Thursday, September 29, 2016

Simbiosis infantil normal y patológica (por Christina Balinotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada a la familia por la Dra. Christina Balinotti (https://www.facebook.com/christina.balinotti), quien ha aceptado la invitación a compartir cada jueves, un tema relacionado con su proyecto Universidad de la Familia. Este programa académico comenzará a funcionar en Miami en febrero de 2017, con un programa extenso de 45 semanas, en la Humboldt International University.
El texto de esta semana forma parte de su libro De Madres a Hijas, el ABC de la Familia (Alexandria Library, 2015).Los libros de la Dra. Christina Balinotti se pueden adquirir en Amazon en este enlace.



Introducción

De acuerdo con lo prometido en el artículo de la semana pasada, explicaré hoy la segunda y última subface del nacimiento biológico humano. La denominada simbiosis normal y su diferencia con la simbiosis patológica. Otro aspecto del desarrollo de tu pequeño de vital importancia y sin embargo desconocido para la mayoría de los padres. ¿Qué significa, en principio, la palabra Simbiosis? Este vocablo fue extraído de la Biología. Dentro del mundo animal una relación simbiótica es aquella en la que dos especies se benefician, por ejemplo, el pájaro boyero come las garrapatas del lomo de la vaca, donde vive. Con lo cual la vaca tiene un peluquero gratis y el pajarito comida. La simbiosis es la fuerza más importante de cambio sobre la Tierra, ya que se trata de una fuerza de cooperación mutua para formar nuevos colectivos sociales. En el vínculo simbiótico entre madre e hijo, mientras el niño se beneficia con suficientes alimentos y cuidados, la madre tiene la oportunidad de prolongar el embarazo de manera extrauterina. La fase simbiótica se anuncia sobre el fin del quinto mes cuando el niño comienza a percatarse, lentamente, del mundo exterior. Sin embargo, todavía no es capaz de manejar la realidad y adaptarse a ella. Aún no ha desarrollado su YO, vale decir, no ha incorporado ni aprendido una base de datos que incluye reglas, defensas, valores, ideales. El YO del pequeño es inadecuado para la supervivencia. Los humanos nacemos con un instinto de conservación inmaduro. Por lo cual la naturaleza puso a mamá. La empatía por parte de una madre con un fuerte instinto materno, sustituye entre los seres humanos, los instintos en los que se apoya el animal para sobrevivir. La empatía implica la capacidad de ponerse en los zapatos del otro. De comprenderlo. La madre se coloca en el lugar del bebé y comienza a funcionar como una suerte de YO AUXILIAR. Alivia sus tensiones, sus necesidades básicas porque las siente como propias. Se conmueve, es decir, se mueve con los ritmos del bebé.

El vínculo psico-biológico entre la madre y el hijo durante este período, complementa al YO precario del infante. Dicha estrecha relación se denomina díada materna. Un estado de interdependencia mutua en el cual hijo y madre se comunican mediante señales, signos, gestos, posturas, dentro de un clima afectivo formado por afectos fastidiosos y placenteros. Comunicación preverbal, similar en muchos aspectos a la comunicación animal. Los expertos indican que, el lenguaje animal es egocéntrico centrado en sí mismo y no en el semejante que constituye el lenguaje social alocéntrico. Cuando un caballo relincha no intenta enviar un mensaje, más bien responde de manera refleja a un estímulo. El ser humano ha heredado este lenguaje animal-egocéntrico como parte del material filogenético. El mismo se manifiesta en los primeros meses de vida extrauterina. Luego y gracias a un sano desarrollo de su personalidad insertará el lenguaje alocéntrico, dirigido a los demás de manera consciente. La culminación de este proceso será la adquisición del lenguaje verbal, también denominado función simbólica porque, sin duda alguna, las palabras son símbolos que representan cosas. Podría pensarse la comunicación en la díada materna, de carácter extrasensorial o telepático, aunque sería arriesgado confirmar tal afirmación.

Durante dicho período la madre no es representada en la mente del niño como un ser separado de su cuerpo. Similar al autismo normal, difiere, no obstante, en lo siguiente: mientras en el autismo normal no hay comunicación madre-infante, la díada se caracteriza por intercambios e influencias constantes entre el bebé y su madre. Fíjate de qué manera se comunican en esta etapa.

Freud, en un magnífico libro titulado Proyecto para una psicología científica (1895) explica cómo surge la comunicación en la díada materna. Frente a una necesidad interna como el hambre, el bebé llora y manifiesta afectos referidos a esa sensación, pero no puede ir en busca del alimento. Su llanto angustioso atrae, entonces, la atención de la madre quien satisfará finalmente esa necesidad. Freud lo denomina Vivencia de satisfacción que experimenta el infante gracias al auxilio del cuidado ajeno. El cuidado de la madre.

Simbiosis infantil patológica

Al igual que el autismo, la simbiosis también presenta una forma patológica o enferma. Aquí el infante ha alcanzado la fase normal de simbiosis con la madre pero distorsionada. El niño continúa sintiendo a la madre como parte de sí mismo. Fusionado con ella. Existe una fijación a esta fase más allá de lo adecuado. No logra su nacimiento psicológico. Si dicha fase no es superada no alcanzará la independencia necesaria para su crecimiento. Por lo cual algunos autores la consideran, también, una suerte de autismo secundario.

La próxima semana les explicaré la segunda y definitiva etapa del desarrollo psicológico humano, denominada Individuación-separación. Un momento trascendente donde comienza la lenta separación del niño respecto de la madre, su formación como individuo y sus relaciones con los otros.


----------------------------------------
----------------------------------------------------------
Christina A. Balinotti: Escritora, Personalidad de Televisión y Radio. Experta en temas de Cultura y Psicología. Mujer de la Semana 2015 CNN Español. Pionera del Movimiento y Organización Femenidad Holística.

Fundadora/Directora del programa académico Universidad de la Familia, Ahora Sí, Miami 2016.
www.universidaddelafamiliaahorasi.org

Universidaddelafamiliaahorasi.miami@gmail.com

https://www.facebook.com/christina.balinotti
https://www.youtube.com/user/christina5679

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator