Saturday, August 10, 2019

Crónica: 3 Viudas [de Hialeah] en un Crucero (por Waldo González López)

Fotos/Cortesía Sala Catarsis
------------------

«Muchos han definido al hombre como un animal que ríe».
Le Rire [La risa, 1899]
Henri Bergson (1859–1941)


Un año y medio lleva ya en cartelera 3 viudas en un crucero, la exitosa comedia del dramaturgo cubano Pedro Román. Una de las razones de su lucimiento es, sin duda, que la pieza retoma la zona del teatro cubano más gustada y de mayor trayectoria entre los géneros escénicos en la Isla [también presente en países latinoamericanos con larga tradición escénica, como Argentina y México]: el teatro vernáculo, cuya vertiente isleña, surgida en las postrimerías del siglo xix, adoptara personajes canónicos, arquetípicos, de la vida nacional: el ‘negrito’, el ‘gallego’ y la ‘mulata’.

La indudable popularidad de este ‘género’ teatral, continuada en el siglo xx y el xxi, contribuiría al reforzamiento de la identidad nacional por sus valores, entre ellos, la comicidad y la crítica con las que los autores satirizaban la cruel y torpe política de la metrópoli española hacia la Isla, en el último reducto de la corona hispana en ‘nuestra América’, según la denominara José Martí.

Tal popularidad arribaría a Miami en los ‘60s, cuando entre los cubanos que huían del castrismo, figuraban dramaturgos que escribían y montaban aquellas y otras piezas nuevas con las que rememoraban [nostalgia mediante] la vida dejada atrás. El mejor ejemplo es el actor, libretista humorístico Leopoldo Fernández (Tres Patines, Pototo…), cuyos programas siguen radiándose por emisoras y sus películas continúan exhibiéndose en televisoras de varios países latinoamericanos. Además, su hija Vivian Pérez [artista plástica y profesora universitaria] le dedica una sala permanente con sus objetos personales y fotos en Art Emporium Gallery, centro cultural que sobresale entre las instituciones miamenses por su intensa programación cultural.

No pocos residentes y visitantes de otros países ignoran que fueron justamente aquellos primeros cubanos quienes edificaron y enriquecieron, desde los ya lejanos ’60 del siglo pasado, nuestra hermosa ciudad.


Con libreto y dirección del avezado Pedro Román [quien es además prestigioso compositor, cantante y productor escénico], el incambiable elenco, integrado por tres formidables intérpretes cubanas, concita el máximo disfrute del público que cada fin de semana llena la acogedora Sala Catarsis, ‘hermana menor’ del teatro Trail, tal suelo denominarla cuando me refiero a Catarsis, donde los espectadores, de tanto reír y disfrutar, el arte les permite hacer catarsis: purifican sus sentimientos, disgustos, molestias y otros problemas de acuerdo con la definición que dieran a este término los griegos.


Las valiosas actrices Marta Velasco, Rosa Paseiro y Daisy Fontao corroboran su calidad de intérpretes integrales, pues, corroboran su fibra de genuinas comediantes durante las dos partes y la hora y algo más de duración de Tres viudas en un crucero. Y entre los méritos de estas excelentes intérpretes, sobresale ante todo su vis cómica, haciéndonos reír y disfrutar [y me incluyo] hasta la saciedad, logrando dignificar la comedia, como pocas veces en nuestra ciudad, tal aseveró a mi lado una señora [por supuesto, cubana] y luego se lo dijo a las satisfechas intérpretes por la labor realizada en la escena.

Mas, antes del inicio, Pedro Román aparece entre el público y canta «Toda una vida», clásico bolero del recordado compositor cubano Osvaldo Farrés y charla con el público, informándole que escribió la pieza mientras cantaba en un crucero, cuando conoció a las tres mujeres de Haileah y, con la debida ficción que hay en toda creación, al llegar a Miami, escribiría la obra. Tras pensar con acierto en las actrices y hablar con ellas, juntos fraguaron la travesía escénica y, luego de los ensayos, la estrenarían con éxito, desde las primeras funciones.


Las tres encarnan comprobables criaturas de nuestra comunidad, conformando la alocada comedia costumbrista que provoca en los espectadores el pleno disfrute, pues nunca dejan de reír. Sí, las cincuentonas [¿o sesentonas?] son en realidad tres ‘personajes’ que Usted puede encontrar en cualquier clínica de Miami, por sus peculiaridades las diferencian, por su peculiar idiosincrasia, del resto de las latinoamericanas: sus chismes, su crítica a sus ‘queridas’ vecinas, su ‘cariñosa’ efusividad, como sus ‘dulces’ expresiones de ‘afecto’ a esas amigas y vecinas con las que conviven en Haileah y viajan con ellas a las clínicas.


Mas, les presento a estas representativas y, por ello, comunes habitantes de nuestra comunidad: «La Gallega» [interpretada por Daisy Fontao] es la cubana que vivió durante un tiempo en Madrid y, a su regreso, es más española que El Quijote, pero sin abandonar su idiosincrasia cubana, con todo lo que ello implica: frivolidad [se hace ‘la fina’: dice que ‘ama’ la ópera], criticismo [chismea todo el día con sus vecinas y amigas, o ‘cotillea’, tal dicen los españoles, ‘olvidando’ a su marido… transformista.


Edelmira [‘Edel’, como gusta llamarse; interpretada por Rosa Paseiro] es handy woman del condominio en que viven las tres entre chismes, dime que te diré y otros ‘entretenimientos’ cotidianos de las personas de la ¿tercera? edad. Tiene fama de ‘machorra’: su marido la abandonó por un bailarín ruso y su hijo ‘Vivi’ es transformista: ama vestirse como Lady Gaga.


Katiuska [a cargo de Marta Velasco] es el tercer ‘personaje’: la folclórica viuda de Nemesio, con sus agudezas y ocurrencias, evidencia las mismas características de sus vecinas. Mas, en un instante de la pieza, categórica, sentencia: «El chisme es el único entretenimiento que no paga taxes».


Sin duda, Pedro Román logra reflejar en estas tres vecinas de Haileah, con sus tipicos caracteres, la categoría estudiada por el brillante intelectual cubano Jorge Mañach, quien, en su clásico ensayo Indagación del choteo, definiría las peculiaridades de la idiosincrasia de los nacidos en la Isla. Por otra parte, tampoco creo ocioso recordar que un amigo dramaturgo rioplatense me dijo años atrás que los cubanos somos «Los argentinos del Caribe», por nuestro parecido con ellos en no pocos rasgos caracterológicos, en especial que nos burlamos de nosotros mismos, pero no nos gusta que otros lo hagan.

En fin, ciberlectores, si quieren disfrutar una de las mejores comedias estrenadas en Miami durante los últimos años, les recomiendo no perderse 3 viudas en un crucero. Me agradecerán la sugerencia.


ADDENDA

No creo gratuito recordar que Jorge Mañach y Robato (Sagua la Grande, 1898-San Juan de Puerto Rico, 1961) fue un brillante escritor, periodista, ensayista y filósofo, autor de la mejor biografía de José Martí y de numerosos ensayos filosóficos, entre ellos Indagación del choteo. Graduado de Filosofía y Letras por la Universidad de Harvard (1920 (donde trabajó) amplió sus estudios en parisina Universidad de Droit (1922) y regresó a La Habana en 1924, terminando allí los doctorados en Derecho Civil y Filosofía y Letras. Colaboró con la revolución de 1933 y en la resistencia contra Batista. Vivió en Cuba en 1959; mas inconforme con los postulados de la farsesca ¿revolucionaria? del dictador Fidel Castro, en 1960 se fue a vivir a Puerto Rico, donde fallecería al año siguiente.

----------------------------------
Waldo González López (Las Tunas, Cuba, 1946) Poeta, ensayista crítico teatral y literario, periodista cultural. Graduado en la Escuela Nacional de Teatro (ENAT) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana (Universidad de La Habana). Autor de 20 poemarios, 6 libros de ensayo y crítica literaria, varias antologías de poesía y teatro. Desde su arribo a Miami (2011), ha sido ponente y jurado en eventos teatrales y literarios internacionales. Merecedor de 3er. Premio de Poesía en el X Concurso “Lincoln-Martí” 2012. Colaborador de las webs: teatroenmiami.com (Miami) y Encuentro de la Cultura Cubana (España), Boletín de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (New York), y los blogs OtroLunes (Alemania), Palabra Abierta (California), Gaspar. El Lugareño, y el diario digital El Correo de Cuba (ambos en Miami)

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator