Saturday, May 16, 2015

Cierre del proceso diocesano de beatificación y canonización de Monseñor Adolfo Rodríguez


Sobre la vida, virtudes y fama de santidad del primer Arzobispo de Camagüey

Texto: Rvdo. Miguel Ángel Ortiz Corrales y Bárbara Cerdeira

Fotos: Jorge González Rodríguez


Basílica Menor Catedral Metropolitana Nuestra Señora de la Candelaria, Arquidiócesis de Camagüey, 13 de mayo de 2015/ El viernes 8 de mayo se celebró en la Basílica Menor Catedral Metropolitana de Camagüey, la Santa Misa presidida por Monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez Arzobispo de Camagüey, al final de la celebración, víspera de la fecha que recordaba el 9 de mayo de 2003 en que el Siervo de Dios Monseñor Adolfo partió al paraíso, se llevó a cabo la Sesión de Clausura del Proceso Diocesano sobre la vida, virtudes y fama de santidad del Siervo de Dios Monseñor Adolfo Casildo de la Caridad Rodríguez Herrera.

En la Misa estuvieron presentes varios sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas y un amplio número de fieles. El P. Ernesto Pacheco López, juez delegado del proceso, el P. Osvaldo Gumersindo Cambra Casalis, promotor de justicia, el diácono Miguel Ángel Ortiz Corrales, vice postulador y la Sra. Yaritse Nereida Rodríguez Gómez, notario actuario, junto al Arzobispo, rindieron juramento de haber realizado diligentemente su labor en el proceso, acompañándolo con la firma del mismo en el acta de la Sesión de Clausura. Finalmente al ser leído por Monseñor Juan el decreto en el que daba por terminado definitivamente el proceso diocesano la notario pasó a cerrar y sellar las cajas correspondientes al Arquetipo (original que quedará para siempre en los archivos del Arzobispado), el Trasunto y la Copia Publica (que son dos copias fieles del Arquetipo) y que son enviadas a la Congregación para la Causa de los Santos en el Vaticano.

Camagüey da gracias a Dios por la persona del querido pastor que acompañó a la Iglesia que está en Cuba 54 años como sacerdote y 39 años como Obispo, proclamando el Evangelio, invitando al rezo diario del Santo Rosario, testimoniando una vida de servicio a los demás, haciendo el bien a todos con su presencia, su palabra, y su gesto oportuno, enseñando a todos que “es bueno confiar en el Señor”

Al concluir muchos de los fieles presentes estuvieron en oración privada ante la tumba ubicada en la nave lateral de esta Basílica Catedral con un respeto y un recogimiento admirables que testimonian el cariño de todos hacia este hombre de Dios. (Tomado del website de la COCC)

___________________________
Ver en el blog Mons. Adolfo Rodríguez. Cronología mínima

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator