Thursday, January 2, 2020

Nacimiento de Cristo (un poema de Gastón Baquero)


Por darle eternidad a cuanta alma
en hombre, flor o ave se aprisiona,
sustancia eterna ya brindóse en palma
salvando del martirio a la paloma.

La blanca sombra y el gentil aroma
que sus carnes exhalan; y la calma
de angustias plena que la frente asoma,
alma sin par desnudan en su alma.

Siendo recién venido eternidades
a sus ojos acuden en tristeza.
Ya nunca sonreirá. Hondas verdades

ciñéndole en tinieblas la cabeza,
van a ocultar sn luz, sus potestades,
mientras en sombras la paloma reza.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator