Wednesday, June 11, 2014

Vacas flacas en la ciudad de los tinajones (por Carlos A. Peón-Casas)


La foto es harto elocuente. Posan para el fotógrafo de ocasión los miembros del antiguo Liceo. En el edificio social de tan benemérita sociedad, en la actual calle de Cisneros, antes Mayor, luce, un enorme cartel que anuncia la suspensión de las tradicionales fiestas sanjuaneras, que la sociedad había de celebrar por todo lo alto en cada edición del tan esperado jolgorio del casi siempre lluvioso mes de junio. 

La situación era calamitosa(1), y los socios del Liceo ofrecían el monto de los que gastarían en bailes, adornos y recepciones, a los menos favorecidos. El momento preciso de la instantánea no se precisa, pero puede perfectamente corresponder, por el atuendo de los retratados, a los años iniciáticos de la década del treinta del pasado siglo veinte. Presumiblemente entre 1930 y 1933, los tiempos aciagos y recalcitrantes del machadato y la crisis del crack bancario y financiero que se iniciara en 1929.

Recuerda este escribidor, que la propia institución se negó en uno de aquellos celebrados “carnavales de tierra adentro” a adornar su fachada, en protesta contra una prohibición del por entonces alcalde machadista de turno, el Dr. Domingo de Para(2).

Sin dudas, otra postal singular, que muestra además la antigua fachada del Liceo, que aloja hoy a la Biblioteca Provincial Julio A. Mella, tal y como lució hasta que fuera intervenido y remodelado, con el añadido del vistoso portal que hoy lo distingue.

-------------------------------------------------------
  1. Es la época conocida como de la “economía de un centavo”. “Con $0.20 se hace una comida(…) 1 libra de carne primera…$0.10; 1 libra de arroz…$0.03; 2 plátanos….$0.02; 1 libra de manteca….$0.05” En Índice Histórico de la Provincia de Camagüey. 1899-1952 p. 170
  2. Véase en este mismo sitio mi artículo: “De cuneros y otras hierbas puerto principeñas”. Sumamos ahora el detalle curioso, que alude a que el precitado alcalde que fungió como tal entre los años 1923 y 1931, llegó a tener un busto de bronce en el Parque Gonzalo de Quesada, que felizmente fue “arrasado” por connotados anti-machadistas, coincidiendo con el paso del ciclón de 1932 por la ciudad agramontina. En Índice Histórico de la Provincia de Camagüey. Óp. cit. p.168

No comments:

Gaspar, El Lugareño Headline Animator