Friday, May 25, 2018

La crisis del accidente en Cuba (por Roberto Peláez)


La caída del vuelo DMJ 0972 en las cercanías de Rancho Boyeros, a las 12:08 horas del 18 de mayo de 2008, un Boeing 737-200 arrendado por Cubana de Aviación a la firma mexicana Global Air, propietaria de Aerolineas Damojh, provocando la pérdida de 112 vidas humanas hasta el momento de redactar estas líneas, ha desatado una crisis de credibilidad en la seguridad aérea cubana. Como precedente de la crisis, tenemos el hecho que desde principios de año, La Compañía Cubana de Aviación era objeto de fuertes críticas y denuncias en la prensa independiente cubana por no poder garantizar sus operaciones. Como contrapartida el gobierno-partido acudió a una intensa campaña mediática encaminada a demostrar que la aviación civil cubana funcionaba confiablemente, incluso el mismo día del accidente, el diario oficial Granma publicó un artículo sobre la recuperación de la aviación cubana, que quedará como el fiasco más grande de la prensa comunista cubana.

Según se conoció por la prensa internacional, especialmente por el diario Clarín y otros medios, el avión arrendado a Cuba, tenía 39 años de explotación, 14 más de lo recomendado pues según los estándares internacionales, los aviones de pasajeros tienen una vida útil de 25 años como promedio, a partir de los cuales se utilizan como aviones de carga. Las aerolíneas europeas tienen un promedio de vida útil de sus aviones entre 4 y 10 años. Así por ejemplo Ryanair, que es una compañía de transportación aérea de bajo costo, tiene como promedio de explotación de sus equipos 4 años, mientras que Iberia tiene 9,7 años según la firma Expansión citada por Clarín.

Por su parte las autoridades cubanas han alegado que por dificultades inherentes al bloqueo de los Estados Unidos, se han visto imposibilitados de comprar aeronaves y debieron acudir a contratos de arrendamiento de aeronaves como el suscrito con Global Air, que incluían la tripulación y el mantenimiento a cuenta de la aerolinea mexicana que transportaba su propio mecánico. Igualmente el ministro de transporte cubano, Adel Yzquiero Rodríguez precisó en conferencia de prensa que toda la documentación estaba en regla y agregó y cito ¨...ellos eran responsables de garantizar el buen estado del avión¨.

No obstante este control de daños de las autoridades cubanas y su evasión de responsabilidades, así como la manipulación de la información ocultando la obsolecencia del medio de transporte, ya la prensa internacional e independiente de Cuba está haciendo aflorar graves fallos de seguridad de la compañía Damojh. Por ejemplo, el diario Milenium, reflejó las acusaciones del ex-piloto Marcos Aurelio Hernández, quien piloteó aviones a dicha compañía desde el 2005 al 2013, incluyendo el Boeing siniestrado. Entre otros elementos Marcos expuso presuntas anomalías como mantenimiento deficiente, prohibición de volar en Chile y vuelos nocturnos en Venezuela sin radar. El ex-piloto levantó una demanda por falta de mantenimientos adecuados de los aviones. Es un hecho publico que el 15 de julio de 2010, un avión de la aerolinea mexicana que transportaba a los atletas mexicanos a los Juegos Deportivos Centroamericanos de Puerto Rico tuvo que aterrizar de emergencia en Cancún por humo en una de las turbinas. El 4 de noviembre de 2010, un avión de la propia compañía, similar al estrellado en Cuba, tuvo que aterrizar de emergencia en Puerto Vallarta por problemas en el tren de aterrizaje y fue regada espuma por los bomberos para evitar una conflagración. El 16 de noviembre de 2010 fueron paralizados los aviones de Global Air y estuvieron un mes sin volar por las graves fallas de seguridad.

Por su parte circula por las redes sociales las declaraciones en Facebook de un piloto de Cubana de Aviación quien refirió que sobre los años 2010 y 2011, la compañía Damojh había arrendado primeramente a Aerocaribean, una aerolinea cubana, un Boeing 737 y luego a Cubana de Aviación y que un vuelo se perdió sobre Santa Clara lo que motivó la suspensión del capitán y el copiloto por desconocimientos técnicos graves y que en esa oportunidad se realizó un expediente de Seguridad Aeronautica Cubana donde se recomendaba no arrendar más aviones a esa compañía y que incluso aeromozas, sobrecargos y personal de seguridad se negaron a tomar esos vuelos.

Más allá del dolor de las pérdidas humanas, se impone una investigación internacional transparente donde se informe a los familiares de las víctimas y a la opinión pública las causas del accidente y que se inicie procesos penales contra los directivos a cualquier nivel, que desoyeron las advertencias de falta de seguridad de Damojh Global Air y tomaron la decisión de arrendar verdaderos ataúdes volantes para abaratar los costos. No debemos olvidar tampoco los precedentes más cercanos en la larga lista de desastres aéros cubanos. En abril del 2017 se estrelló contra una loma en Candelaria un AN-22 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y fallecieron sus 8 tripulantes militares. En el 2010 una aeronave de Aerocaribean se estrelló en Sancti Spíritus falleciendo 68 personas. En 1997 cayó al mar un AN 24 cerca de Santiago de Cuba con 44 víctimas que no pudieron ser rescados sus cuerpos. En el 2002 murieron 17 personas en un aerotaxi en Villa Clara. En 1989 se accidentó un avión de Cubana de Aviación cubriendo la ruta Habana-Milán pereciendo 126 personas. En 1985 murieron 41 personas en vuelo de Cubana Habana-Managua. En fin la lista se va haciendo tediosa y vamos a dejarla aquí.

En mi opinión el estado de la aeronaútica civil, es el reflejo de la crisis de toda la sociedad cubana. La corrupción, la escaces y la falta de gobernabilidad amenaza por convertir a Cuba en un estado policial fallido que no es capaz de proporcionar la mínima seguridad en la transportación a sus ciudadanos. Mientras tanto Díaz Canel aprovecha la crisis para asumir liderazgo y protagonismo, dando palmadas e impartiendo indicaciones tontas, ¨robando cámaras¨ como se dice en Cuba al acumular cierto caudal político en la población. Continuaremos observando atentamente los acontecimientos.


-----------
Ver en el blog, información relacionada con el accidente aéreo

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator