Wednesday, February 6, 2019

El seminarista Adolfo Rodríguez, estudiante de Teología en la Universidad de Comillas. Curso Académico 1947-1948 (por Carlos A. Peón-Casas)


Hemos dado recién con un interesante Catálogo de los Alumnos del Seminario y Universidad Pontificia de Comillas, correspondiente al curso 1947-1948. Y ni cortos ni perezosos hemos rastreado en sus dilatada lista de 770 estudiantes matriculados en aquel minuto, para re-conocer la presencia entre aquel alumnado, de nuestro inolvidable Monseñor Adolfo Rodríguez Herrera.

En el orden numérico general, al entonces seminarista Adolfo, le correspondía el número 43. Aparecía registrado además, en el Orden de Clases, como el número 24 en el curso correspondiente al cuarto año de la Facultad de Teología.

En los datos que se recogían de cada estudiante, de nuestro primer arzobispo se decía en sus generales que era hijo de Adolfo, ya fallecido, y de Clara Esther, con residencia en la calle Castillo 27, en Minas, Camagüey, Cuba. Se mentaban igualmente su fecha de nacimiento correspondiente: 9 de Abril de 1924, y se apuntaba que cursaba su segundo año en dicha institución.

Aquel correspondería a su último ciclo lectivo en el Seminario de Comillas, por entonces localizado en la provincia de Santander, en el norte de España. Su ordenación como es sabido, ocurriría en julio del año 1948.

Pero el entonces seminarista-teólogo Adolfo, no era el único camagüeyano en Comillas, ni tampoco el único cubano.

Rastreando con atención, el dilatado record de los estudiantes de aquel curso hemos topado con los nombres de otros 4 camagüeyanos, dos habaneros, un cienfueguero, y uno de la antigua provincia de oriente, aunque en el desglose general por nacionalidades(1)  se nos hable de una cifra mayor: 20 seminaristas cubanos, la lista efectiva sólo incluye 615 nombres del total, de donde inferimos que entre los no mencionados, pudieran encontrarse los restantes.

De la entonces dilatada provincia de Camagüey provenían los seminaristas Eduardo Aguirre García, en segundo de Teología, natural del poblado de Jatibonico, hijo de José y Carmelina, y avecinado en aquel en la calle Céspedes 25; y Vicente Pérez Gago, cursando primero de Filosofía, y originario de Morón.

De la propia ciudad de Camagüey, eran dos los seminaristas en lista: Lionel Montells Loret de Mola hijo de Gustavo y Ángela, con dirección en San Fernando 154; y Francisco Oves Fernández, hijo de Leopoldo y Emma, y con dirección en Maximiliano Ramos (Horca) en el número 56. Ambos cursaban la Filosofía, el primero en segundo curso, y el segundo en el primero.

Originarios de la Habana, por ende cubanos de origen, pero ya residentes en España, estaban matriculados en aquel año: Mariano Albero Salinas y Armando López Valcarcel, ambos cursando la Teología.

De la antigua provincia de Oriente era Ángel Mario Rivas Canepa, residente en Sagua de Tánamo y estudiante entonces del segundo año de Filosofía.

Efraín Rodríguez Falcón, quien llevaba ya seis años de estudios, y cursaba en aquel minuto la Teología, era nativo de la ciudad de Cienfuegos.

Del grupo de camagüeyanos, además nuestro primer arzobispo, Mons. Adolfo, sólo, hasta donde sepamos, recibió las órdenes sacerdotales Francisco Oves Fernández, en 1952, y quien andando el tiempo, también fue consagrado obispo, fungiendo como Auxiliar de Cienfuegos en 1969, y Arzobispo de La Habana, de 1970 a 1980.

Del resto de los cubanos, también concluyó allí sus estudios para el sacerdocio: Ángel Mario Rivas Canepa, según nos testimonia del Sr. Enrique Palacios, quien hubo de conocerlo en sus años de seminarista, en el Seminario del Cobre.

Muchos años después, Mons. Adolfo tuvo la suerte de volver a reencontrar antiguos condiscípulos de aquellos años de seminarista en Comillas, aunque ya no en el primitivo espacio que ocupara el antiguo Seminario y Universidad en tierras cántabras, sino en su nueva sede en Madrid.

Se me dice, de buena tinta, que en un antiguo corredor en la antigua Universidad en Comillas, Santander, donde se reconocen a aquellos ex alumnos que se distinguieron a posteriori, y fueron nombrados obispos.

El recuerdo de nuestro Arzobispo Monseñor Adolfo Rodríguez Herrera, está oportunamente recogido allí, acompañado de una foto suya(2), como un claro símbolo de su denodada entrega a la que fue su inclaudicable misión de servicio a su Iglesia local camagüeyana, y a la de la patria cubana y universal.



------------------------------------------------------------------------

  1. Las cantidades de seminaristas por países es como sigue: Argentina: 5, Cuba: 20, Chile: 2, El Salvador: 4, Guatemala: 2, Honduras: 3. México: 54, Nicaragua: 4, Panamá: 2, Paraguay: 4, Perú: 3, Portugal: 8, Santo Domingo: 2, Venezuela: 1.
  2. Se trata de una copia coloreada, de la misma foto que le fuera tomada tras su ordenación obispal en Camagüey en 1963. Cortesía del Sr. Enrique Rodríguez.

-----------------------------------
Ver Mons. Adolfo Rodríguez, en el blog

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator