Wednesday, April 20, 2016

Lost Generation a la cubana, con perdón de Gertrude Stein … (por Carlos A. Peón-Casas)

Foto/Blog Gaspar, El Lugareño (por Rodrigo de la Luz)
------------------------------------------------------------------


La mía, si está irremediablemente perdida. Fragmentada en uno y mil pedazos. Desperdigada por esos mundos de Dios. En cada rincón del orbe plural puede aparecer un sobreviviente de esta estirpe aventada a los muchos vientos del despropósito.

La mía, se fue a bolina sin mayores consecuencias, signada por argucias y desaires, por inapelables dictums que nos fueron impuestos sin miramientos; y que hoy los mismos fustigadores tienen la impudicia de descalificar como peccata minuta, que mejor es olvidar en beneficio de los nuevos tiempos por llegar…

Al final, nuestra generación fue y sigue siendo la de los inadaptados e irreverentes, que han puesto distancia en exilios no precisamente de terciopelo, y aún peor en incilios donde se nos ningunea a perpetuidad. 

Nuestra estirpe es la de los que no se cuentan siquiera como números, creídos nuestros inquisidores que no merecemos ser admitidos siquiera ante el impenitente tribunal que nos ha condenado a priori y a fortiori, al ostracismo, a la execrable condición de no existencia. Un tribunal ante el cual sólo han sido absueltos los muertos y los que abjuraron a tiempo y a destiempo, y ahora no saben lo que son….

Mi generación se perdió para siempre el día que descubrimos, con pesar, en el dintel de esta ínsula maltrecha, las graves palabras que el Dante leyó a las puertas del Infierno: “Vosotros, los que entráis, dejad toda esperanza”

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator