Sunday, May 31, 2020

Ana Itelman (por Florencia Guglielmotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada al Ballet y la Danza, a cargo de la la ballerina, coreógrafa y profesora Florencia Guglielmotti.


Ana Itelman nació en Santiago de Chile, el 20 agosto de 1927. A los 2 años se trasladó junto a su familia a Buenos Aires (Argentina), donde desarrolló gran parte de su carrera. Ingresa al Conservatorio Nacional de Música y Arte Escénico, posteriormente denominado Escuela Nacional de Danzas, donde se desempeñará como docente luego de su egreso. Allí se formó con Ekatherina Galantha, Aida Mastrazzi e Irma Villalba, entre otros.

En 1944 se incorpora a la compañía de Myriam Winslow, el Ballet Winslow, que fue la primera compañía de danza moderna profesional que hubo en Argentina. Un año más tarde, con solo 18 años, viaja a Estados Unidos donde continuará su formación con Martha Graham, José Limon y Hanya Holm. Regresa a Buenos Aires en 1947 y realizará varias funciones como bailarina solista, pero enseguida dejó de bailar para dedicarse enteramente a la composición coreográfica.


“Ciudad nuestra, Buenos Aires” fue estrenado en 1955, en el Teatro Nacional Cervantes, y fue el primer espectáculo en unir tango, danza moderna y poesía. También trabajó junto al Ballet del Teatro Colón, montando “Agon”, con música de Stravinsky, “Jeux” con partitura de Debussy y “La Peri” de Dukas. También trabajó como coreógrafa en espectáculos del reconocido Copacabana Palace de Río de Janeiro (Brasil), del tradicional Michelangelo de Buenos Aires y en varias comedias musicales.


En 1957 regresa a Nueva York donde se desempeñó, durante los siguientes 12 años, como profesora y directora del departamento de danza del Bard College. Durante ese lapso también trabajó junto a Merce Cunningham, Hanya Holm y Alwyn Nikolais, estudió maquillaje e iluminación con Erwin Piscator, teatro con Lee Strasberg y dirección televisiva y pintura en el Brooklyn Museum of Arts. De este modo buscaba ampliar su campo de conocimiento ya que ella sostenía que un buen coreógrafo debía poder abarcar todos los géneros dancísticos y estar formado en todos los rubros que participan de la creación de un espectáculo.


Durante esos años viajaba periódicamente a la Argentina para realizar el montaje de diversas obras, hasta que regresó definitivamente en 1969, cuando inauguró el Café Estudio de Teatro Danza de Ana Itelman, cuyo propósito principal era difundir nuevas formas de danza y de composición coreográfica.

En 1983 su espacio de enseñanza fue donado a la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires para ser utilizado como sede del Taller de danza contemporánea del Teatro General San Martín, en el cual dictaba clases de composición coreográfica.


Entre sus obras más reconocidas se encuentran “Ella lo visitaba”, la ya citada “Ciudad nuestra, Buenos Aires”, “Suite percal”, “Aquí viene el rey”, “Alicia en el país de las maravillas”, “La casa de Bernarda Alba” y “El tortazo”, entre tantas otras. Todas sus obras se caracterizan por ser visualmente claras y reclamar de sus bailarines un gran dominio físico y un alto nivel técnico e interpretativo.


A los 62 años, a pesar del gran reconocimiento profesional que poseía, el 16 septiembre de 1989 acabó con su vida. Ana Itelman fue una de las pioneras de la danza moderna en Argentina y dejó una importante huella en la forma de entender la composición coreográfica, que los creadores de hoy en día continúan reproduciendo.



------------------------------
Florencia Guglielmotti reside en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). Es Profesora de Danza (titulada en la Escuela Nacional de Danzas "María Ruanova"), Licenciada y Profesora de Artes (recibida en la Universidad de Buenos Aires). Cursó estudios en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba. Es Miembro de International Dance Council CID (UNESCO).

Actualmente se desempeña como Profesora de Danza Clásica y como Profesora Titular de Historia de la Danza en la Escuela Superior de Enseñanza Artística "Aída V. Mastrazzi". florenciagu@gmail.com

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator