Tuesday, August 30, 2016

Thelma, "con la sensualidad de un tango" (por Waldo González López)

 
Buenos días, colegamigos, hoy me place presentar en este espacio de arte, poesía y libertad, la Art Emporium Gallery, el primer cuaderno de la poeta y artista plástica mexicubana: Thelma G. Delgado, en quien, hija de yucateca y cubano, fluye por sus venas sangre de ambas nacionalidades. 

De tal suerte, en íntimo haz, se combinan en ella y su poética, la mejor poesía popular, el erotismo y la sensualidad, el franco y sencillo carácter de los nacidos en ambas regiones, como asimismo el bolero y el danzón (géneros musicales que entrarían por Yucatán a México para quedarse): todo fusionado en un delicioso e incambiable “ajiaco”, tal definiera nuestra cultura y su rica mezcla el tercer descubridor de la Isla: Fernando Ortiz. 

Dedicado “Al amor. A los amantes, quienes nos dejado tocar por él”, el acertado conjunto de versos: De amor, desamor y otras chingaderas (dividido en las tres secciones mencionados en el título), resulta un libro “raro”, adjetivo justamente utilizado por Rubén Darío en su hoy por muchos desconocido volumen Los raros (1896), en cuya primera edición bonaerense reuniría 19 semblanzas de sus autores preferidos, tales los poetas franceses Paul Verlaine y Lautréamont, el norteamericano Edgar Allan Poe, el dramaturgo noruego Henrik Ibsen y nuestro grande José Martí, quien siempre sencillo, pero seguro de su estatura poética y pivote del movimiento Modernista, durante un fugaz encuentro en New York, llamara al nicaragüense “Hijo mío”. 

Y digo que Thelma ha escrito un cuaderno “raro”, porque el suyo no es un poemario tradicional, no: se trata de una inteligente combinación de poemas en prosa y/o prosa poética) y breves cuentos, evocadores de las lecturas que, por fortuna, muchas mujeres como ella hicieron durante la infancia y la adolescencia. 

Pero hay más: como para redefinir su sensualidad y su erotismo, la poetartista incluye en su primer conjunto poético reproducciones de varios de sus óleos con desnudos femeninos que ahora mismo pueden disfrutar en las paredes de esta querida galería. 

Asimismo, otro rasgo de la atractiva “rareza” de su libro, es que desde la primera página, la poeta/narradora va imbricando textos definitorios de su feminidad y el amor, según escribe en el siguiente: “Muchos hemos reído con él, lo hemos hecho nuestro amigo; otros hemos llorado por su causa, y hasta lo hemos maldecido; pero en mayor o menor grado lo hemos experimentado, por lo menos una vez en la vida: Amor.”

En su primer texto, el cuento “Lola”, ya Thelma pone sus cartas sobre la mesa, y da paso a tres de las características de su quehacer en prosa y verso: sensualidad, erotismo y pasión. En consecuencia, cierra su minicuento con un final feliz, algo “raro” también en la vida y las letras del siglo XXI: “[…] se dejaron llevar por los deseos de sus cuerpos y con la misma cadencia del baile, se identificaron en la cama… fue un tórrido romance que se convirtió en un hermoso amor que duró mucho más de lo que las amigas de Lola pensaban. El romance duró toda la vida.”

Le sigue “A mi manera” que, no obstante su título evocador de la hermosa canción “My Way”, canon en la voz del grande Frank Sinatra, resulta, sin duda, un ardiente texto que recuerda “Te amo ahí contra el muro destruido”, otro clásico del poeta y narrador michoacano Homero Aridjis, incluido por Mario Benedetti en su antología Poemas de amor latinoamericanos. Es tan hermoso, que no me resisto a su lectura: “Te amo ahí contra el muro destruido / contra la ciudad y contra el sol y contra el viento / contra lo otro que yo amo y se ha quedado / como un guerrero entrampado en los recuerdos. // Te amo contra tus ojos que se apagan / y sufren adentro esta superficie vana / y sospechan venganzas / y muertes por desolación o por fastidio // Te amo más allá de puertas y esquinas / de trenes que se han ido sin llevarnos / de amigos que se hundieron ascendiendo / ventanas periódicas y estrellas // Te amo contra tu alegría y tu regreso / contra el dolor que astilla tus seres más amados / contra lo que puede ser y lo que fuiste / ceremonia nocturna por lugares fantásticos // Te amo contra la noche y el verano / contra la luz y tu semejanza silenciosa / contra el mar y septiembre y los labios que te expresan / contra el humo invencible de los muertos.”

Mas, asimismo, “A mi manera”, como otros versos suyos, me evocan los muy recordados textos de otro grande, tal el Neruda de su juvenil y mítico Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Pero escuchemos algunos de nuestra Thelma: “Me gustas como me gusta el primer café del día, / como se disfruta una tarde de verano y una noche estrellada. / Me gustas sin medida, sin reparos, sin complejos ni límites. / Me gustas con morbo, con picardía y sin censura. […] Te quiero con la fuerza con que las olas se estrellan en el arrecife. / Con la ternura de la mirada de un niño. / Con la algarabía de un barco que regresa al puerto. / Con la sensualidad de un tango. […] Con la dulzura de un beso.”
En su cuento “El burgués y la gitana”, expresa con talento su condición de indudable narradora: “El disfrutaba de ver la radiante luminosidad de su mirada, el movimiento de sus manos que, al moverlas, parecían palomas que volaban alegres por todo el salón; de su pelo, que como un potro salvaje, amenazaba con soltarse del pañuelo que lo sostenía con tanto afán. 

Mas, si bien a lo largo de su breve poemario descuellan no pocos textos, en la tercera y última sección de solo siete poemas: “Chingaderas”, es donde, a pesar de su lúdicro título, alcanza mayor cota. Pero, antes aclaro que el término chingadera, proviene del habla popular y coloquial del hermano país, donde los hablantes al pronunciarlo expresan adversidades o los sorprenden hechos inesperados y que, entre los cubanos, tiene el popular significado de “jodedera”. 

Aquí alcanza Thelma notable lirismo y sensualidad, gracias a su absoluta sinceridad que no oculta el deseo, tan natural como su propia y cristalina existencia, según corrobora en la mayoría de los poemas de esta sección. En consecuencia, dice al amante en el “El beso”: “Quisiera caminar descalza por tu mente y sentarme desnuda en un sofá de la sala de tu pensamiento, y esperar a que pases por mi lado para regalarte la mejor de mis sonrisas y un largo beso.”

Tan claros como el alba, son igualmente los versos de “Mi credo”, genuina confesión de esta mujer-poeta que ama la vida y el amor, sin temor a prejuicios ni a perjuicios. Por eso, contundente, afirma: “Creo en el roce de unas manos / Y en las caricias que se hacen con los ojos / En la humildad que se esconde detrás del ego / Y en el amor escondido detrás de un / Ya no te quiero. // Creo en los amores a solas / Y en llorar cuando un amor lejano se recuerda / En vivir el presenta a todas horas / Y partir primero antes de ser dejada. // Creo en lo que siento / Y en el vacío que dejan ciertos amores / Creo en un te quiero y que me quieres / Sin culpas ni remordimientos.” 

Thelma concluye su hermoso libro con otro texto de igual o aún mayor aliento lírico: “Cuando ya no sea más”, donde configura un excelente fresco conceptual, al declarar: “Cuando yo no sea más / Seré el aire que revuelva tu pelo […] La flor que cante en tu ventana al amanecer / El desayuno de los domingos / Y tu compañía cuando mires la luna en una noche estrellada / Seré el olor de la flor de nardo […] La música de un adagio / Cuando ya no sea más seguiré siendo todo para ti / y tu todo para mí… cuando ya no sea más.” 

En fin, los gestores de Ediciones Unos y Otros pueden sentirse satisfechos con la publicación de este primer y hermoso poemario que confirma a Thelma G. Delgado como un promisorio nombre de la poesía mexicana y latinoamericana escrita en Miami. 

(Palabras leídas en la presentación del volumen, en Art Emporium Gallery, el domingo 28 de agosto, a las 11 A.M.).

 
 
 





-------------------------------------------------------
WALDO GONZÁLEZ LÓPEZ (Puerto Padre, Las Tunas, Cuba, 1946).
Poeta, ensayista, crítico literario y teatral, editor, antólogo y periodista cultural.
Cursó estudios de idioma Francés en el Instituto de Idiomas «Máximo Gorki» (1964-1966).
Se graduó en 1970 en la Escuela de Teatro (Escuela Nacional de Arte), donde creó el Archivo de Dramaturgia e impartió clases de Historia de la Literatura para Niños y Jóvenes, en la Cátedra de Teatro para Niños (cofundada por él) y de Historia del Teatro Universal y Cubano.
En 1979, se licenció en Literatura Hispanoamericana, en la (Universidad de La Habana, 1979).
Integró el Centro Cubano de la Asociación Internacional de Teatro y de Teatristas para la Infancia (ASSITEJ, auspiciada por la UNESCO), como asimismo las Asociaciones de Teatristas y de Escritores de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en sus Secciones de Crítica Teatral, Poesía, Traducción Literaria y Literatura para Niños y Jóvenes.
Fue Asesor del Teatro Nacional de Cuba y de los Centros Iberoamericanos de la Décima (en la capital, La Habana, y en la ciudad de Las Tunas). 
RESUMEN DE SU TRAYECTORIA LITERARIA:
Ha publicado una veintena de poemarios, un volumen de ensayo, tres de crítica y otro de crónicas, así como una treintena de antologías de poesía y poesía para niños, décima, cuento y teatro de autores extranjeros (William Butler Yeats, Jacques Prévert, García Lorca, Rafael Alberti...) y dos de teatro cubano.
Sus versos han sido traducidos a varias lenguas y publicados en Francia, Estados Unidos, México, Colombia y Argentina. Ha traducido del francés a poetas como Marie de France, Molière, Joachim du Bellay y Jacques Prévert, y realizó versiones de poetas para la antología Poesía polaca.
Su labor como poeta, crítico teatral y literario, antólogo y ensayista ha sido reconocida, entre otros estudiosos extranjeros por las pedagogas y antólogas puertorriqueñas Flor Piñeiro e Isabel Freire de Matos en su volumen Literatura Infantil Caribeña; el profesor y ensayista jamaicano Keith Ellis, en su estudio Cuba’s Nicolás Guillén: Poetry and Ideology, y el antólogo y ensayista español Antonio Merino en el prólogo de su antología Nueva poesía cubana.
Prestigiosos ensayistas y críticos cubanos, como, entre otros: los doctores Salvador Bueno y Virgilio López Lemus, los destacados escritores: Adolfo Martí, Imeldo Álvarez y Antonio Gutiérrez Rodríguez se han ocupado de sus múltiples libros.
Ensayos suyos fueron incluidos en las antologías Nuevos críticos cubanos, Acerca de Manuel Cofiño y Valoración múltiple: Onelio Jorge Cardoso.
Fue jurado consuetudinario en eventos literarios, teatrales y de periodismo cultural, y participó en varios Congresos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), foros y otros encuentros con especialistas de Cuba y otros países. 
OBRAS:
Entre sus numerosos libros, resaltan: 
POEMARIOS: 
Que arde al centro de la vida
Salvaje nostalgia
Casablanca
Las palabras prohibidas
Estos malditos versos
Ferocidad del destino
El sepia de la nostalgia
Umbral de la nostalgia (libro de arte, con sus poemas ilustrados por la destacada artista plástica cubana Julia Valdés). 
POEMARIOS PARA NIÑOS: 
Poemas y canciones
Donde cantan los niños
Jinetes del viento
Libro de Darío Damián
Voces de la querencia. 
ANTOLOGÍAS POÉTICAS (CON SELECCIÓN Y PRÓLOGO SUYOS):
-Preciosa y el aire (textos de García Lorca, 1976)
-Los versos de tu amigo (textos de García Lorca para jóvenes, 1978)
-Que soy marinero yo (textos del español Antonio Machado, 1984 , Premio de la Crítica de libros para la infancia, 1985).
-Cazador de colores (poemas del cubano Emilio Ballagas; 1986).
-Paris at night (poemas de Jaques Prévert, con traduc. y pról. suyos, 1993).
-Y Dios… (poemas de William Butler Yeats, 1993).
-Añorado encuentro. Poemas cubanos sobre boleros y canciones (2001).
-Viajera intacta del sueño. Antología de la décima cubana (2001).
-Este amor en que me abraso (décimas de José Martí; 2003).
-De tu reino la ventura. Décimas a las madres (2003).
-Que caí bajo la noche. Panorama de la décima erótica cubana (2004). 
ENSAYOS: 
Escribir para niños y jóvenes (1983).
ESTUDIOS: 
-La lectura, ese esplendor (ensayos sobre lectura y literatura) publicado por Campaña Nacional por la Lectura, Quito, Ecuador (2009).
-Navegas, Isla de Oro. Panorama de la décima para niños (en colaboración con Mayra Hernández; 2009).
-Esta cárcel de aire puro. Panorama de la décima cubana en el siglo XX (en colaboración con Mayra Hernández, en 2 tomos: 2009 y 2010).
CRÍTICA LITERARIA: 

La décima dice más (2005)
La décima, ¿sí o no? (2006), ambos con sendas reediciones. 
CRÍTICA TEATRAL: 
La soledad del actor de fondo. Monólogos cubanos (1989)
Cinco obras en un acto (2001). 
CRÓNICA: 
Niebla de la memoria. 
TERTULIAS:
Entre 1990 y 2010, creó y condujo cinco (5) Tertulias de Poesía, Teatro y Música en importantes centros e instituciones culturales de la capital, como, entre otros: la Fragua Martiana, el Museo Nacional de la Música, el Museo Napoleónico y la UNEAC, donde invitó y presentó importantes poetas, escritores, cantantes, actores, narradores orales y demás artistas cubanos y latinoamericanos. 
DISTINCIONES: 
Diploma al Resultado Científico por su Colaboración a la nueva Historia de la Literatura Cubana, en tres volúmenes, otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; el Laúd y la Medalla del Cucalambé (Las Tunas); Diploma por la Labor Realizada en Apoyo a la Décima (Universidad “Camilo Cienfuegos”, de Matanzas); Reconocimiento como Escritor y Crítico Literario (Presidencia del Instituto Cubano del Libro) y Distinción por la Cultura Nacional. 
EN MIAMI
Desde su arribo a Miami (julio de 2011), ha sido jurado en dos Concursos Internacionales de Poesía: el de la Editorial Voces de Hoy (2012) y «Facundo Cabral», del Gremio de Artistas Latinoamericanos (GALA, 2013).
Asimismo, ha fungido como jurado de los eventos escénicos: I Festival Internacional de Obras de Pequeño Formato (Compañía teatral ArtSpoken, 2011) y Primer Festival Internacional de la Comedia (Compañía Havanafama, 2013). Fue Jurado de Teatro durante dos ediciones de los Miami Life Awards.
Ha participado, como ponente, en dos importantes eventos teórico-escénicos: con una ponencia sobre la dramaturgia de Cristina Rebull, en el «Congreso Internacional de Dramaturgia y Artes Escénicas. Teoría y Práctica del Teatro Cubano del Exilio Celebrando a Virgilio Piñera, en su Centenario» (Universidad de Miami, 2012) y, con el también crítico Luis de la Paz, realizó la edición de la laureada pieza de Héctor Santiago: Vida y pasión de La Peregrina (Premio Letras de Oro de Teatro, 1995) para su lectura dramatizada, en el Congreso Internacional «Peregrinar sin ausentarse: Gertrudis Gómez de Avellaneda y Gastón Baquero, un puente perdurable entre Cuba y España», efectuado entre los días 5 y 8 de junio, 2014, en la Universidad Internacional de La Florida.
Integró los Consejos Asesores del Festival Internacional de Monólogo “A una voz” y del Gremio de los Artistas Latinoamericanos (GALA).
Mereció el 3er. Premio de Poesía en el Concurso Internacional «Lincoln-Martí» (mayo, 2012).
En julio de 2015, Ediciones Baquiana publicó, en su Colección Caminos de la Poesía, la antología poética Trazo estos signos en la arena, presentada en el Koubek Center por la poeta, narradora, dramaturga y profesora universitaria Dra. Maricel Mayor Marsán, el narrador y dramaturgo Rodolfo Pérez Valero y el poeta y periodista Baltasar Martín.
Miembro-Colaborador de la Academia Norteamericana de la Lengua Española y su revista (RANLE, en Nueva York; 2014) y Miembro del Pen Club de Escritores Cubanos del Exilio (2016), asimismo colabora con diversas publicaciones internacionales, como las webs Encuentro de la Cultura Cubana (España) y teatroenmiami.com (Miami); las revistas digitales Otro Lunes (Alemania), Palabra Abierta (California) y Letra Urbana (Miami), como el blog Gaspar. El Lugareño.

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator