, yo la acompañó para regresar. Al regreso ella seguía con sus palabras dándome lecciones de vida. Que dulce compañía, la señora me dejó un gran aprendizaje, a veces nos quejamos tanto de la vida, que, estando saludables, teniendo nuestros miembros en buen estado, nos convertimos en seres inertes, inmóviles e infelices. Para algunos les pesa la vida, para otros les molesta seguir viviendo y otros se lamentan por nada.

Actualmente la mayoría de las personas escogen y deciden andar en un coche para transportarse a escasa dos cuadras, sin embargo, existen personas que teniendo dificultades como la de ella, son las que más le demuestran a la vida, fortaleza y entereza para vencer las inclemencias y nos enseñan que todo es posible cuando se tiene voluntad, buena actitud y el deseo profundo por vencer los infortunios que nos ponen a prueba las circunstancias, para demostrarnos cuán valientes y fuertes somos los seres humanos.


---------------------------------------
Orlanda Torres: Psicóloga, Escritora, Educadora, Orientadora Motivacional.
Autora del libro "Volando en Solitario" año 2015, Guayaquil - Ecuador. (Disponible en Amazon Kindle)
-Estudió en Miami Dade College: Certificate of Florida “Child Development Associate Equivalency”. Maestra de Educación Preescolar e Infantil en la ciudad de Miami.
-Licenciada en Psicología graduada en el 02/2017 - Atlantic International University.
-Orientadora Motivacional y Conferencias pueden contactar a Orlanda Torres a través de la página que administra www.fb.com/vivencialhoy
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2016
-La Estancia en el Paraíso de los Sueños
-Relación de Pareja y su gran Desafío
-Es la Felicidad una Elección
Conferencia en Radio - Miami, Florida
-Positivo Extremo Radio: Entrevista 123Teconte “Regreso a Clases y La Adolescencia”
-¿Como aprender a ser feliz?- Edificio Trade Building-.Innobis Coworking, Guayaquil - Ecuador
-La Inteligencia Emocional en la Relacion de Pareja- WENS Consulting Group, Guayaquil - Ecuador
Publicaciones en Revista Sapo - Santiago de Chile – 2018
Ser Mujer

Administra:
Facebook.com: Orlanda Torres
Instagram: orlanda.torres.3

Alarma de combate (por Víctor Mozo)

Nota del blog: Sección semanal a cargo de Víctor Mozo. Cada sábado comparte un texto, de lo que será un libro sobre sus vivencias durante los primeros años de la llamada "revolución cubana" y su cautiverio en los campos de trabajo forzado, conocidos como UMAP.

Los textos anteriores se pueden leer en este enlace.


A pesar de la tranquilidad aparente que acompañaba la rutina diaria desde hacía ya unos cuatro o cinco meses meses y el hecho de haber cortado cercas y adornado el campamento, nada garantizaba que fuéramos considerados de otra manera que simples confinados sometidos al trabajo agotador y mal pagado. Por siete pesos se laboraba duramente de sol a sol, con buen o mal tiempo. El mal llamado gobierno revolucionario había encontrado un filón en nosotros y lo explotaba como mejor le parecía. No obstante, tenían la poca madre de llamarnos combatientes o soldados.

Las noches seguían con su ritmo de lecturas ya fueran políticas o del código penal militar que se blandía como amenaza suprema. Tampoco estábamos lejanos del risible discurso de la invasión imperialista en el que pocos o casi ninguno de nosotros creía. El enemigo imperialista puede atacar en cualquier momento y debemos estar preparados para hacerle frente, repetía con frecuencia el sargento Rodríguez. Muchos nos mirábamos cuando como disco rayado repetía sus sandeces y muchos disimulábamos más mal que bien alguna sonrisa burlona. El sargento tapón nos caía decididamente muy mal.

Una de esas madrugadas en que dormíamos después de habernos disparado la consabida monserga revolucionaria, fuimos despertados bruscamente. Volvían los improperios acompañados de gritos de alarma de combate, recojan todas sus pertenencias. Serían entre las 3 y las 4 de la madrugada, justo cuando Morfeo te abre los brazos, cuando ya ni los ronquidos de otros compañeros te molestan y piensas a través de los sueños que estás en otro mundo.

No paraban de gritarnos. ¡Arriba, arriba, muévanse! Apenas atinamos a recoger nuestras escasas pertenencias incluidas las hamacas. No nos quedó más remedio que correr hacia el lugar de formación acostumbrado.

Algo pasaba y la cosa no estaba para bromas. Ya formados vimos varios camiones militares fuera del campamento con soldados armados que no eran reclutas del SMO sino del servicio regular. Aquello intrigó a más de uno, pero no podíamos decir nada. Al cabo de un rato se nos ordenó subir a los camiones. Había también un par de jeeps rusos que precedían los camiones en los que íbamos. Se nos dio orden de no hablar, comunicábamos con la mirada y con ella combatíamos entre angustia e interrogación.

Como siempre, no sabíamos adónde nos llevaban, muchos pensamos que se trataba de un simple traslado, pero todo se hacía de manera tan callada y metódica que imaginábamos más de un escenario posible. Habían llamado aquello alarma de combate, pero los únicos armados eran los soldados porque ni machetes teníamos. ¿A quién íbamos a combatir desarmados como estábamos?

Después de una media hora aproximadamente los camiones pararon en una guardarraya delante de un campo de caña cortado desde hacía días si nos fiábamos a la paja que estaba bien seca. Nos dieron la orden de bajar de los camiones y ya formados se nos dijo seguidamente que avanzáramos hacia el medio del campo. Una vez allí hicieron que nos sentáramos. Lo curioso era que los cabos de la UMAP estaban con nosotros como otros confinados más. Aquellos grados de cabo de color azul que algunos llevaban con cierto orgullo, no les servían de nada. Ahí estábamos todos metidos en el mismo saco.

Cada vez que alguno de nosotros se movía o trataba de susurrar algo a un compañero, nos mandaban a callar. El grupo de soldados y oficiales que nos vigilaba se mantenían a cierta distancia y nos rodeaba prácticamente. Los oficiales iban y venían, hablaban entre ellos y nosotros sin enterarnos de nada. ¿De qué hablaron? Nunca lo supimos, pero la situación más que absurda no dejó de inquietarnos. Estábamos rodeados por soldados armados para la guerra con cascos, cananas y fusiles. Indiscutiblemente no era para cortar caña.

Eran pasadas las doce del mediodía cuando se nos formó para subir a los camiones una vez más. Sin darnos explicación alguna nos llevaron de vuelta para el campamento. La alarma de combate dizque para la guerra había servido única y exclusivamente, creo yo, para meternos miedo. Temible arma la del miedo.

Vaya el lector a saber qué le había pasado por la mente a aquellos que tenían el mando y que podían avasallarnos como mejor les conviniera. Sigo pensando cincuenta años más tarde que la hipótesis de eliminarnos en una situación determinada y de forma expedita, era probable. Para ellos nosotros no significábamos nada, salvo quizá la mano de obra esclava tan necesaria para trabajar en el campo.

Regresamos al campamento con el estómago pegado al espinazo. No dejé de recordar aquel triste día del 24 de junio cuando había llegado por primera vez a ese campamento. Para colmo, el almuerzo preparado a toda velocidad, fue una lata de sardinas y plátano verde hervido. Con la barriga algo llena terminamos aquella tarde inundados en todo tipo de elucubraciones. Nuestros verdugos de pacotilla podían sentirse satisfechos una vez más. Si algo lograron en aquel “combate” fue que en lo adelante nos fuéramos a dormir pensando siempre en que las noches podrían ser cortas, muy cortas. Éramos enemigos de la revolución y como tal había que tratarnos.

Gaspar, El Lugareño Headline Animator