Friday, August 24, 2018

"Talud", de Aleisa Ribalta (por Alberto Cubero)

Para adquirir en Amazon
----------------------

La falta, siempre falta algo. Hay una suerte de agujero que percute y percute. Quizás el viaje, esa metamorfosis no sólo de lo físico, del lugar, sino del centro mismo del corazón, sea una vía para palpar ese agujero. Hacerlo de uno, a través del viaje más peliagudo, acaso más arriesgado, el de la palabra.

Donde la luz no es más / que el reflejo del mar / en cada lágrima

versos en los que comienza a vislumbrarse el recuerdo, la nostalgia, pero también la conciencia de que el origen, los ancestros, la niñez, siempre acompañan a la poeta, cualquiera que sea el lugar en el que se encuentre.

La ciudad natal –La Habana- como alegoría del hogar, del nido siempre abierto en el imaginario. Sus calles, árboles, rincones y el mar, ese mar que perfila tanto la orografía de la ciudad como la idiosincrasia de sus habitantes:

La ciudad gime / es el latido del mar / el respirar bajo los túneles / el sollozo frente al muro

Aquello que no es posible físicamente, de facto, sí lo es simbólicamente, gracias al lenguaje y, más específicamente, la poesía. Esto lo sabe muy bien nuestra autora. La indagación en el misterio de la existencia, en los sueños, en lo que no se dice, pero no calla: lo imposible necesario.

Cardinalmente / amando y desamando / hasta el delirio / más recóndito / de lo imposible

El misterio originario cabe en una caja, la de Schrödinger –“Enigmas de la cuántica”-, que aparece en el poemario como paradigma de la negación de lo unívoco y el estallido de la multiplicidad, de lo paralelo simultáneamente. Del abanico de posibilidades no atisbadas por el limitado ojo humano. Así pues, la existencia: sombra, jeroglíficos, cueva. Y ese deseo insobornable que nos aborda y persiste, incombustible, que se convierte en motor de la vida y nos renueva constantemente.

Pero no saber es el precio / imposible como el experimento / y hasta dolorosamente justo. / Todo quedó dentro de aquella caja / que no podremos abrir nunca / que está perdida en esta hora / del ser y no ser más simultáneo

Hay a lo largo del poemario una pregunta por el sentido de la vida y, consecuentemente, por la existencia de Dios. El ser humano es insignificante frente al universo; de hecho, en el poemario aparecen frecuentes referencias a los astros, el universo, el cosmos. Qué es el ser humano, cómo ha sido arrojado a este mundo.

Lo cuántico, la indeterminación. El estallido de la multiplicidad. Lo singular y lo universal se funden, las partículas se atraen, los cuerpos se buscan. De modo y manera que en el poemario confluyen ciencia, pensamiento filosófico, indagación en el ser humano y en su relación con el mundo, con el cosmos.

No sé qué hago aquí / ni quién, ni cómo / anduvo estos lares / antes que yo

O estos otros versos:

Regresados al paraje / donde / bailando fue / el comienzo / Caos maravilloso / que vaya usted a saber cómo ni / cuándo duró

Y siempre el mar, la ciudad, la isla del tesoro de la niñez, la rememoración de la infancia, la geografía de las ilusiones. Regresan una y otra vez como olas que jamás alcanzasen su destino. Y siempre los orígenes: la ya citada La Habana, pero también el extremo oriente, China, la provincia de Sichuan, lo lejano, inhóspito y misterioso.

Sólo para probar que existes fiel pez de dorada / marca transversal de Sichuan lejana provincia / de mis ancestros. Milenario fantasma diminuto

Talud: la falta, los ancestros, lo incardinado.



------------------------------------------
Alberto Cubero. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Carlos III de Madrid. Ha publicado relatos y poemas en diferentes revistas, como “Shiboleth” (Madrid, 2008), “Poeta de Cabra” (Madrid, 2009), “La Hamaca de lona” (Madrid, 2010) y “Cuadernos del matemático” (Madrid, junio 2013). En los próximos meses será publicado, también en “Cuadernos del matemático”, su ensayo: “Poesía e inconsciente: relaciones entre poesía y psicoanálisis”.

En septiembre de 2008 publica su poemario “Pájaros de granito” en Legados Ediciones.

En septiembre de 2009 aparece el libro “La república de la imaginación”, una antología en la que participa junto a un grupo de poetas, entre los que está Juan Carlos Mestre.

En septiembre de 2011 aparece su nuevo poemario, “La textura metálica del dolor”, en “El sastre de Apollinaire” ediciones. Sobre este libro, José Manuel Querol, doctor en literatura, escribió un ensayo en el número 31 de la revista especializada en literatura “Ferrán”.

Su último poemario, “Hendidura”, fue publicado por la editorial “Devenir”, con un estudio crítico de José Manuel Querol.

Es profesor de escritura creativa e imparte talleres en diferentes centros de mayores, casas de la mujer y centros culturales de ayuntamientos.



-------------------------------

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator