Friday, April 12, 2019

Fragmento de "El diario de Lola" (por Thelma Delgado)

Nota del blog: Selección de textos, que serán parte del libro (en preparación) El diario de Lola, de Thelma Delgado.

Para leer sus escritos en el blog, en este enlace.




Querida Mimí:

El viernes me fui con las muchachas a un Happy Hour; !la pasamos como siempre, muy bien!, entre la comida, charla, unos tragos y buena música, no presté atención a mi teléfono. Ya en casa me percaté que tenía 5 llamadas perdidas y 9 mensajes de Quien ya tú sabes, pero era tarde y no contesté. Ayer sábado al regreso del trabajo, me lo encontré estacionado en mi puerta! Mi corazón comenzó a latir muy rápido., que hacía !¿Él aquí?! Tratando de aparentar calma lo saludé y le dije -!Hola, que sorpresa! ¿Todo bien? Como respuesta tuve su sonrisa y una pregunta nerviosa -¿Te gustaría ver el atardecer en el mar? – !Claro!, contesté, solamente me cambio de ropa y nos vamos. Cuando llegamos continuó mi asombro, sacó de su carro una botella de vino, dos copas, queso, dos sillas, una mesita, una vela y puso música; yo quería preguntar a qué se debía todo eso, pero preferí guardar silencio y continuar la charla de temas variados. Al cabo de un rato cuando el sol ya se había ocultado, me tomó de la mano, me trajo hacia sí, me sentó en sus piernas y acariciando mi pelo con ternura me dijo –Ojala y pudiera amarte como te mereces. No quisiera perderte jamás pero no puedo ofrecerte más de lo que te ofrezco. -¿Por qué? Pregunté con angustia queriendo saber y no queriendo al mismo tiempo. –No tengo nada para ofrecerte, replicó. –En su voz había honestidad, Él estaba diciendo la verdad, no me quería perder pero no me podía tener tampoco. Nos abrazamos en silencio y permanecimos así por un largo rato. Yo entendí que tiene sentimientos hacia mi pero no son lo suficientemente fuertes como para hacerle olvidar las heridas que dejaron amores de antaño. También comprendí que cuando uno no hace las paces con el pasado, este se convierte en un tirano que no nos permite disfrutar del presente. Regresamos a mi casa y me pidió quedarse. Lo sentí necesitado de compañía y acepté. Nos entregamos al amor, con amor. Al despedirse esta mañana me dio un beso y me dijo –Vengo por ti a las 7:00 pm para ir a cenar. Esta tarde recibí un ramo de rosas rojas y una nota que decía: “Cuando no contestaste mis llamadas y mis mensajes pensé que te había perdido; sufrí y comprendí que ya no sé vivir sin tí”.

Mimí, ¿será este el comienzo de algo más serio entre nosotros?



------------
Ver
Página de Thelma Delgado en el website del Cultural Council of Palm Beach County

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator