Tuesday, September 8, 2020

Santuario del Cobre (por el P. Antonio Perpiñá, escolapio)

Foto actual del Santuario del Cobre
-----------------

Si famoso es el pueblo del Cobre por sus minas; más lo es por su vistoso Santuario, en donde se venera la más santa de las vírgenes, aquella Reina de los cielos, Madre de Dios y Madre de los hombres; aquella insigne imagen hallada milagrosamente por tres piadosos indios en la gran bahía de Nipe; imagen preciosa y venerada, que llevando al Niño Jesús en sus brazos, vióse, según la tradición y la historia, flotante sobre las aguas de aquel pequeño mar, y rodeada de magnificencia y admirables resplandores. Es lo cierto, que la Santísima Virgen ha dispensado y dispensa inmensos favores, no sólo á los piadosos Cobreños, sino a los innumerables romeros que, llevados por la más tierna devoción, acuden fervorosos de todos los puntos de la Isla para cobijarse bajo la sombra del famoso santuario, y postrarse reverentes á los pies del más santo de los altares. ¡Augustos monumentos de la piedad! ¡imágenes sagradas de la Madre del Redentor! seguid siendo, á despecho de la incredulidad, el objeto de nuestra devoción, los medianeros de nuestras súplicas, los testimonios de la divina Misericordia, nuestro refugio y nuestra esperanza en los azares y peligros de la vida.

Clame en vano la filosofia atea contra vosotros: ella, como ha dicho un sabio pintor de las bellezas del cristianismo, podrá llenar sus páginas de palabras magníficas; pero jamás los desgraciados irán á colgar ofrendas en su templo. ¡Guarda, Cuba, guarda este precioso tesoro en el fondo de tus pintorescas montañas! El es una de las más bellas tradiciones de tus indios, y de los primeros días de tu civilización; es la puerta del cielo, el arca de la alianza entre Dios y el hombre cobijado bajo el manto de su divina Madre; es aquella mansión venturosa elegida por el Señor, para hacer descender el suave maná de sus gracias y de sus misericordias en favor de los fatigados peregrinos; de aquellos devotos que fervorosos se postran al pie del altar Santo, invocando aquel dulce é inefable nombre de, Virgen y Madre de la Caridad.

"El Camagüey. Viajes pintorescos por el interior de Cuba y por sus costas". P. Antonio Perpiñá, escolapio. 1889.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator