Thursday, September 27, 2018

(Miami) La historia de la Arquidiócesis: 60 años de gracia

Columna del Arzobispo Thomas Wenski para la edición de septiembre de La Voz Católica. Texto tomado del website de la Arquidiócesis de Miami.


En este mes de octubre, los católicos celebraremos el 60° aniversario del establecimiento de la Diócesis de Miami y 50 años desde que se convirtió en Arquidiócesis. Puede que 60 años no parezcan mucho tiempo en una Iglesia que tiene casi 2,000 años, pero aquí, en el Sur de La Florida, donde casi todo parece haber sido construido “anteayer”, ¡60 años es ciertamente algo para celebrar!

En “Gaudium et Spes”, los Padres del Vaticano II escribieron: “Las alegrías y las esperanzas, las penas y las ansiedades de los hombres de esta edad, especialmente los pobres o afligidos de alguna manera, son las alegrías y las esperanzas, las aflicciones y ansiedades de los seguidores de Cristo”. Estas palabras también describen muy bien a la Arquidiócesis de Miami y su participación en la vida de nuestras comunidades del Sur de La Florida. Esta Iglesia local que es la Arquidiócesis de Miami ha sido, durante 60 años, una parte integral de nuestra comunidad del Sur de La Florida, desde Deerfield Beach en el norte hasta Key West en el sur:

Nuestra Arquidiócesis lideró el camino para recibir a las sucesivas oleadas de refugiados e inmigrantes de Cuba, Haití, Nicaragua y muchos otros países; nuestra Arquidiócesis dirigió esfuerzos para promover la paz y la justicia racial durante la era de los Derechos Civiles (nuestras escuelas fueron las primeras en la región en desegregarse). La diócesis (y la posterior Arquidiócesis) respondieron al crecimiento explosivo de nuestra región mediante una impresionante y audaz expansión de parroquias, escuelas y servicios sociales y de salud. Y así como se creó la Diócesis de Miami a partir del sur de la Diócesis de San Agustín en 1958, en 1984 se crearon la Diócesis de Venice y Palm Beach a partir del oeste y el norte de la Arquidiócesis.

Por supuesto, la historia de esta arquidiócesis, como toda la historia humana marcada tanto por el pecado del ser humano como por la gracia de Dios, tiene sus luces y sombras. Desafortunadamente, los escándalos de miembros del clero que han traicionado sus votos y abusado de la confianza del pueblo de Dios, conforman un capítulo triste en la historia de nuestra Iglesia local. Sin embargo, la Iglesia es santa, y es santa no por nosotros, sino por el Espíritu que le ha sido dado. A pesar de las deficiencias y debilidades de sus miembros humanos, la Iglesia de Dios ha seguido creciendo aquí, en el Sur de La Florida. Gracias a la presencia del Espíritu Santo, ¿quién podría decir que estos últimos 60 años no han sido años de gracia? Como dice San Juan en el prólogo de su Evangelio: “Y la Luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la vencieron”.

Muchos han venido y se han ido; entre ellos había algunos santos, y ciertamente no pocos pecadores, y elevamos en oración a aquellos pioneros, sacerdotes religiosos y laicos, que estuvieron aquí al principio y construyeron las parroquias y escuelas de que disfrutamos hoy. Pero durante estos 60 años, con la ayuda de la gracia de Dios, que es siempre más que suficiente contra nuestras propias deficiencias, el pueblo católico del Sur de La Florida ha construido más que edificios: ustedes han construido una comunidad, una comunidad de fe, esperanza y amor, una comunidad donde Cristo es conocido, adorado y encontrado.

El 7 de octubre (la fecha real de los comienzos de esta Iglesia local), celebraremos en oración, con las Vísperas Solemnes en la Catedral St. Mary, y los feligreses —que representan el buen trabajo que se realiza hoy en nuestras parroquias— serán reconocidos. El 20 de octubre, celebraremos nuestra “Gala del Aniversario de Diamante” en el área del estadio Marlins, con aire acondicionado. Y para que podamos invertir en los próximos 60 años, los fondos recaudados beneficiarán a nuestros seminarios. Más tarde, el 28 de octubre, tendremos un evento más informal, pero divertido: un Picnic de Vida Parroquial para toda la familia en los terrenos de la parroquia y escuela Nativity.

De esta manera, al cabo de 60 años, recordamos el pasado con gratitud; abrazamos el presente con entusiasmo, y esperamos el futuro con esperanza

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator