Thursday, September 14, 2017

"La Revolución no dejará a nadie desamparado" (por Henry Constantin Ferreiro)

Nota del blog: Agradezco a Henry Constantin Ferreiro, periodista camagüeyano, quien desde la ciudad agramontina dirige La Hora de Cuba, por compartir con los lectores sus fotos y texto "La Revolución no dejará a nadie desamparado".

 
 
 
 
 
 

Por suerte, estas fotos de la ciudad de Camagüey al otro día de Irma, no tienen el dramatismo de las que están saliendo de todo el norte de Cuba. Y cuando pensaba dejar este texto ahí mismo, en las fotos y mis felicitaciones a meteorólogos y algunos funcionarios de la Defensa Civil que sí trabajaron muy bien, leo en un mensaje firmado por el presidente desaparecido en uno de los momentos más graves del país, eso de que "la Revolución no dejará a nadie desamparado".

Alguien está muerto de la risa en su despacho. Alguien que a mí, que vivo, veo y escucho todas las carencias que en Cuba sufrimos con cada huracán -y crecerán con este último- no puede hacerme cuentos.

"La Revolución no dejará a nadie desamparado", pero sí con la casa a punto de caerse. De los fallecidos, 7 lo fueron por derrumbes de viviendas. Y no tengo que ir a esas ruinas para imaginarme lo deterioradas que estaban, por la pobreza y los años. Vivimos en ciudades y pueblos de casas listas para el derrumbe.

"La Revolución no dejará a nadie desamparado". Pero sí mal alimentado. El día antes de que impactara el ciclón Irma a Camagüey, la gente se aglomeraba y peleaba en dos o tres tiendas para comprar los recursos estatales de reserva: panqué, velas, pan. Y sorbetos. Cuando Irma pasó, el domingo las tiendas en divisa, generosamente, pusieron en venta sus cárnicos con más de 36 horas sin refrigerar, y al mismo precio de siempre.

"La Revolución no dejará a nadie desamparado". Pero sí incomunicado. La escasísima Internet que teníamos antes del ciclón, desapareció, y como quienes manejan las telecomunicaciones no nos permiten Internet en los móviles, ni wifi en las casas, pues hubo que conformarse con los escasos radios portátiles, que además casi nunca se venden en las tiendas para evitarle a los isleños la pecaminosa tentación de sintonizar Radio Martí e informarse.

"La Revolución no dejará a nadie desamparado". Pero sí preso. Y mudo. Las seis humillantes horas que sufrieron los periodistas Maykel González Vivero y Carlos Alberto Rodríguez al intentar cubrir los eventos del ciclón en Villa Clara, y la lista de videorreporteros de Palenque Visión arrestados en Guantánamo por parecidas razones, es la mejor manera de ocultar la miseria de millones de cubanos sin recursos para defenderse ante un ciclón y reponerse después. Como es difícil para la policía reprimir las emociones de tanta gente afectada, pues reprimen a los que narran las emociones, los periodistas. Y asunto resuelto.

"La Revolución no dejará a nadie desamparado". Pero sí en segundo lugar. La televisión oficial mostró a unos altos funcionarios -el secretario del Partido Comunista en Camagüey y el ministro del Turismo- y prensa oficial, escogiendo para hacer su primerísimo aterrizaje... ¿a la gente sin techo de los caseríos de Esmeralda? No. ¿A los campesinos que quedaron sin cosecha en todo el norte de la provincia? No. ¿A la familia del fallecido por derrumbe? No. Fueron a ver los hoteles de los cayos. De regreso, muy en segundo lugar, aterrizaron entre la gente del pueblo.

"La Revolución no dejará a nadie desamparado". Veremos. Todavía esperan la prometida ayuda estatal muchas víctimas del ciclón Ike en Las Tunas y del Mathew en Baracoa. Porque "la Revolución no dejará a nadie desamparado", pero sí los mantiene lo suficientemente pobres como para que dependan, toda la vida, de esa ayuda estatal.

Los cubanos nos repondremos, como siempre. Eso sí, con el dolor de los que no sobrevivieron y de las casas y bienes que se perdieron para siempre, con las imágenes duras de nuestros pueblos y campos arrasados. Pero pronto Irma será un mal recuerdo -otro más- y contaremos en detalle cómo vivimos esos días. Al fin y al cabo, ciclón más fuerte, dañino y lento en irse tenemos los cubanos, y no nos ha quitado la voluntad ni la esperanza en el día de mañana.

Pero ahora, estoy aquí, con las víctimas de Irma, a corazón abierto y dispuesto a ayudar.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator