Friday, March 3, 2017

Origen del tabaco cubano en los Estados Unidos (por Adalberto Guerra)

Nota del blog: Cada viernes un texto publicado originalmente en la revista La Cohoba. Sección cortesía de Adalberto Guerra. Los temas que aparecen en este espacio están relacionados con la cultura del tabaco y las Artes Plásticas. Ver La Cohoba Magazine's website



Eduardo Hidalgo Gato:
 La historia del tabaco cubano en los Estados Unidos, su origen


 por Adalberto Guerra 
 Texto publicado en la 8va edición de la revista La Cohoba Magazine


La historia del Tabaco cubano en los Estados Unidos tiene su origen en Eduardo Hidalgo Gato y se remonta a la época temprana de 1870’s. De padres españoles, Eduardo Hidalgo Gato nació en Santiago de las Vegas–Cuba, el 6 de octubre de 1845. A los ocho años dejó la casa de sus padres para buscar trabajo en La Habana, donde entró a trabajar de aprendiz en un taller de tabacos de urbe habanera. 

En 1869, huyó de la isla acusa- do de ayudar a los revolucionarios insurrectos de Bejucal que combatían contra la corona española en la primera Guerra de Independencia cubana o Guerra de los Diez Años, eligiendo por destino la ciudad de Nueva York. Allí trabajó como torcedor hasta el momento en que decidió establecerse por su cuenta en un pequeño taller de manufactura de tabacos. El 28 de noviembre de 1872 se hizo ciudadano norteamericano. 

En 1871 cerró ese pequeño taller de tabacos para abrir una fábrica mucho mayor, con gran éxito de ventas. 

En 1874 trasladó su fabricación a la ciudad de Cayo Hueso (Key West), ubicado en un edificio alquilado a William Curry, convirtiéndose Eduardo Hidalgo Gato en el más prominente fabricante de tabacos de origen cuba- no en el Cayo. 

Eduardo H. Gato necesitaba torcedores con experiencia y para mejorar la operación construyó junto a su fábrica un pequeño pueblo de casas (unas cuarenta en total) que alquiló a sus trabajadores. Eran los comienzos de su famosa “ciudad de obreros” conocida como Gatoville, que contó con las infraestructuras necesarias (línea de tranvía, calles, comercios, escuelas, etc.) y que sería una de las primeras experiencias de ese tipo en los EE.UU. El popular barrio de “Gatoville” conocido entre otras cosas por la presentación anual de un circo o “los caballitos,” como lo llamaban coloquialmente los cubanos. Hay que señalar que para el año 1831, según los datos de censos poblacional de Key West, habían 50 cubanos asentados en el cayo, 16 de estos tenían pequeñas operaciones de tabacos. 

En la ciudad de Key West el Marcador Histórico número 21 se encuentra en el bloque 1100 de Simonton, lugar en que se encontraba la fábrica de Eduardo Hidalgo Gato. 

Entre 1880 y el 1900 hubo una afluencia de expatriados cubanos en Cayo Hueso, estaban escapan- do de la opresión del imperio colonial español en Cuba. Este hecho proporcionó la creación de más de 200 fábricas de tabacos en el Cayo. 

En el marcador Histórico 20 de la ciudad de Key West, Florida, en el 616 Louisa Street podrá usted encontrar el Pocket Park. Este parque tiene una historia especial por ser el lugar donde estaba situado el caserío de Gatoville de Eduardo Gato en la década de 1880. 

Es bueno señalar que Vicente Martínez de Ybor también impulsó planes de vivienda y desarrollo similares a los de Eduardo Hidalgo Gato en Key West y posteriormente en Tampa. 

La estructura que se exhibe en la parte posterior del parque es una representación de la fachada de una de las casas para tabaque- ros construidas sobre este lote en 1897. En el sitio específico fueron sus ocupantes Fernando y Sera- fina Gato. Fernando era un fabricante de tabacos en la fábrica. Fernando y Serafina criaron a su hija María Gato en esta casa, quien se casó posteriormente con Joe Madiedo. El parque es también el tabacos del mundo donada por la familia Fuente, Bruce Neff, y Patricia Madiedo.

El patriarca de la familia Fuente, Arturo Fuente, salió de Cuba en la primera década de 1906 y pasó los próximos 6 años en Gatoville y posteriormente se trasladó a Tampa en 1912 y comenzó su pro- pia fábrica de tabacos. Hoy su familia es propietaria y de una gran fábrica de tabacos en la República Dominicana, después de haber pasado también por Nicaragua. La familia Fuente es original del poblado de Güines, un poblado cercano a La Habana. 

A una cuadra de la casa que ocupó Arturo Fuente en Cayo Hueso se encontraban pequeñas empresas del tabacos como la fábrica Báez, a estos puestos que los emigrados convinieron en llamar los “chinchales” que para entonces eran operaciones de unos pocos trabajadores. Fue aquí donde Arturo perfeccionó sus técnicas como tabaquero. Su habilidad lo llevó a la prestigiosa fábrica de tabacos de Eduardo hogar de la mayor escultura de Hidalgo Gato a pocas cuadras de distancia en Simonton Street. No sólo Arturo Fuente pasó por las instalaciones de Eduardo Hidalgo Gato, otros emigrados cubanos que posteriormente tomaron relevancia en el mundo del tabaco, partieron de la empresa primera de Eduardo Hidalgo Gato, residieron en Gatoville y se expandieron después a Ybor City-Tampa.

Las casas del poblado eran simples estructuras de madera, la mayoría con dos habitaciones, porche y letrina. Estas casas aunque eran sencillas, para la época eran consideradas un lujo. El espíritu paternalista de Gato animó a sus empleados a iniciar sus propios negocios (tiendas, escuelas, etc.), que era una estrategia muy distinta a otras comunidades industriales. Muchos de los puestos de los “Chinchales” eran negocios alentados por Eduardo Hidalgo Gato que cohabitaban en armonía con las operaciones comerciales de este. 

Eduardo Hidalgo Gato contando con la experiencia de años de trabajo fabricando tabacos y con una excelente hoja procedente de las vegas de Vuelta Abajo, fabricaría la excelente marca de tabacos Clear Havana. La primera fábrica de Gato en Cayo Hueso se construyó en 1884 y era un edificio de madera de tres pisos que en 1894 albergaba 500 operarios, que fabricaban un promedio de 70.000 tabacos al día, y esta sucumbió en un incendio en 1915. 

La segunda fábrica, una de las mayores de Cayo Hueso, estaba ubicada entre las calles Virginia y Simonton St. Se comenzó a construir en 1916 y fue inaugurada en 1920. Era una estructura moderna de ladrillo, a prueba de huracanes e incendios, que contaba con grandes ventanales y un patio central al aire libre para conseguir la mayor cantidad de luz para facilitar las labores de los operarios.

En 1882, la familia Gato’s abrió una fábrica en la ciudad de Jacksonville llamada El Modelo, como estrategia empresarial de tener repartidas sus fábricas en distintas ubicaciones.

Gato estuvo siempre implicado en la vida social y política de Cayo Hueso, incorporando el primer tranvía en las calles de la ciudad o llegando a dirigir el Key West Bank, entre otras funciones públicas.

La casa familiar de Eduardo Hidalgo Gato estaba ubicada en Truman Avene. Antes de retirarse a Cuba, tuvo la generosidad de donar a la ciudad de Cayo Hueso una de sus lujosas mansiones a fin de que se ubicase en ella un hospital destinado a pobres, que funcionó desde 1911 a 1944, y que se llamaría Mercedes Hospital, en honor a su esposa. 

Eduardo Hidalgo Gato falleció en 1926, en Cuba. Sus dos hijos, Eduardo y Tomás permanecerían en Cayo Hueso. En 1942 la fábrica de Gato cerró sus puertas, siendo una de las últimas grandes fábricas de tabacos en cerrar en Cayo Hueso. El edificio se vendió a la marina de los EE.UU, que la usó como cafetería. 

Las marcas más populares de tabacos de Eduardo Hidalgo Gato fueron; Mi Preferida y La Estrella. En la ciudad de Cayo Hueso se puede encontrar un busto erigido en su honor, la ciudad tiene de él las mejores memorias por ser un hombre justo, y ejemplo digno.


No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator