Monday, September 17, 2018

"Teatro Cubano para los Escenarios", de Pedro Monge Rafuls (por Wilfredo A. Ramos)


Acabo de leer con mucho interés la última publicación del dramaturgo e investigador teatral cubano Pedro Monge Rafuls, "Teatro Cubano para los Escenarios", un compendio de setenta y una obras, de cuarenta y cuatro autores cubanos de todos los tiempos... pero no, no estamos en presencia de una recopilación de textos dramáticos (sería un volumen gigantesco), sino de un libro de consulta, que nos entrega interesantes e importantes datos sobre cada una de las obras y autores aquí recogidos.

Monge Raful ha querido ofrecernos un libro para estudio, con abundante material de investigación sobre cada obra escogida, como su fecha de estreno, su elenco original, su escenografía, sus personajes, su argumento, la relación de la obra con otras de diferentes autores, tema de la obra, información dada en muchos casos por sus propios autores via email, datos sobre el autor y el total de sus obras.

En este volumen, en el que se han escogido las obras, según su compilador, sobre la base de la importancia de cada una de ellas en su significado en la escena cubana, las que además han demostrado su permanencia al paso del tiempo y su posibilidad de merecer un lugar en la dramaturgia internacional, podemos encontrar tanto obras de Ignacio Sarachaga ("Mefistófeles"), de Cesar Rodríguez Expósito ("El poder del sexo"), de José Triana ("Medea en el espejo", "El Mayor General hablará de teogonía", "La noche de los asesinos"), de Ulises Rodríguez Febles ("Beisbol", "El concierto"), como de Abel González Melo ("Nevada"), de Yerandy Fleitas Pérez ("Jardín de héroes", "Los basureros"), de Nicolás Dorr ("Las Pericas", "El palacio de los cartones"), Gertrudis Gómez de Avellaneda ("Baltazar", "Errores del corazón", "La hija de las flores", "El millonario y la maleta"), de Carmen Duarte ("Al anochecer"), de Eduardo Manet ("Las monjas"), de Tomás González ("El viaje en círculo", "Chango Bongoché", "Delirios y visiones de José Jacinto Milanés")... y así hasta llegar a las cifras de obras y autores señaladas al comienzo.

Claro que habrá quien exponga según su criterio, que faltó alguna otra obra o algún otro autor, si, es posible, recordemos que quien se enfrenta a realizar una selección de cualquier tipo tiene el handicap de su "yo", de su gusto, su opinión, pero lo que es indiscutible es que para realizar tamaña selección, se requirió del doble o el triple de obras a leer, de muchas horas no solo de lectura, sino de análisis de lo leido para poder escoger o desechar según su criterio selectivo.

Textos como este, son muy necesarios para el estudio de la historia de la dramaturgia cubana desde sus inicios, para unir y no separar teatro escrito dentro de la Isla o fuera de ella, para analizar aportes, logros, vigencia de una dramaturgia que posee características muy propias, que en ocasiones fue pionera (la Avellaneda, Carlos Felipe, Virgilio, Triana... ), literatura teatral que es reflejo de cada momento en que vió la luz, que supo hablar de su época, de vencer censuras o ser censurada, en fin, de poner sobre el escenario la identidad nacional pero tratando siempre de elevarla a la categoría de teatro de todos los tiempos y lugares.

Gracias a Pedro Monje Raful, nuevamente por su gentileza en hacerme llegar este excelente volumen, el cual me reafirma en mi interés por continuar en el camino de hacer e investigar cada día más sobre el teatro cubano que sin duda alguna es un teatro para todos los escenarios.


No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator