Wednesday, October 17, 2018

Hemingway en Venecia: San Marcos, palomas y algo más… (por Carlos A. Peon-Casas)


La foto que ilustra esta crónica data de aquel fatídico y a la vez exitoso 1954. El sujeto es obviamente Hemingway, el setting, la Plaza de San Marcos en su adorada Venecia, el sitio que el mismo calificaba como suyo propio.

En la instantánea de un Papa entre mansas palomas, que incluso se le posan confiadas en su corpulenta anatomía, no se intuyen empero, las muy recientes y traumáticas lesiones de su doble accidente aéreo de principios de aquel año, en Uganda.

Hemingway pasa aquella temporada curándose ciertamente en salud, la del cuerpo, pero igualmente la del alma…Desde finales de marzo es huésped del famoso Palazo Gritti, su hotel preferido en la ciudad de los canales.

El reporte médico no era halagüeño. Presentaba lesiones de ruptura en su riñón derecho, y aplastamiento de dos vertebras lumbares. Baker insiste empero, en que a pesar de su precaria condición, “durante aquel mes de Abril que fue frio y seco, el mantuvo una apariencia de buen humor bajo el palio de preocupación y dolor”(2).

Ese es quizá el espíritu de la foto que acompaña nuestro texto. Elegantemente vestido, con la Plaza de San Marcos de escenario, y palomas revoloteándole, Papa se sobrepone a sus achaques como bien cuadra a un eterno luchador, como acaso siempre quiso ser recordado.

Contrario a lo que en su minuto dijera a Adriana Ivancich, en medio de sus requiebros con la jovencita condesa de sólo veinticuatro años de edad, hábilmente retratada en Across the River and into the Trees, su estilo veneciano no era ciertamente el del afamado Henry James, a quien Hemingway recordaba, “mirando el paisaje con taciturna apariencia, mientras fumaba su tabaco y pensaba”(3).




----------------

  1. En Octubre de aquel mismo año era galardonado con el Premio Nobel de Literatura.
  2. Ernest Hemingway. A Life Story. Carlos Baker. Charles Scribners Sons. NY, 1969. p.523
  3. Ibid.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator