Wednesday, August 7, 2019

Un poema de Nuvia Estévez


Ahí donde sonríe ampliamente
la muchacha
no salen los pájaros
a lucirse en su vuelo
ni brotan peces multicolores
ni el sol es el astro rey
En esa vieja foto
yo era un volcán
la fierecilla no domada
el cuervo de Poe
un desajuste de la realidad
el eslabón que no cerraba nada
Ahí donde me ves
lindísima
veintitantos años
o treintaitantos tal vez
-porque la edad es una ilusión
a veces un sufrimiento o la felicidad-
Ahí no gravito
No me agarro a la nube

En este instante, ando y desando las alturas,
menos hermosa, más ingrávida, agradecida,
vital
llena de sueños, de elefantes, de figuras
que se expanden, desaparecen
y vuelven como caballos y cisnes que caen, rebotan, se levantan
Ahora que me asaltan transparencias, espejos, flores de azahar, pedazos de algodón
y que el sueño es profundo y delicado
y la piel de violetas y campanas tenues
Ahora que acabo de nacer con tantos años
sin tanta podredumbre
maga, delirante
Soy el pregón
el canto hondo
el piano
que te invita a la fiesta.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator