Wednesday, May 5, 2010

Con la verdad a cuestas ( Sección a cargo de Ena La Pitu Columbié)

click en las imágenes

-----------------------------
LA Cruz de la Parra (Baracoa segunda parte)

por Ena LaPitu Columbié
(para el blog Gaspar, El Lugareño)

El martes 27 de noviembre de 1492, Cristóbal Colón arriba a tierras de Baracoa en la provincia más oriental de Cuba, y deja testimonio en su Diario de Navegación, transcrito luego por Fray Bartolomé de las Casas y conservado aún como tesoro en El Fuerte Matachín de la ciudad:
...y porque las aguages y corrientes lo habían echado aquella noche mas de cinco o seis leguas al sueste delante de donde había anochecido, y le había parecido la tierra de campaña; y allende aquel cabo parecía una gran entrada que mostraba dividir una tierra de otra, y hacía como una isla en medio: acordó volver atrás con viento sudueste, y vino adonde le había parecido el abertura, y halló que no era sino una grande bahía (Puerto Baracoa), y al cabo della parte del sueste un cabo, en el cual hay una montaña (El monte del Yunque) alta y cuadrada que parecía una isla.
Se supone que el almirante quedó fascinado ante tanta belleza por aquello de “la tierra más hermosa...” El sábado primero de diciembre, 4 días después escribe en su diario:
No se partió por la misma causa del viento contrario, y porque llovía mucho. asentó una cruz grande a la entrada de aquel puerto que creo llamó Puerto Santo sobre unas peñas vivas. La punta de aquella questá a la parte del sueste, a la entrada del puerto, y quien hobiere de entrar en este puerto se debe llegar más sobre la parte del norueste a aquella punta que sobre la otra sueste.
Primera Villa fundada el 15 de agosto de 1511 por Diego Velázquez, primera capital y primer obispado de Cuba, “Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa” —nombre oficial que recibió en su fundación, guarda celosamente la reliquia histórico-religiosa más antigua de América, testimonio y símbolo del encuentro de las culturas del viejo y el nuevo mundo: La Cruz de la Parra

La Cruz de la Parra es la única cruz que se conserva de su tipo, de las 29 cruces que plantara Colón en sus recorridos por América. Pieza original de 238 cm de alto, posee en la actualidad una dimensión de 62 cm de alto por 57 de brazos, debido a los daños a que fue sometida por los creyentes, que le arrancaban trocitos y astillas para convertirlos en amuletos. Hoy está resguardada por una urna de cristal en la casa parroquial de la ciudad, ya que la primera catedral de Cuba se encuentra en proceso de reconstrucción por el deterioro al que la dejaron llegar. La Cruz se mantiene escoltada cuidadosamente por dos sacerdotes italianos y por todos los fieles y es un mito que permanece rodeado de leyendas...

Según cuentan los historiadores, la cruz sirvió a Fray Bartolomé de Las Casas para oficiar sus misas incluyendo la de la fundación de la ciudad, también se asegura que fue sacada en procesión durante el terremoto de 1528 para detener la furia de la naturaleza, y que fue salvada por los vecinos en 1652 cuando los piratas se alojaron en el templo por 12 días y lo saquearon. Pero la mayor muestra de amor de los baracoenses por su cruz, narra que cuando Diego Velázquez decidió mudar la capital del país hacia Santiago de Cuba, un grupo de personas la sustrajo en secreto y no la devolvieron sino cuando ya se habían trasladado los colonizadores, bajo la promesa de que la misma quedaría siendo para siempre patrimonio de la ciudad.

Su nombre se debe a que después de muchos años perdida, fue encontrada enredada entre sarmientos de una parra silvestre que la había elevado del suelo como buscando altura —ahí comenzó su veneración. Fue construida con una variedad de uva caleta que corresponde a la Coccolaba Diversifolia, genuinamente cubana, especie que puede ser contemplada en los montes secos y semicaducifóleos secos, sobre suelos calizos que allí existen. En 1988 un equipo multidisciplinario integrado por especialistas cubanos y del Museo de Terburen de Bélgica, junto con otros colaboradores, demostraron la autenticidad de la cruz, después de muchos estudios a una muestra extraída de la madera, consultas de documentos antiguos y pruebas de carbono 14 (datación radiocarbónica) realizadas en el Laboratorio de Lovaina La Nueva en Bélgica.

El miércoles 21 de enero de 1998 al arribar el Papa Juan Pablo II a La Habana en su primera y única visita a la Isla de Cuba expresó después de besar la tierra:
Doy gracias a Dios, Señor de la historia y de nuestros destinos, que me ha permitido venir hasta esta tierra, calificada por Cristóbal Colón como ‘la más hermosa que ojos humanos han visto’ al llegar a esta isla, donde fue plantada hace ya más de 500 años la Cruz de Cristo, cruz celosamente conservada hoy como un tesoro en el templo parroquial de Baracoa, en el extremo oriental del país, saludo a todos con particular emoción y afecto.
El sábado 24 de enero en lSantiago de Cuba, El Papa Juan Pablo II en la misa de coronación de la Virgen de la Caridad del Cobre como “Reina de los cubanos”, bendijo La Cruz de la Parra para alegría de ese pueblo herido y necesitado de esperanza.


Fotos/Blog Gaspar, El Lugareño (by Ena La Pitu Columbié)
----------------------------------------------------------------
ver Con la Verdad a Cuestas. Baracoa I

---------------------------------------------------------------
ver el website de Ena La Pitu Columbié

Ena Columbié, “LaPitu” Guantánamo, Cuba. Poeta, ensayista, crítica, narradora y artista. Licenciada en Filología. Ha obtenido numerosos premios en crítica literaria y artística, cuento y poesía. Ha publicado los libros: Dos cuentos (Narrativa. Cuba 1987), El Exégeta (Crítica literaria. Cuba 1995), Ripios y Epigramas (Poesía Cuba 2001) y Ripios (Poesía. USA 2006) y en las antologías: Lenguas Recurrentes (1982), Lauros (Cuba 1989), Epigramas (Cuba1994), Muestra Siglo XXI de la poesía en español (USA 2005), La Mujer Rota (México 2008). Dirige la editorial, Ediciones EntreRíos. Ha colaborado como editora en la editorial La Araña pelúa de París y en La Peregrina Magazine, así como en diversos proyectos privados independientes.

Como fotógrafa ha publicado en revistas y periódicos de USA. Reside en Miami, Florida. USA.

2 comments:

Manny Lopez said...

Me gusta mucho, te hace querer visitar este lugar, y saber mas... Buenisimo! Saludos, Manny

Anonymous said...

Baracoa es una de esas ciudades de Cuba con un tremendo sabor poetico. Los que la conocimos, nos daria gusto penetrarla una vez. Vivi durante 25 anos en Guantanamo y no fue a finales de esta estancia en mi pueblo natal cuando por primera vez visite Baracoa. Habia oido hablar tanto de su fundacion, de la Farola, del cacao, del giro linguistico baracoese, que cuando llegue alli tuve la sensacion de estar en otro mundo. Su memoria es fantastica y por eso veo excelente la seccion "Con la verdad a cuestas" a cargo de Ena. feleicitaciones,
Angel velazquez callejas

Gaspar, El Lugareño Headline Animator