Thursday, July 7, 2016

Cómo enseñar valores éticos y morales a tus hijos (por Christina Balinotti)

Nota del blog: Sección semanal dedicada a la familia por la Dra. Christina Balinotti (https://www.facebook.com/christina.balinotti), quien ha aceptado la invitación a compartir cada jueves, un tema relacionado con su proyecto Universidad de la Familia. Este programa académico comenzará a funcionar en Miami el próximo mes de agosto, con un programa extenso de 45 semanas, en la Humboldt International University.
El texto de esta semana forma parte de su libro De Madres a Hijas, el ABC de la Familia (Alexandria Library, 2015).Los libros de la Dra. Christina Balinotti se pueden adquirir en Amazon en este enlace


Nota introductoria: Continuación de la entrega anterior. Las cuatro capacidades que tu hijo debe aprender entre el nacimiento y los 6 años. En esta oportunidad la tercera capacidad. 
 
En un mundo donde se conoce el precio de todo y el valor de nada, como indica Oscar Wilde y el dinero se constituye en el nuevo valor de la época, debes enseñar a tus hijos valores éticos y morales. Qué está bien qué está mal. Educarlo primero y luego instruirlo. La formación escolar y universitaria lo instruyen, la educación para la convivencia se la enseñas tú. Un hombre instruido puede ser un erudito pero nunca será un sabio si ignora a los demás. Los valores son las pistas, el rumbo. Recuerda, a ser libre se aprende con límites. Ser libre implica reconocer las fronteras que me separan y al mismo tiempo me unen a mis semejantes.

Edúcalos en el conocimiento de la moral y de la ética. Dos palabras que se usan indistintamente pero que guardan entre sí significados diferentes. La moral, desde el latín mos significa costumbre. Un conjunto de normas compartidas y aceptadas que nos permiten convivir de manera ordenada y pacífica en la sociedad. Respeto y valoración de las necesidades del prójimo que es el próximo, el igual, el semejante.

Junto con la moral inícialo en la ética, palabra derivada del griego ethos que en su origen aludió al hábitat de las especies animales y se amplió luego ara aludir a la conciencia o morada interior del hombre. Esa voz silenciosa pero implacable que nos susurra por las noches cuando apoyamos la cabeza en la almohada. Que premia o castiga nuestras acciones diarias.

Cuatro valores fundamentales serán la base para la enseñanza el resto de los valores conocidos. Libertad, responsabilidad, justicia y verdad. El primero nos enseña la libertad para decidir nuestro destino, más allá del deseo de los padres u sin perjudicar el destino de mi prójimo. Mi límite, tu límite. Se cruzan. Se inspiran, sin batallar mutuamente. Descubrimos, de esta manera, el valor de la responsabilidad. Hacernos cargo de compromisos y conductas contraídas en el ejercicio de nuestra libertad. Con lo cual establecemos justicia para todos otorgando a cada cual y en su justa medida, aquello que le corresponde. Quedamos, de esta manera, frente al valor de la verdad. Aristóteles decía que la verdad es la única cosa democrática que existe ya que cada persona cree poseer una parte de ella. Si aplicas tu libertad con responsabilidad y justicia en la esfera familiar, tu hijo-hija llegará a comprender que, si bien, la verdad no es una sola, puede muy bien, aproximarse a una verdad en conjunto útil para la convivencia.

¿Cómo enseñar los valores en el hogar? A través del diálogo basado en el ejemplo. Perderás autoridad frente al hijo si le hablas de libertad mientras le impides desarrollar su vocación porque es contraria a tus deseos.

Cumple con tu palabra. Si le prometes jugar a la pelota, o un premio por sus buenas notas, no lo defraudes, le estarás enseñando a ser irresponsable.

Trata de no mentir sino quieres que mienta. Sé justo para que ame la justicia. No reemplaces tu vínculo parental con dinero. Que te quiera y aprecie por tu generosidad emocional y no por tu tarjeta de crédito.

Lo siento. Sé que es más fácil prodigar billetes que dedicar tiempo. Pero debes modificar tu perspectiva, si este es tu caso. Recuerda, tus enseñanzas son luces que se encienden en el camino de sus tempranas existencias. Consejos. Ejemplos. Ser claros y honestos. Estar y estar. Ser el Norte, brújula y faro para guiarse siempre en los omentos oscuros de sus vidas. Ortega y Gasset decía que hasta la más hermosa de las pinturas necesita de un marco para lucirse. El marco no vale nada pero sin él, la pintura no puede ser exhibida. Marcos, fronteras. Límites y alas. Conciencia. Alas para crear. Límites para respetar.



----------------------------------------
----------------------------------------------------------
Christina A. Balinotti: Escritora, Personalidad de Televisión y Radio. Experta en temas de Cultura y Psicología. Mujer de la Semana 2015 CNN Español. Pionera del Movimiento y Organización Femenidad Holística.

https://www.facebook.com/christina.balinotti
https://www.youtube.com/user/christina5679

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator