Sunday, August 12, 2018

Una noche de encuentro con parte de la historia danzaria mexicana (por Wilfredo A. Ramos Vázquez)


Dentro de la actividades a que convoca esta XXIII edición del Festival Internacional de Ballet de Miami, se realizó el viernes 10 de Agosto, en la sede del Miami Hispanic Cultural Arts Center la presentación del libro “Victoria Ellis, bailarina cósmica”, texto de la autoría de Patricia Aulestia y Michell Snow. La actividad tuvo como presentador al conocido crítico de danza cubano Orlando Taquechel, el cual asumió la entrevista a Patricia Aulestia, quien como ya es habitual nos visita para participar en el evento danzario miamense.

Este texto dedicado a mostrarnos la vida de la bailarina norteamericana Victoria Ellis, quien hiciera carrera en México, hace un recorrido a través de su vida, desde su infancia en New York, su larga y fructífera estancia en el país azteca, hasta su fallecimiento en un convento en la ciudad de Tijuana, California, en el 2006, a los 98 años. La Ellis por quien corría tanto sangre inglesa por parte de madre como de negros esclavos, por parte de padre (algo que siempre trataron de mantener oculto en la familia), comenzó sus estudios de ballet en su ciudad de nacimiento, los cuales debido a problemas financieros familiares tuvo que abandonar, obligados a viajar hacia México en busca de restaurar un millonario negocio establecido por su padre y que se viniera abajo ante los hechos de la revolución mexicana. De como retomó sus clases de ballet en la que sería la famosa academia de Miss Carroll, (norteamericana también), como inició sus primeras apariciones en los diversos escenarios (centros fabriles, clubs nocturnos, cines, teatros), hasta como llega a ser una indespensable figura de los escenarios y el cine azteca de la época, trata este importante libro. Sin duda este texto posee un valor agregado al de ser una detallada biografía, el de convertirse en un fiel retrato de una época en donde el país se debatía por reafirmar su identidad, de ahí , su doble valor documental.

Para la realización de este hermoso texto, los autores contaron con la suerte de poder recolectar información de primera mano ofrecida por la propia Ellis, así como la detallada colección de fotos, recortes de prensa y notas pertenecientes a la biografiada, un lujo para todo investigador que se adentre en su trabajo, hecho que les permitió una reconstrucción de época, momentos y situaciones de gran veracidad y exactitud, pudiendo permitirse la excelente recreación de datos que se ofrecen.

Hay que dar las gracias, sin duda, al riguroso trabajo que viene realizando el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza, CENIDI Danza “José Limón” en México desde su fundación, en la rigurosa recolección de información sobre el amplio quehacer danzario del país, y obviamente, reconocer la labor que ha desarrollado Patricia Aulestia, ecuatoriana de nacimiento, pero mexicana por derecho propio, al haber vivido por más de cuatro décadas en esas tierras y haber desarrollado una amplia carrera dentro del mundo danzario mexicano como promotora, autora de libros, siendo también coordinadora y directora de la Compañía Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes, investigadora titular y fundadora del CENIDI, así como Presidenta de Honor del Comité Nacional e Internacional de Danza del ITI-UNESCO, Miembro del Consejo de Fomento y Desarrollo Cultural de la Ciudad de México y extendiendo su trabajo fuera de sus fronteras como asesora del Festival Internacional de Ballet de Miami, así como coordinando la creación de Centros de Documentación e Investigación de la Danza en todo las naciones del continente.

Textos como este, que ahora nos llega a las manos, son extremadamente necesarios en el ámbito danzario, no solo para mantener vivo el recuerdo de un pasado, sino para documentar a las nuevas generaciones de los antecedentes de un arte, que como toda manifestación escénica, es efímera, permitiéndoles conocer el origen y evolución del difícil y arduo camino escogido: el arte del movimiento.

Damos gracias a los organizadores del Festival, es especial a su nuevo director Eriberto Jimenez, por la posibilidad de encuentros como estos, de poder continuar con labor de Pedro Pablo Peña en la promoción y creación de un entorno que viva y disfrute la danza en todos sus estilos, porque un pueblo que no ama la danza, no vive.




------------------
Del autor en el blog

Un requiem por la danza (por Wilfredo A. Ramos)
“El Cuarto de al lado...”, un teatro de verdad (Wilfredo A. Ramos Vázquez)

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator