Sunday, March 25, 2012

Oswaldo Payá: "El cardenal Ortega y una elite de laicos con intereses políticos marcan una doctrina de apoyo a Raúl como protagonista del cambio"

 Foto/Getty Images
----------------------------

(elcorreo.com) La Iglesia ha ido ganando espacio, aunque si el 60% de los 11 millones de cubanos son creyentes, son practicantes un 5%. Vive en una gran precariedad, desearía construir templos y colegios -tiene diez- y contar al menos con una emisora. Es un paso que el Gobierno haya permitido hablar por televisión al cardenal Ortega hace dos semanas y anteayer al obispo de Santiago, Dionisio García. Es fruto del diálogo entablado por el cardenal en los últimos años, con una estrategia a largo plazo. «La Iglesia se está preparando para insertarse en el futuro de Cuba, sin los Castro», ha dicho Enrique Pérez Oliva, profesor de Historia de las Religiones de la Universidad de La Habana. No está claro si hay un relevo generacional político, pero la Iglesia sí tiene ya lista una elite de laicos.

Muy lejos de ese proceso se halla Oswaldo Payá, histórico disidente cubano, premio Sajarov en 2002 y ferviente católico. Vive en un barrio humilde, con rejas en la puerta. Sufre los llamados actos públicos de repudio. En 2002 protagonizó el Proyecto Varela, una iniciativa sin precedentes, al presentar 10.000 firmas que reclamaban cambios políticos. Pero solo disparó la represión sobre su grupo, el Movimiento Cristiano de Liberación. Dentro de la ilusión por la visita del Papa, es durísimo con la Iglesia: «El cardenal Ortega y una elite de laicos con intereses políticos marcan una doctrina de apoyo a Raúl como protagonista del cambio, y esto lleva no solo a un acercamiento al régimen, sino a la negación de todo lo que pueda molestarle. Eso ha significado la exclusión de quienes defendemos los derechos humanos, un desprecio expreso por la oposición. Actúan como el Partido Comunista». (sigue)

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator