Monday, June 5, 2017

Una excursión a Gödöllő, o el Síndrome de Sissi (por Rodolfo Martínez Sotomayor)

Escudo histórico de Hungría
----------------------------------
 
 
Eva me convence de que visitar a Viena en tan poco tiempo es una locura; no la noto entusiasmada en el Palacio Real. Le recuerdo que el funicular con el que llegamos a él, es del siglo XIX. En el ascenso al palacio, la magnificencia del Danubio, con el Puente de las Cadenas y sus dos leones se descubre desde la altura. Los leones carecen de lengua, y dicen que al darse cuenta del error, el escultor se lanzó al río. No creo que sea un motivo para un suicidio tan brutal, al menos que tomara la delantera a un posible castigo que le esperaría del Rey. La leyenda lo consagra como un hombre de gran honor.
 
Casa de Gobierno
---------------------------------------
 
 Fuente de Matías
Foto/Rodolfo Martínez Sotomayor
----------------------------------------

 Ante nuestros ojos aparece la Casa de Gobierno, me llama la atención que esté localizada en un lugar con tanta afluencia del turismo. Llegamos a la Fuente de Matías, que aunque carece de agua, como en los reportajes turísticos, los detalles de sus formas en piedra resaltan con gran atractivo visual. Eva me sigue recordando que la arquitectura del Palacio Real, nada tiene que ver con el resto de Budapest, que hay algo aburrido en sus contornos. Me resigno a que no veremos a Viena, y Mary tiene la genial idea de visitar Gödöllő, el lugar donde Elizabeth se refugiaba para escapar del tedio del palacio. Al día siguiente, en la mañana, no partimos a Viena, si no a Gödöllő. Cuando llegamos, conocemos al joven arquitecto Zoltán Zsolt Varga, un amigo de George Ferninandy, quien se ofrece de guía.

 Palacio de Gödöllő
----------------------------
 Eva M. Vergara, Rodolfo Martínez Sotomayor y Zoltán Zsolt Varga
Foto/María Teresa Reyes
----------------------------------------------

No siempre pueden verse joyas históricas y arquitectónicas, de la mano de uno de sus restauradores.

La emperatriz de Austria y reina de Hungría, Elizabeth, más conocida por Sissi, e inmortalizada en el cine con la brillante interpretación de Romy Shneider, poseía una gran belleza física y talento además. Hablaba varios idiomas, como el alemán, el inglés, el francés y por supuesto el húngaro. También se dice que aprendió griego, para leer a los clásicos en su lengua. Su pasión por la causa húngara la llevó a influir sobre Francisco I, para la amnistía a los presos independentistas, como el conde Gyula Andrássi, el cual llegó a ser después, ministro de relaciones exteriores del imperio Austro-Húngaro. Sissi tenía un gran amor por la naturaleza y por los animales y adoraba la equitación, no es de extrañar entonces que fuese este castillo en Gödöllő, su lugar de reposo favorito, durante sus viajes a Hungría. La luz que entra por las grandes ventanas, los árboles y estos inmensos campos florecidos, estaban a tono con su sensibilidad. Es una pena que sea prohibido retratar el interior del palacio.

En las afueras, Zoltán nos señala la escultura de un caballo y nos dice que se trata del caballo preferido de Antal Grassalkovich, uno de los más prestigiosos magnates húngaros del siglo XVIII, quien mandó a construir el Castillo de Gödöllő. Él agrega que esta pieza fue destruida durante la guerra, y nos señala con orgullo la inscripción donde aparece como restaurador.



En la cercanía del castillo, Zoltán nos enseña una escultura de 1929, hecha por el escultor húngaro Ede Margó, se trata de una imagen representando al compositor Federico Chopín, mientras una pareja baila desnuda. Nos dice que esta escultura fue prohibida en su tiempo, ya que la consideraban pornográfica.
María Teresa Reyes, Zoltán Zsolt Varga,
 Rodolfo Martínez Sotomayor y Eva M. Vergara
----------------------------------------------

Seguimos haciendo el recorrido donde nos señala y explica cada detalle de las reconstrucciones, hasta que llega el momento del reposo, y un almuerzo bajo los árboles acogedores de aquel lugar. Como mágica coincidencia, se escuchan canciones que asociamos con nuestra adolescencia, entre las que estaban interpretaciones de los que llamó "Los Abba húngaros", el grupo Neoton Family.
 
  
 ------------------------------------------------
 
Zoltán nos acompaña hasta la terminal de trenes para el regreso a Budapest, nos señala la belleza de esta construcción de tiempos de la monarquía, la cual contribuyó a reconstruir, y a la derecha una chata arquitectura de muchos años después. Sonríe y nos dice "he aquí la diferencia entre la arquitectura de la monarquía y la de la era socialista".

 

Al llegar a Budapest, nos espera la Estación del Este, de una belleza impresionante. Le digo a Eva, que al parecer el rechazo al Castillo de Schonbrunn, en Viena, y la atracción a Gödöllő, en Hungría, es como un síndrome de Sisi, que se le inculca al viajero que se enamora de este país. Agradecemos a Mary por la idea de la excursión. Ha sido un día formidable.

 
 
 
 
 Palacio Real
---------------------
Fotos/Eva M. Vergara
--------------------------------




---------------------------------------
ver en el blog  

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator