Thursday, June 9, 2022

Alma Flor Ada nos comparte sus recuerdos de su abuelo, el poeta Medardo Lafuente

Agradezco a Alma Flor Ada nos conceda el privilegio de compartir en Gaspar, El Lugareño, sus memorias relacionadas con su abuelo el poeta Medardo Lafuente, quien le transmitió su amor a la familia, a las letras y (aunque nacido en España) a la patria chica Camagüey. (JEM)



Personalmente guardo recuerdos breves pero indelebles de mi abuelo Medardo. Tengo la imagen repetida de su llegada a la casa, le veo franqueando la puerta de la Quinta Simoni, quitándose el sombrero, que colocaba sobre la sombrerera que había apenas entrar. Entonces me tomaba en brazos y yo aspiraba con entusiasmo su olor, mezcla de tabaco rubio, porque fumaba cigarros y no tabacos, como mi otro abuelo, y tinta de imprenta
.
Quinta Simoni,
aspecto actual
-------------

Le recuerdo también en la cabecera de la mesa, donde todos le escuchaban con atención y el disimuladamente le daba migas de pan a una pata blanca, con algunas plumas negras, que se había quedado coja, no se por que razón. En la Quinta comíamos con las puertas del comedor abiertas al patio del aljibe y la pata entraba libremente. Eso sí, no se acercaba a nadie mas que a él. No sé si los demás se daban cuenta y se hacían los que no veian, pero a mí me fascinaba que él aparentemente tan ocupado en sus pensamientos siempre estaba dispuesto a prestarle atención a aquel animal.

Pero el recuerdo más importante para mi era ver como se miraban, él y mi abuela Lola, yo no tenía palabras a los tres años para describir comprensión, admiración, adoración, cierta complicidad como si en el mundo no existieran más que ellos dos -- ellos tan ocupados, tan activos, tan atentos y cuidadosos de todo y todos en realidad solo eran ellos de verdad cuando se miraban -- me encataba verlos y me ponía entre los dos para bañarme en los efluvios que emanaban de ello.

Y si después de los aguaceros iba debajo de los naranjos a que me cayera alguna gota que resbalara de las hojas cargada de aroma de azahar... así del mismo modo me colocaba entre ellos dos para bañarme en su cariño.

Recuerdo el dolor que causó su muerte en quienes tanto le querían... y a la vez, seguía sintiendo su presencia, sobre todo cuando mi abuela me recitaba sus poemas de los cuales me aprendí de memoria muchos versos.

Sé el enorme privilegio que fue crecer en esa familia donde la palabra tenía tanto encanto... tan cerca de la naturaleza... oyendo los relatos del quehacer diario de mi abuela y mis padres... y siempre siempre presente el espíritu de bondad y generosidad unido al esfuerzo y el propósito de encontrar las acciones para ayudar a otros y para la propia superación.





------------------------
-------------------


De la devoción a la Virgen de la Caridad, en el año 1859. (según José García de Arbolena)


La antigua villa del Cobre, á cuatro leguas de la ciudad. Cuenta esta 260 casas de tabla y teja, y sobre 200 de guano y tejamaní, y tiene dos iglesias, la parroquial y el santuario de Nuestra Señora del Cobre, que se eleva al sur del pueblo en una eminencia de cien varas sobre su nivel. Cerca de él hay una gran hospedería donde hallan albergue los peregrinos que de toda la Isla y aun de fuera de ella acuden á aquel santo lugar para adorar la milagrosa imágen de la Santísima Virgen que en él se venera. 

Sin temor á los iconoclastas, aunque son tan numerosos en el dia, quiero dar una idea del culto de esta sagrada imágen y de su maravilloso aparecimiento en la Isla. Se increpa al catolicismo por el culto de las imágenes á la vez que se clama por la erección de estátuas en honra del valor y del saber, como si la sublime abnegacion y benéficas obras de los héroes del cristianismo fuesen menos dignas de la gratitud de los pueblos. Se pretende ridiculizar á los católicos por los milagros de sus santos, al paso que se pone el mayor empeño en difundir aun entre pueblos incapaces de apreciarlos los milagros de la Biblia, como si los siervos de Dios de la ley antigua fueran de distinta naturaleza que los de la ley de Gracia; se dan banderas á las naciones y á los ejércitos como símbolos de la patria y de los deberes militares, para que les rindan honor y acatamiento; y se condenan al mismo tiempo esos hermosos símbolos de caridad y fraternidad á que los fieles enderezan su espírítu, en que los poderosos aprenden á hacer bien, los pobres á resignarse, y los desgraciados hallan á menudo el bálsamo de sus penas! Augustos monumentos de piedad, imágenes sagradas de la Madre del Redentor y de sus mártires y confesores! seguid siendo á despecho de la incredulidad los objetos de nuestra devoción, los medianeros de nuestras súplicas, los testimonios de la Divina Misericordia, nuestro refugio en los dolores! Clame en vano la filosofía contra vosotros; ella, como ha dicho el sublime cantor de las bellezas del cristianismo, “podrá llenar sus páginas de palabras magníficas; pero jamás los desgraciados irán á colgar ofrendas en su templo.” 


La tradición del hallazgo de la imagen cuya lámina ofrezco fué consignada con la historia de su culto en un MS. del presbiterio don Onofre de Fonseca, capellán del santuario del Cobre, quien lo escribió en 1703 con vista de los autos que en 1688 se formaron ante juez competente y obran en el archivo de dicha iglesia. El MS. fué después comentado por el presbítero don Bernardino Ramón Ramirez, y publicado en 1829 por don Alejandro de Paz y у Ascanio. 

Consta de esa obrita que por el año de 1627 o 28 salieron del hato de Verajagua en el reciémn fundado pueblo del Cobre dos indios llamados Rodrigo y Juan de Joyos, hermanos, acompañados de un muchacho de 9 a 10 años, negro criollo de nombre Juan Moreno, que fué quien después declaró como testigo ocular en las averiguaciones judiciales del caso. Dirijiéronse los tres por tierra á la bahia de Nipe en busca de sal, y habiéndose embarcado en una canoa vieron al amanecer cerca de Cayo Francés en dicha bahia un bulto blanco que se movia en las aguas. Encaminando hácia él su barquichuelo, hallaron sobre una tabla flotante, una imagen de la Santísima Virgen María, de quince pulgadas de alto, con un precioso niño de proporcionado tamaño en el brazo izquierdo y una cruz de oro en la mano derecha. En la tabla había una inscripción en letras grandes que Rodrigo de Joyos leyó y decía: YO SOY LA VIRGEN DE LA CARIDAD. Aquellos buenos hombres colocaron en una barbacoa tan precioso hallazgo y luego que se proveyeron de sal, lleváronlo con gran cuidado y reverencia al hato de Verajagua, donde por disposición del Administrador de las minas se construyó una ermita de guano para que recibiese culto la milagrosa imagen. Creían aquellos sencillos fieles que fuese la misma que había conservado cierto cacique (tal vez la que dejó Ojeda en la provincia de Cueiba) y el cual exaltado por su devoción al temer que le robasen tan preciosa reliquia, la había arrojado á un río muchos años hacía. Júzguese con cuanto fervor venerarían ahora a su antigua protectora y abogada. 

Posteriormente fué trasladada esta imágen al altar mayor de la iglesia parroquial del Cobre, á donde la llevaron procesionalmente y fué recibida con repique de campanas, salvas de fusilería y regocijo general de sus habitantes. Allí permaneció tres años, al cabo de los cuáles, en virtud de haberse aparecido la santa imagen á cierta niña llamada Apolonia en una eminencia inmediata al pueblo, y adonde también se vieron luces misteriosas por tres noches consecutivas, se determinó construirle en aquel cerro un templo especial; y hé aquí el origen del famoso santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre.

Hállase este como á cuatrocientos pasos del pueblo en la cumbre de una colina, adonde se sube por una buena calzada de piedra mamposteada, con escalones de trecho en trecho. Consta la iglesia de una sola nave de 273 varas de largo por 92 de ancho; el techo es de cedro pintado, y el pavimento enlosado de azulejos. Circuye al templo un muro terraplenado que le sirve de atrio y forma delante una plazuela de 27 varas en cuadro; tiene la iglesia tres puertas, y adornaba la fachada un pórtico de mampostería de buena arquitectura, elevándose en tres medios puntos que servian de campanario; pero fué arruinado por un terremoto el 11 de Junio de 1766, y en su lugar se construyó despues una torrecilla provisional que es donde aun están las campanas. Se cuentan en la iglesia tres altares, el mayor dedicado á Nuestra Señora y los otros dos al Corazón de Jesús y al Señor Crucificado; hay dos órganos, dos relojes, hermosas arañas, lámparas y costosas alhajas de plata. Las paredes están llenas de ángeles y cuadros de diversas imágenes. 

Para la fiesta principal que está consagrada a la Santísima Vírgen y principia el 8 de Setiembre, durando algunos años hasta Octubre, se coloca la Divina Imágen en un trono portátil, hacia el centro de la Iglesia. Este tabernáculo tiene primorosos adornos de carey, márfil, plata y oro, y está cerrado de cristales por los cuatro lados; alrededor se colocan sobre las andas doce ángeles con hachas encendidas en las manos. Sobre el precioso trono desciende del techo para cubrirle después de la fiesta una nube de tafetán azul, y de esta cortina misteriosa penden las innumerables ofrendas ó exvotos. Cada uno de esos objetos es un testimonio del consuelo que ha recibido un mortal desgraciado. ¡Cuantas tiernas historias están escritas en esos emblemas de gratitud! El corazón de una madre atribulada por el peligro del hijo de sus estrañas lee en uno la tierna relación de otra madre afligida como ella que halló en la Madre de los afligidos, la vida del amado de su corazón. El joven que por primera vez va a despedirse del techo paterno ó de los brazos de su amada para surcar los mares procelosos, lee allí la historia de mil náufragos que fueron juguetes de las olas y se salvaron del lance postrero y pudieron besar arrodillados la tierra de la patria, por la intercesión de María! Oh dulce María! estrella de los mares! ¡Qué culto es tan bello como el tuyo! ¡Quién como tú ablanda la dureza del obstinado, infunde aliento en las tribulaciones y endulza las lágrimas del infortunio! ¡Cuánto te debe la humanidad! Hubo un tiempo en que esas erguidas montañas donde se asienta tu trono solo herían la vista de algún caníbal hambriento para avivar sus instintos sanguinarios y hacerle preparar contra la inofensiva Cuba una expedición de antropófagos; apareciste tú, imagen veneranda, y el tostado marinero que mira hacia sus cumbres halla en ellas un pensamiento piadoso en la bonanza ó una esperanza de salvación en la tormenta; y Cuba en vez de una turba de enemigos implacables recibe luego una procesión de peregrinos que vienen á vivar su fé postrándose ante su Divina Protectora, y á extender la fama de sus maravillas. 

Guarda, Cuba, ese precioso depósito del Santuario del Cobre, y guárdalo y reveréncialo con el mismo ferveroso celo que hasta aquí, es una de las más bellas tradiciones de tus nobles indios y de los primeros días de tu civilización, es un testimonio de tus virtudes cristianas y de tus instintos generosos, es una esperanza en tus aflicciones y hasta un escudo contra tus enemigos! No importan los tiros de la incredulidad; ni ella cura las llagas del corazón ni ella ni la humanidad entera pueden ofrecer un objeto más digno de veneración; no, que ni la poesía ha combinado jamás tan sublime conjunto de palabras como las que empleas para nombrar a esa tu divina protectora: VIRGEN MADRE DE LA CARIDAD .



-----------------
Texto e ilustraciones: Manual de la Isla de Cuba, 1859, de José García de Arbolena.

Wednesday, June 8, 2022

El matrimonio de Fernando de Zayas Cisneros en la parroquia de la Soledad de Camagüey. (por Carlos A. Peón Casas)


Compartimos con muchísimo gusto esta interesante evidencia de nuestra memoria histórica. Se trata de la partida matrimonial del insigne patriota camagüeyano Fernando de Zayas y Cisneros, mártir sacrificado ante el pelotón de fusilamiento junto a Joaquín de Agüero y sus compañeros en los infausta epopeya de 1851.


El matrimonio acaecido en la ya citada Parroquia de la Soledad, tenía lugar el 24 de Abril de 1835, según consta en el libro 7, folio 86.

El contrayente Fernando Secundino de Zayas y Cisneros, hijo de Pedro Nolasco de Zayas-Bazán y Rodríguez y Josefa Cisneros y Guillén del Castillo, desposaba a Josefa Usatorres y Molina hija de Francisco Usatorres y Brucet de Ancona y de María de los Ángeles Molina y Villavicencio.

Las generales completas de los contrayentes y sus padres aparecen recogidas puntualmente en el libro: Joaquín de Agüero y sus Compañeros de Miguel A. Rivas Agüero(1).

La obra, en copia a nuestra vista, aparece autografiada por el autor y dedicada a la antigua Biblioteca del Obispado de Camagüey en 1965. Actualmente es parte del fondo de Libros Raros y Valiosos de la Biblioteca Diocesana Monseñor Adolfo Rodríguez en esta misma ciudad.

Transcribimos para el amable lector la partida en cuestión y adosamos igualmente la foto del documento original tal y como se conserva actualmente en los fondos del Archivo parroquial de la Soledad a cargo de un excelente cuidador de tan valioso patrimonio, el entrañable amigo Enrique Palacios Caraballo.


En la ciudad de Sta María de Puerto Príncipe en veinte cuatro días del mes de Abril a mil ochocientos y treinta y cinco, habiendo precedido los dichos de soltería (…) teniendo el consentimiento de sus mayores, dispensadas las tres canónicas moniciones dispuestas por el Sto Concilio de Trento (…) Yo el infrascrito como cura Rector por S. M. Iglesia Parroquial Mayor con en la de la Soledad, Desposé en ella palabras de creyente y según a Don Fernando de Sayas, hijo legítimo de Don Pedro Nolasco Sayas y de Doña Josefa Cisneros, con Doña Josefa Usatorres, hija legítima del caballero Don Francisco Usatorres y de Dona Ángela Molina todos naturales de esta ciudad. Fueron sus padrinos Don Zacarías

Noy y Don Gaspar Betancourt y Don Luis Albany, confesaron y comulgaron…y lo firmé,

Jose Maria Cabrera y Herrera.



-----------
1. Joaquín de Agüero y sus Compañeros. Miguel A. Rivas Agüero Editorial Lex, La Habana Cuba, 1951. p.162. Igualmente se incluye el importante dato del nacimiento y Bautizo del mártir. El primero acaecido el 10 de Junio de 1815; y el segundo verificado en la Iglesia Parroquial Mayor, el 6 de Julio del mismo año, según consta en el libro 12, fol 97, inscripción 405.



-------------

En 1853 fueron sembradas cuatro palmas, en homenaje a los camagüeyanos Fernando de Zayas, Miguel Benavides, Tomás Betancourt y Joaquín de Agüero, fusilados el 12 de agosto de 1851, tras sublevarse contra la corona española.

La idea inicial era construir, cuando las circunstancias lo permitieran, un monumento a cada uno. Luego se decidió mantener el homenaje con las palmas, las cuáles se han renovado sin interrupción en el tiempo. (JEM)

"La libertad de obrar consiste en hacer todo lo que le plazca a cada uno, en tanto que no dañe los derechos de los demás" (Discurso de Ignacio Agramonte en la Universidad de La Habana)



Sr. Rector e Ilustre Claustro. 

Señores:


La administración que permite el franco desarrollo de la acción individual a la sombra de una bien entendida concentración del poder, es la más ocasionada a producir óptimos resultados, porque realiza una verdadera alianza del orden con la libertad.

Viven el hombre en sociedad, porque en su estado natural, es condición indispensable para el desarrollo de sus facultades físicas, intelectuales y morales, y no en virtud de un convenio o de un pacto social, como han pretendido Hobbes y Rosseau.

La sociedad no se comprende sin orden, ni el orden sin un poder que lo prevenga y lo defienda, al mismo tiempo que destruya todas las causas perturbadoras de él. Ese poder, que no es otra cosa que el Gobierno de un Estado, está compuesto de tres poderes públicos, que cuales otras tantas ruedas de la máquina social, independientes entre sí, para evitar que por un abuso de autoridad, sobrepujando una de ellas a las demás y revistiéndose de un poder omnímodo, absorba las públicas libertades, se mueven armónicamente y compensándose, para obtener un fin determinado, efecto del movimiento triple y uniforme de ellas.

Me ocuparé de uno de esos poderes: del poder ejecutivo o administrativo; y sólo él, porque tal es el terreno en que me coloca la proposición que defiendo. En ella se ha tomado la palabra administración en una de sus diversas acepciones, en la del ejercicio del poder ejecutivo en toda la extensión de sus atribuciones.

La divina mano del Omnipotente ha grabado en la conciencia humana la ley del progreso, el desarrollo indefinido de las facultades físicas, intelectuales y morales del hombre; y para llegar a ese fin, ciertas condiciones que constituyen en él deberes de respecto a Dios, porque tiene que someterse a ellas, para llegar al cumplimiento de su destino, destino grandioso, sagrado, marcado por la Providencia; y derechos con respecto a la sociedad que debe respetarlos y proporcionar todos los medios para que llegue a aquel desenvolvimiento. "Detener la marcha del espíritu humano, ha dicho un célebre escritor, privándole de los derechos que ha recibido de la mano bienhechora de su Creador, oponerse así a los progresos de las mejoras morales y físicas, al acrecentamiento del bienestar y felicidad de las generaciones presentes y futuras, es cometer el más criminal de los atentados, es violar las santas leyes de la Naturaleza, es propagar indefinidamente los males, los sufrimientos, las disensiones y las guerras, de que los pueblos no han cesado de ser las víctimas".

Estos derechos del individuo son inalienables e imprescriptibles, puesto que sin ellos no podrá llegar al cumplimiento de su destino; no puede renunciarlos, porque como ya he dicho, constituyen deberes respecto a Dios, y jamás se puede renunciar al cumplimiento de esos deberes. Se ha dicho que el hombre, para vivir en sociedad, ha tenido que renunciar a una parte de sus derechos; lejos de ser así contribuye con una porción de sus rentas y aún a veces con su persona al sostenimiento del Estado, que debe defendérselos, que debe conservárselos íntegros, que debe facilitar su libre ejercicio. Bajo ningún pretexto se pueden renunciar esos sagrados derechos, ni privar de ellos a nadie sin hacerse criminal ante los ojos de la divina Providencia, sin cometer un atentado contra ella, hollando y despreciando sus eternas leyes. "La ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos del hombre son las únicas causas de las desgracias públicas y de la corrupción de los Gobiernos", como en Francia la Asamblea Constituyente de 1791.

La justicia, la verdad, la razón, sólo pueden ser la suprema ley de la sociedad; decir: "salus populi suprema lex est" es tomar el efecto por la causa. El derecho para ser tal y obligarlo, debe tener por fundamento la justicia.

Tres leyes del espíritu humano encontramos en la conciencia: la de pensar, la de obrar. A estas leyes para observarlas, corresponden otros tantos derechos, como ya he dicho, imprescindibles e indispensables para el desarrollo completo del hombre y de la sociedad. Al derecho de pensar libremente corresponden la libertad de examen, de duda, de opinión, como fases o direcciones de aquél. Por fortuna, éstas, a diferencia de la libertad de hablar y obrar, no están sometidas a coacción directa; se podrá obligar a uno a callar, a permanecer inmóvil, acaso a decir que es justo lo que es altamente injusto. Pero ¿cómo se le podrá impedir que dude de lo que se le dice? ¿Cómo que examine las acciones de los demás, lo que se le trata de inculcar como verdad, todo, en fin, y que sobre ello formule su opinión? Sólo por medios indirectos; la educación, las precipitaciones, las costumbres, influyen a veces coartando el franco ejercicio de ese derecho, que es la más fuerte garantía para la sociedad y el Gobierno de un Estado que se funda en la verdad y la justicia.

A pesar de que la razón y la experiencia nos demuestran que no podemos formarnos una opinión exacta en ninguna materia sin examinarla previa y detenidamente, no han faltado hombres y aún clases enteras en la sociedad, que con miras interesadas y ambiciosas, han querido despojar al hombre de esos derechos revelados por la razón a todos, pues son universales, y monopolizarlos ellos. En cuanto a nosotros, siempre diremos con san Pablo: "Examinémoslo todo y atengámonos a lo que es bueno".

Consecuencia de la libertad de pensar es la de hablar. ¿De qué servirían nuestros pensamientos, nuestras meditaciones, si no pudiéramos comunicarlos a nuestros semejantes? ¿Cómo adquirir los conocimientos de los demás? El desarrollo de la vida intelectual y moral de la sociedad sería detenido en medio de su marcha.

De la enunciación de los diversos exámenes, de las contrarias opiniones, de las diferentes observaciones, de la discusión en fin, surge la verdad como la luz del sol, como del eslabón con el pedernal, la ígnea chispa.Pero la verdad, se ha dicho, no siempre conviene exponerla; en realidad no conviene; pero es al poderoso que oprime al débil, al rico que vive del pobre, el ambicioso que no atiende a la justicia o injusticia de los medios de elevarse; lejos de ser perjudicial, es siempre conveniente al ciudadano y a la sociedad, cuyas felicidades estriban en la ilustración y no en la ignorancia o el error, y a los gobernantes cuando lo son en nombre de la justicia y la razón.

La prensa con razón es considerada como la representación material del progreso. La libertad de la prensa es un medio de obtener las libertades civil y política, instruyendo a las masas, rasgando el denso velo de la ignorancia, hace conocer sus derechos a los pueblos y pueden estos exigirlos.

No carece de inconvenientes la prensa completamente libre, pero ni contrapesan sus ventajas, ni son de tanta importancia como se ha tratado de hacer creer. "Se puede abusar de la prensa, dice un autor inglés, por la publicidad de principios falsos y corrompidos; pero es más fácil, añade el mismo, remediar este inconveniente combatiéndolo con buenas razones que empleando las persecuciones, las multas, la prisión y otros castigos de este género".

También se ha dicho que puede ser perjudicial por las infamaciones; a esto respondemos con Ovidio: "Conciamens recti famae mendacia ridet"; o con el emperador Teodosio, en una ley que promulgó en 393, en la que dice: "Si alguno se deja ir hasta difamar nuestro nombre, nuestro gobierno y nuestra conducta, no queremos que esté sujeto a la pena ordinaria, marcada por las leyes, ni que nuestros oficiales le hagan sufrir una pena rigurosa, porque si es por ligereza, es necesario despreciarlo; si es por ciega locura, es digno de compasión; si es por malicia, es necesario perdonarle".

Por otra parte, no es fácil que se expusiera un escritor a que el calumniado entablase contra él, ante el tribunal competente, la acción de calumnia, y sufrir las consecuencias.

La libertad de obrar consiste en hacer todo lo que le plazca a cada uno en tanto que no dañe los derechos de los demás. No puede darse, empero, demasiada latitud a esa restricción; hay casos en que, obrando libremente el individuo, causa un daño a los demás y a veces a la sociedad entera; y sin embargo, no puede impedírsele el ejercicio de su derecho, sin causarlos mayores atacando la libre acción individual. Así sucedería cuando un hombre imprudentemente invirtiera su capital en empresas ruinosas; en tal caso los abastecedores de un consumo sufrirían un menoscabo, pues que esa menos salida tendrían sus frutos; perjudicaría económicamente a la sociedad, porque ese capital se pierde para la circulación y una cantidad equivalente de industria perece. El único remedio a males de esta clase, es fomentar la instrucción y estimular los sentimientos nobles y generosos. Por punto general, nadie conoce mejor los intereses de uno como él mismo; y cuando la opinión general está bien dirigida y por la conservación de la individualidad tiene energía, es un freno bastante poderoso contra el egoísmo, la avaricia, la prodigalidad, la envidia y demás carcomas del bienestar individual y social.

El individuo mismo es el guardián y soberano de sus intereses, de su salud física y moral; la sociedad no debe mezclarse en la conducta humana, mientras no dañe a los demás miembros de ella. Funestas son las consecuencias de la intervención de la sociedad en la vida individual; y más funestas aún cuando esa intervención es dirigida a uniformarla, destruyendo así la individualidad, que es uno de los elementos del bienestar presente y futuro de ella. Debe el hombre escoger los hábitos que más convengan a su carácter, a sus gustos, a sus opiniones y no amoldarse completamente a la costumbre arrastrado por el número. Es muy frecuente ese deseo de imitar ciegamente a aquellos que se hallan a igual altura que nosotros en la escala social, cuando no en una mayor. De este modo el hombre libre, convirtiéndose en máquina va perdiendo esa tendencia a examinarlo todo, a querer comprender y explicarse cuanto ve, a comparar y escoger lo bueno, desechando lo malo. Tendencia tan natural como necesaria en él.

Así llega a ser capaz de grandes sentimientos, de esa voluntad fuerte, invencible, que se ha comparado a un torrente que arrastra cuanto encuentra a su paso y que caracteriza a los grandes genios. Una sociedad compuesta de miembros de aquella índole, en la que por la uniformidad de costumbres, de modo de pensar, no hay tipos distintos donde poder entresacar las perfecciones parciales, que reunidos en un solo todo pueda servir de modelo, se paralizará en su marcha progresiva hasta que otra parte de la humanidad, que haya ascendido más en la escala del progreso y de la civilización, sacándola del estado estacionario en que se encuentra, le dé nuevo impulso para que continúe en la senda de su destino. Dígalo si no la China, el Oriente todo.

Que la sociedad garantice su propiedad y seguridad personal, son también derechos del individuo, creados por el mero hecho de vivir en sociedad. El olvido o el desprecio de ellos, si bien no es más criminal que los demás, sí es más a menudo causa de revoluciones y conflictos en que a cada paso se ven envueltas las naciones.

Estos derechos, lo mismo que los anteriormente expuestos, deben respetarse en todos los hombres porque todos son iguales; todos son de la misma especie, en todos colocó Dios la razón, iluminando la conciencia y revelando sus eternas verdades; todos marchan a un mismo fin; y a todos debe la sociedad proporcionar igualmente los medios de llegar a él.

La Asamblea Constituyente francesa de 1791 proclamó entre los demás derechos del hombre el de la resistencia a la opresión...

Demostrado ya que el gobierno debe respetar los derechos del individuo, permitiendo su franco desarrollo y expedito ejercicio, creemos haber llenado nuestro deber con respecto a la primera parte de la proposición. Pasaremos a la segunda, o sea a demostrar que solo la administración centralizada de una manera bien entendida o conveniente deja expedito el desarrollo individual.

La centralización llevada hasta cierto grado, es por decirlo así, la anulación completa del individuo, es la senda del absolutismo; la descentralización absoluta conduce a la anarquía y al desorden. Necesario es que nos coloquemos entre estos dos extremos para hallar esa bien entendida descentralización que permite florecer la libertad a la par que el orden.

Frecuentemente se confunde la unidad con la centralización; pero la unidad es: la uniformidad de intereses, de ideas y sentimientos entre los miembros del Estado, y la centralización: la acumulación de las atribuciones del poder ejecutivo de un gobierno central. Las más de las veces existen juntas, sin embargo la Historia nos las muestra separadas en Roma cuando estaba en su apogeo de grandeza; en ella, al paso que sus Emperadores habían concentrado en sus manos todo el poder, no había unidad en el Imperio; y en la moderna Inglaterra, donde hay unidad de sentir y de pensar al mismo tiempo que descentralización administrativa.

La centralización limitada a los asuntos trascendentales y de alta importancia, aquellos que recaen, o que por sus consecuencias pueden recaer bajo el dominio de la centralización política, es indudable que es conveniente; más que conveniente, necesaria: pero es abusiva desde el momento en que, extralimitándose de la inspección y dirección que en aquellos negocios le corresponde, interviene en otros que no tienen esos caracteres.

Por fuerte que sea un gobierno centralizado, no ofrece seguridades de duración, porque todavía su vida está concentrada en el corazón y un golpe dirigido a él, lo echa por tierra. Los acontecimientos palpitantes aún y que han tenido lugar en Francia a fines del siglo pasado, confirman esta verdad.

La centralización no limitada convenientemente, disminuye, cuando no destruye la libertad de industria, y de aquí la disminución de la competencia entre los productores, de esta causa tan poderosa del perfeccionamiento de los productos y de su menor precio, que los pone más al alcance de los consumidores.

La administración, requiriendo un número casi fabuloso de empleados, arranca una multitud de brazos a las artes y a la industria; y debilitando la inteligencia y la actividad, convierte al hombre en órgano de transmisión o ejecución pasiva.

A pesar del gran número de empleados que requiere la dicha administración, los funcionarios no tienen tiempo suficiente para despachar el cúmulo de negocios que se aglomera en el Gobierno por su intervención tan peligrosa como minuciosa en los intereses locales e individuales, y de aquí demoras harto perjudiciales, y lo que es peor aún, su despacho, tras dilatado, es encomendado por su número a subalternos, cuya impericia o falta de conocimientos locales no ofrecen garantía alguna de acierto.

Mientras los sueldos de los empleados son demasiado mezquinos para sostenerlos con dignidad en la posición que sus funciones demandan, obligándolos a descuidar aquella algún tanto y recargándose con otras ocupaciones, aquellos por su multitud forman una suma altamente gravosa para el Estado.

La centralización hace desaparecer ese individualismo, cuya conservación hemos sostenido como necesaria a la sociedad. De allí al comunismo no hay más que un paso; se comienza por declarar impotente al individuo y se concluye por justificar la intervención de la sociedad en su acción destruyendo su libertad, sujetando a reglamento sus deseos, sus pensamientos, sus más íntimas afecciones, sus necesidades, sus acciones todas.

Lejos de tener todos esos inconvenientes una concentración bien entendida, disminuyendo el número de sus empleados, se les pagaría de un modo proporcionado a su trabajo y suficiente a satisfacer dignamente sus necesidades. Sólo así podrían dedicarse exclusivamente y con entusiasmo al cumplimiento de sus deberes. Este es el gran secreto para que la administración esté bien servida, dice Jules Simon, observando la administración inglesa.

Estableciendo cierta independencia entre ellos, su dignidad en vez de humillarse estando sometidos a los caprichos de un superior, crecería hasta llegar a su correspondiente altura, con una responsabilidad legal y no arbitraria. Lejos de ser convertidos en máquinas de ejecución o de transmisión, necesitarían desplegar su actividad e inteligencia, que redundaría en provecho de él mismo y de la sociedad.

El individuo, con esta organización, podría tener garantizado el libre ejercicio de sus derechos contra los excesos y errores de los funcionarios, con acciones legales y entabladas ante los tribunales competentes. Un código único. Arma regular y recursos financieros reunidos en la mano de un poder central para ser empleados conforme a la ley, sería una garantía bastante contra el federalismo y para repartir sus impuestos, administrar sus propiedades, construir sus vías de comunicación, gobernar, en una palabra, sus asuntos locales, que solamente ellos conocen y más directamente les interesan.

Si me fuera permitido mayor extensión yo aglomeraría más razones y los hechos que apoyan una concentración bien entendida del poder, porque es una organización dictada por los sanos y eternos principios y confirmada por la experiencia; pero fuerza es que concluya esta parte y lo haré copiando un trozo de Maurice Lachatre: "Así como los antiguos romanos no usaban de la dictadura sino por cortos intervalos y solamente cuando la patria corría grandes peligros, es necesario tener en ellos una acumulación tan enorme de poder, como la de una máquina que permite a un solo hombre atar una nación y someterla a su voluntad. En tiempo de paz, la centralización (limitada como lo hemos hecho nosotros), es el estado natural de un pueblo libre y cada parte de su territorio debe gozar de la mayor suma de libertad, a fin de que siempre y por todas partes, los ciudadanos puedan adquirir el desenvolvimiento normal de todas sus facultades".

Demostrado que sólo una administración concentrada convenientemente puede dejar expedito el desarrollo de la acción individual, quédalo también que sólo a la sombra de aquélla puede realizarse esa alianza del orden con la libertad, que es el objeto que debe ponerse todo gobierno y el sueño dorado del publicista, porque aquélla es la representación del orden; de esa armonía de los intereses y acciones de los individuos entre sí, y de los de éstos con el gobierno en su más perfecta concurrencia de libertad, representada por ese franco desarrollo de la acción individual.

El Estado que llegue a realizar esa alianza será modelo de las sociedades y dará por resultado la felicidad suya, y en particular, de cada uno de sus miembros; la luz de la civilización brillará en él con todo esplendor, la ley providencia del progreso lo caracterizará y perpetua será su marcha hacia el destino que le marcó la benéfica mano del Altísimo.

Por el contrario, el Gobierno que con una centralización absoluta destruya ese franco desarrollo de la acción individual y detenga la sociedad en su desenvolvimiento progresivo, no se funda en la justicia y en la razón, sino tan sólo en la fuerza; y el Estado que tal fundamento tenga, podrá en un momento de energía anunciarse al mundo como estable e imperecedero, pero tarde o temprano cuando los hombres, conociendo sus derechos violados, se propongan reinvindicarlos, irá el estruendo del cañón a anunciarle que cesó su letal dominación.




-----------------
Nota:
El Dr. Juan M Dihigo y Mestre, en su Bibliografía de la Universidad de La Habana (1936), nos dice que: “Débese a la bondad del coronel del Ejército Libertador Cubano, Sr. Francisco de Arredondo Miranda, la copia de esta tesis, que publicamos en la Revista de la Facultad de Letras y Ciencias, Habana, 1912, vol. XV, p. 28-36, tomándola del Tomo II de la colección de Documentos Históricos de su rico archivo de Historia de Cuba y cuya tesis es una prueba de imprenta, con varias correcciones...” En la reproducción ofrecida por la citada Revista, léese al final de la misma esta fecha: Habana, Febrero 8 de 1862.

Nuestro malogrado compañero de estudios, el Dr. Eugenio Betancourt y Agramonte, nieto de El Mayor, en su notable libro sobre Ignacio Agramonte y la Revolución Cubana, obra póstuma, que vio la luz en 1928, pone esta nota explicativa al pie de su reproducción del mencionado trabajo: “Este discurso pronunciado en febrero de 1866, lo hemos copiado de un impreso antiguo que conserva en su archivo histórico el coronel Francisco de Arredondo y Miranda”.

Ahora bien, en el Expediente (sic) de la carrera literaria seguida por Ignacio Agramonte y Loynaz en la Universidad de La Habana, consta, sin lugar a dudas, que el héroe camagüeyano recibió la investidura de Licenciado en Derecho Civil y Canónico, el día 11 de junio de 1865. Y ya Antonio Zambrana, en el discurso que pronunció en la velada conmemorativa del 400 aniversario de la muerte del insigne caudillo (1913), afirmó que “en uno de los ejercicios que sostenían un día de la semana en el aula magna los estudiantes de cada facultad, leyendo el elegido para el caso una disertación a que otros, también designados por el catedrático a quien tocaba hacerlo, presentaban objeciones y reparos, leyó Ignacio Agramonte... un discurso vibrante, eléctrico, elocuentísimo, en que, a propósito de un tema de administración, habló de los derechos menospreciados de Cuba y de su pésimo gobierno”. Es decir, que para su condiscípulo Zambrana, el discurso de Agramonte fue simple y sencillamente un trabajo de academia, una juevina o sabatina como se decía en el lenguaje de las aulas.

Hagamos constar, también, que inútil ha resultado nuestra diligencia por encontrar, entre los papeles dejados por el coronel Francisco de Arredondo y Miranda, el impreso antiguo a que alude Betancourt Agramonte, las pruebas de imprenta, a que se refiere Dihigo.

---------
Tomado de la revista Convivencia, número 32, de Pinar del Río. 

Tuesday, June 7, 2022

Sinvergüencería ("Vocabulario Cubano", en "Manual de la Isla de Cuba", 1859, de José García de Arbolena)

 

Celebrando los éxitos de tu pareja (por Cecilia Alegría, La Dra. Amor)

Nota del blog: Espacio semanal de Cecilia Alegría, La Dra. Amor, dedicado al amor de pareja.


Ofrecer elogios, respaldo entusiasta y demostrar interés por los logros del ser amado es uno de los métodos de conexión en la pareja que nos permite cosechar más beneficios.

En un estudio publicado recientemente por el Journal of Personality and Social Psychology, se presenta una clasificación de 4 tipos de respuestas ante las buenas noticias de nuestra pareja.

Las dos primeras son constructivas y las dos últimas son destructivas.

Imaginemos una esposa que llega emocionada a contarle a su marido la buena noticia de su ascenso laboral y todo lo que eso significa para ella.

1. Respuesta activa constructiva (entusiasta, interesada, que brinda apoyo).

El esposo se encuentra en la sala mirando televisión.

Al escuchar su algarabía, apaga el televisor, la mira a los ojos, le presta atención, muestra alegría en su rostro y le dice algo como esto: “¡Qué buena noticia, mi amor! ¡Me siento muy orgulloso de ti! ¡Cuéntame más!”

2. Respuesta pasiva constructiva (relativamente positiva pero que no demuestra mayor interés).

El esposo deja de ver el televisor por unos segundos, la mira a los ojos, le dice: “¡Qué bien! ¡Felicitaciones!” y continúa mirando su partido o película.

3. Respuesta pasiva destructiva (no demuestra interés alguno al no responder o cambiar el tema).

El marido no se inmuta ante la noticia y sigue viendo televisión sin decir ni una palabra o comenta algo sobre lo que a él le interesa como, por ejemplo: “Te cuento que el partido está muy reñido pero seguro mi equipo gana”.

Con este tipo de actitud le demuestra su total falta de interés en las buenas noticias que ella quiere compartirle.

4. Respuesta activa destructiva (desvaloriza o minimiza las buenas noticias, empleando la ironía o el sarcasmo, por ejemplo).

El esposo hace un comentario entre dientes mientras no despega sus ojos del televisor: “¿Sí? ¿Qué habrás tenido que hacer para merecer ese ascenso? ¿Le hiciste algún “favor” especial al jefe?

Aquí el marido duda de los méritos, conocimiento y capacidad de su mujer e insinúa que tuvo que recurrir a algún subterfugio para escalar posiciones en su trabajo.

De los 4 tipos de reacciones, la respuesta activa constructiva es la que mejor satisface las necesidades emocionales de reconocimiento y afirmación de la pareja, haciendo posible futuras experiencias emocionalmente positivas que, a su vez, permitirán que la pareja se mantenga unida y feliz.








--------------------------
Para consejería individual y de pareja, contactar a La Dra. Amor por texto en Whatsapp al 1 305 332 1170.


-------------------------------------------------------
Cecilia Alegría, La Dra. Amor (www.ladoctoraamor.com): Consejera de Parejas, Love and Life Coach, Conferencista Internacional, Periodista y Conductora de Radio y TV. Destaca en los Medios Latinos en Miami dando consejos sobre cómo triunfar en el terreno amoroso y ayudando a miles de parejas a resolver sus problemas. Forma parte del grupo fundador de profesores del programa Universidad de la Familia.
Ha publicado nueve libros entre los que se encuentran:Comunicación Afectiva=Comunicación Afectiva (Espasa Calpe, España, 2000). 120 preguntas y respuestas para ser mejores personas (Editorial Norma, Colombia, 2004), No hay amor más grande (Editorial Aragón, USA, 2012), Amando un Día a la Vez (Ediciones Varona, U.S.A. 2015), Al rescate de tu comunicación de pareja (Ediciones Varona, USA 2017), Sexo Sagrado y Lazos del Alma (Indie Publishingnbsp, 2018), Alessia (Book Master Corp. 2019) El Poder del Amor Ágape: como restaurar tu matrimonio después de una infidelidad (2021). Amanecer con Dios (2021).

Monday, June 6, 2022

La mujer en la playa, una canción, nosotros (un poema de Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de  Félix Luis Viera.  Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog,  en este enlace.  Traducción al italiano de Gordiano Lupi.   

 

 
La mujer en la playa, una canción, nosotros

                                                                 A Emilio Comas Paret
                                                                 A Francisco López Sacha



Una mujer de ojos verdes viene hacia la playa.
La playa está gris –la arena el agua el viento gris– y
nosotros la miramos venir sin saber que es la mujer
que nos cantará la última canción.
Esta tarde hemos bebido el ron bebible y el ron del recuerdo
y estamos tristes porque quisiéramos mejorar el azul de esos
peces
y el ruido que deja ese pájaro al partir.
Largo rato
hemos hablado de algo tan incierto y necesario como el porvenir
y ha sido incierto el acento y el replicar y la homilía
dicha a favor del Destino.
Estamos agotados de un cansancio viejo
y las vísceras quisieran la poesía y alguna hoja de árbol y
alguna pelotica que regalar al primer niño que pasara.
La mujer llega y canta
la última canción posible,
pero ella no sabe que la estamos escuchando
y nosotros, después de todo, dudamos
de que sea ésa la última canción.

7 de junio de 1991





La donna sulla spiaggia, una canzone e noi


                                                                  A Emilio Comas Paret
                                                                  A Francisco López Sacha


Una donna dagli occhi verdi viene verso la spiaggia.
La spiaggia è grigia – la rena l’acqua il vento sono grigi – e
noi la guardiamo venire senza sapere che è la donna
che ci canterà l’ultima canzone.
Questa sera abbiamo bevuto il rum bevibile e il rum del ricordo
e siamo tristi perché vorremmo migliorare l’azzurro di quei
pesci
e il rumore che lascia quell’uccello quando parte.
Per lungo tempo
abbiamo parlato di una cosa tanto incerta e necessaria come il futuro
e sono stati incerti il tono, la replica e l’omelia
pronunciata in favore del Destino.
Siamo stremati da una stanchezza vecchia
e le viscere desiderano la poesia, alcune foglie d’albero e
qualche pallina da regalare al primo bimbo che passerà.
La donna arriva e canta
l’ultima canzone possibile,
ma lei non sa che la stiamo ascoltando
e noi, dopo tutto, dubitiamo
che sia quella l’ultima canzone.

7 giugno 1991



 
  
 ---------------------------
Félix Luis Viera (El Condado, Santa Clara, Cuba, 19 de agosto de 1945), poeta, cuentista y novelista, es autor de una copiosa obra en los tres géneros.

En su país natal le fue otorgado el Premio David de Poesía, en 1976, por Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia; el Premio de Novela de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, distinción que, en 1983, le fuera concedida a su libro de cuentos En el nombre del hijo.

En 2019 le fue otorgado el Premio Nacional de Literatura Independiente “Gastón Baquero”, auspiciado por varias instituciones culturales cubanas en el exilio.

Su libro de cuentos Las llamas en el cielo retoma la narrativa fantástica en su país; sus novelas Con tu vestido blanco y El corazón del rey abordan la marginalidad; la primera en la época prerrevolucionaria, la segunda en los inicios de la instauración del comunismo en Cuba.

Su novela Un ciervo herido —con varias ediciones— tiene como tema central la vida en un campamento de las UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción), campos de trabajo forzado que existieron en Cuba, de 1965 a 1968, adonde fueron enviados religiosos de diversas filiaciones, lumpen, homosexuales y otros.

En 2010 publicó el poemario La patria es una naranja, escrito durante su exilio en México —donde vivió durante 20 años, de 1995 a 2015— y que, como otros de sus libros, ha sido objeto de varias reediciones y de una crítica favorable.

Una antología de su poesía apareció en 2019 con el título Sin ton ni son.

Es ciudadano mexicano por naturalización. En la actualidad reside en Miami.


----------------------------------------------
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960. Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con un amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.

Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

Sunday, June 5, 2022

Lamentation (por Florencia Guglielmotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada al Ballet y la Danza, a cargo de la la ballerina, coreógrafa y profesora Florencia Guglielmotti.


Esta creación de Martha Graham sobre la música de Zoltán Kodály (Op. 3, N° 2) fue estrenada el 8 de enero de 1930 en el Maxine Elliott's Theatre de New York. Fue en el marco de una función organizada por Dance Repertory Theatre, de la cual también participaron Doris Humphrey, Charles Weidman y Helen Tamiris, cuando se interpretó por primera vez.


En una clara diferenciación de la danza académica que imperaba hasta principios del siglo XX, Graham realiza esta obra con la intención de personificar el dolor en sí mismo. No hay desplazamientos ni grandes destrezas, es todo expresividad e interpretación. Los opuestos contracción-release, junto a las torsiones y el uso expresivo de las manos, todos característicos de lo que luego sería conocido como “técnica Graham”, están presentes en la obra.


En un escenario despojado, habitado por la intérprete que se encuentra enfundada en un tubo púrpura de jersey, sentada sobre un cubo apenas perceptible, sólo manos, pies y cabeza resultan visibles. El cuerpo, limitado en sus movimientos, intenta salir, escapar, liberarse de su prisión. Todo el dolor encerrado en un capullo.




-----------------------------
Florencia Guglielmotti reside en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Es Profesora de Danza (titulada en la Escuela Nacional de Danzas "María Ruanova"), Licenciada y Profesora de Artes (recibida en la Universidad de Buenos Aires). Cursó estudios en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Es Miembro de International Dance Council CID (UNESCO).

Actualmente se desempeña como Profesora de Danza Clásica y como Profesora Titular de Historia de la Danza en la Escuela Superior de Enseñanza Artística "Aída V. Mastrazzi". florenciagu@gmail.com

Una comedia que nos obliga a pensar en serio. (por Wilfredo A. Ramos)


Durante el recién terminado mes de Mayo se ha estado presentando cada sábado, en el no convencional escenario de una galería de arte, el Doral Contemporary Art Museo (DORCAM), desde esa ciudad del Oeste de Miami, la obra “El huevo”, un texto de la uruguaya Nuria Angles, interpretado por la argentina Constanza Espejo y el brasileño Naue Souto, bajo la dirección del argentino Ezequiel Tronconi.

Este trabajo fue concebido originalmente para el formato de MicroTeatro, por lo que su duración no se extendía más allá de los quince minutos, habiendo sido estrenado en Buenos Aires, pasando después por Madrid, Barcelona y llegando a nuestra propia ciudad de Miami, donde se presentó durante el pasado mes de Febrero en los contenedores del Centro Cultural Español

La autora.

La infancia de Nuria Angles transcurrió entre Brasil, Chile, España y Francia, obteniendo un título en Ciencias de la Comunicación y Sicología, en el Boston College de Massachussets, Estados Unidos. Posteriormente se instala en Buenos Aires, donde establece su residencia y familia, contrayendo matrimonio con el teatrista Ezequiel Tronconi, abandonando más tarde su empleo en el área de la banca para dedicarse a escribir teatro desde el año 2017. Desde entonces se ha desempeñado también como guionista y coach tanto en español como en inglés. Es autora además de la obra para MicroTeatro “Hijos a la carta”, el musical para niños “Rescate en Ha Ho Ho” (bilingüe), del unipersonal “El premio”, así como del radioteatro “De Buenos Aires a Alaska”. Aparte del español y el inglés, se desenvuelve entre el francés, el portugués y el catalán.

El director.

Ezequien Tronconi es actor, director y dramaturgo argentino cuya formación a ido de las manos de destacados formadores teatrales de su país. Ha participado en el elenco de numerosas puestas de teatro y cine. Siendo co-guionista de los filmes ‘El encanto’, ‘Congreso’ y ‘Veredas’, teniendo en su haber la dirección de varias puestas teatrales. Ha formado parte de los elencos de materiales para la televisión, así como en algunos videoclips de destacadas figuras de la música argentina. Como representante de su país, ha participado en importantes festivales cinematográficos internacionales, siendo merecedor de reconocimientos por su trabajo actoral.

Los actores.


La argentina Constanza Espejo, originaria de la provincia de Tucumán, ha venido desarrollando una constante carrera como actriz, directora y docente del teatro, tanto a nivel nacional como internacional, habiendo participado en numerosas producciones de telenovelas y series para la televisión. La radio ha sido otro de sus campos de trabajo llevando a cabo varias propuestas como conductora en programas de ese medio. Durante su estancia en Barcelona se desempeñó como modelo de reconocidas marcas comerciales. Su carrera como docente la desarrolla en el área del teatro físico, a la vez que ejerce la dirección teatral, la de coach actoral y entrenamiento individual para músicos, cantantes y actores. Ha formado parte del espectáculo “Camino Popular” de la compañía italiana de Virgilio Sieni dentro de un elenco internacional, así como de otras puestas de teatro en su país natal.


Naue Souto, bailarín, actor y director brasileño, ha venido trabajando sobre los escenarios desde su adolescencia en espectáculos en su país de origen y Argentina, donde ha residido y tomado clases bajo la conducción de Guillermo Parodi, Luis Agustini, Julio Chávez y otros reconocidos profesores. Se ha desempeñado como presentador en programas del Canal Disney Brasil, habiendo protagonizado varios cortometrajes, entre ellos “Trauma”, premiado en el Festival de Cine de Venecia. En teatro ha participado en las puestas de “Molin Rouge’, “Arlequines”, “El Escorial”, “La vuelta a casa”, entre otras, mientras en MicroTeatro Miami participó en “La bella is not sleeping in Miami”, “El Huevo” (en su versión original), “Stranger Jeans” y “San ValentinTinder”. En la actualidad se encuentra en proceso de montaje de varias obras, en carácter de director, que verán los escenarios próximamente.

El texto y la puesta.


La acción de esta obra se desarrolla en una galería de arte alrededor de una obra de las allí expuestas, la cual consta de un reloj despertador, un pequeño martillo de madera de color rosado y un huevo -de verdad- la cual produce la admiración de una asistente a dicha exposición al punto de hacerla llorar, lo cual causa asombro a un hombre que también se encuentra observando la misma obra, por lo que comienza de esta manera a producirse un acercamiento y diálogo entre ambos, donde la mujer explica su emoción ante una obra que según su perspectiva “solo puede haber sido creada por una mujer’, lo que el hombre comienza a cuestionar. La acción dramática sufre un primer cambio cuando después de hacer una apuesta entre ambos para averiguar de quien en realidad es esa obra de arte, el hombre se descubre como el autor de la misma; pero nos es hasta que el artista explica que motivación tuvo para realizar la misma, que se alcanza el punto de giro en el texto dramático. Este se producirá al no aceptar la mujer la explicación del autor, encolerizarse, ofenderle, tratándolo de misógeno, machista y algunos improperios más, llegando a romper de un golpe el ‘huevo’ que formaba parte de la obra de artística.


No seguiré contando el argumento, algo que no acostumbro a hacer, pero que consideré necesario para analizar este interesante texto dramático y puesta en escena.


En este trabajo, la autora nos ofrece la oportunidad para que meditemos sobre varios aspectos que nos están afectando a todos como sociedad actualmente, no hablo solo a nivel local sino mundial, por lo que lo primero que estamos obligados a destacar es el alcance general de este texto, lo que le ofrece a dicho trabajo un enorme valor al no dejar su mensaje encerrado en un espacio determinado. Lo segundo que se desprende de lo anterior es que estamos en presencia de planteamientos que bien pueden catalogarse de alcance tanto filosóficos como sociológicos, dada la importancia de los mismos para nuestra humanidad aquí y ahora.


Otro aspecto a destacar es que tomando el muy lamentable enfrentamiento, que algunas partes de la sociedad contemporánea se ha empeñado en establecer, mujer-hombre, la dramaturga lo trata de frente, de manera visceral, para demostrar lo absurdo del mismo, la ignorancia y ‘mala leche’ -como dirían los españoles- de tales insostenibles argumentos. Vemos también el buen hilo con que la autora va inclinando la balanza de un lado a otro de la acción para darle oportunidad al público de ir tomando parte de lo que está sucediendo en el escenario e ir analizando los argumentos que cada parte expone, lo que convierte a la obra, tal vez sin quererlo, en un excelente ejercicio de teatro sociológico.


Considero, que de manera muy inteligente y acertada, la escritora va tomando partido por cada uno de los personajes en dependencia del momento en que se va desarrollando la trama, lo que podría crear sobre el espectador no avispado la duda de hacia dónde va el verdadero apoyo de la misma. Si en los primeros momentos de la obra se sublima lo femenino a partir de los conceptos expresados por la mujer sobre los motivos que tuvo para ella la supuesta ‘autora’ para realizar dicha obra de arte, a continuación, al enfrentar ella las motivaciones personales del ‘hombre artista’, dicha estado de éxtasis dará paso a un enfrentamiento brutal en contra de lo ‘masculino’. De aquí se desprende una diatriba de doble moral, cargada de estereotipos y discursos ideologizantes muy reiterativos por nuestros días.



Otro punto, de mucho interés al que apunta el texto es el relacionado con la variabilidad que de los conceptos y discursos se apropia el ser humano según se deje llevar por sentimientos propios o ajenos, espontáneos o preconcebidos, que al final pueden resultar en estados llevados más por la exaltación que por el raciocinio y la utilización de una lógica comprensión de los acontecimientos a los que nos enfrentamos a diario.

Al final, la dramaturga nos deja ver su posición ante este enfrentamiento de ideas, de manera sutil, como a través de la rendija de una puerta semi abierta, pero que puede ser percibido, donde el personaje de la mujer no queda muy bien parado, algo que tal vez como acabo de señalar no desea mostrar muy a las claras por el lógico temor a ser marcada como anti-feminista, riesgo al que se abocaría sin duda alguna con estos vientos que nos acechan.


Con respecto a la puesta en escena de Ezequiel Tronconi, es de una concepción sencilla, casi minimalista, donde se realizan solamente un mínimo de movimientos por parte de los actores que siempre lo harán entorno a la pretendida obra expuesta y que constituye el centro del desarrollo argumenta, pero quedando perfectamente engarzado al realizarse en el espacio de una galería de arte real, rodeada de obras en exhibición.


Espejo y Souto, enfrentan su trabajo con espontaneidad, riqueza de matices y credibilidad. Ambos se dejan llevar a la piel de sus personajes con la sencillez de quienes están viviendo y no dando vida a los mismos. El buen decir de ambos se agradece, aunque en el caso de él sorprende como adopta la manera hablar tan marcada y fuerte del argentino con total naturalidad que tal parece que lo es en realidad. Lo anterior muestra el trabajo que debe hacer todo actor al asumir su trabajo, que no solo queda en aprenderse un texto y un movimiento escénico o construirse una caracterización externa, sino trabajar arduamente en lo interior y aunque pudiera parecer que al hablar de un modo en específico estamos en presencia de un rasgo externo, debemos recordar que este trabajo se encuentra estrechamente ligado al cerebro.


La obra es recibida excelentemente por el público que ha llenado el improvisado lunetario de la galería DORCAM los pasados cuatro sábados del mes de Mayo y que esperamos lo siga haciendo estos dos primeros domingos de Junio a las 6:00 de la tarde.

Realmente valió la pena el viaje hasta la ciudad del Doral para disfrutar esta propuesta teatral que gracias a la producción de Norberto Spangaro y a Primer Acto Florida Fundation (PAFF), entre otros colaboradores, se ha hecho realidad, esperando moverla hacia otras galerías como forma de llevar el teatro a lugares donde no los haya, a la vez motivar a este núcleo urbano en constante crecimiento del Oeste de Miami a que se sensibilicen en construir también salas teatrales, en lugares donde solamente se interesan por abrir negocios, restaurantes, bares, grandes y lujosas torres habitacionales, porque de cultura, del arte también se alimenta el ser humano.


Texto y fotos: Lic. Wilfredo A. Ramos
Miami, Junio 2, 2022.
Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!

Gaspar, El Lugareño Headline Animator

Click here to visit www.CubaCollectibles.com - The place to shop for Cuban memorabilia! Cuba: Art, Books, Collectibles, Comedy, Currency, Memorabilia, Municipalities, Music, Postcards, Publications, School Items, Stamps, Videos and More!