Friday, August 3, 2018

La consulta popular en Cuba sobre la reforma constitucional (por José Arteaga)


El gobierno cubano se prepara para la próxima consulta popular a que será sometido el proyecto de reforma constitucional en el período comprendido entre el 13 de agosto y el 15 de noviembre. Una vez más ajusta el gobierno-partido único, su engrasada maquinaria política para realizar un ¨debate popular¨ en el cual se encause el debate por caminos trillados según el guión preestablecido y a la vez sirva de ensayo para el programado referendo constitucional. Para ello se seleccionaron más de 7 600 dúos que conducirán más de 135 000 reuniones de consultas en centro de trabajo y estudio, en la comunidad y en el exterior, según anunció el diario oficial Granma, el martes 31 de julio de 2018. Ya existe experiencia proveniente de anteriores consultas como la de los Lineamientos del Partido Comunista de Cuba y del proyecto del Código de Trabajo. En todas ellas el procedimiento era el mismo, los miembros del dúo a cargo de la conducción del debate, dirigían la discusión evitando planteamientos incómodos y se tomaban notas de señalamientos formales o intrascendentes, descartando los planteamientos no ajustados al debate, logrando siempre el resultado apetecido, la aprobación en asamblea del proyecto a discutir.

Contrario a lo que se pueda esperar desde el exterior, al cubano de a pie, saturado de propaganda política, no le interesa la consulta popular constitucional, sabe que es lo mismo con lo mismo, que no puede esperar ningún cambio favorable a su único propósito en la vida, sobrevivir como pueda y llevar algo que comer a la boca. Mucho menos interesa la anunciada consulta popular en el exterior que sin duda se limitará a los colaboradores cubanos en el exterior y a alguna que otra asociación de amistad con Cuba en el extranjero porque por ley, los cubanos residentes en el exterior no pueden ejercer su derecho al voto.

No obstante a lo antes dicho, si despierta cierto interés, posibles debates sobre la aprobación del matrimonio homoigualitario, ya que ninguna voz del parlamento se alzó para cuestionar la introducción de la reforma matrimonial, dejando un gran vacío en la representación de cientos de miles de cubanos y especialmente de los sectores religiosos, que se oponen en general a la homoreforma por distintas causas, que van desde la más visceral homofobia hasta convicciones religiosas sostenidas en preceptos bíblicos.

Al respecto sostuvimos una interesante entrevista con un pastor de la denominación Evangélica Pentecostal Asamblea de Dios, sobre el que decidimos omitir su nombre, quien explicó la postura de su congregación fundamentada ampliamente en preceptos bíblicos desde los tiempos de Sodoma y Gomorra hasta el Evangelio de Jesús. Afirmó que la lucha de los miembros de su iglesia es contra los demonios que llevan a los hombres al pecado contra Dios. Que sí es posible en el nombre de Jesús vencer el pecado y nos mostró un vídeo con el testimonio de un pastor que era trasvesti y abandonó su vida anterior para predicar la palabra de Dios. En cuanto a la postura de su congregación sobre la reforma constitucional y el matrimonio gay, dijo que aceptan las leyes del país y como tal no harán campaña activa contra el mismo, sino que en el seno de la iglesia continuarán luchando contra los demonios, principados y potestades. Igualmente refirió que otros cristianos como los Bautistas y Metodistas, así como otras denominaciones si están haciendo campaña pública a favor del matrimonio heterosexual.

La iglesia católica cubana hasta el presente no ha hecho ninguna manifestación pública sobre el matrimonio igualitario, pero se espera un inminente pronunciamiento en contra del mismo. De este modo se puede dar un inédito escenario en la Cuba revolucionaria de un cuestionamiento público masivo a una medida del gobierno e incluso puede llevar a una marcada disminución en el voto popular a la reforma constitucional, lo cual lamentablemente no podrá ser verificado por observadores nacionales e internacionales independientes. Si no se manipulan las estadísticas electorales, calculo conservadoramente que descenderá el voto unido favorable, de la última elección realizada para aprobar los diputados a la Asamblea Nacional del 80%, a un 55% aproximadamente a favor de la nueva Constitución, aunque en la medida que se acerque el referendo, los ideólogos oficiales intenten torcerle el brazo a los votantes, sin que existan partidos políticos ni sociedad civil independiente que pueda oponerse en una sociedad totalitaria.


-------------------
Ver en el blog

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator