Sunday, March 25, 2012

(Cuba) P. Hipólito Vicens: "Ciertamente no se percibe un entusiasmo como cuando Juan Pablo II"

 Foto/AP
-----------------

ROMA, domingo 25 marzo 2012 (ZENIT.org).- El llamado del beato Juan Pablo II durante su visita a Cuba para que esta se abra al mundo, tuvo diversos frutos. Uno de ellos fue el retorno de algunas familias religiosas que trabajaron en la isla por muchos años, a las cuales se les dio la oportunidad de retomar su misión en medio del pueblo cubano.

Uno de estos casos fue la congregación del Santísimo Redentor, o conocidos como los ‘redentoristas’, quienes cumplirán este mes de mayo once años de haber retomado las riendas de un trabajo que comenzaron en 1927 y que tuvieron que dejar desde 1961 por razones conocidas.

Ante la cercanía de la llegada del papa Benedicto XVI a la isla, ZENIT entrevistó al padre Hipólito Vicens, superior de la Misión Redentorista de Cuba, quien comparte las esperanzas actuales y las oportunidades misioneras de esta visita, así como su percepción de que a algunos miembros del gobierno no les termina de “cuadrar” tanta apertura…

¿Cómo está el ambiente en Cuba por la llegada del Papa?

--P. Vicens: Nacionalmente todos estamos a la expectativa. Ciertamente no se percibe un entusiasmo como nos cuentan para el 1998, cuando Juan Pablo II, pero hay curiosidad con respecto a la visita por parte del pueblo.

¿De qué forma se ha ido preparando la iglesia cubana para este acontecimiento?

--P. Vicens: Como sabemos, toda la visita se enmarca dentro del contexto de los 400 años de la aparición de la imagen de la Virgen de la Caridad en la playa de Nipe, al oriente del país. Durante el último año, la Iglesia obtuvo el permiso de parte de las autoridades nacionales para sacar en peregrinación la imagen de la Caridad por todo el país. La peregrinación fue todo un éxito. Hubo orden, expresión libre de la fe de los presentes y ciertamente fue un despertar nuevamente de los cimientos religiosos de un pueblo que estuvo muy distante, por las circunstancias históricas, de vivir en comunidad la fe cristiana. Internamente, nos hemos reunido todo el clero con los obispos, hemos estado creando conciencia sobre la figura del papa, y para esto se han preparado unos plegables, carteles, etc., todo para informar a la población sobre la figura del santo padre. También y un poco más al estilo misionero, nos lanzamos a las visitas a los hogares, con oraciones comunitarias, catequesis en las Casas de Misión, en fin, aprovechando la brecha nos hemos lanzado con todo el dinamismo y creatividad posible frente a esta importante visita.

¿Los pobladores no creyentes, valoran también esta visita?

--P. Vicens: Honestamente creemos que la población no entiende la estructura eclesial.Oficialmente, la figura del papa, es una de jefe de estado, jefe de una religión que algunos conocen por la referencia de los grandes templos. Quizás la palabra más correcta, no es que valoran, sino que les da curiosidad por saber qué significa esta visita y para qué en estos tiempos. (sigue)

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator