Tuesday, May 16, 2017

Payaso (un poema de Rodrigo de la Luz)


Deudor más soberano,
que en noches largas fuistes
el amor no esperado en los trapecios.

Logras meterle miedo a la tristeza:
tan mortal, tan sencillo;
amantisimo esclavo tras tu risa.

Vas llamativamente maquillado.
Elaboras grotescas terquedades,
que conciben hacer llorar a la madre
y hacer reír al niño al mismo tiempo.

¿Qué festiva pasión muere en tu burla?
¿Qué jovial nadería te persigue?

Encapuchado y sordo
tiemblas como una fruta itinerante.

Uno por uno
tus espectáculos acabaron en tinieblas.

Ni el más alto zanquero
pudo avistar tu imagen demacrada;
crucificada en un péndulo de humo.

Oscuros lamparones
alumbran tu circo en decadencia.

¿Cuantos lirios se mueren en los rieles del tren?
(Mejor es no saberlo)

Todo lo que quería saber sobre tu estirpe,
se encontraba en mi esencia.

Yo cierro mi baúl, suelto tres globos,
lanzo una flor y me maquillo el rostro.

De ti herede los guantes, los tirantes,
la poca estima, algún que otro ornamento.
Herede el sombreron,
los zapatos gigantes y gastados…

De ti herede el espejo en que me miro,
este hambre de aplausos y ovaciones,
la intuición para advertir que todo acaba,
que se acerca la última función.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator