Wednesday, June 10, 2020

El día que conocí a Rosita Fornés (por Joaquín Estrada-Montalván)


Una mañana de sábado hace varios años llega ... de imprevisto a mi casa, que se necesitaba de mis "buenos oficios" para salvar un concierto de Rosita en el Principal.

En esos momentos habían en Camagüey dos equipos de proyección beam (o algo así el nombre), uno en el Partido Provincial o Cultura Provincial (que en Cuba es lo mismo) y otro en la Iglesia Católica.

Los de producción del concierto habían "amarrado" (o eso creían) el equipo del Partido, el cuál a última hora lo "afectaron" para proyectar en "otro escenario".

El hecho es que alguien del equipo de Rosita conocía del proyector y pantalla eclesial, y fue a la Merced a gestionarlo.

El proyector estaba bajo la "jurisdicción" de la Pastoral de Cultura y Medios de Comunicación (incluía la pastoral de cultura, las publicaciones, OCIC, luego SIGNIS y los medios de comunicación), con el P. Alvaro Beyra (hoy obispo de Bayamo) como sacerdote al frente y yo como laico responsable y a la vez el P. Willy (hoy arzobispo de Camagüey) tenía decisión sobre el equipo, porque estaba en custodia de la Casa Diocesana de la Merced, de la que era el Réctor. 

El P. Alvaro lo llaman "que Joaquín decida", el P. Willy "que Joaquín decida" (decidir era que ellos decidían que si y que me hiciera cargo o no, según prefiriera), pero quien realmente se ocupaba del equipo ese y de todo lo relacionado con el area de la Pastoral de Medios de Comunicacion (que después se "independizó" de Cultura en la estructura Pastoral) era Rolando Emilio Chávez, que además era quien sabía hacer funcionar los aparatos.

Hablo con Chávez, quien generosamente estuvo de acuerdo en hacerle el favor a Rosita y a quienes ya tenían su plan de asistir a los conciertos sábado y domingo. Fue quien realmente hizo posible, que no se malograra, esa escala camagüeyana de la gran Fornés.


Luego de todo resuelto, fui para el Principal, entré por detrás directo al escenario, en el momento exacto que Rosita, angustiada y disgustada,  cancelaba el concierto. Llegué y les dije "tranquilos todos, el proyector y la pantalla estarán disponibles, por favor agradezcanle a Dios en privado y no a la diócesis en publico,  que no es posible ayudar siempre en esto".

Asi se salvó de milagro o de chiripa ese evento y tuve la oportunidad de conocer a Rosita Fornés. 

--------------
En recuerdo de la Fornés, en el día de su paso a la Casa del Señor.


--------------
Ver en el blog

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator