Tuesday, October 11, 2016

Crónica: El gran cantor decimista (por Waldo González López)


Si escribo su verdadero nombre, la mayoría de los ciberlectores pensarán que me refiero al gran pitcher cubano, fallecido la pasada semana en Miami, con apenas 24 años, por lo que nuestra ciudad llora todavía su absurda muerte.

Pero su nombre lo han llevado muchos en Cuba, especialmente, algunos tan ilustres como los grandes poetas José María Heredia, José Martí y José Lezama Lima, por sólo ejemplificar con tres grandes.

Como todos saben, a los José se les suelen llamar casi siempre Pepe, pero a este José, nadie lo llamaba Pepe, sino Joseíto, Joseíto Fernández, quien también era conocido por su mote preferido: «El Rey de la Melodía».
Joseíto Fernández Díaz —zapatero, vendedor de periódicos y dueño de múltiples oficios que ofrecían el sustento a su humilde familia— trascendería al mundo con su voz y su gracia natural. Callado y respetuoso desde niño, ya cantaba a los doce años escondido de su madre, contraria entonces a carrera tan indigna para un caballero.


Respetado por todos por su talento y elegancia, caminaba las calles de su capitalino barrio Los Sitios e iba a las emisoras a cantar siempre vestido con su impecable ropa blanca: guayabera, pantalón y con su clásico sombrero del mismo color.

Como todos saben, el universalmente conocido creador de la clásica canción «La Guantanamera», además de cantante, fue compositor y repentista, y a los doce años comenzó a cantar boleros, canciones y guarachas en un trío aficionado y luego integró sextetos.


Hay más de 150 versiones de «La Guantanamera» a cargo de prestigiosos vocalistas e instrumentistas, entre ellos Benny Moré, Démis Roussos, Paul Mouriat, Richard Clayderman, Libertad Lamarque y José Feliciano. Genuino hombre de pueblo y, en consecuencia artista popular, Joseíto se mantuvo incólume ante la popularidad merecida. Autor de conocidas canciones, nunca quiso viajar al extranjero porque decía que al estar fuera de Cuba moriría de nostalgia.

De su humildad y rectitud, de su entrañable amistad con Barbarito Diez como de ese sentir criollo que mantuvo hasta el final de su larga existencia, se muestran ejemplos en su Casa-Museo de Los Sitios (en la calle Gervasio, número 658, Municipio Centro Habana). Orgulloso de sus virtudes, no por gusto expresaría en versos un día: «No hay un sólo acto en mí / que aminore la valía / la gran honradez y hombría / ambas virtudes muy grandes / de Joseíto Fernández, / El Rey de la Melodía».

Aparte de la mundialmente conocida Guajira guantamera (guajira-son compuesta en 1928 e inscrita en 1942), creó otras célebres piezas (sones, guarachas y guajiras), como «Elige tú que canto yo» —popularizada por Benny Moré—, «Amor de madre», «Demuéstrame tú» y «Así son, boncó» y, entre otros, los boleros «Yo te enseñé» y «Qué sorpresa». Por ello, sería denominado El Rey de la Melodía. 

En una memorable ocasión, realizó con su gran colegamigo Benny Moré una inusual controversia musical, cuando ambos repentizaron magistralmente, tal recuerda el periodista Víctor Pérez-Galdós en su ameno libro Joseíto Fernández y su Guajira Guantamera (1999). 

Significativo talento natural, sin estudios (como Benny Moré, «El Bárbaro del Ritmo» y, a fines del siglo XX, Polo Montañez, «El Guajiro Natural»), llegó al pináculo de la fama. Con su desaparición física, se perdió uno de los símbolos musicales cubanos. 

Por ello, a su muerte, Nicolás Guillén expresaría:
Yo creo que con la desaparición de él perdemos naturalmente una figura de primer plano y no hay manera de llorarlo porque no se resucita, lo que sí hay que encontrar el modo de sustituirlo y hacer que su arte permanezca, de lograr que sea Joseíto no solamente la figura que fue, sino la que tiene que ser mañana también. Hoy La Guantamera se escucha en todas partes, en todas partes es conocida y naturalmente en todas partes lleva un mensaje (a lo que añade este cronista: «que es el mensaje del oprimido pueblo cubano.




-------------------------------------------------------
WALDO GONZÁLEZ LÓPEZ (Puerto Padre, Las Tunas, Cuba, 1946).
Poeta, ensayista, crítico literario y teatral, editor, antólogo y periodista cultural.
Cursó estudios de idioma Francés en el Instituto de Idiomas «Máximo Gorki» (1964-1966).
Se graduó en 1970 en la Escuela de Teatro (Escuela Nacional de Arte), donde creó el Archivo de Dramaturgia e impartió clases de Historia de la Literatura para Niños y Jóvenes, en la Cátedra de Teatro para Niños (cofundada por él) y de Historia del Teatro Universal y Cubano.
En 1979, se licenció en Literatura Hispanoamericana, en la (Universidad de La Habana, 1979).
Integró el Centro Cubano de la Asociación Internacional de Teatro y de Teatristas para la Infancia (ASSITEJ, auspiciada por la UNESCO), como asimismo las Asociaciones de Teatristas y de Escritores de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en sus Secciones de Crítica Teatral, Poesía, Traducción Literaria y Literatura para Niños y Jóvenes.
Fue Asesor del Teatro Nacional de Cuba y de los Centros Iberoamericanos de la Décima (en la capital, La Habana, y en la ciudad de Las Tunas). 
RESUMEN DE SU TRAYECTORIA LITERARIA:
Ha publicado una veintena de poemarios, un volumen de ensayo, tres de crítica y otro de crónicas, así como una treintena de antologías de poesía y poesía para niños, décima, cuento y teatro de autores extranjeros (William Butler Yeats, Jacques Prévert, García Lorca, Rafael Alberti...) y dos de teatro cubano.
Sus versos han sido traducidos a varias lenguas y publicados en Francia, Estados Unidos, México, Colombia y Argentina. Ha traducido del francés a poetas como Marie de France, Molière, Joachim du Bellay y Jacques Prévert, y realizó versiones de poetas para la antología Poesía polaca.
Su labor como poeta, crítico teatral y literario, antólogo y ensayista ha sido reconocida, entre otros estudiosos extranjeros por las pedagogas y antólogas puertorriqueñas Flor Piñeiro e Isabel Freire de Matos en su volumen Literatura Infantil Caribeña; el profesor y ensayista jamaicano Keith Ellis, en su estudio Cuba’s Nicolás Guillén: Poetry and Ideology, y el antólogo y ensayista español Antonio Merino en el prólogo de su antología Nueva poesía cubana.
Prestigiosos ensayistas y críticos cubanos, como, entre otros: los doctores Salvador Bueno y Virgilio López Lemus, los destacados escritores: Adolfo Martí, Imeldo Álvarez y Antonio Gutiérrez Rodríguez se han ocupado de sus múltiples libros.
Ensayos suyos fueron incluidos en las antologías Nuevos críticos cubanos, Acerca de Manuel Cofiño y Valoración múltiple: Onelio Jorge Cardoso.
Fue jurado consuetudinario en eventos literarios, teatrales y de periodismo cultural, y participó en varios Congresos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), foros y otros encuentros con especialistas de Cuba y otros países. 
OBRAS:
Entre sus numerosos libros, resaltan: 
POEMARIOS: 
Que arde al centro de la vida
Salvaje nostalgia
Casablanca
Las palabras prohibidas
Estos malditos versos
Ferocidad del destino
El sepia de la nostalgia
Umbral de la nostalgia (libro de arte, con sus poemas ilustrados por la destacada artista plástica cubana Julia Valdés). 
POEMARIOS PARA NIÑOS: 
Poemas y canciones
Donde cantan los niños
Jinetes del viento
Libro de Darío Damián
Voces de la querencia. 
ANTOLOGÍAS POÉTICAS (CON SELECCIÓN Y PRÓLOGO SUYOS):
-Preciosa y el aire (textos de García Lorca, 1976)
-Los versos de tu amigo (textos de García Lorca para jóvenes, 1978)
-Que soy marinero yo (textos del español Antonio Machado, 1984 , Premio de la Crítica de libros para la infancia, 1985).
-Cazador de colores (poemas del cubano Emilio Ballagas; 1986).
-Paris at night (poemas de Jaques Prévert, con traduc. y pról. suyos, 1993).
-Y Dios… (poemas de William Butler Yeats, 1993).
-Añorado encuentro. Poemas cubanos sobre boleros y canciones (2001).
-Viajera intacta del sueño. Antología de la décima cubana (2001).
-Este amor en que me abraso (décimas de José Martí; 2003).
-De tu reino la ventura. Décimas a las madres (2003).
-Que caí bajo la noche. Panorama de la décima erótica cubana (2004). 
ENSAYOS: 
Escribir para niños y jóvenes (1983).
ESTUDIOS: 
-La lectura, ese esplendor (ensayos sobre lectura y literatura) publicado por Campaña Nacional por la Lectura, Quito, Ecuador (2009).
-Navegas, Isla de Oro. Panorama de la décima para niños (en colaboración con Mayra Hernández; 2009).
-Esta cárcel de aire puro. Panorama de la décima cubana en el siglo XX (en colaboración con Mayra Hernández, en 2 tomos: 2009 y 2010).
CRÍTICA LITERARIA: 

La décima dice más (2005)
La décima, ¿sí o no? (2006), ambos con sendas reediciones. 
CRÍTICA TEATRAL: 
La soledad del actor de fondo. Monólogos cubanos (1989)
Cinco obras en un acto (2001). 
CRÓNICA: 
Niebla de la memoria. 
TERTULIAS:
Entre 1990 y 2010, creó y condujo cinco (5) Tertulias de Poesía, Teatro y Música en importantes centros e instituciones culturales de la capital, como, entre otros: la Fragua Martiana, el Museo Nacional de la Música, el Museo Napoleónico y la UNEAC, donde invitó y presentó importantes poetas, escritores, cantantes, actores, narradores orales y demás artistas cubanos y latinoamericanos. 
DISTINCIONES: 
Diploma al Resultado Científico por su Colaboración a la nueva Historia de la Literatura Cubana, en tres volúmenes, otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; el Laúd y la Medalla del Cucalambé (Las Tunas); Diploma por la Labor Realizada en Apoyo a la Décima (Universidad “Camilo Cienfuegos”, de Matanzas); Reconocimiento como Escritor y Crítico Literario (Presidencia del Instituto Cubano del Libro) y Distinción por la Cultura Nacional. 
EN MIAMI
Desde su arribo a Miami (julio de 2011), ha sido jurado en dos Concursos Internacionales de Poesía: el de la Editorial Voces de Hoy (2012) y «Facundo Cabral», del Gremio de Artistas Latinoamericanos (GALA, 2013).
Asimismo, ha fungido como jurado de los eventos escénicos: I Festival Internacional de Obras de Pequeño Formato (Compañía teatral ArtSpoken, 2011) y Primer Festival Internacional de la Comedia (Compañía Havanafama, 2013). Fue Jurado de Teatro durante dos ediciones de los Miami Life Awards.
Ha participado, como ponente, en dos importantes eventos teórico-escénicos: con una ponencia sobre la dramaturgia de Cristina Rebull, en el «Congreso Internacional de Dramaturgia y Artes Escénicas. Teoría y Práctica del Teatro Cubano del Exilio Celebrando a Virgilio Piñera, en su Centenario» (Universidad de Miami, 2012) y, con el también crítico Luis de la Paz, realizó la edición de la laureada pieza de Héctor Santiago: Vida y pasión de La Peregrina (Premio Letras de Oro de Teatro, 1995) para su lectura dramatizada, en el Congreso Internacional «Peregrinar sin ausentarse: Gertrudis Gómez de Avellaneda y Gastón Baquero, un puente perdurable entre Cuba y España», efectuado entre los días 5 y 8 de junio, 2014, en la Universidad Internacional de La Florida.
Integró los Consejos Asesores del Festival Internacional de Monólogo “A una voz” y del Gremio de los Artistas Latinoamericanos (GALA).
Mereció el 3er. Premio de Poesía en el Concurso Internacional «Lincoln-Martí» (mayo, 2012).
En julio de 2015, Ediciones Baquiana publicó, en su Colección Caminos de la Poesía, la antología poética Trazo estos signos en la arena, presentada en el Koubek Center por la poeta, narradora, dramaturga y profesora universitaria Dra. Maricel Mayor Marsán, el narrador y dramaturgo Rodolfo Pérez Valero y el poeta y periodista Baltasar Martín.
Miembro-Colaborador de la Academia Norteamericana de la Lengua Española y su revista (RANLE, en Nueva York; 2014) y Miembro del Pen Club de Escritores Cubanos del Exilio (2016), asimismo colabora con diversas publicaciones internacionales, como las webs Encuentro de la Cultura Cubana (España) y teatroenmiami.com (Miami); las revistas digitales Otro Lunes (Alemania), Palabra Abierta (California) y Letra Urbana (Miami), como el blog Gaspar. El Lugareño.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator