Wednesday, May 20, 2020

Fragmento de "Un mariachi viejo", novela de Félix Luis Viera, en proceso de creación

Nota: Cada miércoles un fragmento de Un mariachi viejo, novela de Félix Luis Viera, en proceso de creación.

Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace.


32

Estuve inquieto todo el día. Por mucho que lo intentara, no conseguí dormir siquiera un minuto; luego de haber trabajado desde la medianoche hasta el amanecer en el periódico.

Había comprado un frasquito de vaselina; cara, de buena marca. Pero renuncié a utilizarla. Porque me retomó esa sensación de rechazo que desde niño sentí por algo que asociara con la indecencia o presunción o ambas de ciertos varones que se pavoneaban como desfloradores lo mismo del virgo que del ano de una mujer.

Por más que Érika se adiestrara conmigo en la Casa del Lago y mediante las tantas horas consumiendo —videos, revistas, libros— de ese asunto tan connatural que llamamos pornografía, a la hora del primer coito de su vida se mostró vacilante, errátil —valdría aclarar: el primer coito con varón—. Se sabe: no hay entrenamiento, por muy intenso y variado que fuere, que nos prepare totalmente para el debut. Al observar sus pifias me apesadumbré un poco y ella me preguntó qué me pasaba y entonces, quizás para, a la par, darse ánimo a sí misma, me dedicó frases según el caso como “ahora es cuando sabremos de qué estás hecho” o “vamos a ver de qué cuero salen más correas” o “anda, carnalito, méteme mano, no te achicopales”.

No hallo nada especial en la desfloración; por más espíritu que apliquemos, no deja de ser una acción agresiva. Innoble. Sin encanto alguno. Es labor cuya realización agradezco al que se me adelantó en el camino; de manera que no deba yo instruir a la mujer; invertir tiempo, persuasión, esfuerzo en general. Algo aún más escabroso por lo ya dicho: todo varón resulta inexperto en este lance: no alcanza la juventud de vida para conectar con las suficientes vírgenes dispuestas. Y se suma que, tal todo humano, cada mujer es única e irrepetible y así de modo singular se comportará durante una acción para la cual es primeriza y que en ocasiones significa una entrega a cara o cruz o el vencimiento de atavismos o complejos o idearios cualesquiera o…

La primera vez que vería a Érika totalmente desnuda.

La induje a que tomara la posición de los católicos; es decir, ella abajo bocarriba, yo sobre su cuerpo cara a cara. Y que se abriera de piernas.

Durante los besos y caricias de caldeo, yo no había sentido una erección suficiente. Mas, ya en la postura de batalla, al sentir el calor de sus senos, sus carnes, su torso, su cuerpo todo y en suma la elasticidad de sus músculos, mi pene se tensó. Pero me congelé cuando me pidió que rozara su vulva con mi rodilla. Me habré quedado como una efigie durante unos segundos mirando, bajo mi cara, sus ojos azules, que aun en la penumbra daban de sí. Mi expresión sería de perplejidad; y ella me abrazó y luego pegó su boca contra la mía, sin besarme, y a seguidas exhaló su aliento repetidamente y lo aspiré y se ofreció en beso mientras repetía “por favor”. Se abrió de piernas. Finalmente puse mi rodilla, la terminación de mi muslo contra su vulva (la primera en mi vida que sentía, realmente, caliente). Me apliqué frotando o procurando frotar sobre todo su clítoris; ritmando de la mejor manera —o como yo pensaba que sería la mejor manera—. Por espacio acaso de cinco minutos. Ella emitía suspiros, expresiones de goce. “Me estoy viniendo”, murmuró abrazándome con todo. Convulsionando.




--------------
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado, entre otros libros, siete poemarios, tres volúmenes de cuento y siete novelas.

Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.

En 2019 recibió el Premio Nacional de Literatura Independiente “Gastón Baquero”, otorgado por Neo Club Press, Vista Larga Foundation y otras instituciones culturales cubanas en el exilio.

Es ciudadano mexicano.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator