Saturday, July 15, 2017

El último dislate sobre las elecciones en Cuba (por Roberto Peláez)


Hace unos días escribí un artículo sobre las elecciones en Cuba donde denunciaba su carácter anti-democrático. Abordé diversos puntos como el sistema de postulación de segundo grado a través de las comisiones de candidaturas designadas por las organizaciones políticas y de masas, así como la integración de las comisiones electorales que rigen el proceso por militantes del Partido Comunista de Cuba (PCC) y personas afines al mismo. También brindé testimonio sobre los mecanismos de control ciudadano existentes en el proceso de nominación de los candidatos a delegados a la Asambleas Municipales del Poder Popular, teniendo en cuenta que la Ley electoral 72 de 29 de octubre de 1992, establece como principios que el pueblo propone y nomina libre y democráticamente a sus candidatos.

Hoy para sorpresa mía, abrí el diario Granma órgano oficial del PCC y en la portada del periódico leí el artículo titulado El barrio se alista para las elecciones. En el mismo se expone una entrevista realizada por los autores del artículo a Carlos Rafael Miranda Martínez, coordinador nacional de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR), quien refiere sobre las próximas elecciones y el papel de los CDR y cito "… la gran batalla es lograr que se nominen compañeras y compañeros con un prestigio revolucionario probado, con una trayectoria a favor del barrio y de la comunidad". Más adelante señala que los CDR elaboraron el Boletín de Orientación No 48 dedicado a explicar el desarrollo del proceso eleccionario consignando que ¨el trabajo político de los cederistas estará enfocado a ampliar la presencia de mujeres y jóvenes dentro de los candidatos a delegados...¨.

Entonces me pregunto yo, si ya los CDR, que es una organización de masas revolucionaria, correa transmisora de las indicaciones del PCC puede intervenir pública y directamente en el proceso de nominación de candidatos a delegados del Poder Popular, e incluso publica indicaciones para ello, estableciendo pautas sobre la ideología, género y grupo etáreo de los candidatos, entonces, ¿dónde quedaron los principios de nominación libre y democrática por los ciudadanos cubanos, si es que existieron alguna vez?

Sinceramente creo que se les fue la mano a los periodistas en revelar el secreto a voces que tanto cubanos hemos denunciado. Por otra parte el artículo 18 de la precitada Ley Electoral 72, es claro en su formulación al señalar que las organizaciones de masas contribuyen al mejor desenvolvimiento del proceso electoral. Nunca bajo ningún concepto pueden intervenir en la nominación y postulación de candidatos y mucho menos en la realización de campañas electorales que están prohibidas por la ley. No me extrañaría que algunas de las plataformas ciudadanas Candidatos por el Cambio o #Otro 18 establezcan reclamaciones por esta causa ante las correspondientes comisiones electorales.

Sigamos atentamente las próximas elecciones cubanas que prometen ser interesantes. Ya el régimen cubano esta cometiendo errores políticos presionados por los proyectos ciudadanos independientes.


Roberto Peláez.
Camagüey 13 de julio de 2017

-------------------------------------------------

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator