Tuesday, August 9, 2016

Reseña sobre el reciente libro La Historia del Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre en Camagüey, del Rev. Rafael Marrero Ramírez SS. CC.


 


por Anthony Joseph Aiello



 Nuestra generación atestiguó momentos singulares
en la historia de la Iglesia cubana, si esos hechos no se escriben…

Mons. Juan García, Arzobispo de La Habana


Afortunadamente, ya el Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre (1734) de Camagüey, Cuba, tiene su historia escrita y actualizada, gracias al esfuerzo, constancia y dedicación apostólica de su primer diácono permanente, el ingeniero Rafael Marrero Ramírez, quien con sabiduría y amor logró recopilar y organizar una amplia información procedente de la tradición oral, de la memoria colectiva historiográfica, de las vivencias de la comunidad y de, lo que es más importante, su experiencia individual acumulada en los últimos años, como uno de sus testigos más fieles y creíbles, por su vida comprometida con esta parroquia, la misión salesiana y la Iglesia camagüeyana. Por sus páginas corre la historia de este Santuario desde su fundación, del cómo se convirtió en cuna de la obra salesiana en las Antillas, de su vínculo con los mambises durante la Guerra de Independencia y de su lucha por mantenerse hasta el presente, como testigo de Cristo y de la Obra Salesiana. Un libro que viene a llenar ese vacío de información actual sobre la Iglesia camagüeyana y cubana en general, que ha vivido momentos críticos, pero que allí está con sus fieles, con su obra de caridad e ingente labor por anunciar el Evangelio y preservar los valores éticos cristianos en medio de nuestro pueblo necesitado.

Quizás en otros países hispanoamericanos, este hecho sea algo consuetudinario, pues generalmente han acumulado una larga literatura religiosa historiográfica desde los tiempos de la fundación de las colonias hispanas, divulgando la marcha de la Evangelización en el Nuevo Mundo, las congregaciones religiosas que participaron en él; las instituciones religiosas, educativas y de salud pública fundadas; la denuncia de los desmanes de los conquistadores, y la apología de los religiosos consagrados elevados a los altares. Lo que lamentablemente no ha pasado en Cuba, no por la falta de hechos y figuras relevantes, sino por un determinismo negativo al que su pueblo ha sido arrastrado, el cual, sin perder la dimensión de lo que sucedía en la Iglesia cubana, ha estado involucrado incesantemente en acontecimientos en su contra como las continuas guerras por su definitiva emancipación y las dictaduras de derecha e izquierda desde el siglo XX hasta nuestros días, a lo que hay que sumar la carencia de medios editoriales y eventos que propulsen la labor investigativa histórica de la Iglesia cubana. Por lo que la edición de este libro resulta un hecho de gran relevancia y el inicio de una voluntad que debe continuar dejando en blanco y negro la historia de la fe católica cubana, su santidad y sus avatares.

El libro es de un ameno fluir narrativo y apropiado lenguaje, incentivado por acontecimientos de gran interés que resultan desconocidos para la mayoría de los camagüeyanos y cubanos. En sus páginas se narra la historia de la Iglesia de este Santuario, de gran estoicismo cristiano y comparable con la de los apóstoles de Cristo en su diáspora por evangelizar el mundo o la de los religiosos y grandes místicos españoles del siglo XVI que dedicaron sus vidas a la fundación de templos y conventos con la fe firme de llevar el Evangelio a los lugares más remotos con extrema humildad y en el más profundo silencio sin ambicionar roles ni primeros puestos. Así de estas páginas se desborda ese quehacer paciente, silencioso pero firme de esta comunidad católica bajo el auspicio de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre y los Salesianos, llevándola a Cristo a través de la Virgen y a su juventud a través de la pedagogía salesiana.

El libro, después de una página de merecidos agradecimientos a los que de una manera u otra contribuyeron a la realización de la obra, nos ofrece una introducción clave sobre la Misión de la Iglesia de este Santuario, implícita en el exordio que la encabeza: “Ustedes saben lo que sucedió en el país de los judíos… con Jesús de Nazaret… que pasó entre nosotros haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo…” (Hech. 10, 37-38). Seguidamente nos presenta un capítulo sobre la génesis de la devoción a la Virgen de la Caridad en Camagüey con sus características específicas, pero con el común denominador de haber empezado por los más humildes. 
Las Sagradas Escrituras nos revelan que el Señor siempre ha llamado a los pobres para colaborar en su plan de Salvación, y, así como en Belén escogió a los pastores para anunciar el nacimiento de su Hijo, en Cuba llamó a los indios y a un negro esclavo, representantes de las clases más desposeídas de entonces, para llevar a todos los cubanos la noticia del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad en una de nuestras playas (Marrero 15-16).
A continuación un extenso capítulo de índole cronológica nos aborda la historia de este Santuario y su Iglesia desde 1734 hasta el año 2011, estructurado en los siguientes epígrafes: De la inauguración del Santuario en Camagüey a la declaración de la Virgen de la Caridad del Cobre como Patrona de Cuba (1734-1917), Primer período de presencia salesiana en el Santuario de la Caridad en Camagüey (1919-1960), El Santuario de la Caridad en Camagüey bajo el cuidado del clero diocesano (1961-1987) y Nueva presencia salesiana en el Santuario de la Caridad en Camagüey (1988-al presente).

Coronan la obra una valiosa conclusión que da fe de la dimensión de este quehacer católico sintetizado en las palabras de su autor “El pasado ha sido glorioso, el Espíritu se mueve en el presente, esperamos un futuro de amor pleno a Dios y a nuestros hermanos para encontrar la vida eterna al término de nuestro peregrinaje” (75); una bibliografía de gran valor para los que se interesen en continuar investigando sobre nuestra Iglesia camagüeyana; y un conjunto de 30 anexos que recogen biografías de figuras excelsas de esta Iglesia, como la señorita Dolores Betancourt y Agramonte (Anexo 6); y documentos tan importantes como la partida de matrimonio del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes con Ana de Quesada y Loynaz (Anexo 3) y una Reseña sociorreligiosa 1959-1961, que testimonia, coherentemente con reflexiones de causa y efecto, el camino de hostigamiento, persecución y campaña antirreligiosa emprendido por los nuevos gobernantes de la última Revolución que se desenmascaraba poco a poco como marxista y comunista, sin el consenso del pueblo; aunque sus líderes decían que no eran comunistas, olvidando como al principio de la Revolución la Iglesia Católica había respaldado las medidas revolucionarias progresistas tomadas. Ese estorbo de la fe cristiana fue acompañado de una campaña difamatoria, atropellos a las figuras representativas de esta Iglesia en Cuba, a todos sus religiosos y religiosas y a sus feligreses. Por último, a estos anexos habría que añadir el Anexo Fotográfico que nos preserva la imagen de figuras y momentos claves de la Iglesia de este Santuario.

Sin lugar a dudas, les recomiendo la lectura de este libro, imprescindible para cualquier camagüeyano y cubano amante de los orígenes y la evolución de su Iglesia Católica, como para cualquier católico que se interese por cómo la fe es capaz de medrar en terrenos infértiles y lo que la fe es capaz de hacer en un pueblo que muy pocas oportunidades ha tenido de ser libre, pues desde la conquista y colonización de la Isla por los españoles, pasando por la República Democrática y la Revolucionaria el despotismo y la demagogia han sido una constante subyugadora.


Obras citadas

Biblia de Jerusalén. Edit. José Ángel Ubieta. Basauri-Bilbao: Editorial Española Desclée de Brouwer, S.A., 1976. Impreso.
Marrero Ramírez, Rafael. Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre en Camagüey. Cuna Salesiana en Las Antillas. n.p.: n.p., n.d.: Impreso.


Nota sobre la adquisición del libro: El libro, Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre en Camagüey. Cuna Salesiana en las Antillas, fue editado bajo los auspicios de la congregación Salesiana en Cuba, y se está vendiendo al módico precio de $10.00 dólares más el envío desde Miami hasta donde usted resida. Los fondos que se recuperen de su venta contribuirán al apoyo de su misión en Cuba. El punto de contacto para su solicitud es la hermana salesiana de Camagüey Luisa Fernández. Solicitar por correo a 12522 SW 9th St. Miami Fl. 33184. Muchas gracias por su cooperación.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator