Tuesday, August 25, 2020

Del hastío (un poema de Rodrigo de la Luz)



Por eso entiendo a Mishima.
Porque la vida es una
y es la vida de uno.

Hay que volverse tan descarado
para poder sobrevivir.
Da asco.

Un hombre fracasado;
un tarugo de circo
es el hombre más honesto
que jamás conocí.

Vino a nombrar sus derrotas
a la selva.
(a esta fauna salvaje)

Sobre el asfalto anduvo,
entre ladridos y ladrones;
cantando un canto triste
que jamás repetía una palabra.

Se fue volviendo acróbata.
Danzaba en el corazón
de los leones.
Se colgaba en la cuerda de algodón
con un gesto suicida.

Se empecinaba en el recio trapecio.
Hacía las acrobacias más audaces.

Pero su gran vocación era el silencio.
Tendía el blando vaso.
Erguía el codo hasta decir no más.

Caía derribado en el colchón
con toda esa pureza,
con todas esas medallas del honor,
con aquél gesto último de honestidad.


No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator