Friday, August 9, 2019

Fragmento de "El diario de Lola" (por Thelma Delgado)

Nota del blog: Selección de textos, que serán parte del libro (en preparación) El diario de Lola, de Thelma Delgado.

Para leer sus escritos en el blog, en este enlace.


Querida Mimí:

Hoy me voy a la cama cansada pero contenta. Acompañé a Julieta a la florería, a probarse el vestido de novia, a comprarse zapatos, fuimos a ver las flores, las invitaciones en fin, estuve el día entero en la calle ayudándole con los preparativos para la boda que será muy pronto. Ella me dijo que se irán de luna de miel a Europa! Estoy feliz por ellos. Ella me dijo que yo me encargaría de la comida, responsabilidad que acepté con mucho gusto. La boda será sencilla pero muy bonita. Estoy segura. Cuando llegamos a la boutique para que ella se pruebe el vestido, yo sentí un poco de nostalgia. Los recuerdos se hicieron presentes en mi mente; recuerdos que creí olvidados. Al igual que ella, yo también fui novia, y en su momento también me probé un vestido, y me probé el velo. Pero la boda no se realizó y de la noche a la mañana todos mis sueños se derrumbaron. El hombre del que yo estaba enamorada me dijo que no se iba a casar conmigo. Y me dejó, como dicen por ahí, vestida y alborotada. Pasaron más de 10 años sin saber de él hasta que un día el destino nos hizo encontrarnos de nuevo. Nos encontramos en una tienda. Él se acercó y me saludó visiblemente nervioso; yo también lo estaba pero disimulé lo mejor que pude. Después de un saludo breve yo me despedí argumentando que debía llegar a una cita. Antes de irme, tomó mi mano y me dijo –Lola, será que algún día puedas perdonarme? Yo me quedé callada. Mis lágrimas hablaron por mí. –Yo me arrepiento mucho de haberme ido de tu vida, -Me dijo, pero mis miedos fueron más fuertes que mi amor. La diferencia de edad entre tú y yo fue lo que me hizo alejarme sin darme cuenta que estaba cometiendo un error muy grande. –Recuerda, le dije mientras retiraba mi mano de entre las suyas, que de amor nadie se muere. No tengo nada que perdonar. Hoy entiendo que la vida tenía otros planes para nosotros. Eso es todo. Nunca más lo he visto. Me tomó mucho tiempo recuperarme de ese debacle emocional. Creo que por eso llevo la relación con Quien Ya Tu Sabes tan casual. En el fondo, tal vez mi sufrimiento dejó huellas tan profundas que no me permiten dar un paso más allá. Tal vez así sea mejor. Cierto es que, cuando uno sufre tanto como yo sufrí, terminan por apagarse luces en el alma; luces que no se vuelven a encender jamás.

Buenas noches Mimí.



------------
Ver
Página de Thelma Delgado en el website del Cultural Council of Palm Beach County

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator