Tuesday, March 22, 2016

Crónica: Las Fuentes de José Lorenzo (por Waldo González López)




Fotos: Mayra Hernández, Cubaencuentro y Waldo González López
-------------------------------------------------------------------------

En 1969, mientras yo guardaba prisión en la fortaleza militar de La Cabaña, donde el poeta Juan Clemente Zenea había sido condenado un siglo antes a morir en el garrote, también como otro oscuro presagio de muerte apareció en la prensa cubana una información que decía: “Acuerdo de la UNEAC, El Buró Ejecutivo de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, reunido en la noche de hoy, día 22 de septiembre de 1969, Año del Esfuerzo Decisivo, acordó por unanimidad expulsar de las filas de la organización a JOSÉ LORENZO FUENTES, por traición a la patria”. Tres meses después el Tribunal Número Uno de La Cabaña me juzgó bajo las leyes de la República en Armas, de 1868, y fui condenado (Causa 559/69) a tres años de trabajo forzado en las cárceles de la provincia de Pinar del Río, y por supuesto, a no poder publicar mis libros acaso durante el resto de mi vida.

Pero el detonante que abolió mi presencia en el país fue haber firmado en La Habana, el 2 de junio de 1991, junto a otros nueve escritores, la llamada “Carta de los Diez”, el primer documento contestatario al régimen de Fidel Castro del que se tiene noticias. A partir de entonces la vida de nosotros diez tomó un brusco giro, que para bien o para mal nos modificó el futuro. Pero el riesgo no fue inútil: a partir de ese momento tampoco Cuba siguió siendo la misma.
Inicio mi crónica con una de las respuestas del destacado narrador y periodista cubano José Lorenzo Fuentes al también narrador villaclareño Félix Luis Viera, incluida en la entrevista que este le hiciera para Cubaencuentro.

Y creo que es una buena manera de comenzar mi habitual columna de los martes en el blog Gaspar. El Lugareño, porque como en otras ocasiones, doy fe de la Tertulia que los terceros viernes de cada mes, realiza en La Casona del Ballet, el colega Luis de la Paz, quien en la más reciente convocatoria de su concurrido espacio tuvo otro invitado singular.

Sí, el laureado narrador José Lorenzo Fuentes narró con su peculiar humor diversos tópicos de su intensa y extensa vida como escritor y periodista, brindando al público una noche no menos sorprendente. 

Dueño de una envidiable juvenilia, el merecedor de significativos lauros internacionales por algunas de sus decisivas obras (como el cuento «El lindero» —que escrito a los 21 años, le mereciera en 1952 el prestigioso “Hernández Catá”, otorgado por un prestigioso jurado integrado por Fernando Ortiz, Juan Marinello y otros destacados intelectuales de la época—, Mención Cuento del Premio “Casa de las Américas” 1968, por su libro «Después de la gaviota» y el internacional de cuento de la revista mexicana Plural 1983, por «El cielo del general», como mucho antes, en 1967 el Premio Nacional de Novela “Cirilo Villaverde”, 1967, por Viento de enero) se referiría a diversas aristas de su extensa e intensa vida literaria y periodística. 

En consecuencia, con su impertérrito sentido del humor se refirió a sus primeros años en su Santa Clara natal y su temprano vínculo con las letras. En 1956, se graduó en la Escuela de Periodismo de Las Villas, donde se desempeñaría como profesor de Historia del Arte. 

Ante la pregunta del conductor de la tertulia: ¿Qué es la inspiración para usted?, el laureado José Lorenzo refirió la confesión que le hiciera el Premio Nacional de Literatura: el poeta y narrador Félix Pita Rodríguez —también contada a este cronista en el hogar habanero del clásico narrador de «Tobías» e, igualmente merecedor, en 1946, del Premio Internacional «Hernández Catá» por «Cosme y Damián», entre otros relatos clásicos de la literatura cubana—: que su asimismo clásico cuento «Esta larga tarea de aprender a morir» se lo dictó una misteriosa voz al oído.

Luego señalaría a otros grandes escritores que asimismo perfilarían este tópico de tanto interés durante décadas para el relevante autor, quien asimismo leería e investigaría sobre este tópico en otras figuras de talla universal, tales los casos de Marcel Proust, Ernest Hemingway y Gabriel García Márquez, entre otros. 

Sobre esta arista, confesaría, que muy temprano, una voz a él también le dictaría uno de sus primeros cuentos, lo que lo acercaría, asimismo en plena adolescencia, a ramas del pensamiento, la sique y la espiritualidad. 

En tal sentido, a otra pregunta de Luis de la Paz, contestó que tempranamente comenzó a interesarse en la poesía mística de San Juan de la Cruz, el pensamiento hindú y la parasicología, inicios que después, lo llevarían a cursar una Maestría de Hipnología Multidimensional y Biolística Curativa y, más tarde, recibir un curso de Medicina Tibetana y Autocuración Tántrica, certificado por el Lama Gangchen Rimpoche, de Sri Lanka. 

Todo ello le arrendaría no pocos beneficios: especializarse en tales materias y, al llegar mucho después, a Estados Unidos, mantener, en el diario El Nuevo Día, de Puerto Rico, una sección dominical de parasicología, y escribir el volumen Meditaciones, cuyas varias ediciones en varios países lo convertirían en un best seller. 

Entre otras anécdotas extraídas de sus intensas y extensas vivencias, contó a la divertida concurrencia que atestó la Galería “Umberto Peña” de La Casona, que el gran narrador gallego Lino Novas Calvo le aconsejaría (en la redacción de la revista Bohemia, de la que era Jefe de Redacción y donde el entonces joven creador cubano había enviado un cuento al concurso del semanario) que abandonara sus intentos literarios, pues tal ocupación no era rentable en Cuba y que, en cambio, se dedicara a escribir crónica roja, género tan gustado por los lectores, en la sección semanal de la misma.

Así, invitado a colaborar, comenzarían sus publicaciones en la citada publicación. Luego, el futuro Premio Cervantes Guillermo Cabrera Infante, quien laboraba en la revista Carteles, también lo invitaría a publicar crónicas rojas en este semanario, dirigido por el periodista hispano cubano Luis Gómez Wangüemert. Más tarde, colaboraría con el diario El Mundo y las revistas Bohemia y Carteles. Ya en la ¿Revolución?, sería, asimismo, subdirector de la revista Cuba; pero eso fue después, así que ahora continúo con su vida en la etapa anterior a 1959.

Su rechazo a la pobreza de los campesinos desde su infancia y su adhesión a la lucha contra Batista, lo llevaron a ser corresponsal de guerra del Segundo Frente del Escambray y a participar junto a Ernesto Che Guevara en la batalla de Santa Clara. 

Luego, entre 1959 y 1962: cuatrienio inicial de la mal llamada “revolución” (que nunca tuvo evolución, y si, en cambio, involución), funge como periodista personal del maldito Fidel Castro, quien le demostrara, durante las escasas ocasiones que estuvo cerca del mayor asesino de la Historia de Cuba, dos de sus “virtudes”: su impertérrito dogmatismo y su indoblegable autosuficiencia.

Asimismo, narró las vicisitudes sufridas tras la acusación por oponerse al gobierno y la consecuente prisión a que fue sometido durante tres años. Posteriormente, tras estar censurado durante no poco tiempo, en 1991 es uno de los intelectuales firmantes de «La Carta de los Diez», primer manifiesto contra el Castrismo, en el que se demandaba reformas democráticas en el país y, tras una invitación de la Universidad de Iowa, viaja a Estados Unidos, donde establece finalmente su residencia.

A otra pregunta de Luis de la Paz en torno al decisivo cambio de temática realista y estilo de su narrativa, José Lorenzo confesó que sus primeros pasos literarios y su formación fueron en el realismo y la temática social de la narrativa cubana de su juventud, pero tras la lectura del clásico volumen de narraciones Nadie encendía las lámparas de Felisberto Hernández (Montevideo, 20/octubre/1902- 13/enero/1964), decidiría el nuevo rumbo de su creación, apreciado en los imaginativos cuentos de Después de la gaviota (1968), en sus fabuladoras novelas La piedra de María Ramos (1986) y Brígida pudo soñar (1987), como en la novela y los cuentos de El hombre verde y otros relatos (2005) que —precisó— «es el reverso de Después de la gaviota».

Asimismo habló de su volumen Cinco grandes (2009), con entrevistas a tres narradores: el argentino Julio Cortázar, el colombiano García Márquez y el español Alfonso Grosso, y los artistas plásticos cubanos Cundo Bermúdez y Wifredo Lam.

En torno a otro de sus atrayentes libros: Del sexo al amor (publicado por Alexandria Library, en 2012), el también narrador, periodista, editor y poeta Armando Añel, al presentarlo, destacaba
la ciencia de vivir contenida en sus postulados, porque estamos ante un volumen que apuesta por la espiritualidad del ser. […]
Del sexo al amor es un libro original en el marco editorial cubano, y más si hablamos de la investigación y el pensamiento propiamente. Se precisa mucha curiosidad, agudeza e incluso valentía para romper la camisa de fuerza de los lugares comunes nacionales, del provincianismo al uso —del elitismo adulterado, iconográfico, que pretende pasarnos gato por liebre un día sí y otro también—, y abordar temas tan vitales con fluidez y categoría. Para explorar ámbitos como el de la espiritualidad y el misticismo, habitualmente ninguneados por la “intelectualidad” postalita. […]
Este es un libro para ayudarnos a vivir, para explorar y/o descifrar el secreto de vivir con intensidad y generosidad, que es la única manera de hacerlo inteligentemente.
Respecto a su buena salud —confesó— proviene de su vinculación con la Medicina Tibetana y Autocuración Tántrica, de las que fue seguidor desde su juventud, tal señalé atrás. Por ello, al despertarse y levantarse, repite en 50 ocasiones la decisiva frase: «Yo me siento bien.»

Y en verdad —tal se aprecia en su indeclinable lucidez y sentido del humor— muy bien le ha ido al prestigioso narrador y periodista José Lorenzo Fuentes, el seguimiento y la continuidad de tan inteligentes premisas de salud: vitales fuentes de las que ha bebido y le han permitido arribar a su casi nonagenaria edad el próximo 3l de marzo, cuando cumplirá la friolera de 88 abriles. 

Por ello, desde mi columna de los martes, le deseo al querido colegamigo muchos más años de vida y notable creación junto a su familia que lo cuida y quiere, para que continúe siendo leído por sus miles de lectores hispanoamericanos que disfrutan sus libros de valía, por los que ha devenido, sin duda, el más importante narrador cubano vivo. 

PARA CONOCER MÁS A JOSÉ LORENZO FUENTES

Ha obtenido diversos galardones literarios. En Cuba, el Premio Internacional Hernández Catá, 1952, el Premio Nacional de Novela Cirilo Villaverde, 1967, con Viento de enero, traducida al alemán en dos oportunidades por la editorial Reclam, y Mención de Honor en el concurso Casa de las Américas, 1968, con Después de la gaviota, libro de cuentos considerado un clásico de la narrativa cubana. En México recibió el Premio Literario Plural, 1983, por el cuento «El cielo del general». 

Entre las antologías que han recogido sus narraciones, destacan: Zoo en cuarta dimensión (México), 11 cubanos cuentan (Uruguay), 34 Kubanische Erzoler (antigua República Democrática Alemana) y Cuentos cubanos de lo fantástico y lo extraordinario, Bolsilibros Unión (Cuba, 1968). 

Su obra ha merecido el elogio de Gabriel García Márquez, Jorge Edwards, Guillermo Cabrera Infante y José Lezama Lima, entre otros prominentes escritores.

Como periodista fue fundador y subdirector de la revista INRA, jefe de la sección de Arte y Literatura del semanario Bohemia, secretario de redacción del periódico El Mundo. Miembro del consejo de redacción del órgano de la Universidad de Iowa: Torre de papel, y redactor de una columna semanal sobre parasicología en el diario El Nuevo Día, de Puerto Rico. 

Bibliografía Activa:

-Mis mejores cuentos, editorial Verbum, España, 20l5.
-“El lindero”, Premio Internacional ‘Henández Catá’. Editorial de la Universidad Central, Cuba, 1952.
-El sol, ese enemigo. novela, Ediciones R, 1962.
-Maguaraya Arriba, cuentos, Editorial de la Universidad Central, 1962.
-El vendedor de días, cuentos, Cuadernos Unión, 1967.
-Viento de enero, Premio Nacional de Novela. Unión Nacional de Escritores de Cuba, 1967.
-Januard wind, novela, Verlag Philipp Reclam jun. Leipzig, 1973.
-Después de la gaviota, cuentos, Colección Premio Casa de las Américas, 1968.
-Mesa de tres patas, cuentos, Editorial Letras Cubanas, 1980.
-«El cielo del general», Premio Literario “Plural” 1983. Revista Plural, México, Número 149, Febrero de 1984. Páginas 8-13.
-La piedra de María Ramos, novela, Editorial Letras Cubanas, 1986.
-Brígida pudo soñar, novela, Editorial El Conejo, Ecuador, 1986.
-Después de la gaviota y otros cuentos. Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, 1988.
-Los ojos del papel, novela, Editorial José Martí, Cuba, 1990.
-Meditación, ensayo, Editorial Llewellyn, Estados Unidos, 2001.
-La estación de la sorpresa, Ediciones La Torre de Papel, Miami, 2001. -Meditation guidebook, Smriti Books, New Delhi, India, 2004.
-Las vidas de Arelys, novela, Ediciones Atenea, 20ll.
-El hombre verde y otros relatos, novela y cuentos, ediciones Espuela de plata. España, 2005.
-El cementerio de las botellas, novela y cuentos, Azud Ediciones, Argentina, 2012.
-Del sexo al amor, ensayo, Alexandria Library, Estados Unidos, 2012.
-La conexión deseo realidad, ensayo, Alexandria Library, 2013.
-Cuentos completos, Alexandria Library, 2013.
-Entrevistas a 5 grandes, Gabriel García Márquez, Cundo Bermúdez, Wifredo Lam, Julio Cortázar y Alfonso Grosso. Editorial Voces de Hoy, Estados Unidos, 20l4.
-Meditación, ensayo, Alexandria Library, Estados Unidos, 2014.
-Hierba nocturna, cuentos, Alexandria Library, Estados Unidos, 2014.
-Mandala, ensayo, Alexandria Library. Estados Unidos, 2015.


---------------------------------------
WALDO GONZÁLEZ LÓPEZ (Puerto Padre, Las Tunas, Cuba. 1946) Poeta cubano, ensayista, crítico literario y teatral, antólogo y periodista cultural. Graduado de Teatro en la Escuela Nacional de Arte (1971) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana, Universidad de La Habana (1979).
Hasta el 2011, cuando abandonó la Isla para venir a residir a Miami, integró la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en sus Asociaciones de Poesía, Literatura para Niños y Teatro.
Laboró en la Escuela Nacional de Arte (donde impartió clases de Historia de la Literatura para Niños y Jóvenes, en la Cátedra de Teatro para niños fundada por él y la actriz y directora escénica María Elena Espinosa, y de Historia del Teatro Universal y del Teatro Cubano, también creó el Archivo de Dramaturgia).
Recibió importantes distinciones por su quehacer como escritor y periodista. Colaboró con publicaciones cubanas y extranjeras con ensayos, artículos, crónicas y poemas. Sus versos han sido traducidos al inglés y francés y publicados en revistas de EUA y Francia, así como ha publicado poemarios en México y Colombia, y un volumen de ensayos sobre lectura y literatura en Ecuador.
SÍNTESIS BIOGRÁFICA:
Estudia el preuniversitario en la ciudad de Holguín y lo abandona para trasladarse a la capital, donde primero cursa el idioma francés, luego estudia Teatro en la Escuela Nacional de Arte (ENA) y, más tarde, la carrera de Literatura Hispanoamericana, en la Universidad de La Habana, de las que se graduó, respectivamente, en 1969 y 1979.
Integró el Centro Cubano de la Asociación Internacional de Teatristas para la Infancia (ASSITEJ, auspiciada por la UNESCO); las Asociaciones de Artistas Escénicos y de Escritores de la UNEAC (Secciones de Poesía, Traducción Literaria y Literatura para Niños y Jóvenes). Fue Asesor del Teatro Nacional de Cuba.
En la Isla, publicó una quincena de poemarios, un volumen de ensayo, dos de crítica literaria y otro de crónicas, así como diversas antologías de poesía y poesía para niños, décima y décima para niños, cuento y teatro.
Ha traducido del francés, entre otros, a los importantes poetas Jacques Prévert, Marie de France, Molière y Joachim du Bellay. En 1994 apareció su antología París at night, del poeta francés Jacques Prévert (con selección y traducción suyos) Asimismo, en 1994 le solicitaron versiones de textos de importantes poetas de Polonia, luego incluidas en la antología Poesía polaca (Editorial Arte y Literatura, 1994).
Tradujo y dio a conocer en Cuba a la importante poeta contemporánea canadiense Denise Boucher, ex Presidenta de los Escritores de Québec, de quien vertió al español varios textos, publicados en un número especial de la revista Casa de las Américas.
Ensayos suyos fueron incluidos en varias antologías como: Nuevos críticos cubanos, Acerca de Manuel Cofiño y Valoración múltiple: Onelio Jorge Cardoso.
Su labor como poeta, ensayista, crítico y antólogo ha sido reconocida entre otros, por las pedagogas y antólogas puertorriqueñas Flor Piñeiro e Isabel Freire de Matos en su Literatura Infantil Caribeña; el profesor y ensayista jamaicano Keith Ellis, residente en Canadá, en su estudio Cuba’s Nicolás Guillén: Poetry and Ideology, y el antólogo y ensayista español Antonio Merino en su Nueva poesía cubana.
En el ámbito nacional, diversos ensayistas y críticos de prestigio se han ocupado de sus múltiples libros. Así, el ensayista, poeta y narrador Antonio Gutiérrez Rodríguez, quien en su volumen Estudios sobre la décima, incluye un estudio sobre sus espinelas.
En Cuba, fue jurado consuetudinario en eventos literarios, teatrales y de periodismo cultural, y participó en Congresos de la UNEAC, foros y otros encuentros con especialistas nacionales y de otros países.
Desde 1990 hasta 2001, fue periodista cultural de la revista Bohemia. Antes laboró en otras como Mujeres y Muchacha, de la que fue uno de sus fundadores en 1980.
INTERÉS POR LA POESÍA:
Un buen día de su adolescencia y, sin las muchas lecturas que vinieron después, tras leer El reino de este mundo, de Alejo Carpentier, su novela que más le sigue gustando, escribió su primer poemario (inédito) “A ras del tiempo”, a partir de hechos de realismo mágico y de lo real maravilloso, acontecidos en nuestra América fabulosa. Tal fue su iniciación seria con la poesía.
RECONOCIMIENTOS:
Diploma al Resultado Científico por su Colaboración a la nueva Historia de la Literatura Cubana, en tres volúmenes, otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.
El Laúd y la Medalla del Cucalambé, impuestas por el Poder Popular provincial de Las Tunas.
El Diploma por la Labor Realizada en Apoyo a la Décima, concedida por la Universidad “Camilo Cienfuegos”, de Matanzas.
Reconocimiento por su labor Escritor y Crítico Literario otorgado por la Presidencia del Instituto Cubano del Libro.
Medalla “Raúl Gómez García”.
Primera Mención, Concurso “Plural” (México, 1990) a su poemario Salvaje nostalgia.
Premio "13 de Marzo" 1976, Universidad de La Habana, a su poemario para niños “Poemas y canciones”, publicado en 1977.
Premio “La Edad de Oro” de Canción para Niños.
Primera Mención Concurso “La Edad de Oro” a su poemario Poemas y canciones.
BIBLIOGRAFIA ACTIVA
SELECCIÓN DE SUS POEMARIOS:
Salvaje nostalgia (Mención Concurso “Plural”, México, 1991; publicado en Cuba ese año).Casablanca (Colombia, 1995). Las palabras prohibidas (antología de su poesía, entre 1983 y 1995; Cuba, 1997). Ferocidad del destino (2010). Espinelas con espinas (décimas, 1981).Que arde al centro de la vida (décimas, 1983), Estos malditos versos (décimas, México, 1999; Cuba, 2001.
CRITICA LITERARIA:
Escribir para niños y jóvenes (1983). La décima dice más (2004). La décima, ¿sí o no? (2006).
CRONICAS:
Niebla en la memoria (1990).
POEMARIOS PARA NIŇOS:
Poemas y canciones (1977). Donde cantan los niños (1983). Jinetes del viento (1989). Libro de Darío Damián (décimas, 1995).Voces de la querencia (2004).
ANTOLOGIAS DE TEATRO:
La soledad del actor de fondo (primera antología del monólogo teatral cubano), 1999. Teatro cubano de fin de siglo (cinco piezas en un acto, 2001).
OTROS LIBROS.
Entre el 2001 y el 2011 publicó, además:
Viajera intacta del sueño. Antología de la décima cubana (2001). Añorado encuentro. Poemas cubanos sobre boleros y canciones (2001). Este amor en que me abraso. Décimas de José Martí (2003). De tu reino la ventura. Décimas a las madres (2003). Que caí bajo la noche. Panorama de la décima erótica cubana (2004). La lectura, ese resplandor (antología de textos sobre literatura y lectura, (Ecuador, 2009). Esta cárcel de aire puro. Panorama de la décima cubana en el siglo XX (en coautoría con Mayra Hernández Menéndez; Editora Abril, en 2 volúmenes: 2009 y 2010).
LIBROS ÍNÉDITOS:
Libro de Rodrigo Damián (poesía para niños).
EN MIAMI:
Desde su arribo a Miami en julio de 2011, ha tenido una amplia participación en la vida cultural y en numerosos eventos, como los siguientes:
2011
-El teatrista y creador de la web teatroenmiami.com Ernesto García lo invita a colaborar con esta página (premiada por Google) y le ofrece una columna.
-Integra el jurado de la primera edición del Festival de Teatro de Pequeño Formato, de la Compañía ArtSpoken, dirigida por Yoshvani Medina.
-Conforma el equipo de colaboradores del anual Festival del Monólogo Latinoamericano, de la Compañía Havanafama, dirigida por Juan Roca.
-Es invitado a colaborar con la revista digital Palabra Abierta, por su fundador: el narrador, poeta y ensayista cubano Manuel Gayol Mecías.
2012
-Merece el Tercer Premio de Poesía del X Concurso Internacional “Lincoln-Martí”.
-Invitado por el destacado teatrista Matías Montes Huidobro, lee su ponencia «Nostalgia y crítica en la dramaturgia de Cristina Rebull», en el Congreso Internacional «Celebrando a Virgilio Piñera», celebrado del 12 al 15 de enero en la Universidad de Miami.
-Es invitado a colaborar en el blog Gaspar. El Lugareño, por su creador Joaquín Estrada Montalván.
2013
-Invitado por la Presidencia del Gremio Artístico Latinoamericano. GALA (integrada por la teatrista boricua Maddy Rivera y el escritor cubanoamericano Antonio Armenteros) integra la nueva agrupación.
-A petición de la Presidencia de GALA, funge como Jurado del Concurso Internacional de Poesía «Facundo Cabrales».

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator