Tuesday, January 20, 2015

Crónica: El genial Paquito (por Waldo González López)


(A propósito de la valiosa entrevista con Paquito d’Rivera, disfrutada la noche del sábado en el espacio de Tele Martí Voces a 90 millas, ahora entrego al ciberlector del Blog Gaspar El Lugareño, a cargo de mi colegamigo Joaquin Estrada-Montalván mi crónica-homenaje al gran músico cubano.)

En La Habana de los ‘70s, lo disfruté en numerosas ocasiones durante los ensayos y presentaciones en el Teatro “Amadeo Roldán” (hoy de nuevo semidestruido) con el grupo Irakere, dirigido por quien también sería varias veces ganador de Grammys Chucho Valdés.

Con nuestros condiscípulos de la Escuela Nacional de Música, sus colegas de Irakere: el trompetista Arturo Sandoval y el baterista Enrique Pla, integró el trío que nos enorgullecía al resto de los becados de los otros centros de la entonces prestigiosa Escuela Nacional de Arte, o La ENA, como siempre la llamábamos y aun llamamos los exiliados. 

Luego, vendría la debacle acontecida a tres de los más grandes talentos de la cultura musical cubana de entonces y ahora, enseguida prohibidos por los castrenses Castros, quienes, varias décadas después, continúan —con sus Úkases totalitarios— decidiendo quiénes sí y quiénes no pueden visitar nuestra carcelaria y oprimida patria: el trovador Mike Porcel, el trompetista Arturo Sandoval y el clarinetista y saxofonista Paquito D'Rivera, absolutamente prohibidos por su castradora política absolutista.

En el caso de Paquito (en próximas crónicas me ocuparé de Mike y Arturo), por él abandonar el Gulag carcelario de la Isla aherrojada por la canallesca dictadura, le prohibirían salir de Cuba durante años a su esposa e hijo, como bien él ha contado en algunas entrevistas el genial músico y valioso escritor, quien con su gracia inigualable y su honda identidad cubana ha publicado varios volúmenes, algunos de los cuales he podido leer. 

En Cuba, gracias a mi colegamigo, el también compositor y poeta Rodolfo de la Fuente (quien luego estaría injustamente preso en una apartada cárcel durante dos años, en cuya salida me involucré, con los consiguientes problemas que tal acción me traería), disfruté la lectura de su delicioso volumen de memorias Mi vida saxual (con prólogo de G. Cabrera Infante, Editorial Seix Barral, 2000) y, recién llegado a Miami, en julio de 2011, adquirí (en una institución siempre recordada por su enorme labor en provecho de la genuina cultura cubana: la Librería Universal, del invaluable editor y promotor cultural Juan Manuel Salvat) otro delicioso libro donde el también cronista Paquito da fe de su capacidad de viajero impenitente, y no solo agudo escritor: Ser o no ser, ¡Esa es la jodienda! Paisajes y relatos (2010). Además ha publicado una novela: Oh! La Habana que relata el ambiente artístico de la Cuba de los años 40 y 50, con las vicisitudes del trombonista guantanamero Pucho Escalante, quien nos pasea desde Caracas, Colombia y Buenos Aires hasta Flandes, El Cairo y Uganda, para al final descubrir que solo en la (hoy arrasada) Ciudad de las Columnas puede ser realmente feliz. Los más excéntricos y disparatados personajes, concebidos por la envidiable imaginería de un Paquito travieso y pícaro, cohabitan en esta obra con relevantes personalidades de todos los ámbitos del quehacer artístico y literario del mundo. Seres que en la vida real, pasearon su talento, su esplendor y hasta sus estrafalarias intimidades por las calles de La Habana. De buenas a primeras damos, entre otros, con Ernest Hemingway, Caruso, Tommy Dorsey, Olga Guillot, Paul Robeson, Celia Cruz, Dámaso Pérez Prado y hasta Superman, todos personajes mezclados en tan rico caleidoscopio, que cuesta distinguir cuáles de ellos pertenecen a la realidad, y cuáles han sido concebidos por el exuberante ingenio del autor. Eventos que marcaron con fuego los destinos del pueblo cubano son contados en la cautivante novela, logrando que no solo resulte una lectura cautivante, sino un documento para la historia. Como bien afirma el propio Paquito: “Esto que he escrito pretende contar cosas que pasaron o que pudieron haber pasado en aquellas noches alucinantes, como un humilde homenaje a quienes con su creatividad y fantasía dieran forma y carácter a fa verdadera protagonista de esta historia: la fabulosa ciudad de La Habana, capital de Cuba, la Isla Fascinante. Oh, la Habana! es, además, del título de una rumba famosa, la nostálgica recreación de aquella gloriosa Habana de antaño, que permea cada minuto de los recuerdos del autor de esta novela. 

DE UN TALENTO FUERA DE SERIE 

 
Al margen de lo hasta ahora contado en mi crónica en su homenaje, añado que su talento es corroborado no solo por sus 14 Premios Grammy (que lo ubican como el músico cubano más laureado con el mayor galardón internacional otorgado a músicos del mundo), sino por sus numerosos discos y sus continuas presentaciones solo o con su grupo, integrado por valiosos músicos, que conforman el prestigioso D'Rivera Quintet: Diego Urcola (trompeta), Paulo Stagnaro (percusión), Alex Brown (piano), Zach Brown (bajo) y Eric Doob (tambores). 

Al margen de los tantísimos conciertos ofrecidos, entre los ya inmediatos, figuran los siguientes: mañana 21, en el VandoJam con Eric Marienthal y Jerry Vivino, con invitados especiales Felix Peikli y Farnell Newton; el 22, en el Yamaha Concierto en Winter NAMM, y el 24 en el Jim Rouse Theatre, Wilde Lago SA, 5460, 

PREMIOS GRAMMY Y OTROS GRANDES LAUROS


Catorce premios Grammy ha merecido hasta la fecha el brillante músico cubano, como asimismo ha recibido otros lauros del mayor nivel; por solo mencionar algunos: 

2008- Premio del Presidente de la Asociación Internacional de Educadores de Jazz.
2007-2008-"Compositor en Residencia" en el Centro de Caramoor para la Música y las Artes
2007-La famosa Fundación “John Simon Guggenheim” le otorga la Beca de Composición de Música
2007-El Centro Kennedy y La Fundación Catalina Serie B. Reynolds para la Excelencia Artística, Living Jazz Legend Award
2006-Asociación de Periodistas de Jazz, Clarinete de la concesión del año 2005 - Medalla Nacional de las Artes, que se presentan en la Casa Blanca por el presidente George W. Bush (10 de noviembre, 2005)
2005-Fondo Nacional de las Artes-Jazz Masters destinatario. Asociación de Periodistas de Jazz, Clarinete de la concesión del año 2004 - 2004
2003-Doctorado Honoris Causa en Música, la Escuela de Música de Berklee
2002-Columna Editorial excepcional, Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas 

MÁS DEL GRAN PAQUITO

Paquito D'Rivera (Francisco de Jesús Rivera Figueras) (Marianao, La Habana, 4 de junio de 1948) es un músico cubano de jazz, clarinetista y saxofonista alto, tenor y soprano.

Apasionado tanto del jazz como de la música clásica, uno de los principales objetivos de su obra es hacer del primero parte integrante de la segunda.

Hijo del saxofonista y director de orquesta cubano Tito D'Rivera, empezó a estudiar música con cinco años y a los siete ya era un niño prodigio que actuaba en público. A esa edad firmó un contrato con la célebre compañía fabricante de instrumentos musicales Selmer. En palabras del propio artista:
Mi padre fue un saxofonista retirado del ejército, quien importó de Francia la Escuela Clásica del Conservatorio de París. Estudiaba su instrumento 26 horas diarias, y contaba que yo me sentaba a su lado en una sillita con un saxofoncito plástico, a imitarlo.” (...) “A los 5 años de edad, como él tenía una pequeña oficina de importaciones musicales que traía, entre otras cosas, los instrumentos Selmer de París, me ordenó un saxofón chiquitico, me enseñó a tocarlo, y un año más tarde me presentó con el quinteto de saxos de la orquesta Cosmopolita en una fiesta de fin de curso de la escuela “Emilia Azcárate”, de mi barrio, Marianao.
En 1958, con diez años, toca en el Teatro Nacional de La Habana con gran éxito. Si bien había aprendido a tocar el saxofón soprano, cuando conoció el saxo alto se inclinó por este tipo, que aprendió a tocar con ayuda de un libro. Con doce años entra en el Conservatorio de La Habana para estudiar clarinete, composición y armonía. En 1965, con diecinueve años, ya considerado un virtuoso, debuta con la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba como solista en un concierto televisado a nivel nacional. Ese mismo año funda junto con el pianista Chucho Valdés la Orquesta Cubana de Música Moderna que dirigió durante algo más de dos años, compartiendo esta actividad con su trabajo en la Orquesta Nacional y otras agrupaciones como la Banda del Ejército Cubano. 

Posteriormente funda junto con ocho músicos de la Orquesta de Música Moderna y otros tres artistas el grupo Irakere que fusiona el jazz, rock, música tradicional cubana y música clásica creando un estilo totalmente nuevo que causó sensación en los festivales de Newport y Montreux en 1978. Con este grupo recorrió Norteamérica y Europa y fue nominado para varios premios Grammy en 1979 y 1980, de los que ganó uno por el primer año en la categoría Best latin recording por su primer disco, homónimo de la banda. Este grupo hizo historia al convertirse en la primera banda cubana que firmó con una compañía norteamericana tras la victoria de Fidel Castro.

"De Irakere tengo los mejores recuerdos, fue una experiencia única. Sólo que no sabíamos que estábamos haciendo una cosa que iba a ser tan trascendental". En 1981, cansado de su situación en Cuba, D'Rivera desertó durante una gira por España solicitando asilo en la embajada norteamericana, dejando a su mujer e hijos en la isla. Su madre Maura y su hermana Rosario habían dejado Cuba en 1968 y ya eran ciudadanas estadounidenses. Su hermano Enrique salió de Cuba vía flotilla del Mariel, y reside en la actualidad en Atlanta, Georgia. Su hijo Franco vive en Miami, Florida. Paquito fue ayudado por numerosas personas como Dizzy Gillespie, David Amram, Mario Bauza y Bruce Lundvall y rápidamente se ganó el respeto de la comunidad de músicos de jazz. Su fama se consolidó con la publicación de sus dos primeros discos en solitario, Paquito Blowin en junio de 1981 y Mariel en julio del siguiente año, así como por un artículo de la revista Time y por actuar en el programa de la cadena de televisión CBS Sunday Morning. En Estados unidos colaboró con algunos músicos de jazz, como Arturo Sandoval, Claudio Roditi, Michel Camilo y rescató del ostracismo al pianista Bebo Valdés, padre de Chucho. Durante los ‘80s colaboró con Gillespie, con el que funda en 1988 la United Nations Orchestra, banda de quince miembros. D´Rivera colaboró con muchos otros grupos, como los fundados por él; Paquito D'Rivera Big Band, el Paquito D'Rivera Quintet, con los que tocaba respectivamente jazz y música de cámara, sus dos grandes pasiones, Triángulo, de calypso y salsa o el Caribbean Jazz Project. Además trabajó en solitario y con otras bandas como en 1988, cuando actuó como solista con la National Simphony Orchestra. También comenzó a componer para otros grupos como el Gerald Danovich Saxophone Quartet y el Aspen Wind Quintet. 

 
En 1999, y en la celebración de sus 500 años de historia, la Universidad de Alcalá de Henares presenta Paquito con un Premio Especial que reconoce su contribución a las artes, sus cualidades humanas, y su defensa de los derechos y libertades de los artistas de todo el mundo. El Fondo Nacional de las Artes en su sitio web afirma: "se ha convertido en el embajador multinacional consumada, la creación y promoción de una cultura transversal de la música que se mueve sin esfuerzo entre jazz, música latina, y Mozart."

Además de su faceta de intérprete D'Rivera es un notable compositor tanto de jazz como de música clásica. Entre sus composiciones más célebres figuran Gran Danzón para la Filarmónica de Rotterdam y estrenada en 2002 en el Kennedy Center for Performing Arts, en Washington; Panamericana Suite, estrenada en el 2000 en el Lincoln Center de Nueva York, o Rivers, estrenada por la New Jersey Chamber Music Society. Sus composiciones son editadas en exclusiva por la compañía Boosey and Hawkes. Ha colaborado con numerosos músicos de géneros diversos como el Ying Quartet, Turtle Island String Quartet, el violonchelista Mark Summer, el pianista Alon Yavnai, o Yo-Yo Ma. Es miembro del Alon Yavnai-Paquito D'Rivera Duet y del Jazz Chamber Trio. Entre los numerosos galardones y reconocimientos que ha recibido a lo largo de su carrera destacan siete Grammys en diversos años, un Doctorado Honoris Causa en música por el Berklee College of Music y la Medalla Nacional de las Artes de Estados Unidos. En la actualidad continúa actuando regularmente con las bandas fundadas por él y colaborando con orquestas de todo el mundo.

Paquito vive en North Bergen, en Nueva Jersey, con su esposa, la cantante Brenda Feliciano. Dirige cada año el Festival Internacional de Jazz de El Tambo en Uruguay. El músico ha expresado sus deseos de volver a tocar en su patria, si bien no antes del retorno de la democracia.

 
 
Él es el ganador del Premio NEA Jazz Masters 2005 y la Medalla Nacional de las Artes 2005, así como el Premio Leyenda Viviente Jazz del Centro Kennedy, Washington, DC, en 2007. Sus numerosos honores incluyen Doctorados Honoris Causa en Música (de la Escuela de Música de Berklee en Boston, la Universidad de Pennsylvania), y Clarinetista de la Asociación de Periodistas de Jazz del Año en 2004 y 2006. En 2008, el Sr. D'Rivera recibió la Asociación Internacional para el Premio del Presidente y Educación Jazz el Frankfurter Musikpreis en Alemania, la Medalla de Honor del Club Nacional de Artes en 2009. En 2010, fue nombrado Nelson Rockefeller Un homenajeado y se le dio el Premio de Música Clásica de los afro-americanos de Spelman College. Recibió su 10 y 11 de GRAMMY de este año por Panamericana Suite como Mejor Álbum Latino y Mejor Composición Clásica Contemporánea, añadiendo a su octava y novena previamente concedido GRAMMY para Riberas (Mejor Grabación Clásica) y Funk Tango (Mejor Álbum de Jazz Latino 2008). D'Rivera es el primer artista en ganar Grammys Latinos en tanto categorías- Jazz clásico y latín para de Stravinsky Historia del Soldado (L'Histoire du Soldat) y Dreams brasileños con Nueva York Voices. Se ha desempeñado como director artístico de la programación de jazz en la Sociedad de Música de Cámara de Nueva Jersey y continúa como director artístico de la famosa clase mundial Festival Internacional de Jazz de Punta del Este en Uruguay y el Festival de Jazz de DC en Washington, DC. 

(Para la confección de esta crónica, he tomado datos del excelente website de mi admirado Paquito d’Rivera.)




---------------------------------------
WALDO GONZÁLEZ LÓPEZ (Puerto Padre, Las Tunas, Cuba. 1946) Poeta cubano, ensayista, crítico literario y teatral, antólogo y periodista cultural. Graduado de Teatro en la Escuela Nacional de Arte (1971) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana, Universidad de La Habana (1979).
Hasta el 2011, cuando abandonó la Isla para venir a residir a Miami, integró la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en sus Asociaciones de Poesía, Literatura para Niños y Teatro.
Laboró en la Escuela Nacional de Arte (donde impartió clases de Historia de la Literatura para Niños y Jóvenes, en la Cátedra de Teatro para niños fundada por él y la actriz y directora escénica María Elena Espinosa, y de Historia del Teatro Universal y del Teatro Cubano, también creó el Archivo de Dramaturgia).
Recibió importantes distinciones por su quehacer como escritor y periodista. Colaboró con publicaciones cubanas y extranjeras con ensayos, artículos, crónicas y poemas. Sus versos han sido traducidos al inglés y francés y publicados en revistas de EUA y Francia, así como ha publicado poemarios en México y Colombia, y un volumen de ensayos sobre lectura y literatura en Ecuador.
SÍNTESIS BIOGRÁFICA:
Estudia el preuniversitario en la ciudad de Holguín y lo abandona para trasladarse a la capital, donde primero cursa el idioma francés, luego estudia Teatro en la Escuela Nacional de Arte (ENA) y, más tarde, la carrera de Literatura Hispanoamericana, en la Universidad de La Habana, de las que se graduó, respectivamente, en 1969 y 1979.
Integró el Centro Cubano de la Asociación Internacional de Teatristas para la Infancia (ASSITEJ, auspiciada por la UNESCO); las Asociaciones de Artistas Escénicos y de Escritores de la UNEAC (Secciones de Poesía, Traducción Literaria y Literatura para Niños y Jóvenes). Fue Asesor del Teatro Nacional de Cuba.
En la Isla, publicó una quincena de poemarios, un volumen de ensayo, dos de crítica literaria y otro de crónicas, así como diversas antologías de poesía y poesía para niños, décima y décima para niños, cuento y teatro.
Ha traducido del francés, entre otros, a los importantes poetas Jacques Prévert, Marie de France, Molière y Joachim du Bellay. En 1994 apareció su antología París at night, del poeta francés Jacques Prévert (con selección y traducción suyos) Asimismo, en 1994 le solicitaron versiones de textos de importantes poetas de Polonia, luego incluidas en la antología Poesía polaca (Editorial Arte y Literatura, 1994).
Tradujo y dio a conocer en Cuba a la importante poeta contemporánea canadiense Denise Boucher, ex Presidenta de los Escritores de Québec, de quien vertió al español varios textos, publicados en un número especial de la revista Casa de las Américas.
Ensayos suyos fueron incluidos en varias antologías como: Nuevos críticos cubanos, Acerca de Manuel Cofiño y Valoración múltiple: Onelio Jorge Cardoso.
Su labor como poeta, ensayista, crítico y antólogo ha sido reconocida entre otros, por las pedagogas y antólogas puertorriqueñas Flor Piñeiro e Isabel Freire de Matos en su Literatura Infantil Caribeña; el profesor y ensayista jamaicano Keith Ellis, residente en Canadá, en su estudio Cuba’s Nicolás Guillén: Poetry and Ideology, y el antólogo y ensayista español Antonio Merino en su Nueva poesía cubana.
En el ámbito nacional, diversos ensayistas y críticos de prestigio se han ocupado de sus múltiples libros. Así, el ensayista, poeta y narrador Antonio Gutiérrez Rodríguez, quien en su volumen Estudios sobre la décima, incluye un estudio sobre sus espinelas.
En Cuba, fue jurado consuetudinario en eventos literarios, teatrales y de periodismo cultural, y participó en Congresos de la UNEAC, foros y otros encuentros con especialistas nacionales y de otros países.
Desde 1990 hasta 2001, fue periodista cultural de la revista Bohemia. Antes laboró en otras como Mujeres y Muchacha, de la que fue uno de sus fundadores en 1980.
INTERÉS POR LA POESÍA:
Un buen día de su adolescencia y, sin las muchas lecturas que vinieron después, tras leer El reino de este mundo, de Alejo Carpentier, su novela que más le sigue gustando, escribió su primer poemario (inédito) “A ras del tiempo”, a partir de hechos de realismo mágico y de lo real maravilloso, acontecidos en nuestra América fabulosa. Tal fue su iniciación seria con la poesía.
RECONOCIMIENTOS:
Diploma al Resultado Científico por su Colaboración a la nueva Historia de la Literatura Cubana, en tres volúmenes, otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.
El Laúd y la Medalla del Cucalambé, impuestas por el Poder Popular provincial de Las Tunas.
El Diploma por la Labor Realizada en Apoyo a la Décima, concedida por la Universidad “Camilo Cienfuegos”, de Matanzas.
Reconocimiento por su labor Escritor y Crítico Literario otorgado por la Presidencia del Instituto Cubano del Libro.
Medalla “Raúl Gómez García”.
Primera Mención, Concurso “Plural” (México, 1990) a su poemario Salvaje nostalgia.
Premio "13 de Marzo" 1976, Universidad de La Habana, a su poemario para niños “Poemas y canciones”, publicado en 1977.
Premio “La Edad de Oro” de Canción para Niños.
Primera Mención Concurso “La Edad de Oro” a su poemario Poemas y canciones.
BIBLIOGRAFIA ACTIVA
SELECCIÓN DE SUS POEMARIOS:
Salvaje nostalgia (Mención Concurso “Plural”, México, 1991; publicado en Cuba ese año).Casablanca (Colombia, 1995). Las palabras prohibidas (antología de su poesía, entre 1983 y 1995; Cuba, 1997). Ferocidad del destino (2010). Espinelas con espinas (décimas, 1981).Que arde al centro de la vida (décimas, 1983), Estos malditos versos (décimas, México, 1999; Cuba, 2001.
CRITICA LITERARIA:
Escribir para niños y jóvenes (1983). La décima dice más (2004). La décima, ¿sí o no? (2006).
CRONICAS:
Niebla en la memoria (1990).
POEMARIOS PARA NIŇOS:
Poemas y canciones (1977). Donde cantan los niños (1983). Jinetes del viento (1989). Libro de Darío Damián (décimas, 1995).Voces de la querencia (2004).
ANTOLOGIAS DE TEATRO:
La soledad del actor de fondo (primera antología del monólogo teatral cubano), 1999. Teatro cubano de fin de siglo (cinco piezas en un acto, 2001).
OTROS LIBROS.
Entre el 2001 y el 2011 publicó, además:
Viajera intacta del sueño. Antología de la décima cubana (2001). Añorado encuentro. Poemas cubanos sobre boleros y canciones (2001). Este amor en que me abraso. Décimas de José Martí (2003). De tu reino la ventura. Décimas a las madres (2003). Que caí bajo la noche. Panorama de la décima erótica cubana (2004). La lectura, ese resplandor (antología de textos sobre literatura y lectura, (Ecuador, 2009). Esta cárcel de aire puro. Panorama de la décima cubana en el siglo XX (en coautoría con Mayra Hernández Menéndez; Editora Abril, en 2 volúmenes: 2009 y 2010).
LIBROS ÍNÉDITOS:
Libro de Rodrigo Damián (poesía para niños).
EN MIAMI:
Desde su arribo a Miami en julio de 2011, ha tenido una amplia participación en la vida cultural y en numerosos eventos, como los siguientes:
2011
-El teatrista y creador de la web teatroenmiami.com Ernesto García lo invita a colaborar con esta página (premiada por Google) y le ofrece una columna.
-Integra el jurado de la primera edición del Festival de Teatro de Pequeño Formato, de la Compañía ArtSpoken, dirigida por Yoshvani Medina.
-Conforma el equipo de colaboradores del anual Festival del Monólogo Latinoamericano, de la Compañía Havanafama, dirigida por Juan Roca.
-Es invitado a colaborar con la revista digital Palabra Abierta, por su fundador: el narrador, poeta y ensayista cubano Manuel Gayol Mecías.
2012
-Merece el Tercer Premio de Poesía del X Concurso Internacional “Lincoln-Martí”.
-Invitado por el destacado teatrista Matías Montes Huidobro, lee su ponencia «Nostalgia y crítica en la dramaturgia de Cristina Rebull», en el Congreso Internacional «Celebrando a Virgilio Piñera», celebrado del 12 al 15 de enero en la Universidad de Miami.
-Es invitado a colaborar en el blog Gaspar. El Lugareño, por su creador Joaquín Estrada Montalván.
2013
-Invitado por la Presidencia del Gremio Artístico Latinoamericano. GALA (integrada por la teatrista boricua Maddy Rivera y el escritor cubanoamericano Antonio Armenteros) integra la nueva agrupación.
-A petición de la Presidencia de GALA, funge como Jurado del Concurso Internacional de Poesía «Facundo Cabrales».

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator