Sunday, November 9, 2014

"Wojtyla era muy activo como cardenal, apoyaba todos estos pequeños grupos de la oposición que no eran visibles"

¿Qué papel tuvo san Juan Pablo II en la caída de la Unión Soviética?

Embajador Nowina: Es una historia que inicia aún antes de la llegada de Juan Pablo II, porque después de la Segunda Guerra Mundial la Iglesia católica tenía en Polonia autoridad moral: defendían la libertad del hombre, de la fe, de la libertad religiosa. Wojtyla, que era muy activo como cardenal, apoyaba todos estos pequeños grupos de la oposición que no eran visibles, por estar bajo presión del comunismo. Con el cónclave las cosas cambiaron, el punto es la esperanza, la esperanza que nos ha dado.

¿Y en ese punto?

Embajador Nowina: En 1979 Juan Pablo II fue a Polonia, los comunistas estaban furiosos, pero era muy difícil impedir quelos polacos acudieran de todo el país. Hicieron de todo para disminuir la visita, con censura, con todo tipo de artificios, pero un millón o más de un millón de personas fueron a pie hasta Varsovia para la misa. Allí fue su famoso discurso 'El Espíritu Santo baje sobre la tierra y la cambie', no era retórica. Y las personas se dieron cuenta que, como ellas, había otros miles, porque la estrategia del régimen comunista se basaba en la atomización de los opositores. Y la Polonia creyente tuvo la esperanza de que las cosas cambiaban.

¿Qué sucedió después del viaje de san Juan Pablo II a Polonia?

Embajador Nowina: En 1980 comenzaron las huelgas por motivos económicos, pero después por la dignidad de la persona. Estoy convencido de que fue un milagro, porque técnicamente no teníamos oportunidad. Y al final los comunistas aceptaron los sindicatos, que en poco tiempo tuvieron 10 millones de afiliados. Después el gobierno introdujo la ley marcial para 'evitar una invasión soviética', se rompió el diálogo entre gobierno y sindicatos, hasta 1988, y a pesar de los esfuerzos del régimen hubo una caída drástica de la producción, e incapaz de arreglar la situación económica retomaron el diálogo con los sindicatos, situación que terminó con la Mesa redonda. En ese momento permitieron las elecciones. Pero el punto central de donde salió todo fue la esperanza.(Ver entrevita completa a Piotr Nowina Kokopta, embajador de Polonia ante la Santa Sede, en Zenit)

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator