Tuesday, January 16, 2018

El deterioro de la Carretera Central en Camagüey (por Eduardo González)


Ante las quejas de la ciudadanía camagüeyana sobre el mal estado de la Carretera Central en el tramo comprendido entre Camagüey y Guáimaro, el semanario camagüeyano Adelante, Organo Oficial del Partido Comunista de Cuba (Único) en el territorio, publicó en su edición del sábado 13 de enero de 2018, la respuesta del Centro Provincial de Vialidad sobre este crítico asunto.

Según el Adelante, el Centro de Vialidad remitió una larga lista de calamidades, tales como la falta de presupuesto y combustible necesarios para la reparación de los viales, deficiente capacidad para producir mezcla asfáltica, la carencia de medios para solucionar los deterioros y los 84 años de explotación de la vía. Incluso el Adelante, realiza una cita textual de la carta de Vialidad que no tiene desperdicio "La situación rebasa el marco de nuestras posibilidades (…) es imposible para la provincia resolverlo todo con los medios y recursos con que cuenta¨ concluye la carta de Vialidad citada por el semanario. En resumen el sistema de reparación de viales cubanos se declara incapaz de arreglar la Carretera Central en Camagüey. Franqueza totalmente inusual en el ámbito comunicacional cubano donde la consigna es decir que los problemas están en vías de solución sin comprometerse en fechas concretas y así una y otra vez durante sesenta años. La burocracia cubana se apoya en frases manidas como ¨el problema se encuentra en estudio para su solución¨ ¨estamos trabajando en base a ello¨ ¨los recursos para la inversión están planificados para su entrega el próximo año¨ ¨confíen en la Revolución que no dejará a nadie desamparado¨ y así sucesivamente.

Esta vez la incapacidad de la dictadura cubana para resolver problemas básicos de la infraestructura vial afloró con toda crudeza. La Carretera Central fue construída de 1927 a 1931 bajo la dictadura de Gerardo Machado. Con una longitud inicial de 1139 kilómetros, actualmente 1435 kilómetros, fue una maravilla de la ingeniería de la época que transformó a Cuba. Se dice que en su tiempo fue la carretera más larga del mundo y que fue la obra constructiva más importante en Cuba durante el siglo XX. Sin embargo esta vía de dos sendas y 6.30 metros de ancho, no se diseñó para soportar durante más de 80 años el tránsito de equipos pesados como ocurre en la actualidad, ya que es la única vía vehicular para acceder del alto oriente cubano hacia la capital. Porque la vía alternativa que se construyó, el llamado circuito norte sufrió tal deterioro que hoy no pasa de ser en muchos tramos un deteriorado terraplén. No existe la transportación marítima de cabotaje, el ferrocarril central es de una deteriorada sola vía en la que corren los trenes de pasajeros en días alternos y la transportación aérea es casi nula.

La Carretera Central sobre todo a partir del kilómetro 640, presenta tal grado de deterioro que los vehículos deben avanzar a baja velocidad por una quebrada carretera llena de peligrosos huecos o baches como se dice en Cuba. La Carretera Central está deficientemente señalizada, no cuenta con luminarias y mal delimitada lo que provoca que el ganado circule libremente tanto de día como de noche provocando peligrosos accidentes. Baste recordar que la Curva de Ignacio a la entrada del paso elevado sobre el ferrocarril es el tramo más peligroso de toda la Carretera Central y es lugar de ocurrencia de masivos accidentes de tráficos. Con este escrito estamos alertando a la opinión pública internacional sobre el deterioro de la Carretera Central y la eventual ocurrencia en el futuro de accidentes masivos de tránsito que serán en gran medida responsabilidad del gobierno cubano por su indolencia ante esta peligrosa situación.

La falta de recursos es solo una excusa que oculta la verdadera causa que es la falta de libertades, porque por ejemplo, si el gobierno provincial de Camagüey tuviera autonomía suficiente, podría contratar con una empresa cubana o extranjera la reparación del vial, concertando un empréstito a cuenta de pagarlo con tributos especiales. Algo habrá que hacer para salvar nuestra Carretera Central. El futuro dirá la última palabra.

Camagüey 15 de enero de 2018

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator