Loading...

Tuesday, September 16, 2014

(Miami) Sandra García invitada en "Viernes de Tertulia"

Viernes de Tertulia, evento artístico y literario, anuncia su jornada del mes de septiembre del 2014 con la actriz, profesora y promotora teatral Sandra García.
El programa Viernes de Tertulia, conducido por el escritor y periodista Luis de la Paz, es una producción del Creation Art Center, organización que preside Pedro Pablo Peña, director general del Miami Hispanic Cultural Art Center, y cuenta con el patrocinio de ArtesMiami, promotora cultural que preside la filántropa Aida Levitán.
Viernes de Tertulia tendrá su próxima actividad el viernes 19 de septiembre del 2014, a las 8:30 p.m., en el 111 SW 5ta. Avenida, con la participación de Sandra García. Más información en el (305) 549-7711.

-----------------------------------------------
Sandra García nació en Sagua la Grande, Cuba, en 1966. Desde la infancia se vinculó con grupos de teatro de aficionados, donde recibió varios premios por su participación. En 1984 se establece en La Habana para estudiar Artes Escénicas y Drama en el Instituto Superior de Arte. Durante los años de formación se vincula activamente con todos los grupos de teatro de la capital cubana. Al terminar su capacitación, en 1989, comienza su carrera profesional con Teatro Estudio, uno de los grupos de teatro más importantes de Cuba, con una larga tradición teatral en toda la isla. Con Raquel Revuelta, la directora del grupo, interpreta importantes obras.
Sandra es también formadora de nuevos talentos, tanto en Cuba, como en Estados Unidos, a donde llegó en 1995. Su desempeño artístico en Miami ha sido admirable, desamándose como actriz de cine, teatro y televisión. Junto a su esposo, el multifacético Ernesto García, fundaron Teatro en Miami, y el TEMFest, Teatro en Miami Festival, evento que brinda gran participación a los grupos locales.

(Miami) Art by Floyd & Isabel Original Fashion Show + Original Living Magazine Cover Party


Isabel Original International & Art by Floyd unite to present their new line for women and men at the U.S. Century Bank of Coral Gables on Friday, September 19th 2014 along with the cover release party for Original Living Magazine featuring Univision's 3-time Emmy Awards winner TV/News anchor Natalia Cruz.

Special performance by Franco Londono & Jose Luis Barba

Music by DJ TINELLO

By Invitation - Please RSVP to: MegaCityGroup@gmail.com

Sponsored by:

US Century Bank Coral Gables - Presenting Sponsor
Florida Title & Trust, LLC - Gold Sponsor
Conceptos Magazine - Media Sponsor
f/11 Productions - Production Sponsor
Pardos Chicken - Catering Sponsor
KNT PRO Cosmetics - Make-Up Sponsor

Produced by: Floyd Art Entertainment & MegaCity Events

(Miami) Sergio Lastres presenta sus "Crónicas del agua"

 
Sergio Lastres: Crónicas del agua, is a solo exhibition of paintings, inspired by the artist's balsero experience and the implications for survival, memory, and freedom. Lastres and his wife Elsa de Lara were among the 30,000 rafters that fled Cuba in 199,4 and intercepted by the U.S. Coast Guard at sea to be re-routed to the Guantanamo Naval Base for processing. Arriving in Miami finally in early 1995, he bought a set of paint brushes and hasn't stopped painting since.

Exhibition runs through September 28th 2014.

Opening Reception: Friday, September 19 at 5:00 pm

Where: Koubek Center ArtSpace Gallery
2705 SW 3rd Street
Miami, FL 33135

Admission: FREE!

There will be live music in honor of the artist, courtesy of the Luyanó Band. Refreshments will be served.

(Miami) Mary Brickell Village Arts Festival


Monday, September 15, 2014

(Miami) Miguel Rodez Art Projects celebrates its Second Anniversary

With the show POWER PORTRAITS the gallery celebrates its Second Anniversary show. Originally, the gallery was intended to run for only 2 years, but its operation period has now been extended. In that brief 2-year period, numerous artists were given an opportunity to exhibit their artwork in shows curated based on specific themes. The shows were well-received by the pubic and the press. The Miami Herald, Art Districts Magazine, Community newspapers and several culture blogs wrote favorable reviews of the works presented and Frommers Travel Guide for Miami listed the gallery as a place to visit when in Miami.

POWER PORTRAITS features the work of Miguel Rodez, whose unique contemporary portraits that are difficult to ignore. His subjects have powerful looks that engage the viewer in a visual dialogue that compels one to question the complexity of emotion. The penetrating gaze of his characters make the viewer wonder whether or not these figures are daring the viewer to analyze them. Are these subjects overwhelmingly strong, or may one glean from them a sense of vulnerability? Is perception of strength being utilized as a shield to protect sensitivity? These portraits are essentially about being human. They also say as much about the subject of the portrait as they say about the artist. Miguel Rodez uses a bold color palate with iridescent hues over a large textured surface. The result is striking. Even the texture has meaning that is personal to the artist, but a few people have managed to decipher it. (See full information at Power Portraits Event's Facebook Page)

Saturday, September 20 at 7:00pm - 10:00pm
Miguel Rodez Art Projects
4229 SW 75 Ave, Miami FL 33155

------------------------------------
Image: Detail of Joaquin, a large format portrait of Joaquin Estrada Montalvan painted by Miguel Rodez and inspired by a photo by Delio Regeral Sr.

---------------------------------------
See
The Unveiling of "Joaquin" (Opening Remarks by Vivian Donnell Rodriguez)
 Miguel Rodez at Gaspar, El Lugareño 

Sunday, September 14, 2014

A quién pueda interesar. Fidel, ¿un Robespierre con final feliz? (por Rodrigo de la Luz)



Calle 8, Miami
Foto/Gaspar, El Lugareño
--------------------------------------

El gran guillotinador Maximilien de Robespierre nunca pensó tener un discípulo en Cuba, discípulo que lo superó con creces.- La necesidad de mantenerse en el poder obliga al crimen.- Estos dos bárbaros no mataban por matar, sino por vocación innata. Sobre estos verdugos siempre nos quedaremos con la curiosidad de cómo pudieron ser padres de familia y funcionaron en el seno familiar; aunque de que nos vale que algunos digan que han sido padres ejemplares, hijos ejemplares, esposos ejemplares si han sido pésimos gobernantes. Han perseguido a sus adversarios sin compassion y sin piedad.

En el caso de Robespierre sabemos que guillotinó 42,000 en el caso de Fidel la cifra se desconoce, aunque me atrevo a asegurar que supera a la del francés con creces por los casi seis decenios que se ha dilatado en el poder y por la variedad de maneras de exterminio, pues entre fusilados, ahogados en el mar, muertos por desnutrición y los adversarios eliminados de manera diabólica e ingeniosa es difícil constatar con exactitud la magnitud de su crimen.

A pesar del sufrimiento, de la manipulación y el horror un pequeño grupo de cubanos en el exilio se empecinan en echarle fango a quienes se escapan de la Isla y juzgan de traidores a los que visitan a sus familiares en Cuba. A veces parece algo intencional para seguir viviendo de la tragedia política que nos ha tocado vivir. Lo otro sería que sean tan incompetentes que no se hayan dado cuenta que es realmente lo mejor para todos.

Tengo un amigo que dice que los más beneficiados con el éxodo de los balseros han sido los marielitos, porque se quitaron la etiqueta de recién llegados y con ello los epítetos de lacra, de gentuza.

Los poderosos que no apoyan en nada y que al parecer las tantas manzanas, el brócoli, la espinaca y el salmón los han vuelto optimistas y ahora lo que hacen es agredir a los que llegan; olvidando que alguna vez ellos también llegaron, sin embargo ahora se dedican a embestir a las nuevas generaciones a base de torpezas; haciéndose pasar por víctimas cuando en realidad ellos se han convertido, en alguna manera, en victimarios. Víctimas son los que han sido torturados y están mal de salud, y tienen miedo, y no quieren ser torturados nunca más. Los que le han allanado sus hogares los militares castristas. Víctimas son los que han quedado mudos por el miedo y ni siquiera se atreven a escribir.

Ojalá, pueda dejar claro que el enemigo de nosotros no es Cuba sino los Castros. Así que si no va a Cuba, usted ha confundido al enemigo. Muchas veces decimos: “a estos cubanos les han lavado el cerebro” o “los tienen chantajeados con algún videíto”. Si les lavaron el cerebro o los tienen chantajeados son víctimas del sistema y no merecen nuestro odio, nuestros ataques. Eso divide y hace daño a la causa, al igual que los que tienen sus propios disidentes, sus favoritos, sus peones de ajedrez a los que endiosan, mientras satanizan a los otros que se juegan la vida en la Isla – como fue el caso de Osvaldo Payá Sardiñas de quien tanto difamaron aquí- Eso también divide y hace daño a gran escala.

No faltan los que ofenden soezmente a personas que aunque piensan casi igual a ellos discrepan en unos pocos puntos. Los ventajistas que han hecho carreras políticas a costa de las vicisitudes del cubano. Algunos han pedido soga y sebo, otros se han atrevido a pedir un levantamiento en armas a un pueblo que no tiene armas, como si fueran magos. !Que desalmados estos últimos!

Tal vez este resentimiento, estas contradicciones, esta intolerancia sean el parecido o la diferencia de la revolución castrista con la revolución francesa y probablemente sean las consecuencias por las cuales el caudillo criollo muera en su cama, mientras el guillotinador francés murió víctima de su propia ley y de su propio pueblo.

---------------------------------

(Miami) Nuevo número de la revista literaria "Conexos"

 

(Miami) "Revista Caritate" ya tiene su website


Acta de nacimiento de la caricriatura CARITATE


Caritate viene al mundo como una revista de arte y cultura, que pretende que sus lectores piensen, vivan y actúen como creadores y no como simples empleaditos-consumidores de productos chinos, víctimas de bancos y de los políticos, por lo que ya se darán cuenta de que CARITATE “no tendrá madre”, al igual que la mayoría de los dos últimos especímenes mencionados; en fin, que seremos tremendos pero con buenas intenciones.

Volviendo al tema de la revista, le diremos a los otros hispanohablantes que “no me des caritate” es una frase usada en Cuba para decirle a alguien que no presuma de algo que posee o que logró, sea material o intangible, y nosotros le vamos a dar CARITATE del bueno a todos, pero sin alarde, sobre todo a “los malos de la película” (¡lo pensaron ustedes!), con la colaboración de todos los artistas, creadores, humoristas y escritores de talento que quieran caritatearse con nosotros, ya que, a falta de madre, queremos que haya muchas madrinas y padrinos caritáticos.

¡A darle la nalgada entonces, para que nuestra caricriatura llore, ría, y nos dé CARITATE!


Baltasar Santiago Martín

Saturday, September 13, 2014

Oikos

 
 
Sección Oikos, con fotos de Juan Carlos Agüero.
Dedicada a mostrar la wildlife del Sur de la Florida,
es el espacio green (cada semana) del blog Gaspar, El Lugareño.

Thursday, September 11, 2014

Calles y callejones de Camagüey: Calle San Adriano, Academia, Ramón Guerra (por Marcos A. Tamames-Henderson)


Notal del blog: Cada jueves se publica en el blog, gracias a la cortesía de Marcos Antonio Tamames-Henderson, una selección de su nuevo libro -en imprenta- Calles y callejones de Camagüey. Entre la leyenda y la historia.  

Detalle de la Maqueta de la ciudad de Camagüey
(Foto/Blog Gaspar, El Lugareño)
-------------------------------------------------------------

Calle San Adriano, Academia, Ramón Guerra


por Marcos A. Tamames-Henderson


Hasta finales del XIX se le refiere como un callejón de 170 m de largo que nace en la calle San Francisco y tras cortar San Cipriano culminaba en la calle de los Pobres. En el siglo XX desbordó este eje para dar inicio a Nuestra Señora del Rosario (D) e insertarse luego en Prolongación de Rosario. 

La advocación por san Adriano o san Adrián en Camagüey podría encontrar origen en el establecimiento de un vecino procedente de San Adrián de Besós, municipio de Cataluña que en su catedral atesora una magnífica cruz de plata del siglo XVII, pasaje paralelo al Santo Sepulcro de la iglesia de la Merced en Puerto Príncipe o quizás del municipio que lleva ese nombre en Navarra, donde en el siglo XVI erigieron sus habitantes una iglesia gótica al venerable santo. Tal vez de san Adriano de Tuñón en Asturias, donde Alfonso III, El Magno, y su esposa doña Jimena erigieron una iglesia prerrománica a san Adrián como muestra de gratitud por concederles un heredero; historia que emparenta con la de los Bringas y el santuario a la Caridad en Camagüey o procedente del municipio gallego de Lorenzana en Lugo, donde resulta notable la fiesta que en honor a san Adriano realizan sus hijos cada 16 de junio. La confluencia en Puerto Príncipe de habitantes de estas regiones avalaría cualquiera de estas hipótesis. Lo cierto es que en la primera mitad del siglo XVIII esta calle aparece bajo el nombre San Adrián o San Adriano. 

El llamarle popularmente Academia se debe a que en la intercepción con la plaza de San Francisco se encontraba una academia de música, propiedad de Andrés Francisco Cisneros con sólido reconocimiento en la prensa local en los años 80 del siglo XIX. 

El acto de renombrarlo tiene su génesis en la iniciativa del comandante del EL Ramón Antonio Cisneros de Zayas, vecino de Paco Recio no. 15, quien en su nombre y de varios vecinos envía al presidente del Ayuntamiento una carta fechada el 12 de marzo de 1919 en la que solicitan le sean sustituidos los nombres de las calles del Carmen, del Astillero, Jesús María, del Hospital o Nuestra Señora de Loreto y Academia. Indican para esta última el de Comandante Guerra, en memoria de Ramón Guerra Guerra, patriota que se incorporó desde los primeros días a la revolución del 95 en el regimiento de caballería de Agramonte y terminó con los grados de teniente coronel.

Por acuerdo de los concejales el asunto quedó bajo estudio y parecía ya olvidado cuando el militar volvió a la carga unos meses después, el 24 de septiembre, agregando esta vez las calles del Progreso, San Cipriano, San Antonio y del Pintor. El cambio de San Adriano por Ramón Guerra fue aprobado por los concejales Eusebio Cantero Cantero, Pablo Gonfaus Palomares, Abelardo Chapellí Marín, Salvador Paisán N. de la Cabada, Raúl Adán Montejo, Agustín Tomé Varona, Emilio Varona Lastre y Joaquín Varona Mola. El 7 de octubre de 1919 el alcalde municipal firmó el acuerdo2 y comenzó así el proceso de divulgación del nuevo nombre de San Adriano. Academia, como se le reconoce cotidianamente, forma parte del área PCH.

--------------------------------------
Marcos Antonio Tamames-Henderson (Jamaica, Guantánamo, 1961). Lic. Historia del Arte (1997), MSc. en Historia del Arte y en Conservación y Rehabilitación de Centros Históricos (2007). Miembro de la Uneac, Unaic, Unhic. La Editorial Ácana ha publicado sus libros De la Plaza de Armas al Parque Agramonte. Iconografía, símbolos y significados (2001, 2da ed. 2003); Tras las huellas del patrimonio (2004); La ciudad como texto cultural. Camagüey 1514-1837 (2005); Una ciudad en el laberinto de la ilustración (2009) y La cofradía de los signos urbanos (2012). Premio Especial Roberto Balmaceda (Uneac, 2002), Juan Marinello (2006), Juan Torres Lasqueti (2005, 2010, 2011 y 2012), Ensayo Histórico Enfoque (2007), Crítica Histórica José Luciano Franco (2005), Publicaciones, teoría y crítica en el V Salón de Arquitectura (2005) y Jorge Enrique Mendoza (2004), entre otros.

Wednesday, September 10, 2014

(Miami) Manny López presenta "El barro se subleva"

 

Ediciones Baquiana, Humboldt International University y New Professions Technical Institute invitan este jueves 11 de septiembre 2014 a las 6:30pm. a la presentación del libro El barro se subleva de Manuel Adrián López (Manny)


New Professions Technical InstituteHumboldt International University
4000 West Flagler Street, Auditorio (Cuarto Piso)
Miami, Florida. 33134
(305) 461-2223

--------------------------------------
ver
Los días finales de Selva (por Manny López)
Manny López en el blog 

del Camagüey

Estudio Galería El gato azul de  Ileana Sánchez Hing
 
---------------------------------------------
Casa de la Música

-------------------------------------------------------------------
Equipo para la 54 Serie Nacional de Béisbol

----------------------------------------------------------------- 
Proceso de transición de la tv analógica a la digital 

Tuesday, September 9, 2014

Mons. Wensky: "La agonía que sufre el pueblo cubano es bien conocida ... Y los que no la conocen deben preguntarse qué ha pasado que el cubano que tanto ama a su tierra, ..., prefiere el destierro o una muerte en el mar, que vivir en su propio país"

 
 
 
 
 
 
Fotos/Facebook de la Ermita de la Virgen de la Caridad. Miami
------------------------------------------------------------------

Palabras del Arzobispo Thomas Wenski al finalizar la Misa en honor a Nuestra Señora de la Caridad de El Cobre, patrona de Cuba. Lunes 8 de Septiembre de 2014 en el Bank United Center del campus de la Universidad de Miami.

Recuerdo las palabras del Apóstol de Cuba, José Martí, que están grabadas en un muro en un parque cerca de la Calle 8. Debo recordárselas a Uds. hoy en esta fiesta tan cubana que es la fiesta de la virgen de la Caridad del Cobre. Debajo de un mapa al relieve de la isla de Cuba están estas palabras martianas: La patria es agonía y deber.

La agonía que sufre el pueblo cubano es bien conocida. Uno no tiene que ser cubano para darse cuenta de ella. Basta ser humano. Y los que no la conocen deben preguntarse qué ha pasado que el cubano que tanto ama a su tierra, a su bohío, prefiere el destierro o una muerte en el mar, que vivir en su propio país.

El autor del salmo 136 gritaba desde su exilio en Babilonia: “Cómo puedo cantar un cántico de Sion en tierra extranjera. Si me olvido de tí, Jerusalén, que se me pegue la lengua al paladar".

Esta noche, tampoco podemos olvidarnos de Cuba. Tampoco podemos olvidarnos de esa Iglesia cubana – de sus obispos, sus sacerdotes y religiosas, y sus laicos – que desde su pobreza quiere servir a su pueblo como levadura de esperanza evangélica.

Si, la patria es agonía y deber, como dijo Marti. Frente a esa agonía, cumplamos con nuestro deber.

Que pongamos en práctica esas tres palabras del Papa Francisco en su mensaje a la Iglesia y al pueblo de Cuba: “Alegrarse”, “levantarse” y “perseverar”.

Como Maria, que nos alegremos por habernos encontrado con Jesús. Como Maria, que nos levantemos para servir a los demás. “No quedamos con brazos caídos lamentándose solamente, tal vez escurriendo el bulto para que otros hagan lo que es responsabilidad propia.”

Como María, perseveremos permaneciendo “en el camino del bien, ayudando a los que están oprimidos por penas y aflicciones.”

A Jesús por María, unámonos en la caridad, en la solidaridad y en la oración.

----------------------------------------------
Ver homilía del Obispo Peter Baldacchino, Obispo Auxiliar de Miami en la Misa en honor a Nuestra Señora de la Caridad de El Cobre en el website de la Arquidiócesis de Miami

Crónica: El canto de Lourdes Díaz (por Waldo González López)

Con un título aproximado, publiqué años atrás —no recuerdo en cuál de las revistas en las que yo colaboraba asiduamente en la Isla, para algunas de las cuales elaboré varios trabajos sobre Lourdes Díaz Canto— una entrevista con la destacada poetisa y narradora cienfueguera, quien desde el pasado noviembre vino a residir con su hijo Ricardo a Miami, donde nuestro reencuentro ha sido una de las alegrías que nos ha concedido la vida, a mi esposa, Mayra, y a mí, desde nuestra llegada a La Ciudad del Sol. 

Y es que nuestra amistad con Lourdes se remonta al ya lejano 1977, cuando nos conocimos en La Habana, en ocasión del primer premio obtenido por ella en un concurso literario en el que ella participaba y quien escribe integraba el jurado con otros colegas. 

A partir de entonces, surgiría un profundo lazo de afecto y reconocimiento, lo que no siempre ocurriría en su hermosa ciudad —definida con justicia “La Perla del Sur”— donde solo durante los últimos tiempos recibiría el justo tratamiento que merecía desde los ya lejanos ‘70s, cuando se iniciara con éxito en las letras.

En la mencionada década alcanzaría premios en poesía y cuento en Concursos Nacionales —“La Edad de Oro” (del MINCULT y la Editorial Gente Nueva), “Ismaelillo” (de la UNEAC) y el convocado en ocasión de la Jornada Internacional de la Infancia—, en 1976, 1977 y 1978, respectivamente, si bien solo en 2006 se le conferiría la Distinción por la Cultura Cubana por estos y otros lauros, así como por sus numerosas publicaciones.

NIÑOS Y LIBROS 

Sus muy variados libros surgirían motivados, en la sensible creadora, por su muy destacada labor, no siempre reconocida, en los Talleres Literarios para Niños, tarea en la que descollara en el país, tal comprobáramos quien escribe y mi esposa, la también escritora y editora Mayra Hernández Menéndez, quienes asistimos a varias jornadas culturales de su ciudad natal y a sus recordados espacios de instrucción con los pequeños, iluminados en el goce de aprender y disfrutar, que les regalaba la “Seño Lourdes”. 

Esta rara experiencia, por poco usual, la evocamos días atrás con Lourdes en su hogar de Haileah, donde recordábamos con ella y su hijo Ricardo la grata impresión recibida ante el talento de los entusiastas niños-poetas y narradores, en el goce de las “clases” literarias, cuando asistíamos a sus amenas e inteligentes sesiones de laboreo intelectual con los pequeños. 

Entonces, ellos nos leían sus décimas, sonetos y otras estrofas clásicas, aprendidas de los grandes poetas de los Siglos de Oro gracias a Lourdes, quien también les descubría la mejor narrativa, y los chicos leían sus relatos, demostrando los avances obtenidos en aquellas sesiones. 

No menos interesantes y amenas, nos resultaron las lecturas de los escritores adultos, quienes demostraban su conocimiento, sensibilidad y talento, intercambiando sus versos y relatos con sencillez y fraternidad, rasgos no siempre comunes en los talleres literarios, de acuerdo con nuestra larga experiencia en esos espacios formadores y descubridores de nuevos talentos literarios que, durante décadas, funcionaban en la Isla.

MOTIVACIONES, RESULTADOS

 Lourdes y Waldo. Cienfuegos 1981
------------------------------------------

Como se sabe, el contexto en que se desenvuelve el futuro de un creador es decisivo. Y, por supuesto, tal acontecería con el ambiente familiar en que se formaría la escritora cienfueguera. De tal suerte, el abuelo periodista, el padre, amante de la improvisación (o repentismo: la décima popular posee honda huella en Cienfuegos) y la mamá, también amante de la poesía y de recitarla, sin duda decidieron notablemente que la niña de solo nueve años se iniciara en el arte escriturario con lúcidos versos.

Tanto su talento y su sensibilidad, como su muy definida vocación literaria harían posible, finalmente, el merecido destaque de que goza en su natal Cienfuegos, como justo reconocimiento a su ingente creación y su tarea formadora en los talleres con niños. 

PUBLICACIONES

Autora de diversos volúmenes de poesía, cuentos de temas psicológicos y de ciencia ficción e investigación histórica para adultos y niños, Lourdes hasta años atrás era reconocida sobre todo por sus versos dedicados a la infancia. 

De tal suerte, desde Fifi y sus amigos (1976) —que le mereciera un importante lauro— hasta Arroró, Melanie (integrado por 60 nanas, cada una con temática original, 2013), su obra comprende una veintena de títulos de varia invención que, a lo largo de los años, evidencian su auténtica dedicación a las letras. 

Por ello, la escritora ha publicado, además, cuentos de misterio y terror, algunos incluidos en Atenderlos con urgencia (Editorial Letras Cubanas, 1993), editado por la propia Mayra, quien por allí laborar durante años, propuso su inclusión en los planes. 

Con el profesor y poeta Miguel Albuerne Mesa, publicó el volumen de casi doscientas páginas: Cienfuegos y los Terry, donde abordan el hermoso coliseo y el hondo vínculo de aquella significativa familia con su ciudad natal. 

Otro de sus libros no comunes es Que cada cual cuente su cuento, donde relata anécdotas con ameno tono didáctico. Asimismo, otros volúmenes conforman su intensa y extensa producción, tales los casi iniciales Pulga tardía (1978) y Ternerito Bruno (1979). 

Pero hay más, porque la más importante escritora de La Perla del Sur tiene inéditos otros tres textos, entre estos, el poemario para niños Las hadas pueden pasar. Por otro lado, es coautora con Víctor Arturo Delgado del volumen inédito Marilope, el pirata y otras leyendas. Otro importante título es su colección inédita con más de mil refranes que reflejan el gracejo popular. 

Las ediciones de sus volúmenes han corrido a cuenta de las Editoriales Gente Nueva, Letras Cubanas y la cienfueguera Mecenas, como otras de España y Colombia, mientras once títulos —regalo a los niños— esperan salir algún día, con el ya asegurado deleite de chicos y adultos.

En diversas revistas nacionales, como Bohemia, Mujeres y Muchacha —cuyas secciones de poesía y poesía para niños eran atendidas por este cronista—, Lourdes publicó numerosos poemas dedicados a la infancia, como diversos autores cienfuegueros y de otras provincias. 

El importante poeta y ensayista cubano Samuel Feijóo —cuyo centenario se celebró este 2014— incluiría varios de sus sonetos en el volumen Crítica Lírica, según recuerda la autora como hecho trascendente, pues gracias al asimismo importante investigador iniciaría su fecundo quehacer literario.


En vísperas de su 82 cumpleaños (que celebrará el próximo 25 de octubre), la editora y escritora Josefina Ezpeleta en su Tertulia “Antes que anochezca” de la Editorial Voces de Hoy, la invitó a leer varios textos de su poemario Arroró, Melanie, que fue presentado y adquirido por varios asistentes. Otra alegría para la autora fue la presencia de su nieto Sergio, quien asistió con varios amigos, como los asiduos de este agradable espacio, celebrado el último domingo de cada mes en el Club “The Place”. En consecuencia, esa tarde resulto un preámbulo del homenaje que le rendirá el venidero 25 de octubre la propia casa editora. 

Asimismo, desde Alemania, el muy reconocido narrador, ensayista y nuestro fraterno colegamigo Amir Valle, nos solicitó a Mayra y a mí el envío de colaboraciones nuestras y de otros creadores para un Dossier que, dedicado a la creadora y a propósito de su onomástico, publicará el próximo mes en su bimestral revista digital Otro Lunes, donde este redactor tiene la sección fija de teatro “En Primera Persona”. 

En suma, queridos ciberlectores de mi columna de los martes en el Blog Gaspar. El Lugareño, espero que esta crónica sirva de preámbulo al jubileo por el 82 cumpleaños de la prestigiosa poetisa y narradora que desde ya festejamos sus colegamigos que, en Miami y Cuba, la queremos y valoramos su obra. 

 
 

---------------------------------------
WALDO GONZÁLEZ LÓPEZ (Puerto Padre, Las Tunas, Cuba. 1946) Poeta cubano, ensayista, crítico literario y teatral, antólogo y periodista cultural. Graduado de Teatro en la Escuela Nacional de Arte (1971) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana, Universidad de La Habana (1979).
Hasta el 2011, cuando abandonó la Isla para venir a residir a Miami, integró la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en sus Asociaciones de Poesía, Literatura para Niños y Teatro.
Laboró en la Escuela Nacional de Arte (donde impartió clases de Historia de la Literatura para Niños y Jóvenes, en la Cátedra de Teatro para niños fundada por él y la actriz y directora escénica María Elena Espinosa, y de Historia del Teatro Universal y del Teatro Cubano, también creó el Archivo de Dramaturgia).
Recibió importantes distinciones por su quehacer como escritor y periodista. Colaboró con publicaciones cubanas y extranjeras con ensayos, artículos, crónicas y poemas. Sus versos han sido traducidos al inglés y francés y publicados en revistas de EUA y Francia, así como ha publicado poemarios en México y Colombia, y un volumen de ensayos sobre lectura y literatura en Ecuador.
SÍNTESIS BIOGRÁFICA:
Estudia el preuniversitario en la ciudad de Holguín y lo abandona para trasladarse a la capital, donde primero cursa el idioma francés, luego estudia Teatro en la Escuela Nacional de Arte (ENA) y, más tarde, la carrera de Literatura Hispanoamericana, en la Universidad de La Habana, de las que se graduó, respectivamente, en 1969 y 1979.
Integró el Centro Cubano de la Asociación Internacional de Teatristas para la Infancia (ASSITEJ, auspiciada por la UNESCO); las Asociaciones de Artistas Escénicos y de Escritores de la UNEAC (Secciones de Poesía, Traducción Literaria y Literatura para Niños y Jóvenes). Fue Asesor del Teatro Nacional de Cuba.
En la Isla, publicó una quincena de poemarios, un volumen de ensayo, dos de crítica literaria y otro de crónicas, así como diversas antologías de poesía y poesía para niños, décima y décima para niños, cuento y teatro.
Ha traducido del francés, entre otros, a los importantes poetas Jacques Prévert, Marie de France, Molière y Joachim du Bellay. En 1994 apareció su antología París at night, del poeta francés Jacques Prévert (con selección y traducción suyos) Asimismo, en 1994 le solicitaron versiones de textos de importantes poetas de Polonia, luego incluidas en la antología Poesía polaca (Editorial Arte y Literatura, 1994).
Tradujo y dio a conocer en Cuba a la importante poeta contemporánea canadiense Denise Boucher, ex Presidenta de los Escritores de Québec, de quien vertió al español varios textos, publicados en un número especial de la revista Casa de las Américas.
Ensayos suyos fueron incluidos en varias antologías como: Nuevos críticos cubanos, Acerca de Manuel Cofiño y Valoración múltiple: Onelio Jorge Cardoso.
Su labor como poeta, ensayista, crítico y antólogo ha sido reconocida entre otros, por las pedagogas y antólogas puertorriqueñas Flor Piñeiro e Isabel Freire de Matos en su Literatura Infantil Caribeña; el profesor y ensayista jamaicano Keith Ellis, residente en Canadá, en su estudio Cuba’s Nicolás Guillén: Poetry and Ideology, y el antólogo y ensayista español Antonio Merino en su Nueva poesía cubana.
En el ámbito nacional, diversos ensayistas y críticos de prestigio se han ocupado de sus múltiples libros. Así, el ensayista, poeta y narrador Antonio Gutiérrez Rodríguez, quien en su volumen Estudios sobre la décima, incluye un estudio sobre sus espinelas.
En Cuba, fue jurado consuetudinario en eventos literarios, teatrales y de periodismo cultural, y participó en Congresos de la UNEAC, foros y otros encuentros con especialistas nacionales y de otros países.
Desde 1990 hasta 2001, fue periodista cultural de la revista Bohemia. Antes laboró en otras como Mujeres y Muchacha, de la que fue uno de sus fundadores en 1980.
INTERÉS POR LA POESÍA:
Un buen día de su adolescencia y, sin las muchas lecturas que vinieron después, tras leer El reino de este mundo, de Alejo Carpentier, su novela que más le sigue gustando, escribió su primer poemario (inédito) “A ras del tiempo”, a partir de hechos de realismo mágico y de lo real maravilloso, acontecidos en nuestra América fabulosa. Tal fue su iniciación seria con la poesía.
RECONOCIMIENTOS:
Diploma al Resultado Científico por su Colaboración a la nueva Historia de la Literatura Cubana, en tres volúmenes, otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.
El Laúd y la Medalla del Cucalambé, impuestas por el Poder Popular provincial de Las Tunas.
El Diploma por la Labor Realizada en Apoyo a la Décima, concedida por la Universidad “Camilo Cienfuegos”, de Matanzas.
Reconocimiento por su labor Escritor y Crítico Literario otorgado por la Presidencia del Instituto Cubano del Libro.
Medalla “Raúl Gómez García”.
Primera Mención, Concurso “Plural” (México, 1990) a su poemario Salvaje nostalgia.
Premio "13 de Marzo" 1976, Universidad de La Habana, a su poemario para niños “Poemas y canciones”, publicado en 1977.
Premio “La Edad de Oro” de Canción para Niños.
Primera Mención Concurso “La Edad de Oro” a su poemario Poemas y canciones.
BIBLIOGRAFIA ACTIVA
SELECCIÓN DE SUS POEMARIOS:
Salvaje nostalgia (Mención Concurso “Plural”, México, 1991; publicado en Cuba ese año).Casablanca (Colombia, 1995). Las palabras prohibidas (antología de su poesía, entre 1983 y 1995; Cuba, 1997). Ferocidad del destino (2010). Espinelas con espinas (décimas, 1981).Que arde al centro de la vida (décimas, 1983), Estos malditos versos (décimas, México, 1999; Cuba, 2001.
CRITICA LITERARIA:
Escribir para niños y jóvenes (1983). La décima dice más (2004). La décima, ¿sí o no? (2006).
CRONICAS:
Niebla en la memoria (1990).
POEMARIOS PARA NIŇOS:
Poemas y canciones (1977). Donde cantan los niños (1983). Jinetes del viento (1989). Libro de Darío Damián (décimas, 1995).Voces de la querencia (2004).
ANTOLOGIAS DE TEATRO:
La soledad del actor de fondo (primera antología del monólogo teatral cubano), 1999. Teatro cubano de fin de siglo (cinco piezas en un acto, 2001).
OTROS LIBROS.
Entre el 2001 y el 2011 publicó, además:
Viajera intacta del sueño. Antología de la décima cubana (2001). Añorado encuentro. Poemas cubanos sobre boleros y canciones (2001). Este amor en que me abraso. Décimas de José Martí (2003). De tu reino la ventura. Décimas a las madres (2003). Que caí bajo la noche. Panorama de la décima erótica cubana (2004). La lectura, ese resplandor (antología de textos sobre literatura y lectura, (Ecuador, 2009). Esta cárcel de aire puro. Panorama de la décima cubana en el siglo XX (en coautoría con Mayra Hernández Menéndez; Editora Abril, en 2 volúmenes: 2009 y 2010).
LIBROS ÍNÉDITOS:
Libro de Rodrigo Damián (poesía para niños).
EN MIAMI:
Desde su arribo a Miami en julio de 2011, ha tenido una amplia participación en la vida cultural y en numerosos eventos, como los siguientes:
2011
-El teatrista y creador de la web teatroenmiami.com Ernesto García lo invita a colaborar con esta página (premiada por Google) y le ofrece una columna.
-Integra el jurado de la primera edición del Festival de Teatro de Pequeño Formato, de la Compañía ArtSpoken, dirigida por Yoshvani Medina.
-Conforma el equipo de colaboradores del anual Festival del Monólogo Latinoamericano, de la Compañía Havanafama, dirigida por Juan Roca.
-Es invitado a colaborar con la revista digital Palabra Abierta, por su fundador: el narrador, poeta y ensayista cubano Manuel Gayol Mecías.
2012
-Merece el Tercer Premio de Poesía del X Concurso Internacional “Lincoln-Martí”.
-Invitado por el destacado teatrista Matías Montes Huidobro, lee su ponencia «Nostalgia y crítica en la dramaturgia de Cristina Rebull», en el Congreso Internacional «Celebrando a Virgilio Piñera», celebrado del 12 al 15 de enero en la Universidad de Miami.
-Es invitado a colaborar en el blog Gaspar. El Lugareño, por su creador Joaquín Estrada Montalván.
2013
-Invitado por la Presidencia del Gremio Artístico Latinoamericano. GALA (integrada por la teatrista boricua Maddy Rivera y el escritor cubanoamericano Antonio Armenteros) integra la nueva agrupación.
-A petición de la Presidencia de GALA, funge como Jurado del Concurso Internacional de Poesía «Facundo Cabrales».

Monday, September 8, 2014

(Miami) Vea en vivo la celebración de la fiesta de la Virgen de la Caridad del Cobre

Lunes 8 de septiembre a las 8 0.0. p.m.

Bank United Center Universidad de Miami
1245 Dauer Dr. Coral Gables 33146

Para ver la celebración en vivo,  en su computadora, iphone, ipad o androide,
 haga click en este link

4 de julio en Miami (por Enrique del Risco)


4 de julio en Miami
 (Texto patriótico para ser leído
 al calor de un no menos patriótico barbiquiú):



por Enrique del Risco
El texto forma parte del libro "Enrisco para Presidente",
 que se presentará en Miami este jueves 11 de setiembre.



Nos reunimos hoy en la patria de Washington, de Jefferson, de Lincoln y de ecologistas que gastan más electricidad que toda Centroamérica para celebrar este día con el mismo espíritu de libertad que en 1776, pero con mucho más colesterol (aplausos). En esta fecha se juntan perros calientes, costillas y churrascos con nuestros aliños más autóctonos —cortesía de Goya— para celebrar la independencia norteamericana de Inglaterra, que es también nuestra independencia de las mesas redondas, los trabajos voluntarios, los días de la defensa y sobre todo la independencia de nuestras suegras y suegros (gritos de “No todos, no todos”). Pero aunque hoy aquí en el exilio parezca que lo tenemos todo, sabemos que necesitamos algo más que comida y bebida en abundancia. Necesitamos algo que nos eleve el espíritu como la silicona eleva ciertas partes de nuestras mujeres (gritos de “No todas, no todas”). Necesitamos algo realmente inspirador, y no me refiero a un descenso en el precio de la gasolina. Necesitamos, en fin, un buen discurso. Un discurso que nos recuerde quiénes somos, de dónde venimos y por qué pensamos quedarnos aquí todo el tiempo que sea necesario. Y es que ante las difíciles circunstancias en que nos encontramos en estos momentos lo mejor que podemos hacer es buscar inspiración en el pasado de nuestro país natal (risas). A diferencia de los norteamericanos que cuando se les dice “Lincoln” sólo piensan en un carro que gasta muchísima gasolina, los cubanos rendimos culto a la Historia de nuestro país. Todos los 13 de marzo se ataca el Palacio Presidencial, todos los 26 de julio se asalta el Moncada, todos los días, santiagueros, guantanameros, holguineros, tuneros y granmenses, imitando a Gómez y a Maceo, emprenden la invasión de Oriente a Occidente, mientras un par de pichones de gallegos les impiden el paso. La comida es tan abundante como cuando Weyler y el transporte funciona igual que en tiempos de Guamá. Cada semana algún europeo descubre a Cuba y dice que es la tierra más hermosa del mundo y sus aborígenes más sanos que los de ningún otro lugar. Eso no quiere decir que todo esté estancado en el pasado, porque hay cosas que cambian. Gracias al constante flujo migratorio hacia el exterior, Cuba ha pasado de ser La Llave del Golfo a convertirse en El Salidero del Golfo. Antes, el árbol nacional era la palma y ahora es el marabú que es más bajito pero más resistente, justo como es el espíritu del pueblo cubano. (…) Y hay algo que nos enseña nuestra historia patria que puede guiarnos en momentos más difíciles, como los que afrontamos en estos días, y es que no importa lo desesperada que parezca una situación, los cubanos siempre encontraremos una manera de empeorarla y si hace falta hasta aplaudimos (aplausos). Por eso quiero despedirme con un grito de combate que nos ahorrará muchos sinsabores ¡Apaguen la candela que se queman las costillas! (ovación y gritos de “¡Apáguenla!”, “¡Apáguenla!”).

----------------------------------------------------------------

Este jueves 11 de septiembre a las 6:30 p.m. en  la librería Books & Books (265 Aragon Ave. Coral Gables) se celebrará la  presentación del nuevo libro de Enrique del Risco "Enrisco para presidente" publicado por la editorial Sudaquia. La presentación estará a cargo de Ramón Fernández Larrea. (ver http://enrisco.blogspot.com/)

Sunday, September 7, 2014

Nuestra Señora de la Caridad en la Poesía Cubana (por Roberto Méndez Martínez)

Imagen/Website Virgen de la Caridad
---------------------------------------------

Nuestra Señora de la Caridad
 en la Poesía Cubana



por Roberto Méndez Martínez



Texto publicado originalmente en  la revista católica cubana Verdad y Esperanza (Segunda Época. Año 2, No. 2. 2010) aparece en el blog Gaspar, El Lugareño por cortesía de sus editores.




Proemio

No resulta tarea sencilla el estudio de la impronta de nuestra Madre y Patrona en la poesía de la Isla, pues una devoción por esencia popular no sólo deja sus huellas en las páginas de algunos poetas consagrados, sino que se extiende como rico venero en el quehacer de los improvisadores populares, cuyos versos raras veces pasan al papel sino que deben ser rescatados del tesoro de los memoriosos. La Virgen de los humildes, de los mestizos, de los pobres de espíritu de que habla el Evangelio, no parece haber movido demasiadas veces la pluma de las figuras capitales de nuestra literatura, aunque de las muy felices y privilegiadas excepciones hayamos de nutrir nuestro artículo. Queda pendiente, más allá de estas cuartillas, una exploración de la literatura oral cubana, así como una prospección en revistas de orientación religiosa, folletos y hasta almanaques, para hacer un justo inventario de lo que Nuestra Señora, desde su peñón del Cobre, ha derramado sobre los cantores insulares. Modestamente coloco estas páginas incompletas a sus pies, en espera de que alguien encuentre en ellas el aliento para emprender una obra mayor.

María en los albores de nuestra literatura

El siglo XVIII en la literatura cubana es un período fragmentario, lleno de lagunas y carente, por decirlo en dos palabras, de una obra grande y significativa. Hay versos festivos y de ocasión, piezas vinculadas a una peculiar circunstancia histórica o función oficial, pero no habiéndose formado una expresión criolla de rasgos estables, difícilmente podían sentarse todavía las bases de una literatura nacional.

Sin embargo, aún en este modestísimo panorama, la Virgen María encuentra sitio en los versos que en la Isla se redactan. Disponemos, por ejemplo, del romance “A la Purísima Concepción” del médico villaclareño José Surí Águila (1696-1762), pieza de cierta extensión que José Lezama Lima quiso recoger en su Antología de la poesía cubana. Al texto se puede aplicar la aseveración que Enrique Saínz formula a propósito de las muestras que se han conservado de este aficionado:
Diríase que sus poemas vienen a ser exaltaciones de la doctrina católica mediante versos pobres de expresión en todos los sentidos, tanto conceptual como estilísticamente. Sus octosílabos tienen, por momentos, cierto ritmo que hace grata su lectura, cierta fluidez simpática y una adjetivación muy acorde con sus intenciones doctrinales, aunque a veces extremadamente pobre. Un culteranismo ingenuo está presente también en esta poesía simple y candorosa…1
Así, por ejemplo, en el citado romance a la Inmaculada Concepción, exhibe una enojosa erudición sobre el simbolismo de las piedras preciosas, destinado a relacionar la visión apocalíptica de la Nueva Jerusalén con las virtudes virginales:
[...]
de María el dulce nombre
indica la calcedonia,
con resplandor y virtudes
que a este mar de gracia adornan,
rubricando la esmeralda
la esperanza que transforma
este ser inmarcesible,
este nardo o amapola…2
Es llamativo que este médico, que ganó fama popular por su capacidad para convertir en versos hasta las recetas que dejaba a los pacientes, hombre de notoria piedad como terciario de la Orden Franciscana, necesitara acudir al culteranismo gongorino para proclamar su devoción a María.

Un año después de la muerte de Surí, en 1763, el obispo Pedro Morell de Santa Cruz extiende el título en que se nombra a Esteban Salas maestro de capilla en la Catedral de Santiago de Cuba. Este talento singular, tomaría posesión de su cargo al año siguiente y trabajaría allí el resto de la centuria, para enriquecer los oficios divinos con misas, himnos, salmos, pero sobre todo con aquellos “villancicos, cantadas y pastorelas” cuyos textos él mismo redactaba. Quizá porque no tenía pretensiones de poeta, quizá porque las letras no debían perder el sabor popular de los villancicos antiguos, son piezas donde hay mucha menos retórica que en la mayor parte de la poesía de su tiempo y a la vez, sus imágenes son de una riqueza singular, muy particularmente cuando se refieren a María. Véase la estrofa que inicia Una nave mercantil: "Una nave mercantil / que conduce Pan de el cielo / para bien del mundo todo / busca tierra, pide puerto". 3

Nótese que en solo cuatro versos se desarrolla una imagen de singular riqueza: María, que lleva en su seno al Redentor, es comparada con las naves que tocan el puerto santiaguero, cargadas del alimento para los hombres. En este caso, Jesús es visto no en su figura humana externa, sino en la sacramental de “Pan de el cielo”. Es habitual reconocer a Salas la condición de ser el primero de nuestros grandes compositores, habría que añadir que, a la vez, fue un poeta más moderno y elocuente que la mayoría de sus contemporáneos.

Se sabe que por esos mismos años, en el modestísimo santuario a Nuestra Señora en el Cobre se cantaban ya “gozos o coplas” en su alabanza. Sin embargo, la primera versión escrita conservada es muy posterior:
Pues te hizo la Trinidad
tan perfecta y sin igual.
Líbranos de todo mal
Virgen de la Caridad.
Sobre las aguas vinisteis
A dar al hombre consuelo
Como una señal del cielo
A tres os aparecisteis,
Con esto claro nos disteis
Pruebas de tu gran piedad.
Líbranos de todo mal
Virgen de la Caridad.4
No puede afirmarse que tales “gozos” sean demasiado originales. Probablemente los elaboró un capellán del santuario, guiándose por ejemplos más antiguos dedicados a otra advocación mariana, como los que popularmente se rezaban a la Virgen del Pilar en Zaragoza. Pero en ellos, con su condición de oración antifonal —es decir, donde alternan, estrofa y estribillo, que podrían corresponder en la liturgia al diálogo entre cantor y coro— así como en el casi infantil relato del hallazgo de la imagen y sus milagros, está la impronta de lo auténticamente popular.

María en el romanticismo

Cuando se inicia el siglo XIX ya la devoción a la Virgen de la Caridad alcanza a la mayor parte de la Isla. Peregrinos de todos los sitios van hacia su santuario y se han levantado templos bajo su advocación en otros sitios, como Puerto Príncipe, sin embargo, sigue siendo un culto extremadamente popular, que no tiene el “prestigio” de otras advocaciones más antiguas, que gozan del apoyo de órdenes religiosas o son titulares de templos de gran relieve: la Inmaculada Concepción, Nuestra Señora de los Dolores, Nuestra Señora de la Merced, la Virgen del Pilar. Esto, indudablemente, influye en la literatura de carácter culto. Por ejemplo, en el caso de Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873) en cuya obra hay el mayor número de poemas dedicados a la Virgen María de nuestro siglo XIX, muchos de ellos notorios por sus valores estéticos. Ella, en su infancia y adolescencia principeña debió conocer la devoción a la Señora del Cobre, más aún, seguramente participó en los grandes festejos que cada año se celebraban en torno a al templo que le habían consagrado en las afueras de la ciudad, durante el novenario que precedía a la fiesta. Sin embargo, en sus versos no hay una alusión precisa a los rasgos singulares de esta advocación, como sí los hay a la Inmaculada o al Dulce Nombre de María, aún en los numerosos versos y oraciones que incluyó en su Devocionario, sin embargo, no sería difícil aplicar algunos de ellos a la que sería Patrona de Cuba, por ejemplo “A la Virgen. Canto matutino”, poema compuesto en 1842:
Vuela mi ruego, y endulzando el pecho
plácido el nombre —que doquier invoco— ecos del monte, del vergel y el valle
                             vuelven ¡María!
Vuelven ¡María! y sin cesar mi lengua
torna — ¡María!— a pronunciar despacio...
Siempre —¡María!— y cada vez más dulce
                              suena ese nombre!5
Sin embargo, a todos parecerá evidente el que los dos poemas más notables dedicados en esa centuria a la Virgen Morena, hayan sido redactados por autores que nacieron en la región oriental.

El primero de ellos, Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, más conocido por su seudónimo El Cucalambé, nacido en Las Tunas en 1829, va a consagrarle un extenso poema en dos partes, compuesto totalmente en décimas. Aunque era un hombre culto, el poeta, acostumbrado a cantar el paisaje oriental, la flora y fauna que lo rodeaban, así como a evocar el supuesto pasado idílico de los primitivos habitantes de la Isla, empleando para ello los metros y combinaciones más populares: el romance y la décima, otorga un tono de extrema sencillez y familiaridad al poema:
Cuando yo, inocente niño,
En el regazo materno
Era objeto del más tierno
Y solícito cariño;
Cuando una mano de armiño
Me acarició en esa edad,
Mi madre con la ansiedad
Más grata y más fervorosa,
Me habló de la milagrosa
Virgen de la Caridad.6
Son versos que pueden ser cantados todavía, con acompañamiento de guitarra y laúd en una fiesta campesina, de ahí su música persuasiva, su permanente actualidad, su estricta concordancia con una devoción que se encuentra inscrita en lo más humilde y raigal de nuestras tradiciones.
Tú que bondadosa y pía
Consuelas el trance fiero
Del náufrago marinero
Que en ti con fervor confía;
Tú, cuyo nombre lo guía
Al puerto de salvación;
Tú, para quien nunca son
Los tristes clamores vanos,
No niegues a los cubanos
Tu sublime protección.7
En una finca, en las cercanías del Cobre había nacido la poetisa Luisa Pérez Montes de Oca (1865-1922), de ahí que ella recibiera de manera privilegiada la devoción a María, junto con su primer aliento. A lo largo de su azarosa y atormentada vida, la imagen piadosa de María iba a acompañarla y una muestra de ello es su poema “Ante la virgen de la Caridad” compuesto por seis cuartetos endecasílabos, de un tono más solemne y elevado que el de las décimas de Nápoles, como corresponde a la plegaria de una mujer atribulada por las pruebas que sufre en su existencia. Una de sus estrofas evidencia la incorporación de la leyenda que asocia el hallazgo de la imagen en medio de una tempestad que pone en peligro la vida de los navegantes y ella aprovecha simbólicamente ese motivo para darle un sentido espiritual, aplicable a todos los hombres:
Virgen, a quien los náufragos un día
hallando ya en las aguas sepultura,
aparecer sobre las olas vieron
como un ángel de blanca vestidura.
También nosotros somos ¡madre amada!
náufragos que tu amparo reclamamos,
haz que delante de nosotros siempre
flotar tu blanca túnica veamos.8
No es este uno de los textos mayores de la autora de “La vuelta al bosque”, pero su sinceridad y fervor lo convierten en uno de los exponentes más valiosos de nuestra poesía religiosa en esa centuria.

Poemas en un siglo contradictorio

La vida cubana se inicia en el siglo XX bajo doble signo, por una parte, la Constitución de 1901 trae consigo no solo una polémica sobre la pertinencia de invocar el nombre de Dios en ella, sino la separación de la Iglesia y el Estado. El pensamiento liberal, masónico y anticlerical tiene una gran influencia a lo largo del siglo sobre los que participan en la política cubana y entre la intelectualidad en general. Mas, por otra parte, ocurre también la proclamación de la Virgen de la Caridad como Patrona de Cuba, a solicitud de un grupo de veteranos de la guerras de independencia y su culto se extiende de forma notoria por todo el país, lo que se evidencia por ejemplo, en las gestiones de Doña América Arias, esposa del General José Miguel Gómez, para que el templo habanero de la calle Salud consagrado a la Virgen de Guadalupe, cambie su advocación por la de la Caridad. Todo esto debía influir en la poesía.

En 1936, con motivo de la coronación de la Virgen en el Cobre, se convocó a un Concurso para confeccionar una Corona Poética compuesta por los doce poemas más notables. A repasar el conjunto en la actualidad se hace notoria la ausencia de las verdaderas voces de la lírica cubana de ese tiempo, no solo las de primera fila, sino aun las que por entonces eran consideradas “medianas”, a pesar de que entre ellas había auténticos creyentes. También —aunque esto entra ya en el terreno inseguro de lo subjetivo— se nos hace notorio que aunque el primer lugar es otorgado al “Canto a la Virgen de la Caridad” de Marietta Escanaverino, tanto el segundo como el tercer lugar resultan piezas mucho más apreciables: sea la “Balada del peregrino” del sacerdote paúl Francisco Romero, que aunque no tiene un alto vuelo poético, conserva, en sus octosílabos romanceados, tantas décadas después la frescura de una inspiración que nos remite a los ya citados “Gozos” del siglo XVIII:
Dos almas tengo sin duda:
ésta que conmigo va,
y la que dejé a la Virgen,
de hinojos ante su altar.
Prendida aquélla en la gracia
quedó de celeste imán,
y ésta camina al reclamo
de un bohío en un palmar.
Bajo un dosel me imagino
de protección contra el mal...
¡Por Tí, Patrona de Cuba,
Virgen de la Caridad!9
Algo semejante ocurre con el “Romance a la Virgen de la Caridad” de Luisa Muñoz del Valle, cuya simplicidad casi infantil tiene aún una gracia que nos recuerda la llamada “poesía pura” que cultivaron Mariano Brull y otros poetas de la vanguardia:
Para escribir su leyenda,
que es alba primaveral,
busqué una tiza de luna
y ahora quiero llegar
a la pizarra del cielo
por mi escala de cristal.
Quiero escribirla muy alto:
lección pura, que leerán
cuantos levanten la frente
al gran pergamino astral.
Una leyenda de estrellas
sólo se puede contar
con la garganta del viento
o el aroma de un rosal.10
De todos modos, la “Corona” nos permite comprobar que los festejos en honor de la Virgen mestiza, a pesar de celebrarse en un año tan convulso en lo social como el 1936, tuvieron una verdadera impronta nacional y que entre los autores participantes había no solo clérigos —obtuvieron lugares, además del paúl citado, dos jesuitas y un franciscano—, una religiosa —la Madre Mercedes Azcárate, del Sagrado Corazón del Cerro en La Habana— y siete laicos —tres hombres y cuatro mujeres— lo que habla de modo muy positivo de la acogida que recibió esta convocatoria.

Por esos años, el P. Juan J. Roberes, quien fuera Párroco de Managua, en La Habana, compuso el “Himno a Nuestra Señora de la Caridad”. Como dato curioso puede señalarse que este fue cantado durante varios años, en ceremonias religiosas con la música del Himno Nacional cubano o del Himno Invasor, hasta que en 1959 se convocó a un concurso en vísperas del Congreso Nacional Católico, para dotarlo de una partitura propia. Ganó el certamen el compositor catalán, radicado en Camagüey, Félix Rafols y con su música fue cantado en el citado evento y desde entonces es el Himno Oficial a nuestra Patrona, aunque lamentablemente no es demasiado conocido a nivel popular:
Salve, salve, delicias del cielo
Virgen pura, suprema beldad,
salve excelsa Patrona de Cuba
Madre hermosa de la Caridad.
Si de Cuba en las bellas comarcas
elegiste, Señora, un altar,
para hacer la mansión de prodigios
y a tus hijos de dichas colmar… 11
En esta centuria, aparecen algunos textos de inspiración mariana, en los que no se puede precisar con exactitud qué advocación de la Virgen los inspiró, pero sus valores estéticos hacen necesario que nos detengamos un instante en ellos. Es el caso del Himno a la Virgen de Silverio Díaz de la Rionda (1902-?), publicado en forma de folleto, sin fecha, cuyos cuartetos asonantados tienen la delicadeza y emoción de la lírica neorromántica: “¡Oh fruto celestial!¡Oh luz herida! / espuma de candor en tiempo de alma: / déjame adivinar qué siente el cielo / bajo el etéreo ardor de tus pisadas”.12

Tampoco en el ciclo de los cuatro “Sonetos a la Virgen” que José Lezama Lima (1910-1976) incluyó dentro de su primer libro de poemas: Enemigo rumor (1941) puede precisarse cuánto pudo aportar a su inspiración nuestra Patrona, aunque, dentro del barroquismo de su lenguaje, pueda discernirse la alusión a la aparición de la imagen en el mar: “Pero sí acudirás; allí te veo, / ola tras ola, manto dominado, / que viene a invitarme a lo que creo: / mi Paraíso y tu Verbo, el encarnado.”13

Sin embargo, la obra poética de mayor extensión y aliento dedicada a la Virgen de la Caridad es Nuestra Señora del mar, cuaderno que Emilio Ballagas (1908-1954) dio a la luz en 1943. El autor camagüeyano había conocido esa devoción en su propio hogar, a partir de su madre, Caridad Cubeñas. Después de haber transitado su obra por la llamada poesía pura, la poesía de inspiración afrocubana y el neorromanticismo de sus Elegías, siente la necesidad espiritual de ofrecer este conjunto como prueba de sus sentimientos cristianos, donde se mezclan la religiosidad popular con el conocimiento de la poesía católica en lengua española e inglesa. A diferencia de otros autores, para escribirlo ha consultado las fuentes disponibles, conoce la historia de la aparición la imagen y sus traslados, los “Gozos” y loores anónimos que se le han dedicado, así como la iconografía de la Caridad que en estampas y medallas se hace presente en los hogares cubanos.

El conjunto está estructurado a partir de formas estróficas tradicionales: la introducción es el “Soneto de los nombres de María”, que como afirma el escritor en una nota:
El soneto con que se inicia este poema se refiere a la unicidad de la Virgen María y a la pluralidad de nombres que recibe por parte de la Iglesia y de la tradición religiosa universal. Uno de esos nombres es el de la Caridad, bajo cuya advocación el pueblo cubano rinde amoroso culto de hiperdulía a la madre del Redentor.14
El cuerpo del poema está formado por diez décimas, destinadas a cantar la aparición y traslados de la Señora. La inspiración viene al autor de un grabado que acompañó el libro de Bernardo Ramírez: Historia de la aparición milagrosa de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre… publicado en 1853 en Santiago de Cuba15 y que años después, en forma de litografía coloreada, resultó muy difundida. Allí se mostraba la imagen rodeada por seis óvalos que contenían cada uno de los momentos fundamentales de su historia y un poema conclusivo “Liras de la imagen” que consta de siete estrofas.
El poema termina con unas liras en donde se canta a los atributos de la Virgen, cuya imagen de media vara aproximadamente lleva en el brazo un diminuto grumete, y en la mano izquierda una cruz de oro con una esmeralda al centro. Situada sobre una nube de dos tercios de alto lleva un cerco de doce estrellas y la acompañan diez y seis serafines.
De esta manera hemos querido, aislar la luminosa religiosidad popular —tradición universal popular— de la superstición plebeya que con innegables vetas de pintoricidad étnica, carece de legítimo vuelo espiritual. Y creemos que sin dejar de ser fieles a la poesía lo hemos sido a una de nuestras más puras tradiciones de isla, el culto de una Virgen que boga a través de nuestro mediterráneo.16
Resulta llamativo el hecho de que, si bien Ballagas había cultivado hasta entonces, como signo de su pertenencia a la poesía de vanguardia, el verso libre, se sujete ahora a las normativas clásicas, en busca del sabor tradicional y popular que asocia al culto mariano.

No todo el cuaderno está a la misma altura estética. De las décimas, confieso preferir la inicial u “Ofrecimiento”, con su rima fácil y lenguaje deliberadamente añejo, que tiene la gracia y ligereza de los improvisadores populares:
Déjame tomar asiento
En tu preciosa canoa
Y poner al cielo proa
Navegando por el viento.
Muévame el Divino Aliento
Con su poderoso brío.
Éntrame en tu claro río
Y súbeme a los alcores
Donde ángeles ruiseñores
Abren las albas del pío.17
Así como una de las espinelas finales, aquella en la que el ermitaño Matías de Olivera interpela a la imagen, que se ha ausentado por la noche de su lugar y que tiene una discreta relación intertextual con el Cantar de los cantares bíblico y el Cántico espiritual de San Juan de la Cruz:
¿De dónde vienes, Señora,
Con la ropa tan mojada?
¡Saliste sin ser notada
Y regresas con la aurora!
Bajo el manto seductora,
Igual que la sulamita.
Fuiste, Paloma, a la cita
Con el Celestial Esposo
Y traes del Amor Hermoso
Reflejo en la faz bendita.18
Algunas de estas estrofas ganaron más amplia difusión hace unos años, cuando el compositor José María Vitier las intercalara en su Misa cubana, algo que hubiera gustado sobremanera a este poeta tan lleno de músicas.

Hacia un nuevo milenio

¿Hacia adonde ha derivado después la poesía cubana en alabanza de María? Creo poder arriesgarme a señalar dos vertientes fundamentales, una que sigue la ruta de inspiración católica, que se caracteriza, en lo formal, por su filiación clásica y que pudiera ejemplificarse con un soneto poco conocido del Dr. Rubén Darío Rumbaut López, psiquiatra, conocido durante años como uno de los líderes de la Acción Católica Cubana que salió de la Isla hace medio siglo. Aunque nunca pretendió ser un escritor profesional, el texto tiene esa sinceridad conmovedora de quien escribe desde la lejanía:
Te llamaron tres voces
      aterradas.
Respondiste colmando
      sus anhelos,
serenando las iras
     de los cielos
y aquietando las aguas
      sublevadas.

Subiste luego grácilmente sobre
el frágil bote que la fe salvara,
y porque siempre en Cuba se te amara
te posaste en lo verde, allá en el Cobre.

Fuiste madre al hacer callar el agua,
marinera al subir a la piragua
y gaviota al posarte en el oriente.

Y tus hijos, tus olas y tus montes
—toda Cuba, partida en horizontes—
a tus plantas están eternamente.19
Mucho más cercano en el tiempo es el Canto a la Virgen del Cobre, debido a la inspiración del P. Jesús Bermejo (1941),20 sacerdote claretiano español que residió algunos años en Cuba. El texto consta de 56 partes, compuestas en diferentes formatos métricos y más allá de la buscada, y lograda, sencillez del lenguaje, percibimos la huella de la poesía religiosa española, no sólo la clásica, sino la del movimiento católico que tras la Guerra Civil ganó fuerza en la Península, de la mano de autores como José María Pemán, Dionisio Ridruejo y Luis Rosales.

Una vertiente completamente distinta es la de aquella poesía actual en la que la Virgen de la Caridad no es vista desde la inspiración católica, sino como un motivo cultural, generalmente sincretizada con Ochún, deidad de la santería o Regla de Ocha, como sucede en el poema de Sigfredo Ariel (1962) “Aparición natural de la Virgen de la Caridad del Cobre,21” inspirado en un dibujo de Zaida del Río, que el autor incluyó en su poemario Hotel Central (1999). En esta línea, donde el sentido evangélico es preterido en función de una identidad de corte antropológico, abierta a todos los vientos, puede encontrarse también en “Nacimiento de Ochún” de Minerva Salado y en motivos o alusiones dispersos en los versos de Georgina Herrera, Alina Galliano, Miguel Barnet y otros autores. Aun cuando podamos diferir de esta óptica, se hace evidente la riqueza de influencias que Nuestra Señora de la Caridad ha colocado en la cultura cubana, que impregna el quehacer no solo de los creyentes católicos, sino de los practicantes de la religiosidad popular, de los cultos afrocubanos o de los que, desde rumbos muy personales, buscan acercarse de algún modo a lo trascendente.
Sería un hermosísimo tributo a la Señora que, a propósito de los tres siglos de su hallazgo sobre las aguas, alguien reuniera en un pequeño folleto algunos de esos textos con que los cubanos, desde cuerdas diferentes, han cantado sus amores y sueños.


Notas

1 Enrique Saínz: La literatura cubana de 1700 a 1790. La Habana. Editorial Letras Cubanas, 1983, p.125.
2 José Surí: “A la Purísima Concepción”. En: Golpes de agua. Antología de poesía cubana de tema religioso. Selección y prólogo de Leonardo Sarría. La Habana, Biblioteca Literatura Cubana, Editorial Letras Cubanas, 2008, p. 33.
3 Esteban Salas: “Una nave mercantil”. En: Pablo Hernández Balaguer: Los villancicos, cantadas y pastorelas de Esteban Salas. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 1986, p.89.
4 “Gozos de Nuestra Señora”. En: P. Luis Betancourt: “Gozos de Nuestra Señora de la Caridad”. Artículo en Virgen de la Caridad del Cobre. Sitio web oficial. Arquidiócesis de Santiago de Cuba( www. virgendelacaridaddel cobre.org), 13 de mayo de 2009.
5 Gertrudis Gómez de Avellaneda: “A la Virgen. Canto matutino”. En: Obras de la Avellaneda. Edición del Centenario, La Habana, Imprenta de Aurelio Miranda, 1914, tomo 1, p.120.
6 Juan Cristóbal Nápoles Fajardo: “La Virgen de la Caridad”. En: Golpes de agua, tomo 1, p.111.
7 Ibid, p. 114.
8 Luisa Pérez de Zambrana: “Ante la Virgen de la Caridad”. En: Golpes de agua, tomo 1, p.128.
9 P. Francisco Romero, cm: “Balada del peregrino” en Virgen de la Caridad del Cobre. Sitio web oficial… Sección Arte Mariano. Literatura. Segundo premio.
10 Luisa Muñoz del Valle: “Romance a la Virgen de la Caridad” en Virgen de la Caridad del Cobre. Sitio web oficial… Sección Arte Mariano. Literatura. Tercer premio.
11 P. Juan J. Roberes: “Himno a la Virgen de la Caridad”. En Virgen de la Caridad del Cobre. Sitio web oficial…
12 Silverio Díaz de la Rionda: “Himno a la Virgen”. En: Golpes de agua, tomo 1, p.178.
13 José Lezama Lima: “Sonetos a la Virgen” (IV). En: Poesía completa. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 1985, p. 48.
14 Emilio Ballagas: “Nuestra Señora del Mar”: “Este poema”. En: Obra poética. Compilación y prólogo de Enrique Saínz. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 2007, p.134.
15 José Juan Arrom: “La Virgen del Cobre: historia, leyenda y símbolo sincrético”. En: De donde crecen las palmas.La Habana, Centro de Investigación y desarrollo de la cultura cubana Juan Marinello, 2005, p. 84.
16 Emilio Ballagas: “Nuestra Señora del Mar”: “Este poema”, p. 135.
17 Emilio Ballagas: “Nuestra Señora del Mar”: “Ofrecimiento del poema”, pp.127-128.
18 Emilio Ballagas: “Nuestra Señora del Mar”: “La virgen se ausenta del altar durante la noche”, pp.131-132.
19 Rubén Darío Rumbaut: “A la Virgen de la Caridad”. En: www. cjaronu.wordpress.com, colocado el 2 de septiembre de 2009.
20 P. Jesús Bermejo, cmf: Canto a la Virgen del Cobre. Santiago de Cuba, Oficina de Medios de Comunicación Social, Arquidiócesis de Santiago de Cuba, 2009.
21 Sigfredo Ariel: “Aparición natural de la Virgen de la Caridad del Cobre”. En: Golpes de agua, tomo 2, p. 167.

------------------------------------------

Gaspar, El Lugareño Headline Animator