Friday, June 2, 2017

Basílica de San Esteban, El Parlamento y viaje a los pies del Danubio (por Rodolfo Martínez Sotomayor)











Me cuentan que el tranvía 2 ha sido premiado por hacer uno de los recorridos más vistosos de Europa, y en efecto, abordarlo es asistir a paisajes de esplendor al borde del Danubio. Entre los nueve puentes que enlazan las ciudades de Buda y Pest, aquellos que tienen todo el esplendor del siglo XIX son, el puente Francisco I con arquitectura imperial, con águilas sobre columnas, el Elizabeth de color blanco y más sobriedad, nombrado en homenaje a Sissy, el de Margarita, con su refinada decoración francesa, y el majestuoso puente de las Cadenas, con sus dos leones del lado de Buda.
 
 
 
 
 
 
 
 

Nos acercamos a uno de los edificios más suntuosos y emblemáticos de Budapest, el Parlamento. Construido entre los años de 1884 y 1902, es llamado por los húngaros "La casa de la patria". Sus dimensiones son tan impresionantes como su belleza, 268 metros de largo y su cúpula se eleva hasta los 96 metros. En su decoración interior utilizaron 40 Kg de pan de oro de 22-23 quilates. Sus columnas son de granito y mármol, sus frescos y esculturas elaborados por los mejores artistas de aquellos tiempos. Eva me comenta con "notable humildad", que no le molestaría vivir aquí.

Con cierta elegancia sugieren que debemos apagar nuestras cámaras, ya que nos acercamos a la corona de los reyes de Hungría. Su cruz inclinada, al parecer durante un accidente, se refleja en múltiples estandartes de la nación, incluyendo el escudo. La guía cuenta que los norteamericanos la llevaron durante la segunda guerra mundial, para que no cayese en manos de la Unión Soviética y posteriormente fue devuelta al país. Hoy la custodian dos soldados con guardia de honor.

Al salir del parlamento, impresiona la antigua edificación de la Curia Real, hoy sede del museo de la Etnografía. Caminar entre fachadas que agasajan la vista, entre agradables cafés que invitan al reposo, es una tarea estimulante. Dos altos campanarios y una cúpula me avisan de la cercanía de la iglesia más grande de Budapest, la Basílica de San Esteban. En su interior se guarda el brazo derecho momificado del santo, aquel que cristianizó a su nación, y que fue santificado el 20 de agosto de 1038. Esta monumental iglesia, está dotada en su interior de estatuas y frescos, que junto a su altar mayor, nos hacen concluir el día, con la grata sensación de una experiencia visual inmejorable.

 
 
 
 
 Fotos/Eva M. Vergara
----------------------------


--------------------------------------------------
ver en el blog 

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator