Friday, January 4, 2019

(Camagüey) El P. Andy Vidal explica lo que sucedió

El P. Andy Vidal Menéndez, en la misa que fue ordenado sacerdote, en la Iglesia Catedral de Camagüey, el 15 de agosto de 2009.
------------------



En horas de la mañana del día 2 de enero de 2019, cuando regresaba a la Casa Diocesana luego de haber hecho unas compras en el Mercado del Río, fui golpeado en el portón del garaje de dicha Casa por un joven ebrio de 20 años de edad a quien no conocía y que, acompañado de un equipo de música portátil con ruedas, reclamaba mi atención. Incluso llegó a poner su pie delante de la goma de la guaguita para impedirme acabar de entrar en la Casa. A la reiterada solicitud de atención del agresor le respondí siempre con una amable invitación a que me dejara continuar mi camino, que estaba trabajando y tenía apuro, a lo cual respondió con una arremetida violenta a golpes contra la guaguita y posteriormente contra mí y contra mi padre anciano que me acompañaba, a quien empujó y cayó al suelo. A mí me dio un puñetazo en el rostro. Ante el ataque, finalmente respondí pegándole en la cabeza con el propio equipo de música que él traía, lo que le provocó una herida que fue atendida en el Hospital Provincial.

Hecha la denuncia en la policía y visto que tanto el agresor y yo resultamos lesionados en el altercado, fue descartada por las autoridades policiales la posibilidad, considerada inicialmente, de tipificar el hecho como un altercado público y se está investigando el hecho como unas posibles lesiones de ambas partes, lo cual dependerá del dictamen médico legal que se hará dentro de una semana según informaron las autoridades policiales. Por tal motivo, me encuentro en estos momentos aguardando el día para la citación de ser examinado por un perito. Mi estado de salud no es delicado, una herida en el labio superior de la boca que requirió cuatro puntos de sutura y unas pequeñas lesiones alrededor de los ojos y nariz producto del golpe y los espejuelos. Mi padre, por su parte, siempre ha estado en perfecto estado de salud.

Les agradezco los gestos de preocupaciones para conmigo y mis padres. También les agradecería que me sigan acompañando en su oración para que lamentables hechos no ocurran producto al excesivo consumo de bebidas y sus consecuencias en nuestros jóvenes. Mi gratitud y mis oraciones para todos. 

 P. Andy


---------------------
Ver en el blog
(Camagüey) Agredido el párroco de la Soledad

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator