Tuesday, August 4, 2020

Carné de becado (por Joaquín Estrada-Montalván)


Luego de varios días convenciendo a las "tías" del comedor, por fin llegó el sobre.

Dentro no venía mi pedido, sino un documento y carta en tono de regaño de mi madre,

"no entiendo, si para matricular llevaste el traslado de la Oficoda, lo necesitas nuevamente.

Por favor asegurate, que esta vez quede bien asentado, fue una cola muy larga y en la Oficoda tampoco entendían el porqué de un duplicado".

Le había enviado un telegrama a mi mamá:

"Necesito Carné de becado, para que me dejen entrar al comedor"

Mi mamá recibió:

"Necesito carne de becado, para que me dejen entrar al comedor"

---------------
Olvidé traerlo, al regresar de un fin de semana en Camagüey.

En el año 1986 todavía, cada semana o cada 9 días, en la carnicería vendían algo de carne por persona. Para becarse, los trámites incluían "el traslado de la carne". No se muy bien el porqué, ya que no recuerdo carne en el comedor de Quintero entre 1986 y 1991, más allá de tenazas de jaiba y quizás alguna vez pollo...

Desconozco la razón por la que el "telegramadero" en Cuba, no tenía el teclado en idioma español, sino en "espanol". 

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator