Friday, July 27, 2018

Llamar las cosas por su nombre (por Marián de la Fuente)


Llamar las cosas por su nombre. Cuanto cuesta hacerlo, pero cuan necesario es levantar la voz, para que lo que está mal no se convierta en costumbre, ni traten de vendernos realidades acomodadas, que solo son espejismos. 

Después de la reciente ola de despidos en Univisión, de queridas compañeras que se han dejado la piel en interminables coberturas. donde por años dieron lo mejor de cada una, para tener al público informado, no puedo dejar de cuestionarme cuál es la visión que algunos ejecutivos tienen de lo que debe de ser un medio de comunicación de masas. 

Si bien la televisión es imagen, no podemos distorsionar esa imagen poniendo al aire señoritas o señoras, que no saben leer ni un TelePrompTer, solo porque son más hábiles enseñando el culo. 

Viendo los programas deportivos de la cadena, da vergüenza ajena ver en lo que han convertido la imagen de la mujer hispana. Esa mujer que como yo o como tú o como esas compañeras que ahora han despedido tienen que trabajar duro, muy duro para ser cada día un poquito mejor y sacar a sus familias adelante. ¿Es así como nosotros, los hispanos, que nos llenamos la boca hablando de discrimination y de abusos queremos que se respete la imagen de nuestras mujeres? ¿Es así como nuestras hijas e hijos hijos tienen que percibir que enseñar pechuga o trasero,  o ser bien abierta de muslos, es suficiente meritocracia para ser el pollo más listo del gallinero? 

La mujer profesional de verdad es aquella que roba minutos al día para leer, estudiar, prepararse más. Aquella que aunque no pueda caminar busca bastones para seguir haciéndolo, la que se cae y llora, pero se enjuaga las lágrimas y sigue caminando con mayor ímpetu. La que sabe decir No, aunque eso le suponga llevarle años para llegar a su meta... pero que puede dormir tranquila porque se respeta y es respetada, aunque no esté colgada en la cima. 

Me pregunto que pasa por la mente de tantos ineptos con títulos de ejecutivo, que se creen conocer los gustos de la audiencia y no saben ni siquiera hablar correctamente nuestro idioma, o situar nuestros países en un mapa. 

¿Será que esos ejemplos de carne sin cerebro, a quienes la silicona les tomó por sorpresa la única neurona itinerante que tenían, son la imagen en la que reflejan a sus madres o hermanas, o quizás a sus propias hijas?

Triste... muy triste que haya tantas mujeres ejecutivas brillantes en "La Cadena" que no puedan levantar sus voces y que grandes profesionales como Paola Elorza, Cecilia Ramirez, María Elena Salinas ... tengan que salir de la cadena y el dinero de los anunciantes se destine a pagar calentones y a faltar el respeto a los televidentes.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator