Wednesday, February 20, 2019

Camagüey ante el próximo referendo constitucional (por Roberto Peláez)


Faltando horas para el próximo referendo constitucional, las autoridades cubanas arrecian una frenética campaña electoral por el voto afirmativo al proyecto constitucional. A despecho del artículo 171 sobre la ética electoral de la Ley electoral cubana, que prohíbe toda propaganda electoral, ya que el proceso electoral cubano es ajeno a toda muestra de ¨oportunismo, demagogia y politiquería¨, la prensa escrita, la radio y la televisión transmiten un incesante bombardeo mediático sobre el yovotosi, a lo que se suma las vallas anunciadoras, pancartas y carteles en carreteras, postes eléctricos y telefónicos, transporte público e instituciones estatales. Lo último fue imprimir miles de plegables con la imagen del personaje de animados, Elpidio Valdés, llamando al voto positivo y distribuirlo en las escuelas y casa por casa. También en todos los centros laborales estatales se convocó a ¨matutinos especiales ¨y ¨actos de reafirmación revolucionaria ¨ para apoyar la Constitución. Nunca en toda la historia política del archipiélago se había visto una campaña política tan agresiva e invasiva. Sin embargo en las redes sociales es otra la historia, a pesar de los esfuerzos oficialistas, la campaña yovotono se ha impuesto en el ciberespacio.

Mientras esto ocurre, los camagüeyanos muestran la mayor indiferencia ocupados en la subsistencia diaria cada vez más difícil. Productos de primera necesidad como el pollo, huevos, aceite, harina, pescado y un largo etc. Escasean y cuando se ofertan puntualmente a la población en las tiendas recaudadoras de divisas, se producen largas filas y tumultos que requieren la intervención de la fuerzas del orden, como sucedió esta semana en las tiendas El Encanto y La Manzana. Contrasta la agresiva campaña con las tiendas totalmente desabastecidas y las farmacias vacías de medicamentos. Sin embargo la indiferencia política no es total, ocurren pequeñas señales que auguran futuras sorpresas. En varios lugares de la ciudad han sido arrancados por la noche carteles del yovotosi. También en las iglesias católicas se repartió la declaración de los obispos cubanos sobre el proyecto constitucional llamando a votar según la conciencia de los cristianos pero iluminando aspectos totalitarios del proyecto incompatibles con la doctrina social cristiana. Amigos y familiares se transmiten susurrándose al oído ¨a votar no el domingo¨.

En resumen la gran incógnita será cuantos votos negativos se depositarán en las urnas del referendo y sobre todo la gran pregunta es si las comisiones electorales cubanas adulterarán los resultados a falta de observadores internacionales neutrales y si estos votos de castigo servirán para presionar a la cúpula inmovilista en el poder desde hace 60 años, a introducir reales cambios en el país hacia la democracia y la apertura económica. Esperemos la próxima semana a ver qué pasa.





----------------------
Ver en el blog la información relacionada con el "Proyecto de Constitución de la República de Cuba".

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator