Monday, May 18, 2020

Varela y Martí en su aniversario (por Teresa Fernández Soneira)


Varela y Martí  en su aniversario(1)

por Teresa Fernández Soneira


Varela y Martí: dos nombres que tienen una gran significación para los que amamos la libertad y los valores patrios. A José Martí, José de la Luz y Caballero(2) lo llamó “un evangelio vivo” porque predicaba con el ejemplo y con la palabra. Martí, por su parte, llamó al Padre Félix Varela “el santo cubano” por su entregado sacerdocio y sus avanzadas ideas independentistas. Luz y Caballero dijo que Varela había sido “el primero que nos enseñó a pensar”, y los cubanos llamamos a Martí “El Apóstol,” título que lo resume todo. Estos dos grandes hombres cubanos escribirían fervientes páginas, sufrirían el exilio, y lucharían por la libertad de Cuba.

The Church of the Transfiguration
New York
----------

Vemos al padre Varela en Nueva York apoyando y ayudando sin descanso a los inmigrantes irlandeses; es pionero del periodismo católico en Estados Unidos; publica El Habanero, primer periódico político en el que estremece a la juventud con sus ideas de independencia. Se convierte en el primer sacerdote hispano en servir en la diócesis de Nueva York, y más tarde trabajaba allí como Vicario General. Maestro, periodista, escritor, filósofo y político, es considerado uno de los forjadores de la nación cubana. Martí luego de sufrir cárcel aún muy joven y de ser deportado, vive en diferentes países donde escribe en varios periódicos y acaba estableciéndose también en Nueva York donde publica el periódico Patria, tribuna de la causa libertadora. Con su palabra ferviente enaltece a los tabaqueros de Tampa y Cayo Hueso y vive “montado en un relámpago” pues viaja incansablemente para organizar la lucha por la libertad de Cuba. Junto a Simón Bolívar y José de San Martín, Martí es considerado uno de los principales protagonistas del proceso de emancipación de Hispanoamérica.

Jamaica, 1892
----------

Martí y Varela sacrifican toda su vida a un ideal: el prójimo y la libertad de Cuba. Cuentan que una tarde de gran nevada llegó Martí al Liceo en Nueva York muy cansado y se dejó caer suspirando en un sillón antes de comenzar a dar una conferencia. Todos notaron que no llevaba botas de nieve y que la suela de uno de sus zapatos estaba perforada. Varela, entregaba su único abrigo a una pobre mujer con su hijo en brazos, y hasta regaló la cuchara con la que comía. “Todo, Figueredo”, escribe Martí al patriota Fernando Figueredo(3), “se lo he dado a mi Patria, entre la frivolidad satisfecha y el destierro austero, hubo que elegir y me costó la ventura de mi vida…”. Varela le escribe a su hermana en Cuba: “Mi separación de mi patria es inevitable… acaso yo he tenido la culpa por haberla querido demasiado, pero he aquí una sola culpa de la que no me arrepiento”. Martí y Varela: dos hombres de palabra, de pensamiento y de acción, pero sobre todo dos hombres de Espíritu.

Colocación de una tarja conmemorativa colocada frente a la catedral en San Agustín de la Florida, en 1988, año del bicentenario del nacimiento del P. Félix Varela.
En la foto aparecen Armando Álvarez Bravo, José Ignacio Rasco
y el Dr. Rafael Abislaimán, entre otros. Febrero 1988. Foto Teresa Fdez. Soneira.
----------------

Este año hemos celebrado el 167 aniversario(4) de la muerte del Venerable Padre Félix Varela en San Agustín de la Florida, el 27 de febrero de 1853, y también el nacimiento de José Martí en La Habana, el 28 de enero de 1853. Martí nacía solo unas pocas semanas antes de que muriera Varela. ¿Coincidencia? Yo diría que plan divino. Dios tendría dispuesto que la antorcha que Varela había encendido no se apagara con su muerte, sino que continuara ardiendo con la vehemente dedicación y entrega hasta el ocaso de José Martí. Estos dos grandes hombres iluminan nuestra oscura noche con nuevas luces y esperanza en el duro exilio, y dan ánimos a la Patria esclavizada. Como dijera la doctora Anita Arroyo(5), “cuando hombres como ellos se den en serie, tendremos asegurada la redención humana”.

Mausoleo de José Martí
Cementerio Santa Ifigenia
Santiago de Cuba
-----------



----------------
1. Publicado originalmente en La Voz Católica, periódico oficial de la Arquidiócesis de Miami, el 21 de mayo 1993, p. 18.

2. José de la Luz y Caballero (La Habana, 1800-1862) filósofo y educador cubano. Se destacó por sus colaboraciones en temas científicos y filosóficos, y considerado una de las personas que más ha luchado por la educación en su país.

3. Fernando Figueredo Socarrás (Camagüey, 1846 - La Habana, 1929) ingeniero, militar e historiador cubano. General de Brigada del Ejército Libertador. Gran amigo de José Martí fungió como subdelegado del Partido Revolucionario Cubano en la ciudad de Tampa, durante la Guerra de Independencia en 1895.

4. En el artículo original se lee 140 aniversario.

5. Anita Arroyo, destacada intelectual y escritora cubana nacida en Italia en 1914 aunque de sangre cubana y puertorriqueña, fallecida en Puerto Rico en 1994.





---------------
Teresa Fernández Soneira (La Habana 1947), es una historiadora y escritora cubana radicada en Miami desde 1961. Ha hecho importantes aportes a la historia de Cuba con escritos y libros de temática cubana, entre ellos, CUBA: Historia de la educación católica 1582-1961, Ediciones Universal, Miami, 1997, Con la Estrella y la Cruz: Historia de las Juventudes de Acción Católica Cubana, Ediciones Universal, Miami, 2002. En los últimos años ha estado enfrascada en su obra Mujeres de la Patria, contribución de la mujer a la independencia de Cuba, (Ediciones Universal, Miami 2014 y 2018). El volumen I dedicado a la mujer en las conspiraciones y la Guerra de los Diez Años, y el volumen 2, de reciente publicación, trata sobre la mujer en la Guerra de Independencia. En estos dos volúmenes la autora ha rescatado la historia de más de 1,300 mujeres cubanas y su quehacer durante nuestras luchas independentistas.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator