Sunday, March 25, 2018

El largo camino a Itaca de los saurios (por Aleisa Ribalta)

Escribí este poema, a raíz de la impactante noticia de los cocodrilos repatriados (Carpentier habría dicho que de impactante la noticia nada tiene). Ver: http://www.martinoticias.com/content/cuba-suecia-cocodrilos-shatalov-castro/91325.html


El largo camino a Itaca de los saurios

                          
Como salidos de un poema de Guillén
— pongamos que el gran Zoo, el inédito —
salimos del islote, Eva y Adán, reptantes.
Nos regalaron a Shatalov, un cosmonauta,
— veáse que Guillén sigue vigente —
en tiempos de guerra fría como nunca.
… debió ser para romper el hielo.
Tovarishch, pero ¿a quién se le ocurre,
semejante y tamaño intercambio?
¡Vaya política natural de estado!
Caribeños, saurios de buena voluntad,
vivir con esa señora, rusky a más no poder.
Después de sendos y suculentos
almuerzos en el bello zoo de Moscú
volvían las pesadillas con cara de babuska,
sus baratijas copiadas del Hermitage,
los cholocates para el té, el samovar
de la camarada, la bañera de su casa
sus gritos de ”¡qué asco de bichos!”

Un día, como los rusos, no tenían espacio,
(y no del sideral, pregúntele a Tamayo)
nos deportaron a tierras de Skania.
Neutrales, ¡el chicharrón no es carne
y el frío es lo mejor para procrear!
¡Diez caimanes al Caimán hoy de vuelta.
Cuarenta años de exilio! ¡Una hazaña polar!
Para humillarnos, pruebas de ADN
dudan de que seamos los autóctonos.
Mire usted, menos comer caliente
sabemos hacer de todo con la cola.
Bonito, sabroso, sí,¡pongan a Pérez Prado!
 
------------------------------------
Aleisa Ribalta (La Habana, 1971). Reside en Suecia desde 1998. Es ingeniera de profesión y actualmente se desempeña como docente de asignaturas no directamente relacionadas a la literatura como: Diseño de Interfaces Gráficas, Diseño Web y Programación de Aplicaciones. Escribe desde muy joven, mayormente poesía. Alega que los lenguajes de programación son también un modo de entender la comunicación y hasta de saborearla. Para la autora, en esos símbolos para algunos incomprensibles está también la literatura como forma vital de expresión. Recientemente publicó Talud (Ekelecuá Ediciones, 2018), su primer poemario.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator